"NADIE PODRIA LLEGAR A LA 'ILUMINACION REAL' NI EJERCER EL SACERDOCIO ABSOLUTO DE LA VOLUNTAD-CONSCIENTE, SI PREVIAMENTE NO HUBIERA MUERTO RADICALMENTE EN SI MISMO, AQUI Y AHORA" V. M. SAMAEL AUN WEOR.
GNOMOS Y PIGMEOS
ORACIÓN A LOS GNOMOS PARA PEDIR RIQUEZAS Y ALEGRÍA.jpg
ELEMENTALES Y GUARDIANES DE LA TIERRA

¿Le gusta esta página web?

Si, me gusta (195 | 79%)
No, no me gusta (23 | 9%)
1A.gif.png
ABSOLUTIDAD: Tratándose del Principio Universal, denota una abstracción, siendo este nombre abstracto más correcto y lógico que aplicar el adjetivo "absoluto" a lo que no tiene atributos ni limitaciones, ni puede tenerlas.

ACOSMISMO:(Griego). El período precreativo, cuando no había el Kosmos, sino tan sólo el Caos.

ACTO SEXUAL: Cosubstancialización del amor en el realismo psicofisiológico de nuestra naturaleza.

ADEPTO: En latín Adeptus, "el que ha obtenido". En Ocultismo, es aquel que, mediante el desarrollo espiritual, ha conseguido el grado de Iniciación, esto es, ha alcanzado conocimientos y poderes trascendentales y ha llegado a ser Maestro en la ciencia de la Filosofía Esotérica. El Adepto es un ser plenamente iniciado que vela por el progreso de la humanidad y lo dirige.

ADHARMA: (Sánscrito). Injusticia, impiedad, iniquidad [lo que en Occidente se suele llamar pecado, vicio o mal. - Lo opuesto a Dharma. Todo lo que existe desordenadamente, contra la naturaleza de las cosas.

ADIVINACION: El hecho de preveer sucesos futuros por medio de la luz propia del alma; profecía.

AGAPES: (Griego).Fiestas de amor. Los primitivos cristiano celebraban tales fiestas en prueba de simpatía, amor y benevolencia mutuos.

AGNÓSTICO: (Griego). Persona que da el valor de verdad de ciertas afirmaciones (particularmente las metafísicas respecto a la teología, el más allá, la existencia de Dios, dioses, deidades, o una realidad última) es incognoscible o, dependiendo de la variante de agnosticismo, imposible de adquirir su conocimiento debido a la naturaleza subjetiva de la experiencia.

AGUA: El primer principio de las cosas, según Thales y otros filósofos antiguos. Como es de suponer, no es el agua en del plano material, sino que en sentido figurado, expresa el fluído potencial contenido en el espacio infinito.

AGUA BENDITA: Su empleo es uno de los más antiguos ritos practicados en Egipto, de donde pasó a la Roma pagana. Acompañaba al rito del pan y el vino. “El sacerdote egipcio rociaba con agua bendita las imágenes de sus dioses, a la par que a los fieles. Esta agua se derramaba y también se hacían con ella aspersiones.

AGUILA: Este símbolo es uno de los más antiguos. Entre los griegos y los persas, el águila estaba consagrada al Sol.

AKARMA: (Sánscrito). Falta de acción; inacción

ALAYA: (Sánscrito). El Alma universal o Anima Mundi.

ALECTOMANCIA (Griego). Adivinación por medio de un gallo u otra ave. Trazábase un círculo y lo dividían en casillas, cada una de las cuales correspondían a una letra; esparcíase grano sobre estas casillas y se tomaba nota de las sucesiones divisiones marcadas con letras de las cuales el ave tomaba los granos.

ALIENTO: (El gran). La actividad divina

ALMA: El principio vital o soplo de vida que todo animal, desde el infusorio, comparte con el hombre.El Alma, o sea el hombre propiamente dicho, es el intelecto humano, el eslabón entre el Espíritu divino del hombre y su personalidad inferior. Es el Ego, el individuo, el Yo, que se desarrolla por medio de la evolución.

ALOGOS: (Griego). El principio irracional, en contraposición al Logos o razón.

ALQUIMIA: En arábigo Ul-Khemi, es, como lo indica el nombre, la química de la Naturaleza. La Alquimia trata de las fuerzas más sutiles de la Naturaleza y de las diversas condiciones en que aquellas obran. Tal es el Lapis philosophorum o Piedra filosofal. La Alquimia se estudia bajo tres aspectos diversos susceptibles de muy distintas interpretaciones, y son: el Cósmico, el Humano y el Terrestre. Estos tres métodos estaban representados por las tres propiedades alquímicas: azufre, mercurio y sal. Varios escritores han afirmado que hay tres, siete, diez y doce procedimientos respectivamente; pero todos concuerdan en que no hay sino un solo objeto en Alquimia, que es el transmutar en oro puro los metales groseros. Con todo, respecto a lo que en realidad es aquel oro, muy poca gente lo sabe con exactitud. No cabe duda de que existe en la Naturaleza una transmutación de los metales más viles en el más noble, o sea el oro. Pero éste es tan solo un aspecto de la Alquimia, el terrestre o puramente material, pues lógicamente comprendemos que el mismo procedimiento se ejecuta en las entrañas de la tierra. Sin embargo, aparte de esta interpretación, existe en la Alquimia un significado simbólico, puramente psíquico y espiritual. En tanto que el alquimista cabalista va en pos de la realización del primero, el alquimista ocultista, desdeñando el oro de las minas, presta toda su atención y concentra todos sus esfuerzos únicamente en la transmutación del cuaternario inferior en la divina trinidad superior del hombre, que cuando al fin se fusionan, forman un solo.

ALQUIMISTA: Voz derivada de Al y Chemi, fuego, o el dios y patriarca, Kham, también, nombre de Egipto. Los Rosacruces de los tiempos medievales, tales como Roberto de Fluctibus (Roberto Fludd), Paracelso, Thomas Vaughan (Eugenio Filaletes), Van Helmont y otros, eran todos alquimistas, que iban en busca del espíritu oculto en toda materia inorgánica. Alguna gente, mejor diremos, la gran mayoría, ha acusado a los alquimistas de charlatanes e impostores. Con toda seguridad, hombres tales como Rogerio Bacón, Agrippa, Enrique Kunrath y el árabe Geber (el primero que introdujo en Europa algunos de los secretos de la química), difícilmente pueden ser calificados de impostores y mucho menos de locos. Algunos hombres de ciencia que están reformando la física sobre la base de la teoría atómica de Demócrito, segun la expuso de nuevo John Dalton, tienen por conveniente olvidar que Demócrito de Abdera fue alquimista, y que la inteligencia que fue capaz de penetrar tan adentro en las secretas operaciones de la Naturaleza en una determinada dirección, debía haber tenido buenas razones para estudiar y llegar a ser filósofo hermético. Olao Borrichio dice que la cuna de la Alquimia debe buscarse en los tiempos más remotos.

ALTURISMO: Voz derivada de la palabra latina alter, otro. Cualidad opuesta al egoísmo. Las acciones que tienden a beneficiar a los demás, sin atender a uno mismo.

ALUCINACIONES: Fenómeno producido unas veces por desordenes fisiológicos, otras por la mediumnidad y otras por la embriaguez. Pero la causa que produce las visiones ha de buscarse más profundamente que en la fisiología. Todas estas visiones, sobre todo cuando son causadas por la mediumnidad, van precedidas de una relajación del sistema nervioso que origina invariablemente un estado magnético anómalo que atrae hacia el paciente oleadas de Luz astral. Esta última es la que depara las diversas alucinaciones, las cuales, sin embargo, no siempre son vanos e ilusorios sueños, como pretenden hacer de ellas los médicos. Nadie puede ver lo que no existe (esto es, lo que no está impreso) en las ondas astrales. El vidente, con todo, puede percibir objetos y escenas (sean pasadas, presentes o futuras), que no tienen la menor relación con él, y percibir ademas a un tiempo varias cosas enteramente desligadas unas de otras, produciendo así las combinaciones más grotescas y absurdas.

AMÉN.- En hebreo es un símil de "Jehovah Adonai" Es una forma de la voz hebrea equivalente a "verdad". En el lenguaje ordinario, Amen se dice que significa "Así sea". Pero en lenguaje esotérico, Amen significa "el oculto". Manetón de Sebennito dice que tal palabra significa lo que está escondido, y sabemos por Hecateo y otros que los egipcios empleaban dicho término para invocar a su gran Dios del Misterio, Ammon (o "Ammas, el dios oculto"), a fin de hacerse visible y manifestarse a ellos.

ANASTASIS: (Griego). La continuada existencia del alma. [Literalmente, anastasia significa: levantamiento, resurgimiento, resurrección; de ahí la supervivencia del alma después de la muerte del cuerpo.]

ANCIANO DE LOS DÍAS: Ain-Soph, el Eterno. "¿Y no es acaso idéntico el Viejo Tiempo de los griegos, con su guadaña y reloj de arena, al Anciano de los Días de los cabalistas, siendo este último "Anciano" lo mismo que el Anciano de los días indú.

ANILLO: “no se pasa”. El círculo dentro del cual están encerrados todos aquellos que contínuamente se hallan afligidos por la ilusión de la separatividad.

ANILLOS MÁGICOS: Estos anillos han existido como talismanes en las tradiciones y leyendas de todos los pueblos. En la Escandinavia, dichos anillos están siempre relacionados con los duendes y enanos que, segun se decía, eran poseedores de talismanes y los daban algunas veces a los seres humanos a quienes deseaban proteger. He aquí las palabras de un cronista: “Estos anillos mágicos traían buena suerte a su propietario mientras eran cuidadosamente guardados; pero su pérdida iba seguida de terribles desgracias e indecible tormento”.

ANILLOS Y RONDAS. Términos empleados por los teósofos en la exposición de la Cosmogonía oriental. Se usan para indicar los diversos ciclos evolucionarios en los reinos elemental, mineral, etc., por los cuales pasa la Mónada en alguno de los Globos, empleándose la palabra Ronda sólo para denotar el paso cíclico de la Mónada alrededor de toda la cadena de siete Globos. En general, los teósofos usan el término anillo o círculo como sinónimo de ciclo, sea cósmico, geológico, metafísico o de alguna otra especie.

ANIMA: (Latín). El alma. Con este nombre se designa el órgano interno y también el conjunto de los tres principios: Âtma, Buddhi y Manas.

ANIMA MUNDI (Latín). “Alma del Mundo”; lo mismo que el Alaya de los budistas del Norte; la esencia divina que todo lo llena, penetra, anima e informa, desde el átomo más diminuto de materia hasta el hombre y el dios. En su aspecto más elevado, es el Nirvâna, y en el inferior es la Luz Astral. Anima Mundi, significa esotéricamente que nuestros Yos superiores son de una esencia idéntica al Alma del Mundo, que es una radiación de lo ABSOLUTO Universal siempre desconocido.

ANTARATMAN: (Sánscrito). El Yo interno, alma, corazón.

ANTARYOGA: (Sánscrito). Abstracción, recogimiento, concentración mental.

ANTROPOLOGIA.- La ciencia del hombre. Abarca entre otras cosas: la Fisiología, o sea aquella rama de la ciencia natural que descubre los misterios de los órganos y sus funciones en los hombres, animales y plantas; y también, y especialmente, la Psicología, la grande y en nuestros días harto abandonada ciencia del alma, lo mismo como una entidad distinta del Espíritu, que en sus relaciones con el Espíritu y el cuerpo. En la ciencia moderna, la Psicología trata sólo o principalmente de las condiciones del sistema nervioso, y desconoce casi por completo la naturaleza y esencia psíquica. Los médicos denominan psicología a la ciencia de la locura, y en los Colegios de Medicina designan con tal nombre la cátedra de vesania o enajenación mental.

ANTROPOMORFISMO: Del griego anthropos, que significa “hombre”. Consiste en atribuir a Dios o a los dioses una forma humana y cualidades o atributos igualmente humanos.

ANUBIS: (Griego). El dios de cabeza de perro, idéntico, bajo cierto aspecto, con Horus. Es preeminentemente el dios que trata con los desencarnados, o los resucitados en la vida post mortem. Anepou [o Anebo] es su nombre egipcio. Es una divinidad psicopómpica [esto es, que guía o conduce las almas al otro mundo], “el Señor de la Tierra del Silencio del Occidente, la Tierra de los Muertos, el preparador del camino del otro mundo”, a quien eran confiados los difuntos, para ser conducidos por él a Osiris, el Juez. En suma, es el “embalsamador” y el “guardián de los muertos”. Es una de las más antiguas divinidades del Egipto, puesto que Mariette Bey encontró la imagen de este dios en tumbas de la tercera Dinastía.

APARECIDO O APARICION: Fantasma, espectro, sombra, alma o espíritu. Así se suelen denominar las diversas apariciones que se presentan en las sesiones espiritistas.

AQUELARRE: (Witches’ Sabbath o Sábado de las Brujas). La supuesta fiesta y asamblea de brujas en algun paraje solitario, donde se acusaba a las brujas de comunicarse directamente con el Diablo. Todas las razas y todos los pueblos han creído en esto, y algunos creen aun hoy en día.

ARBOL BODHI: Arbol del conocimiento; la sabiduría perfecta, divina.

ARBOLES DE VIDA: Desde la más remota antigüedad, los árboles estuvieron relacionados con los dioses y las fuerzas místicas de la Naturaleza. Cada nación ha tenido su árbol sagrado con sus peculiares características y atributos basados en propiedades naturales y también a veces en propiedades ocultas, como se expone en las enseñanzas esotéricas.

ARCÁNGEL: (Archangel) (Griego). Angel supremo, más elevado. Palabra derivada del griego arch "principal" o "primordial", y angelos "mensajero".

ARCO ASCENDENTE: Equivale a evolución o retorno. Se caracteriza por el progresivo predominio del Espíritu sobre la materia.

ARCO DESCENDENTE: Equivale a involución. Se caracteriza por el progresivo predominio de la materia sobre el Espíritu.

ARES: (Griego). Nombre dado por los griegos al planeta Marte, dios de la guerra. Es asimismo un término usado por Paracelso, la fuerza diferenciada en el Cosmos. [El principio espiritual; la causa del carácter específico de cada cosa. - F. Hartmann.]

ASES (Escandinavo). Son los creadores de Enanos y Elfos, los Elementales que están por debajo de los hombres en las leyendas escandinavas. Son la descendencia de Odín; lo mismo que los Æsir.

ASTROLATRÍA: (Griego). Culto de los astros.

ASTROLOGÍA: (Griego). Es la ciencia que expone la acción de los cuerpos celestes sobre las cosas mundanas, y pretende pronosticas los acontecimientos futuros segun la posición de los astros.

ASTRÓNOMOS: (Griego). Título que se daba al iniciado en el séptimo grado de la recepción en los Misterios, en los tiempos antiguos.

ÂSURA: (Sánscrito). Demoníaco.

ATHOR (Egipcio): "Madre Noche". El Caos primitivo, en la Cosmogonía egipcia. La diosa de la Noche.

ATLANTES: (Griego). Son los antecesores de los Faraones y los antepasados de los egipcios, segun algunos, y como enseña la ciencia esotérica. De este pueblo sumamente civilizado, cuyos últimos restos quedaron sumergidos en el Océano unos 9.000 años antes de los días de Platón, éste tuvo noticia por conducto de Solón, el cual fue informado a su vez por los sumos sacerdotes de Egipto. Voltaire, el sempiterno burlón, estaba en lo justo al afirmar que "los Atlantes (nuestra cuarta raza madre) hicieron su aparición en Egipto … En la Siria y en la Frigia, lo mismo que en el Egipto, establecieron ellos el culto del Sol." La filosofía oculta enseña que los egipcios eran un resto de los últimos atlantes arios.

ATLÁNTIDA: (Atlantis) (Griego). El continente que fue sumergido en los Océanos Atlántico y Pacífico, segun las enseñanzas secretas de Platón. [La tierra habitada por la cuarta Raza madre. Cuando se hallaba en el apogeo de su prosperidad (aproximadamente un millón de años atrás), la Atlántida ocupaba casi toda el área actualmente cubierta por la parte septentrional del Océano Atlántico, llegando por el N.E. hasta Escocia, y por el N.O. hasta el Labrador, y cubriendo por el Sur la mayor parte de Brasil. El gran cataclismo ocurrido unos 80.000 años atrás destruyó casi todo cuanto quedaba de este vasto continente.

AURA (Griego y Latín).- Fluído o esencia sutil e invisible que emana de los cuerpos humanos y animales y aun de las cosas. Es un efluvio psíquico que participa a la vez de la mente y del cuerpo, puesto que es el aura electrovital y al mismo tiempo un aura electromental, llamada en Teosofía âkâzica o magnética.

AUTO-REALIZACION: Armonioso desarrollo de todas las infinitas posibilidades humanas.

AYOGA: (Sánscrito).- Literalmente: “no unión”. Separación; falta de unión espiritual, falta de yoga o devoción.

ALPHA Y OMEGA: Lo primero y lo último, el principio y fin de toda existencia activa; el Logos, y de ahí (entre los cristianos) Cristo. Véase: Apocalipsis [o Revelación], XXI, 6, en donde San Juan adopta “Alpha y Omega” como símbolo de un consolador divino, que “al sediento yo le daré de balde de la fuente el agua de la vida”. La palabra Azot o Azoth es un jeroglífico medioeval de esta idea, puesto que dicha palabra está compuesta de la primera y última letras del alfabeto griego, A y W, del alfabeto latino, A y Z, y del alfabeto hebreo A y T, o Aleph y Tau.
2.gif.png
BAAL: (Caldeo, Hebreo). Baal o Adon (Adonai) era un dios fálico.

BACO: Exotérica y someramente, es el dios del vino y de la vendimia, así como del desenfreno y alborozo

BÁCULO EPISCOPAL: Una de las insignias de los obispos, que tiene su origen en el cetro sacerdotal de los augures etruscos. Se le encuentra asimismo en la mano de diversas divinidades.

BADDHA:(Sánscrito). Ligado, condicionado; como lo está todo mortal que no se ha hecho libre por medio del Nirvâna. [El estado del hombre que no ha alcanzado la Liberación final o Nirvâna.]

BAL: (Hebreo). Comúnmente traducido como “Señor”, pero también Bel, el Dios caldeo, y Baal, un “ídolo”.

BARCA DEL SOL: [o Barca Solar]. Esta sagrada barca solar era llamada Sekti, y gobernada por los muertos.

BARIMA: (o Bharima) (Sánscrito). Uno de los poderes ocultos, mediante el cual puede aumentarse a voluntad el efecto de la gravitación.

BAUDDHA: (Sánscrito). Perteneciente o relativo a Buddha (Buda); buddhista (budista).

BAUDDHA-DHARMA: (Sánscrito). "Ley o doctrina búddhica (búdica)". Expresión equivalente a la palabra "Buddhismo" (budismo), con que se designa en Occidente a la religión de Buddha (Buda).

BAUTISMO: El rito de purificación celebrado durante la ceremonia de la Iniciación en los estanques sagrados de la India, y también el rito idéntico posterior establecido por Juan "el Bautista" y practicado por sus discípulos y secuaces, que no eran cristianos.

BEEL-ZEBUB: [Beelzebú o Belcebú] (Hebreo).- Es el desfigurado Baal de los Templos, y más correctamente Beel-Zebul. Beel-Zebub significa literalmente "dios de las moscas".

BEL (Caldeo): El más antiguo y poderoso de los dioses de Babilonia, una de las primitivas trinidades.

BELA SHEMESH: (Caldeo, Hebreo), "Señor del Sol". Nombre de la Luna durante aquel período en que los judíos se volvían alternativamente adoradores solares y lunares, y en que la Luna era una divinidad masculina, y el Sol una divinidad femenina.

BELITES:(Hebreo). Judíos adoradores de la Luna.

BEN SHEMESH: (Hebreo). Los hijos de los "Hijos del Sol". Este término pertenece al período en que los judíos estaban divididos en adoradores del Sol y de la Luna: Elites y Belites.

BERILO: (Beryllus, en latín). Piedra preciosa parecida a la esmeralda, de color verde muy subido y transparente, que se utiliza a modo de espejo mágico, en cuya aura astral puede el vidente observar apariciones e imágenes de cosas futuras.

BERYLLISTICA ARS (Latín). “Arte berilística”: es el arte de adivinar por medio de apariciones o imágenes que se ven en los espejos mágicos, cristales, tazas o copas, agua corriente, piedras, etc. Tales métodos sirven para hacer pasiva la mente y para que ésta pueda recibir las impresiones que la Luz astral cause en la esfera mental del individuo; desviando la atención de los objetos sensibles y exteriores, el hombre interno se hace consciente y receptivo de las impresiones subjetivas.

BES (Egipcio). Un dios fálico, el dios de la concupiscencia y del placer. Se le representa estando de pie sobre un loto, dispuesto a devorar su propia prole. Una divinidad algun tanto moderna, de origen extranjero.

BESO: Consagración mística de los almas avidas es expresar en forma sencible lo que interiormente viven.

BESO DE LA MUERTE: Segun la Kábala, el prosélito más asiduo no muere por el poder del Espíritu del Mal, Yetzer ha Rah, sino por un beso en la boca de Jehovah. Tetragrammaton, a quien encuentra en el Haikal Ahabah o Palacio de Amor.

BETH ELOHIM: (Hebreo). Un tratado cabalístico que versa sobre los ángeles, las almas de los hombres y los demonios. Dicho nombre significa: “Casa de los Dioses”.

BETYLES: (Fenicio). Piedras mágicas. Los escritores antiguos les dan el nombre de “piedras animadas”; piedras oraculares. Empleadas por gentiles y cristianos; que creían en las virtudes de las mismas.

BHÄVA:(Sánscrito). Ser, existencia, substancia, ser real, ser viviente, criatura; producción, nacimiento; forma o modo de ser, estado o condición de existencia; vida; disposición, naturaleza, carácter; ánimo, corazón; emoción, etc.

BHAVAJA: (Sánscrito).- El amor, Kâma.

BHAHÄVANÄ: (Sánscrito). Producción interna de ideas o sentimientos; recogimiento, concentración espiritual, contemplación, meditación.

BIBLIA: (del griego biblia, los libros; esto es, el Libro por excelencia). Conjunto de las Escrituras sagradas de los cristianos, o sean los libros canónicos del Antiguo y Nuevo Testamento.

BIOMANCIA: Adivinación fundada en los fenómenos de la vida. Arte de adivinar la duración de la vida de un individuo, su destino, su suerte, etc., por la observación de ciertas señales del cuerpo.

BODHA: (Sánscrito). Conocimiento, inteligencia, entendimiento, sabiduría.

BODHA-BODHI: (Sánscrito). Conocimiento de la sabiduría.

BODHISATTVA:(Sánscrito). Literalmente: "Aquel cuya esencia (sattva) se ha vuelto inteligencia (bodhi)", aquel a quien falta sólo una encarnación más para llegar a ser Buddha perfecto, esto es, para tener derecho al Nirvâna.

BODHISMO ESOTÉRICO: Sabiduría y conocimiento secreto. Derivado del griego esotericos “interno” y del sánscrito bodhi “conocimiento”, inteligencia, en contraposición a buddhi, “la facultad intelectual o de conocimiento”, y Buddhismo, la ley o filosofia de Buddha (el Iluminado). Se escribe también Budhismo, de Budha (Inteligencia y Sabiduría), hijo de Soma.

BONA-OMA O BONA-DEA: [Buena diosa]. Diosa romana, patrona de las Iniciadas y ocultistas. La apellidaban tambien Fauna, del nombre de su padre Fauno. Era adorada como una divinidad profética y casta, y su culto estaba reservado únicamente a las mujeres, mientras que a los hombres ni tan siquiera les estaba permitido pronunciar el nombre de ella.

BOSQUES SAGRADOS: Las selvas y los bosques han sido durante largo tiempo considerados como mansión de ciertos genios. El secreto temor que inspira la obscuridad y el silencio que reina en tales sitios contribuían sin duda al respeto religioso que por ellos sentían los pueblos. En los países septentrionales no había en tiempos pasados otros templos que los bosques y las selvas. Cada árbol estaba consagrado a una divinidad particular; a su sombra se celebraban los sacrificios, y con la sangre de las víctimas se rociaban los árboles. A su sombra tambien se constituían los tribunales de justicia y los jueces dictaban sus sentencias, persuadidos de que los genios habitantes de los bosques iluminarían su entendimiento y les mostrarían la verdad.

BRAHMA: (Sánscrito). El estudiante tiene que distinguir entre Brahma (neutro) y Brahmâ (masculino), el creador del Panteón indo. El primero, Brahma o Brahman, es el impersonal, supremo e incogniscible Principio del universo, de cuya esencia todo emana y a lo cual todo vuelve, y que es incorpóreo, inmaterial, innato, eterno, sin principio ni fin. Es omnipresente, omnipenetrante, anima desde el dios más encumbrado hasta el más diminuto átomo mineral.

BRAHMAJÑÂNA: (Brahmagnyâna) (Sánscrito). Sabiduría divina.

BRAHMANISMO: (o Hinduísmo). Religión de la India que reconoce y adora a Brahma como a Dios supremo. Es la más antigua y más grande de la raza aria, y es profesada por la mayor parte de los habitantes de la India.

BRUJA: La palabra inglesa witch [bruja, hechicera] deriva de la voz anglosajona wicce, en alemán wissen "conocer", "saber", y wikken "adivinar", "vaticinar". A las brujas (witches) se las llamaba al principio "mujeres sabias" hasta el día en que la Iglesia tomó la cosa sobre sí para seguir la ley de Moisés, que condenaba a muerte a toda bruja o hechicera.

BRUJERÍA: Véase: Magia, Aquelarre, etc.

BRUJO: Véase: Mago, etc.

BRUTA: Fuerza astral manifestada en los animales; segunda vista en los brutos; poder de los animales para descubrir instintivamente substancias venenosas o medicinales.

BUDA O DUBHA: Véase: Buddha.

BUDDHA: (Sánscrito). Literalmente: "el Iluminado". El más alto grado de conocimiento. Para llegar a ser Buddha hay que destruir enteramente la esclavitud de los sentidos y de la personalidad; adquirir una completa percepción del verdadero Yo y aprender a no separar éste de los demás yos; aprender también por experiencia en primer lugar la completa falta de realidad de todos los fenómenos del Cosmos visible; llegar a un absoluto desprendimiento de todo lo efímero y finito, y vivir, aun estando en la tierra, sólo en lo inmortal y eterno, en un supremo estado de santidad.

BUDDHA SIDDHÂRTA: (Sánscrito) o Buda Siddhârta. Nombre dado a Gautama, príncipe de Kapilavastu, en su nacimiento. Dicho término es una abreviación de Sarvârthasiddha, y significa “realización de todos los deseos”.

BUDDHI: (Sánscrito). Mente o Alma universal. Es también el Alma espiritual del hombre.

BUDDHISMO: (Budhismo o budismo) [Es la filosofía religiosa enseñada por Gautama Buddha.] El Buddhismo está actualmente dividido en dos Iglesias distintas: la del Sur y la del Norte. Dícese que la primera es la forma más pura, por haber conservado más religiosamente las doctrinas originales del Señor Buddha. Es la religión de Ceilán, Siam, Birmania y otros países, mientras que el Buddhismo del Norte se halla limitado al Tibet, China y Nepal. Tal distinción, sin embargo, es incorrecta. Si la Iglesia del Sur, en aquello que no se ha apartado (excepto quizás en algunos dogmas insignificantes debidos a los numerosos concilios celebrados después de la muerte del Maestro), está más cerca de las enseñanzas públicas o exotéricas de Zâkyamuni, la Iglesia del Norte es resultado de las doctrinas esotéricas que Siddhârta Buddha reservó unicamente para sus bhikchus y arhats escogidos. En verdad, el Buddhismo en nuestros tiempos no puede juzgarse debidamente por ninguna de sus dos formas populares exotéricas. El verdadero Buddhismo sólo puede apreciarse combinando la filosofía de la Iglesia del Sur con la metafísica de las Escuelas del Norte. Si la una parece sobrado iconoclasta y rígida, y la otra harto metafísica y trascendental, hasta haberse desarrollado con exceso gracias a los hierbajos del exoterismo indo (puesto que muchos de los dioses de su Panteón han sido transplantados con nuevos nombres al suelo tibetano), todo ello es debido enteramente a la expresión popular del Buddhismo en ambas iglesias. Hállanse éstas mutuamente en las mismas relaciones que el Protestantismo y el Catolicismo romano. Una y otra yerran por un exceso de celo y por erróneas interpretaciones, si bien ni el clero budista del Sur ni el del Norte se han apartado jamás de la verdad a sabiendas, y mucho menos han obrado bajo los dictados de la ambición clerical o puesto los ojos en el poder y lucro personales, como lo han hecho las dos Iglesias cristianas.[El Buddhismo, tal como existe en su forma septentrional, está enteramente de acuerdo con las religiones más antiguas, pero en su forma meridional parece haber abandonado la idea de la Trinidad lógica como de la Existencia Una, de la cual esta Trinidad procede. El Logos en su triple manifestación es como sigue: Primer Logos, Amitâbha, la Luz infinita; el segundo, Avalokitezvara o Padmapâni (Chenresi); el tercero, Mandjusri, que “representa la Sabiduría creadora y corresponde a Brahmâ”. (Eitel, Diccionario Sánscrito-Chino). El Buddhismo chino parece no contener la idea de una Existencia primordial, fuera del Logos; pero el Buddhismo de Nepal postula a Âdi-Buddha, de quien procede Amitâbha. Segun Eitel, Padmapâni representa la Providencia compasiva y corresponde en parte a Ziva, pero como aspecto de la Trinidad búdica que emite encarnaciones, parece más bien representar la misma idea que Vichnú, con el cual está relacionado por llevar el Loto (fuego y agua, o Espíritu y Materia como primordiales constituyentes del universo).- A. Besant, Sabiduría Antigua.]

BUDDHISTA: (Budhista o Budista). Persona que profesa el Buddhismo.

BUDDHI-TATTVA: (Sánscrito). En la filosofía Sânkhya es el segundo tattva (principio) individual, que procede directamente del Prakriti (naturaleza material).

BUDDHY-YOGA (Sánscrito). Yoga, devoción o sendero de conocimiento.

BUDHA (Sánscrito).- “El Sabio e Inteligente”, hijo de Soma (la Luna) y de Rohinî o Târakâ, esposa de Brihaspati arrebatada por el rey Soma, quien de este modo suscitó la gran guerra entre los Asuras, que se pusieron de parte del dios de la Luna, y los dioses que tomaron defensa del Brihaspati (Júpiter), que era su purohita (sacerdote familiar). Dicha guerra es conocida con el nombre de Târakâmaya, y es el original de la guerra librada en el Olimpo entre los dioses y los titanes, así como de la guerra (de que se habla en el Apocalipsis) entre Miguel (Indra) y el Dragón (que personifica a los Asuras). [Budha significa también sabio, inteligente.]

BÛRÛ BONGA: El “Espíritu de las colinas”. Esta divinidad driádica es adorada por las tribus kolarianas de India central, con grandes ceremonias y ostentación mágica. Hay ciertos misterios relacionados con ella, pero el pueblo es muy receloso y no quiere admitir en sus ritos a ningun extraño.

BYTHOS: (Griego). Término gnóstico que significa “Profundidad” o “gran Abismo”, Caos. Equivale a “espacio”, antes de que se hubiese formado en él cosa alguna de los átomos primordiales que existen eternamente en sus profundidades, segun las enseñanzas del Ocultismo.
4.gif.png
CÁBALA O KÁBALA: (Kabalah, Hebreo). La sabiduría oculta de los rabinos judíos de la Edad media, sabiduría derivada de doctrinas secretas más antiguas concernientes a la cosmogonía y a cosas divinas, que se combinaron para constituir una teología después de la época del cautiverio de los judíos en Babilonia. Todas las obras que pertenecen a la categoría esotérica son denominadas cabalísticas.

CÁBALA DE LA CHINA: Uno de los más antiguos libros chinos conocidos es el Yih King, o Libro de las Mutaciones. Dícese que fue escrito 2850 años antes de J.C. en el dialecto de las razas negras acadias de la Mesopotamia. Es un sistema sumamente abstruso de filosofía mental y moral, con un esquema de adivinación y relación universal. Las ideas abstractas están expresadas por líneas, círculos y puntos. Así, un círculo representa YIH, el Gran Supremo; una línea se refiere a YIN, la Potencia activa masculina; dos medias líneas son YANG, la Potencia pasiva femenina. KWEI es el alma animal; SHAN, el intelecto; KHIEN, cielo o Padre; KHWAN, tierra o Madre; KAN o QUIN es Hijo; los números masculinos son impares y están representados por círculos blancos, mientras que los números femeninos son pares y están figurados por círculos negros. Hay dos diagramas sumamente misteriosos, uno llamado "HO o el río Map" y asociado además con un Caballo; y el otro denominado "La Escritura de LO"; están formados por grupos de círculos blancos y negros, ordenados de una manera cabalística. -El texto del libro es debido a un rey llamado Wan, y el comentario es de su hijo Kan. Está admitido que el texto es anterior al tiempo de Confucio.

CABALISTA: (o Kabalista). De Q B L H. Kabala (o Qabbalah, como escriben algunos esta palabra), una tradición oral, no escrita. El cabalista es el estudiante de la "ciencia secreta", el que interpreta el significado oculto de las Escrituras con ayuda de la Kábala simbólica, y expone su verdadera significación por dichos medios.

CABELLO: La filosofía oculta considera el cabello, lo mismo que el pelo de los animales, como el receptáculo natural y retenedor de la esencia vital que con frecuencia se escapa con otras emanaciones del cuerpo. Está estrechamente relacionado con muchas de las funciones cerebrales, por ejemplo, la memoria. Entre los antiguos israelitas, el cortarse el cabello y la barba era un signo de corrupción.

CABEZA BLANCA: En hebreo, Resha Hivra. Epíteto dado a Sephira, el más excelso de los Sephirot, cuyo cráneo "destila el rocío que llamará de nuevo los muertos a la vida".

CABEZA DE TODAS LAS CABEZAS (Kábala). Este término se aplica al "Anciano de los Ancianos" Attekah D'atteeken, que es lo "Oculto de lo Oculto, lo Escondido de lo Escondido". En este cráneo de la "Cabeza Blanca".

CABIRES: (Cabeiri o Kabiri) (Fenicio).Divinidades tenidas en la mayor veneración en Tebas, Lemmos, Frigia, Macedonia y especialmente en Samotracia. Eran dioses de misterio, y a ningun profano le era permitido nombrarlos ni hablar de los mismos.

CABLETOW: (Masón). [Literalmente, cable-remolque.] Término masónico con que se designa cierto objeto usado en las Logias. Su origen se halla en el cordón de los brahmanes ascetas, cordón que se usa tambien en el Tibet para fines mágicos.

CADENAS: Así se llaman en el sistema de la Evolución los siete grandes períodos evolucionarios. Cada una de las Cadenas está constituída por siete eslabones, que son otros tantos Globos relacionados entre sí.

CADENA LUNAR: Es el tercer grande período evoucionario, la Cadena que precedió a la terrestre.

CADENA PLANETARIA: Es una serie de siete Globos o mundos que forman el campo de evolución durante el ciclo planetario o Manvantara. Los tres primeros de estos Globos –generalmente llamados A, B y C- forman un arco descendente, en cuyo cuarto Globo, D (del cual es un ejemplo nuestra Tierra), la materia física del descenso alcanza el mayor grado de densidad. El quinto Globo, E, del arco ascendente (que corresponde al C del arco descendente) pertenece de ordinario al plano astral, y el sexto y séptimo, F y G (correspondientes a B y A del arco descendente), pertenecen a los planos rûpa y arûpa del plano mental; éstos, por lo tanto, son invisibles a la vista ordinaria. La evolución completa de nuestro sistema comprende siete Cadenas planetarias, que aparecen sucesivamente, siendo cada Cadena, por decirlo así, una reencarnación de la precedente. Tres de estas Cadenas pertenecen al pasado; la cuarta es la terrestre, aquella de la cual la Tierra forma el cuarto Globo; las tres restantes tienen aún que aparecer. (P. Hoult)

CADENA TERRESTRE: Es el cuarto grande período evolucionario, la Cadena que siguió a la lunar y de la cual la Tierra es el Globo D, o sea el inferior.

CALCAS: Famoso adivino griego, a quien Apolo había concedido un perfecto conocimiento de lo presente, pasado y venidero.

CÁLIZ: En los primeros tiempos del Cristianismo, cuando la iglesia naciente no era rica sino en virtudes, los sacerdotes utilizaban para el culto cálices de madera, y más adelante se fabricaron cálices de vidrio y de mármol.

CAMPOS ELÍSEOS o SIMPLEMENTE ELÍSEOS: Los griegos denominaban así la deliciosa mansión de felicidad destinada a los bienaventurados, esto es, a las almas de las personas virtuosas. Por dichos Campos corría con dulce murmurio el Leteo, cuyas aguas hacían olvidar las amarguras de la vida.

CAOMANCIA: (Chaomantia). Adivinación por las visiones aéreas; clarividencia; segunda vista.

CAOS: (Chaos, Griego). El Abismo, la “Gran Profundidad”. Fue personificado en Egipto por la diosa Neïth, anterior a todos los dioses.

CAPNOMANCIA: Adivinación por medio del humo, del cual los antiguos sacaban vaticinios. La práctica más usual era observar el humo de los sacrificios; era signo de buen augurio si el humo que salía del altar era ligero, poco denso y se elevaba en línea recta.

CAPRICORNIO: (Capricornius, Latín). Es el décimo signo del Zodíaco (Mukâra, en sánscrito), considerado, por razón de su significado oculto, como la más importante entre las constelaciones del misterioso Zodíaco.

CAPRIFICALIS: (Latín). Día consagrado a Vulcano, en que los atenienses le ofrecían monedas.

CAPRÍPEDOS: Sobrenombre del dios Pan, y también de los Faunos y Sátiros, que tienen pies de cabra.

CARA INFERIOR O SEMBLANTE INFERIOR: (Kábala). Término aplicado al Microposopo, así como el de “Cara superior” lo es al Macroposopo. Los dos son idénticos a Cara larga, Cara superior y Cara corta, respectivamente.

CARA SUPERIOR:(Kábala). Término aplicado al Macroprosopo.

CARA CABALÍSTICA: Son: Nephesch, Ruach y Neschamah, o en otros términos, las almas animal (vital), espiritual y Divina del hombre: Cuerpo, Alma y Mente.

CARNAVAL: Así se llaman los últimos días que preceden a la Cuaresma o tiempo de penitencia, y sobre todo el domingo, lunes y martes que anteceden al miércoles de Ceniza. Las bulliciosas fiestas de Carnaval pueden considerarse como un resto de los regocijos paganos de las Bacanales, Lupercales y otras fiestas parecidas, consagradas por completo al desenfreno, a los disfraces, a los placeres, al vino y al amor.

CASCARONES: Nombre cabalístico dado a los fantasmas o sombras de los muertos, los “espíritus” de los espiritistas que figuran entre los fenómenos físicos. Se les llama así por razón de ser simples formas ilusorias, vacías de sus principios superiores.

CELIBATO: Sobre este punto, dice Delacroix, la nueva ley está en abierta oposición con la antigua. Entre los judíos, el celibato era visto con menosprecio y condenado; todos ellos estaban casados, aun los levitas y sacerdotes. La ley cristiana, por el contrario, declara que el celibato es un estado mucho más perfecto. La manera enérgica y figurada con que se expresa acerca de esto fue tomada al pie de la letra por algunos individuos irreflexivos que creyeron que, para ser perfectos cristianos, era preciso eliminarse del número de los hombres.

CENTRO ASTRAL: Es un centro del cuerpo astral que corresponde a los ganglios del físico. El punto donde la sensación entra en la conciencia del hombre.

CERBERO:(Cerberus, Griego-Latín). El monstruo canino de tres cabezas que, segun se creía, vigilaba el umbral del Hades, pasó del Egipto a Grecia y Roma. Era el monstruo medio perro y medio hipopótamo que guardaba las puertas del Amenti. La madre de Cerbero era Equidna [o Echidna], ser medio mujer y medio serpiente, muy honrada en Etruria. Tanto el Cerbero egipcio como el griego son símbolos del Kâma-loka y sus extravagantes monstruos, los abandonados cascarones de los mortales.

CERES: (Latín). En griego, Demeter. –Como aspecto femenino del Padre-Eter, Júpiter, es esotéricamente el principio productor del Espíritu omnipenetrante que anima todo germen en el universo material.

CEROMANCIA: (del griego keros, cera, y manteia, adivinación). Adivinación por medio de la cera, muy en uso entre los antiguos griegos. A este fin, dejaban caer en una vasija con agua algunas gotas de cera derretida que, al enfriarse, tomaban figuras diversas, de las cuales se sacaban augurios felices o funestos, segun la forma de ellas.

CHABRAT ZEREH AUR BOKHER: (Hebreo). Una orden de la Sociedad Rosacruz, cuyos miembros estudian la Cábala y las ciencias herméticas. Admite ambos sexos y tiene muchos grados de instrucción. Los miembros se reúnen en secreto, y aun la existencia de la Orden es generalmente desconocida.

CHADANGA:(Sánscrito). Las seis partes del cuerpo (cabeza, tronco, brazos y piernas). Los seis angas o suplementos del Veda.

CHADÂYATANA: (Sánscrito). Literalmente, las seis moradas o puertas que hay en el hombre para la recepción de las sensaciones. Así, en el plano físico, los ojos, la nariz, el oído, la lengua, el cuerpo (o tacto) y la mente, como producto del cerebro físico; y en el plano mental (esotéricamente), la vista, el olfato, el oído, el gusto y la percepción espirituales, sintetizado todo por el elemento Buddhi-âtmico.

CHADURMAYÂ: (Sánscrito). Literalmente: “las seis oleadas”. Los seis enemigos internos que han de quedar vencidos antes de lograr la liberación, a saber: la lujuria, la ira, la codicia, la ofuscación (moha), el orgullo y la envidia.

CHAKCHAS: (Sánscrito). Instructor o maestro espiritual.

CHAKRAS: (o Tchakra) (Sánscrito). Una rueda, un disco o el círculo de Vichnú generalmente. Usase también esta palabra para expresar un ciclo de tiempo y con otros significados. –Un hechizo; el disco de Vichnú, que sirve como un arma; la rueda del Zodíaco y también la rueda del tiempo, etc. En Vichnú, es un símbolo de autoridad divina. Una de las sesenta y cinco figuras del Zrîpâda, o sea la mística impresión o marca del pie de Buda, que contiene dicho número de figuras simbólicas. El chakra es usado en los fenómenos mesméricos y otras prácticas anormales.

CHEYBI:(Egipcio). Nombre con que se designaba el alma en el antiguo Egipto.

CHINTÀMANI: (Sánscrito). “La gema del deseo”. Piedra preciosa que proporciona a su posesor todo cuanto desea. La piedra filosofal.

CHIT: (Sánscrito). Conciencia pura o abstracta. [Inteligencia, conciencia, mente, pensamiento, percepción, corazón. Entre los yogis, Chit es sinónimo de Mahat, el primero y divino intelecto.

CHITTA-VRITTI: (Sánscrito). Imágenes o pensamientos automáticos creados por el cerebro.

CHTONIA o CHTONIAS: (Griego). Fiestas que se celebraban en Hermione, antigua ciudad del Peloponeso en honor de Ceres, llamada por sobrenombre Chtonia (o Chthonia), que significa terrestre, porque esta diosa presidía la tierra. Cuatro vacas escogidas eran inmoladas en el templo de Ceres por cuatro ancianas sacerdotisas.

CHU: (Egipcio). Así se denominaba el Espíritu en el antiguo Egipto.

CICLO: [Del latín cyclus y] del griego Kyklos. Los antiguos dividían el tiempo en un sinnúmero de ciclos, ruedas dentro de ruedas, períodos todos ellos de diversa duración, cada uno de los cuales marcaba el principio o el fin de algún acontecimiento cósmico, mundano, físico o metafísico.

CIELOS: Son las regiones o mundos de felicidad adonde van, al morir, las almas de los justos, según el grado de sus méritos.

CIENCIA SAGRADA: Nombre dado a la filosofía esotérica interior, los secretos enseñados antiguamente a los candidatos iniciados, y expuestos por los hierofantes en la última y suprema Iniciación. [Desígnanse con este nombre las ciencias ocultas en general. Los rosacruces denominaban así la Cábala y especialmente la Filosofía hermética.

CIENCIAS OCULTAS: La ciencia de los secretos de la Naturaleza física y psíquica, mental y espiritual, conocida con el nombre de Ciencias herméticas y esotéricas. En Occidente puede citarse la Cábala; en Oriente, el misticismo, la magia y la filosofía yoga.

CIRCUNCISIÓN: De esta ceremonia religiosa se hizo una ley para todos los descendientes varones de Abraham, y así la circuncisión vino a ser la marca distintiva del llamado “pueblo de Dios”. Los judíos daban a todos los infieles el nombre de incircuncisos. El mismo Jesús fue sometido a esta operación cruenta, siendo la “Circuncisión del Señor” la primera fiesta que celebra todos los años la Iglesia.

CUIDAD DE LAS PUERTAS DE ORO: La principal ciudad de la Atlántida. Degenerada en un “antro de iniquidad”, fue destruída en la gran catástrofe ocurrida unos 200.000 años atrás. (P. Hoult).

CLARIAUDIENCIA: Es la facultad innata o adquirida por medio de cierta educación oculta, de oír todo cuanto se dice, a cualquier distancia que sea.

CLARIVIDENCIA: La facultad de ver con el ojo interno o vista espiritual. Tal como se emplea hoy día, es un término vago y pretencioso, que abarca en su significado una afortunada adivinación debida a la sagacidad natural o intuición.La verdadera clarividencia siginifica la facultad de ver a través de la materia más densa (desapareciendo esta última a voluntad y ante el ojo espiritual del vidente), y sin que sean obstáculo para ello el tiempo (pasado, presente o futuro) ni la distancia.

CLISUS: El poder específico oculto contenido en todas las cosas: la fuerza de vida que en los vegetales sube de las raíces al tronco, hojas, flores y semillas, haciendo que éstas produzcan un nuevo organismo.

COLIRIDIANOS O COLLYRIDIANOS: [Del griego collyris, bollo o panecillo].- Secta de gnósticos de los primeros siglos del Cristianismo, que transfirieron su culto y adoración de Astoreth [o Astarté] a María, como virgen y reina de los cielos. Considerando a las dos como idénticas, ofrecían en ciertos días a la última, como habían ofrecido a la primera, bollos y tortas con símbolos sexuales representados en ellos.

COSMOCRATORES: (Griego). “Constructores del Universo”, los Arquitectos del mundo, o sea las Fuerzas creadoras personificadas.

COSMOS: (del latín Cosmos y del griego Kosmos). El mundo, el universo, el conjunto ordenado de todas las cosas creadas.

CREACIÓN: No hay en la lengua sánscrita palabra alguna que exprese la idea de creación, en el sentido de producir algo de la nada o dar ser a lo que antes no lo tenía.

CRIPTA: Un subterráneo secreto abovedado. Algunas criptas estaban destinadas para la Iniciación, y otras para sepultura. Antiguamente había criptas debajo de cada templo. Había una en el Monte Olivete revestida de estuco rojo y labrada antes de la llegada de los judíos.

CRONOS: (Chronos) (Griego). El Tiempo. Nombre griego de Saturno, en honor del cual los rodios y algunos griegos celebraban todos los años unas fiestas llamadas Chronia. Era uno de los más grandes dioses, y los cartaginenses le tenían un respeto tal, que no se atrevían a pronunciar su nombre, y le llamaban “el Anciano”.

CRUZ: Mariette Bey ha demostrado la antigüedad de la Cruz en Egipto, probando que en todos los sepulcros primitivos “el plano de la pieza tiene la forma de una cruz”. Es el símbolo de la fraternidad de razas y hombres, y la colocaban sobre el pecho de los cadáveres en Egipto, como en nuestros tiempos la ponen sobre los cuerpos de los cristianos difuntos, y, en su forma swástica (croix cramponée), sobre el corazón de los Budas y adeptos budistas.

CUARTA DIMENSIÓN: Hasta ahora sólo se conocen tres dimensiones de la materia, que son: la longitud, la anchura y el espesor. Respecto a la cuarta, afirman los ocultistas que no sólo es un hecho, sino una de las categorías de observación en el plano astral.

CUARTENARIO: El Cuaternario, llamado también Cuaternario inferior, está constituído por los cuatro “principios” inferiores del hombre que forman su personalidad, a saber: el cuerpo denso o físico, el doble etéreo o cuerpo astral, la vida o principio vital (prâna) y el centro de los deseos o pasiones animales. En otras clasificaciones se incluye entre los principios del Cuaternario el Manas inferior, o sea la inteligencia cerebral, la mente que tiende hacia abajo, al centro de los deseos y pasiones animales. Todos estos principios deben distinguirse del Ternario o Tríada superior imperecedera, que constituyen la individualidad, y son: el Manas superior, el Buddhi y el Âtman (o Yo supremo).

CUATRO MAHÂRÂJAS: (Los) (Sánscrito). Entre los budistas del Norte, son las cuatro grandes divinidades Kármicas, situadas en los cuatro puntos cardinales, para vigilar a la humanidad.

CUATRO NOBLES VERDADES: (LAS). Con este nombre se designan en el Budismo: 1) los dolores de la existencia evolucionaria, cuyos resultados son los nacimientos y muertes, vida tras vida; 2) la causa del dolor, que es el deseo de satisfacerse a sí mismo, deseo siempre renovado y nunca satisfecho; 3) la destrucción o extirpación de dicho dolor, y 4) los medios de lograr la destrucción del deseo. (Olcot, Catec. Búdhico).

CUBITALI: (Latín). “Que tienen la altura de un codo”. Véase: Gnomos, Pigmeos, Elementales.

CUBOS: Este nombre se ha aplicado a los Barichad-Pitris (una clase de ángeles), por haber dominado la materia en su cuádruple forma. El cubo perfecto simboliza los seres angelicales.

CUERPO ASTRAL o "DOBLE" ASTRAL: Sombra o contraparte etérea del hombre o animal; el Linga-zarîra, el Döppelganger. No lo confunda el lector con el Alma astral, otro nombre del Manas inferior o Kâma-Manas, como se le llama, y que es el reflejo del Ego superior. [El cuerpo astral viene a ser el puente de comunicación entre el alma y el cuerpo. –A. Besant.]

CUERPO BÚDDHICO: Vehículo formado por la agrupación de materia del plano búddhico en virtud de las vibraciones del Yo superior. Es llamado con mucha propiedad “Cuerpo de bienaventuranza”.

CUERPO CAUSAL: Este “cuerpo”, que en realidad no es cuerpo alguno, ni objetivo ni subjetivo, sino Buddhi, el Alma espiritual, es denominado así por ser la causa directa del estado de Suchupti, que conduce al de Turîya, el más alto estado de Samâdhi. Los yoguîs que practican el Târaka-Râja-Yoga le dan el nombre de Karanopadhi, “la base de la Causa”; y en el sistema vedantino corresponde al Vijñânamaya – y al Ânandamaya-Koza (siendo de advertir que este último principio sigue inmediatamente después de Âtman, y es, por lo tanto, el vehículo del Espíritu universal). El Buddhi por sí solo no podría llamarse un “Cuerpo causal”, pero llega a serlo en unión del Manas, el Ego o entidad que se reencarna. [Así, pues, se denomina Cuerpo causal al conjunto de Buddhi-Manas, o sea a los principios quinto y sexto unidos, y se llama así porque recoge dentro de él los resultados de todas las experiencias, los cuales obrando como causas, moldean las vidas venideras.]

CUERPO FLUÍDO, SUTIL o INTERNO: Véase: Cuerpo astral

CUERPO INVISIBLE: (Corpus invisible) (Latín). El alma animal; el elemento que está entre las formas materiales y el principio espiritual; una cosa substancial, etérea, pero invisible en lsa circunstancias ordinarias; la forma astral inferior. (F. Hartmann).

CUERPO LUNAR: Véase: Cuerpo astral.

CUERPO MENTAL: Es el vehículo de la conciencia que condiciona a ésta en las cuatro subdivisiones inferiores del plano mental. Está formado de la materia de dichas subdivisiones mediante combinaciones diversas producidas por vibraciones del principio llamado Pensador o Alma humana, variando las clases de materia atraídas segun sea la naturaleza de las vibraciones indicadas. Así es que el tipo del Cuerpo mental guarda relación estrecha con el grado de evolución que el hombre haya alcanzado. Las cualidades características generales de dicho Cuerpo dependen de las pasadas vidas y experiencias del Pensador en la tierra. Las impresiones grabadas en el Cuerpo mental son más persistentes que las del plano astral, y son conscientemente reproducidas por él. (A. Besant, Sabiduría Antigua).

CUERPO PITUITARIO: El cuerpo pituitario es el órgano del plano psíquico. La visión psíquica es causada por el movimiento molecular de este cuerpo, que se halla directamente relacionado con el nervio óptico, y así afecta la vista y da origen a alucinaciones. Su movimiento puede fácilmente producir ráfagas de luz como las causadas por la presión sobre los globos oculares. La embriaguez y la fiebre producen ilusiones de la vista y del oído mediante la acción del cuerpo pituitario. Este cuerpo se halla a veces tan afectado por la embriaguez que llega a paralizarse. Si de este modo se produce una influencia sobre el nervio óptico, y la corriente está invertida, el color será probablemente complementario.

CUERPOS SUPERCELESTES: (Córpora supercoelestia) (Latín). Son formas que sólo pueden ser vistas por la más elevada percepción espiritual; no son las formas astrales ordinarias, sino los elementos refinados e inteligentes de las mismas. (F. Hartmann).

CULTO FÁLICO O CULTO SEXUAL: Veneración o adoración rendida a aquellos dioses o diosas que, como Ziva y Durgâ en la India, simbolizan respectivamente los dos sexos.
6.gif.png
DAATH: (Hebreo). Conocimiento; “sabiduría y entendimiento”; algunas veces es llamado erróneamente un Sephira.

DACTILOMANCIA: (de dactylios, anillo, y manteia, adivinación). Adivinación por medio de anillos.

DAD-DUGPAS: (Tibetano). Llamados también “Hermanos de la Sombra”. Sectarios que practicaban las peores formas de hechicería o magia negra.

DAEMON: [Daimón] (Griego). En las obras herméticas originales y en los clásicos antiguos, esta palabra tiene una significación idéntica a la de “dios”, “ángel” o “genio”. Sea como fuere, el Daemon (o Daimón) del gran sabio no era seguramente el demonio del infierno cristiano o de la teología ortodoxa cristiana. Dicho término fue aplicado por los pueblos antiguos, y especialmente por los filósofos de la Escuela de Alejandría, a toda clase de espíritus, buenos o malos, humanos o de otra especie. Frecuentemente es sinónimo de “dioses” o “ángeles”. Pero algunos filósofos trataron, con justo motivo, de hacer una exacta distinción entre las numerosas clases de dichos seres.

DAFNOMANCIA: Adivinación por medio de una rama de laurel (daphne), la cual, si crepitaba al arrojarla al fuego, constituía un signo de buen agüero.

DAIMÓN: (Griego). No es el demonio o diablo, como entienden los autores eclesiásticos. Dicho término significa: dios, divinidad, genio (bueno o malo), destino o fortuna; y en plural, manes o sombras de los muertos. Como se lee en la Doctr. Secr., I, pág. 308 de la última edición inglesa, los daimones son los espíritus guardianes de la raza humana, “aquellos que moran en la proximidad de los inmortales, y desde allí velan los asuntos humanos”, segun la expresión de Hermes. En lenguaje esotérico, se los denomina Chitkala, algunos de los cuales son aquellos que, de su propia esencia, dotaron al hombre de sus principios cuarto y quinto, y otros de ellos son los llamados Pitris.

DAITYAS: (Sánscrito). Gigantes, titanes, y, exotéricamente, demonios, pero en realidad idénticos a ciertos Asuras, dioses intelectuales, adversarios de los inútiles dioses del ritualismo y enemigos de los puja o sacrificios.

DAIVA: (Sánscrito). Divino, celestial. Como substantivo significa: divinidad, obra religiosa, providencia o decreto divino, etc.

DÂKINÎ: (Sánscrito). Las Dâkinîs son una clase de demonios hembras, vampiros y bebedoras de sangre (azra-pas). En los Purânas, están al servicio de la diosa Kâli, y se alimentan de carne humana. Una especie de “elementales” malignos.

DALAI-LAMA (Tibetano). Literalmente, “Océano de Sabiduría”. En la China se cree que es una encarnación de Kwan-Shi-Yin (Avalokitezvara o Padmapâni), que en su tercera aparición terrestre era un Boddhisattva.

DAMA: (Sánscrito). [Sujeción, refrenamiento, etc.] Sujeción o dominio de los sentidos. [Freno de conducta, continencia, dominio de sí mismo.]

DAMANA: (Sánscrito). Dominador, vencedor; refrenamiento, sujeción, dominio. –El hombre que ha dominado sus pasiones.

DAMATHA: (Sánscrito). Refrenamiento, disciplina; penitencia que uno se impone a sí mismo.

DAMBHA: (Sánscrito). Orgullo, presunción; hipocresía, disimulo, engaño.

DÂNA: (Sánscrito). Literalmente, “caridad”. El acto de dar limosna a los mendicantes.

DÂNA-DHARMA: (Sánscrito). El deber o la práctica de la caridad.

DANDA: (Sánscrito). Vara, bastón, cetro.

DANGMA: (Sánscrito). En esoterismo, es un Alma purificada. Un Iniciado y Vidente, el que ha alcanzado la plena sabiduría.

DÂNTA: (Sánscrito). Disciplinado, subyugado, refrenado; el que ha dominado sus sentidos o pasiones.

DANZA: En la India, Caldea, Egipto, Grecia, Roma y otros muchos países, las danzas constituían una parte importante del culto religioso.

DAYA: (Sánscrito). Compasivo, afectuoso, tierno.

DAZÂKULAZA: (Sánscrito). En el budismo, así se llaman en conjunto los diez pecados capitales.

DEDO IDAEÍCO: Dedo de hierro fuertemente magnetizado y usado en los templos para fines curativos. Producía maravillas en la dirección señalada, y por lo tanto decíase que tenía virtudes mágicas.

DEÍSTA: El que admite la existencia de un dios o de dioses, pero que pretende no saber nada del uno o de los otros y niega la revelación. Un librepensador de los antiguos tiempos.

DEMÈRITO: En lenguaje oculto y búdico, es un factor constituyente de Karma.

DEMONIOS: Segun la Cábala, los demonios residen en el mundo de Assiah, el mundo de materia y de las “envolturas” de los muertos. Son los Klippoth. Hay siete Infiernos, cuyos demoníacos habitantes representan los vicios personificados. Su príncipe es Samael, y su femenina compañera es Isheth Zenunim –la mujer de prostitución; unidos en aspecto, se les denomina “la Bestia”, Chiva. -[Demonio (del griego Daimón, Daimonos, dios, genio, tutelar, destino). Segun su etimología, es un genio o ser sobrenatural que las religiones ponen como intermedio entre la Divinidad y el hombre.

DEMONIOS ELEMENTARIOS: Platón alude a ellos en el Timœus, al hablar de los Elementos irracionales y turbulentos, “compuestos de fuego, aire, agua y tierra”.

DEMONOLOGÍA: (Griego). Tratados o discursos acerca de los Demonios o Dioses en sus aspectos obscuros.

DERVICHE: Asceta musulmán (turco o persa). Un monje nómada y errante. Sin embargo, los derviches algunas veces viven en comunidad. Con frecuencia se les designa con el nombre de “hechiceros volteadores”. Aparte de su vida de austeridades, oración y contemplación, el devoto árabe, turco o egipcio presenta muy poca semejanza con el faquir indo, que también es musulman. Este último puede llegar a ser un santo y un santo mendicante; mientras que el primero nunca llegará más allá de su segunda clase de manifestaciones ocultas. No hay que confundir el Derviche con el sannyâsi o yogî indo.

DESTRAL: En los jeroglíficos egipcios, es un símbolo de poder y también de la muerte. La destral es denominada “Cortadora del nudo”, esto es, del matrimonio o de cualquier otro vínculo.

DEVA: (Sánscrito). Un dios, una divinidad “resplandeciente”. Deva-Deus, de la raíz div, “brillar”, “resplandecer”. Un Deva es un ser celestial, sea bueno, sea malo o indiferente. Los Devas habitan “los tres mundos”, o tres planos superiores al nuestro. Hay treinta y tres grupos o trescientos treinta millones de ellos. [Los Devas son en la India lo que los ángeles y arcángeles entre los cristianos. El príncipe de estos genios celestes o divinidades inferiores es Indra, rey del firmamento o cielo. –Deva, como adjetivo, significa: divino, celeste, glorioso, resplandeciente, etc.]

DEVACHAN: [o Devakhan] (Tibetano). La “morada de los dioses”. Un estado intermedio entre dos vidas terrestres, en el cual el EGO (Âtmâ-Buddhi-Manas, o sea la Trinidad hecha Uno) entra, después de su separación del Kâma-Rûpa y de la desintegración de los principios inferiores después de la muerte del cuerpo en la tierra.

DEVA-LOKA: (Sánscrito). “Mundo de los dioses”. El cielo, Svarga o paraíso de Indra.

DEVA-LOKAS: (Sánscrito). Las mansiones de los dioses o devas en las esferas superiores. Los siete mundos celestes que hay sobre el monte Merú.

DEVARCHI: (Deva-richi) (Sánscrito). Literalmente: Richi divino. Los Devarchis son santos divinos, aquellos sabios que alcanzan en la tierra una naturaleza plenamente divina. [Semidioses que moran en el cielo de Indra.

DHÂRANÂ: (Sánscrito). Aquel estado, en la práctica del Yoga, en el cual el pensamiento debe estar firmemente fijo en algun objeto de meditación.

DHARMA: (Sánscrito). La Ley Sagrada; el Canon búdico. [“El Dharma es la naturaleza interna, caracterizada en cada hombre por el grado de desenvolvimiento adquirido, y además, la ley que determina el desarrollo en el período evolutivo que va a seguir. Esta naturaleza interna, puesta por el nacimiento físico en un medio favorable para su desarrollo, es lo que modela la vida exterior, que se expresa por medio de pensamientos, palabras y acciones. Lo primero que hay que comprender bien es que el Dharma no es una cosa exterior, como la ley, la virtud, la religión o la justicia; es a ley de la vida que se despliega y modela a su propia imágen todo lo que es exterior a ella. (A. Besant: El Dharma). –A esta palabra, pues, se le han dado numerosos significados, tales como: ley, religión, justicia, deber, piedad, virtud, mérito, condición, atributo, cualidad o propiedad esencial; doctrina, credo; código, derecho; conocimiento, sabiduría; verdad; práctica, costumbre; bien; obra piadosa, etc.

DHARMA-CHAKRA: (Sánscrito). Literalmente: el girar de la “rueda de la Ley”. Emblema del budismo como un sistema de ciclos y renacimientos o reencarnaciones.

DIABLO: (del griego diábolos, calumniador, engañador, intrigante, difamador, delator).- Genio del mal, calumniador e intrigante. Con este nombre se designan los ángeles rebeldes que, segun la teología cristiana, Dios precipitó en los infiernos en castigo de su desobediencia. Es el Ahrimán de los persas. Para los cristianos, diablo y demonio son una misma cosa. “La Iglesia católica, en su lucha contra el maniqueísmo, inventó al Diablo, y para colocar un apagador teológico sobre el radiante Dios-estrella, Lucifer, el “Hijo de la Mañana”, creó así la más colosal de todas sus paradojas, una Luz negra y tenebrosa”. “En un Angel del mal, un ridículo bípedo con cuernos, medio macho-cabrío y medio mono, con pezuñas y cola”. Para comprender bien el sentido filosófico que se halla en el fondo de la alegoría de los “Angeles caídos”, tan torturada y desfigurada por la Iglesia romana.

DIANOIA:(Griego). Es lo mismo que el Logos. La eterna fuente de pensamiento, “ideación divina”, que es la raíz de todo pensamiento.

DIDO o ELISSA: Astarté; la Virgen del Mar, que aplasta al Dragón bajo su pie. La patrona de los marinos fenicios. Una reina de Cartago que se prendó de Eneas, segun Virgilio.

DIONISÍACAS: Fiestas que celebraban los griegos en honor de Dionysos (Baco). Las principales ceremonias consistían en procesiones, en las que se llevaban vasos llenos de vino y coronados de pámpanos; cestas de oro atestadas de toda clase de frutas, etc. En ellas figuraban también los falóforos, con unas largas perchas rematadas por las partes viriles, emblema de la fecundidad de la Naturaleza. Tales fiestas eran análogas a las bacanales romanas.

DIOS: (Theos, en griego. Deus, en latín). El Ser supremo e inefable, incomprensible para la humana inteligencia y que cada cual se representa a su manera, llegando hasta el punto de atribuirle no pocas de las imperfecciones humanas.

DIOSES CÓSMICOS: Dioses inferiores; los que estaban relacionados con la formación de la materia.

DIOSES o DIVINIDADES INFERIORES: (Devas, en sánscrito). La doctrina del Bhagavad-Gîtâ, lo mismo que la religión brahmánica, no es politeísta, pues admite la existencia de un Dios único, eterno, infinito, que es Brahma, el Ser o Espíritu supremo, Alma del universo. Las Divinidades inferiores son meras personificaciones transitorias del cielo, de los astros, elementos, fuerzas o fenómenos de la Naturaleza. Así vemos a Indra, dios del cielo o firmamento; Sûrya, dios del sol; Agni, dios del fuego; Vâyu, dios del aire; Varuna, dios del océano; Dharma, dios de la justicia; Kuvera, dios de las riquezas, etc., etc.

DIOSES INTERCÓSMICOS: Los Espíritus planetarios, Dhyân-Chohans, Devas de diferentes grados de espiritualidad, y Arcángeles en general.

DIOS INTERNO: Nuestro Yo divino o supremo; la chispa o partícula, por decirlo así, del Espíritu universal que reside en el corazón del hombre, constituyendo el Espíritu individual.

DIOSES PAGANOS: Este término se ha interpretado erróneamente en el sentido de ídolos. La idea filosófica relacionada con tales dioses no fue nunca de algo objetivo o antropomórfico, sino que en cada caso se trataba de una potencia abstracta, una virtud o una cualidad de la Naturaleza.

DIVA: (Sánscrito). Cielo, firmamento; día.

DIZ: (Sánscrito). Espacio, vacuidad, espacio celeste, región del cielo, punto cardinal o del horizonte; lugar, país, región.

DJIN:(Arabe). Elemental; espíritu de la Naturaleza; genio. Los Djins o Jins son muy temidos en Egipto, Persia y otros puntos.

DOBLE CELESTE O DIVINO: La parte inmortal del individuo, el Fravarshi del Vendidad; el Ego superior de los ocultistas.

DOBLE ETÉREO o CUERPO ETÉREO: Llamado así por estar formado de la materia de los cuatro subplanos etéreos. Es lo mismo que cuerpo astral.

DOLOR: Hay tres clases de dolor (du(s)kha): 1) Adhyâtmikadu(s)kha, producido por el Yo, o sea por el hombre mismo; 2) Adhibhautika-du(s)kha, procedente de los seres o cosas exteriores, y 3) Adhidaivika-du(s)kha, procedente de causas divinas, o justo castigo kármico.

DRAGÓN: (Drakon, en griego). Considerado en nuestros días como un monstruo “mítico”, perpetuado en el Occidente sólo en sellos, escudos, etc., como un grifo heráldico, y como el diablo matado por San Jorge, etc. En realidad es un extinguido monstruo antediluviano. En las antigüedades babilónicas se alude a él en su calidad de “escamoso”, y en multitud de piedras preciosas está relacionados con Tiamat, el mar. “El Dragón del Mar” es mencionado con frecuencia.

DRIADAS o DRIADES: (del griego dryás, que a su vez deriva de drys, árbol, encina).- Ninfas de los bosques, conocidas también con el nombre de durdales. Eran las divinidades que presidían a los bosques y árboles en general. La suerte de las Dríadas era más feliz que la de las Harmadríacas, pues, a diferencia de éstas, podían errar libres, danzar en torno de las encinas que les estaban consagradas y sobrevivir a la destrucción de los árboles que estaban bajo su protección y con los cuales se hallaban unidas.

DUAT: (Egipcio). El lugar donde residen los espíritus de los difuntos. “Este Duat era, segun la creencia popular de los egipcios, un espacioso valle circular o semicircular que rodeaba al mundo, un sitio de suma lobreguez y horror”.

DUENDE o ELFO DE LUZ: Æsir (Escandinavo). Lo mismo que Ases, las Fuerzas creadoras personificadas. Los dioses que crearon los enanos negros o Elfos de las Tinieblas en Asgard. Los Æsir o Ases divinos son los Elfos de la Luz. Alegoría que relaciona las tinieblas dimanantes de la luz con la materia nacida del Espíritu.
8.gif.png
EBIONITAS: (Hebreo). Literalmente: “los pobres”. La primitiva secta de judíos cristianos, opuestamente a los nazarenos, que constituían la otra secta. Existían ya antes de que se oyera el nombre “cristiano”.

EBLIS: (Arabe). Nombre que los mahometanos dan al diablo. Era jefe de los yins o jinns (véase esta palabra), y fue arrojado del cielo porque, habiendo sido formado de fuego etéreo, se negó a adorar a Adán, que fue hecho de barro.

EDAD DE ORO: Los antiguos dividían el ciclo de vida en Edades de oro, de plata, de bronce y de hierro. La de Oro era una Edad de pureza, de sencillez primitiva y de felicidad general.

EDELPHUS: El que adivina por medio de los elementos del aire, tierra, agua o fuego.

EDÉN: (Hebreo). “Delicia”, placer. –En el Génesis es el “Jardín de Delicias”, construído por Dios; en la Cábala, el “Jardín de Delicias” es un lugar de iniciación en los Misterios. Los orientalistas identifican el Edén con un lugar que estaba situado en Babilonia en la región de Karduniyas, llamado también Gan-dunu, que es casi idéntico al Gan-eden de los judíos.

EFESO: (Griego). Ciudad famosa por su gran Colegio de Metafísica, en donde el Ocultismo (Gnosis) y la filosofía platónica eran enseñados en los días del apóstol San Pablo. Ciudad considerada como foco de las ciencias secretas y de aquella Gnosis, o sabiduría, antagonista de la perversión del Esoterismo cristiano hasta hoy día. En Efeso fue donde estaba el gran Colegio de los Esenios y todo el saber que los Tanaim [judíos iniciados] habían aportado a los caldeos.

EFILATES o EPHILATES: (Griego). Nombre griego de la pesadilla. Los habitantes de la Eolia daban este nombre a una especie de demonios íncubos que ahogan a las personas. (Leloyer, Hist. Des Spectres ou Apparitions des Esprits).

EFRIT o AFRIT: (Arábigo). Demonio o genio malo dotado de gran poder.

EGO: (Latín). “Yo”; la conciencia en el hombre de “Yo soy Yo”, o sea el sentimiento de la cualidad o condición de “Yo soy”. La filosofía esotérica enseña la existencia de dos Egos en el hombre, el mortal o personal, y el superior, divino e impersonal. Al primero le llama “Personalidad”, y al segundo “Individualidad”. Son los defectos o agregados Pscológicos.

EGO ESPIRITUAL: Ego divino, alma espiritual o Buddhi, en estrecha unión con el Manas o principio mental, sin el cual no es Ego en modo alguno, sino sólo el vehículo del ser.

EGO INFERIOR o PERSONAL: El hombre físico en unión con su yo inferior, esto es, las pasiones, los deseos, los instintos animales. Es llamado la “falsa personalidad”, y que obra por medio del cuerpo físico y su fantasma o doble. Es el Ego mortal o personal.

EGO SUM QUI SUM (Latín). “Yo soy el que soy”. – Axioma de Filosofía hermética.

EGO SUPERIOR o INTERNO: Es el Manas o “quinto” Principio, así llamado, independientemente del Buddhi. El principio mental es el Ego espiritual sólo cuando se ha unificado con el Buddhi. Es la individualidad permanente, el Ego que se reencarna.

EGOIDAD: Voz derivada de la palabra “Ego”. Egoidad significa “individualidad”, nunca “personalidad”, y es lo contrario de “egoísmo”, el distintivo por excelencia de la personalidad.

EGOÍSMO: Inmoderado y excesivo amor que uno tiene a sí mismo y que le hace atender únicamente a su propio interés, sin ciudarse del bien ajeno.

EGOMISMO: Nombre que se da al idealismo absoluto, el cual no admite más que la existencia del yo.

EGOTISMO: En lenguaje corriente se da este nombre a la costumbre de dar excesiva importancia a lo concerniente a la propia persona, y hasta algunos confunden el egotismo con egoísmo.

EGRÉGORES: [Del griego Egrégoroi]. Eliphas Lévi los denomina “los príncipes de las almas que son los espíritus de energía y acción”; cualquiera cosa que puedan o no puedan significar. Los ocultistas orientales describen los Egrégores como Seres cuyos cuerpos y esencia son un tejido de la llamada Luz Astral. Son las sombras de los Espíritus planetarios superiores, cuyos cuerpos son de la esencia de la luz divina superior.

EIDOLON: (Griego). Significa lo mismo que nosotros denominamos fantasma humano, la forma astral. [Imagen, sombra.]

ELECTRUM MÁGICUM: (Latín). Una composición de siete metales hecha segun ciertas reglas e influencias planetarias. Preparación de gran poder mágico, y con la cual se pueden fabricar espejos, anillos mágicos y muchos otros objetos.

ELEMENTALES: Espíritus de los Elementos. Criaturas desarrolladas en los cuatro reinos o elementos: tierra, aire, fuego y agua. Los cabalistas los denominan Gnomos (los de la tierra), Silfos (los del aire), Salamandras (los del fuego) y Ondinas (los del agua). Excepto unos pocos de las especies superiores, y sus regentes, son más bien fuerzas de la Naturaleza, que hombres o mujeres etéreos. Estas fuerzas, como serviles agentes de los ocultistas, pueden producir diversos efectos; pero si son empleadas por “Elementarios” en cuyo caso esclavizan a los médium, ellos engañarán a la gente crédula. Todos los seres inferiores invisibles engendrados en los planos quinto, sexto y séptimo de nuestra atmósfera terrestre, se llaman Elementales: Peris, Devs, Djins [o Jins], Silvanos, Sátiros, Faunos, Elfos, Enanos, Trolls, Kobolds, Brownias, Nixias, Trasgos, Duendes, Pinkies, Branshees, Gente musgosa, Damas blancas, Fantasmas, Hadas, etc., etc. [Los Elementales son espíritus de la Naturaleza. Seres materiales, pero invisibles (para nosotros), de naturaleza etérea, que viven en los elementos del aire, agua, tierra o fuego. No tienen Espíritu inmortal sino que están hechos de la substancia del alma, y tienen varios grados de inteligencia. Sus caracteres difieren considerablemente. Representan en su naturaleza todos los grados del sentimiento. Unos de ellos son de índole benéfica, y otros maléfica. En el mundo astral … hay numerosas huestes de elementos naturales, o espíritus de la Naturaleza, divididos en cinco clases principales, que son los elementales del éter, del fuego, del aire, del agua y de la tierra. Los últimos cuatro grupos eran denominados en el ocultismo medieval: Salamandras, Silfos, Ondinas y Gnomos. (Inútil es decir que hay otras dos clases que completan las siete, que no nos interesan por ahora, puesto que aun no estan manifestadas) … Estos seres tienen por tarea mantener las actividades relacionadas con sus elementos respectivos; son los conductos mediante los cuales obran las energías divinas en estos diversos medios y son en cada elemento la expresión viva de la ley. A la cabeza de cada una de estas divisiones hay un gran Ser (Deva o Dios), jefe de una poderosa hueste inteligencia directriz y guía de todo el departamento de la Naturaleza regido y animado por la clase de elementales que están bajo su dominio. Así, Agni, dios del fuego, es una gran entidad espiritual relacionada con las manifestaciones del fuego en todos los planos del universo y mantiene su gobierno por medio de las legiones de elementales del fuego. Conociendo la naturaleza de éstos y sabiendo los métodos para dominarlos, se obran los llamados milagros o hechos mágicos que de vez en cuando se registran en la prensa. Los cinco dioses que presiden a los elementos son: Indra, señor del Âkâza o éter; Agni, señor del fuego; Pavana, señor del aire; Varuna, señor del agua, y Kchiti, señor de la tierra.

ELEMENTARIOS: Propiamente, son las almas desencarnadas de las personas depravadas. Estas almas, algun tiempo antes de la muerte, separaron de sí mismas su respectivo Espíritu divino perdiendo de este modo sus posibilidades de inmortalidad. Eliphas Lévi y algunos otros cabalistas hacen poca distinción entre los espíritus elementarios que habían sido hombres, y aquellos seres que pueblan los elementos y son las fuerzas ciegas de la Naturaleza. Una vez divorciadas de sus tríadas superiores y de sus cuerpos, dichas almas permanecen en sus envolturas kâma-rûpicas, y son irresistiblemente atraídas a la tierra en medio de elementos afines a sus groseras naturalezas. Su permanencia en el Kâma-loka varía en cuanto a su duración; pero termina invariablemente en desintegración, disolviéndose como una columna de niebla, átomo por átomo, en los elementos que las rodean. [Los Elementarios son los cadáveres astrales de los muertos, la contraparte etérea de la persona que un tiempo vivió, que tarde o temprano de descompondrá en sus elementos astrales, de igual modo que el cuerpo físico se disuelve en los elementos a que pertenece. Estos elementarios, en condiciones normales, no tienen conciencia propia; pero pueden recibir vitalidad de un médium, y por ello son, digámoslo así, galvanizados durante pocos minutos, volviendo a la vida y conciencia (artificiales), y entonces pueden hablar, obrar y recordar con claridad cosas que hicieron durante la vida. Con mucha frecuencia son observados por los Elementales, que se sirven de ellos como máscaras para representar personas difuntas y engañar a la gente crédula. Los Elementarios de personas buenas tienen poca cohesión y se evaporan pronto; los de los malvados pueden durar largo tiempo; los de los suicidas, etc., tienen vida y conciencia propias mientras no se ha verificado la separación de los principios (esta división se da a consecuencia de la atracción opuesta de la Materia y el Espíritu. Una vez llevado a cabo, el cuerpo astral se disolverá en sus elementos, y el Espíritu entrará en el estado espiritual. Estos son los más peligrosos.

ELEMENTOS: En la antigüedad, Aristóteles admitía sólo cuatro elementos, llamados fuego, aire, agua y tierra; principios incorpóreos conectados con las cuatro grandes divisiones de nuestro mundo cósmico. La ciencia oculta reconoce siete elementos cósmicos, cuatro de ellos enteramente físicos, y el quinto (éter) semimaterial, que vendrán a ser visibles en el aire hacia el fin de nuestra cuarta Ronda. Los dos restantes se hallan todavía fuera de los límites de la percepción humana, pero aparecerán como presentimientos durante la sexta y la séptima Razas de la presente Ronda y serán plenamente conocidos en las Rondas sexta y séptima respectivamente. Estos siete elementos, con sus innumerables subelementos, son simplemente aspectos y modificaciones condicionales del solo y único Elemento origen de todos ellos, y en cuya raíz está la Divinidad. A esos siete elementos alude el párrafo 4to de la Estancia VI del Libro de Dzyan (Cosmogénesis). –Cada uno de los cinco elementos en la actualidad conocidos está relacionado con su correspondiente orden de elementales (Salamandras, Silfos, etc.), y su divinidad respectiva (Indra, Agni, etc.).

ELEMENTOS ARTIFICIALES: Formas mentales o formas de pensamiento.

ELEMENTUM: (Latín). El elemento invisible o principio fundamental de todas las substancias que pueden estar en estado sólido (terrestre), líquido (acuoso), gaseoso (aéreo) o etéreo (ígneo). No se refiere a los llamados cuerpos simples o “elementos” de la química, sino a la substancia invisible fundamental de que están formados.

ELFOS: Espíritus de la Naturaleza que habitan en el plano astral; y que, juntamente con las hadas y los duendes, tan importante papel desempeñan en el folk-lore de todas las naciones; encantadores e irresponsables niños de la Naturaleza, fríamente relegados por la ciencia a viejas y nodrizas, pero que los sabios más conspicuos de los tiempos venideros volverán a colocar en el sitio que les corresponde en el orden natural. Ahora sólo creen en estos diminutos seres los poetas y ocultistas; los primeros, por la intuición de su genio, y los segundos, por la visión de su adiestrado sentido interno. Los Elfos (Elves, en inglés; Elfen, en alemán) son una especie de duendes, genios o espíritus aéreos, diminutos, de forma humana, de rostro bello y agraciado, muy amantes de la Naturaleza y generalmente dotados de un carácter generoso, compasivo y benéfico. Algunos de ellos se complacen en hacer travesuras y jugarretas, y aun los hay de carácter vengativo y maléfico. Suelen frecuentar los parajes solitarios, y a menudo se les confunde con los silfos. En la mitología escandinava se distinguen dos clases de Elfos: de Luz (Ljosalfar) y de Tinieblas (Döpkalfar o Svartalfar). –Véase: Enanos Negros.

ÉLITES: (Hebreo). Judíos adoradores del Sol.

ELOHIM: (Hebreo). Llamado también Alhim, pues tal palabra se escribe de diversas maneras. Godfrey Higgins, que ha escrito mucho acerca de su significado,-[Los Elohim (Dioses o Señores) son idénticos a los Devas, Dhyâni-Buddhas u Hombres celestes; unos Seres divinos de orden inferior; son los siete Espíritus creadores, uno de los cuales es Jehovah.

EMANACIÓN: (Doctrina de la). En su significado metafísico, es opuesta a la Evolución y, sin embargo, es una con ella. Enseña la ciencia que la evolución es fisiológicamente un modo de generación en el cual el germen que desarrolla el feto preexiste ya en la madre, y que el desenvolvimiento y la forma final, así como las peculiaridades de dicho germen, se llevan a cabo en la naturaleza.

EMPSÍCOSIS: (Griego). En la filosofía espiritualista, es el acto en virtud del cual el alma se une al cuerpo y lo anima.

EMPUSA: (Griego). Un vampiro, un demonio o genio malo que tomaba diversas formas.

ENANO DE LA MUERTE: En el Edda de los antiguos escandinavos, Iwaldi, el Enano de la Muerte, esconde la Vida en las profundidades del gran océano, y luego la hace subir a la tierra a su debido tiempo.

ENANOS NEGROS: Tal es el nombre de los Elfos de Tinieblas que se arrastran de una lado a otro en las obscuras cavernas de la tierra y fabrican armas y utensilios para sus padres divinos, los Æsir o Ases. Se les llama tanbién “Elfos negros”.

ENCANTO: Se ha dado este nombre a ciertas fórmulas o combinaciones de palabras, en verso o en prosa, pronunciadas o escritas, que se utilizan para producir efectos extraordinarios y maravillosos. En la antigüedad todos creían firmemente en los encantos, cuya fórmula consistía de ordinario en ciertos versos griegos o latinos.

ENNOIA: (Griego). Entre los gnósticos era un aspecto de la Mente divina.

ENOCH: (Enos, Henoch, Hanoch, Kanoch o Chanoch) (Hebreo).- En la Biblia (Génesis, IV y V) se hace mención de tres Enochs: el hijo de Caín, el de Seth y el de Jared, pero todos ellos son idénticos, y dos de ellos son mencionados sólo para despistar. Esotéricamente, Enoch es el “Hijo del hombre”.

ENOICHION: (Griego). Literalmente, “el Ojo interno”, el “Vidente”. Alusión al tercer Ojo, interno o espiritual.

ENTUSIASMO: [Del griego enthousiasmós]. Entre otros significados, esta palabra tiene el de “inspiración divina”. También se aplicaba dicho vocablo al “furor de las sibilas al dar sus oráculos inspirados por la divinidad”.

ENTUSIASTAS: Antiguos herejes, así llamados porque pretendían tener verdaderas inspiraciones, aunque estuviesen agitados por el demonio. Se ha dado este nombre a los anabaptistas y a los cuáqueros.

EOLO: [Æolus, en latín; Aíolos, en griego]. El dios que, segun Hesíodo, ata o desata los vientos; el rey de los vientos y de las tormentas.

EÓN o EONES: [Aión, en griego; Æon, en latín: el tiempo, la eternidad].- Períodos de tiempo, emanaciones procedentes de la esencia divina, y seres celestiales; entre los gnósticos, eran genios y ángeles. “Eternidad”, en el sentido de un período de tiempo aparentemente interminable, pero que, a pesar de todo, tiene límite, o sea un Kalpa o Manvantara. Los Eones (Espíritus estelares), emanados de los Desconocido de los gnósticos, son inteligencias o seres divinos idénticos a los Dhyân Chohans de la Doctrina esotérica.

EOROSCH: (Persa). El Cuervo celeste, ave divina radiante de luz y dotada de gran inteligencia. Es la principal de las aves instruídas por Ormuzd. Habla el lenguaje del cielo, y allí donde llega su voz, todos los Dews están poseídos de temor.

EPOPTEIA: (Griego). En los Misterios, la tercera o última parte de los sagrados ritos se llamaba Epopteia, o revelación, recepción en los secretos. En substancia significa aquel grado de clarividencia divina en que la visión terrestre se paraliza, todo cuanto pertenece a la tierra desaparece, y el alma se une libre y pura con su Espíritu o Dios.

EQUIDNA: (Echidna, Griego). "Víbora". -Nombre dado a la Hidra de Lerne, que Hércules mató.

ERODÍNIUM: Una representación pintada o alegórica de algunos sucesos futuros; las visiones y sueños simbólicos que pueden producirse de varias maneras. Hay tres clases de sueños, de los cuales pueden resultar otros cuatro estados mezclados de los mismos. Las tres clases puras son: 1) Sueños que provienen de condiciones fisiólogicas; 2) Sueños que resultan de condiciones psicológicas e influencias astrales; 3) Sueños causados por agencia espiritual. Sólo estos últimos son dignos de gran consideración, si bien los primeros pueden en algunos casos indicar importantes cambios en los planos a que pertenecen.

EROS: (Griego). Es la personificación de la fuerza creadora de la Naturaleza en su sentido abstracto, el impulsor a la "creación" y procreación. Exotéricamente, la mitología hace de Eros el dios de la lujuria, del deseo sensual, y de ahí el término erótico; esotéricamente, es muy diverso.

ESCARABAJO: (Scarabœus). En Egipto, era el símbolo de la resurrección y también del renacimiento; de resurrección para la momia, o más bien los aspectos superiores de la personalidad que la animaba, y de renacimiento para el Ego, el "cuerpo espiritual" del alma inferior, humana.

ESCHEM: (Persa). El más poderoso y cruel de los dews (genios maléficos); el dew de la envidia, cólera y violencia.

ESENCIAL ELEMENTAL: Generalmente se da este nombre a las combinaciones de materia formadas en los tres reinos elementales. Esta esencia se moldea produciendo formas por medio de agregación, formas que duran algun tiempo y acaban por disgregarse. La esencia elemental existe en centenares de variedades en cada subdivisión del plano astral. Esta vasta atmósfera de esencia elemental responde siempre a las vibraciones causadas por los pensamientos, sensaciones y deseos.

ESOTÉRICO: (Griego). Oculto, secreto. Voz derivada del griego esotéricos, "interno", "recóndido". [Esotérico es lo que se oculta a la generalidad de la gente y se revela sólo a los iniciados; en contraposición a lo exotérico (público o externo). Las enseñanzas de Cristo tenían también su parte pública y su parte secreta; así vemos en el Nuevo Testamento que Jesús, hablando a sus discípulos, les decía: "… a vosotros es concedido saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos [la masa del pueblo] no es concedido … por eso les hablo po medio de parábolas, para que viendo, no vean, y oyendo no oigan ni entiendan".

ESPACIO: El Espacio que los seudosabios, en su ignorancia, han proclamado ser "una idea abstracta" y "un vacío", es en realidad el Contenedor y el Cuerpo del universo con sus siete Principios. El Espacio, o Caos, como también se le llama, no es ni el "vacío sin límites", ni la "plenitud condicionada", sino ambas cosas a la vez. Siendo, en el plano de abstracción absoluta, la siempre incogniscible Deidad, que es vacía sólo para las mentes finitas, y en el de la percepción mayávica, el Plenum divino, el absoluto Contenedor de cuanto existe, tanto manifestado como inmanifestado, es, por lo tanto, Aquello el TODO ABSOLUTO.

ESPEJO: El Espejo luminoso, Aspaqularia nera, término cabalístico, significa el poder de previsión y de visión a distancia, de profecía, tal como lo tuvo Moisés. Ordinariamente los mortales tienen sólo el Aspaqularia della nera o Espejo no luminoso, y sólo ven de un modo obscuro en el cristal; un simbolismo paralelo es el de la concepción del Arbol de la Vida y el solo del Arbol del Conocimiento.

ESPIRITISMO: Es la creencia de que los "espíritus" de los muertos vuelven a la tierra para comunicarse con los vivos, sea en virtud de los poderes medianímicos de uno mismo, o gracias a la intervención de un llamado médium. Esta creencia no es mejor que la de la materialización del espíritu, y la degradación de las almas divina y humana. Los que creen en tales comunicaciones deshonran sencillamente a los muertos y cometen un contínuo sacrilegio.

ESPÍRITU: La falta de mutuo acuerdo entre los escritores acerca del empleo de esta palabra ha dado origen a una tremenda confusión. Generalmente, se le hace sinónimo de alma, y los lexicógrafos apoyan su uso. En las enseñanzas teosóficas, la voz "Espíritu" se aplica únicamente a lo que pertenece directamente a la Conciencia universal, y que es su emanación homogénea y pura. Así, la Mente superior del hombre, o sea su Ego (Manas), cuando está unida de un modo indisoluble con el Buddhi, es un Espíritu; mientras que el término "Alma" humana o hasta animal (el Manas inferior, que obra como instinto en los animales), se aplica sólo al Kâma-Manas, y se cailifica de alma viviente. Esta es nephesh, en hebreo, el "aliento de vida".

ESPIRITUALISMO: En filosofía, es el estado o condición de la mente opuesto al materialismo o una concepción material de las cosas. La Teosofía, doctrina que enseña que todo cuanto existe está animado o informado por el Alma o Espíritu universal, y que ni un solo átomo en nuestro universo puede existir fuera de este omnipresente Principio, es puro Espiritualismo.

ESPÍRITU ANIMAL: (Spiritus animalis). El poder astral, por medio del cual la voluntad de los principios superiores del hombre es ejecutada en el plano sensitivo y material; los instintos.

ESPÍRITU DE VIDA O ESPÍRITU VITAL: (Spiritus vitœ). La fuerza vital; un principio tomado de los elementos de todo lo que vive como alimento, o que puede ser comunicado por medio del "magnetismo".

ESPÍRITU INDIVIDUAL: Llamado también Jivâtmû. El Yo divino o superior; una parte del Espíritu universal individualizada por su unión con alguna forma corpórea.

ESPÍRITU SANTO: La tercera Persona de la Trinidad teológica; la energía (Zakti) femenina, la esencia de las tres Personas. Pero el Espíritu Santo de los primitivos cristianos era la divina Sabiduría (femenina). Entre los gnósticos era también la divina Sabiduría (Sophía). Su símbolo, entre los cristianos modernos, es una paloma, pero si hemos de dar crédito a lo que afirma Draper en su Desarrollo intelectual de Europa, los cruzados, acaudillados por Pedro el Ermitaño, llevaban a la cabeza de su ejército al Espíritu Santo en la forma de un ángel blanco acompañado de un chivo, y en los Hechos de los Apóstoles está representado en la figura de "lenguas de fuego". Es el Anima mundi de los cristianos. Corresponde al planeta Venus en la trinidad astronómica, compuesta del Sol (el Padre), Mercurio (el Hijo) y Venus (el Espíritu Santo).

ESPÍRITU SUPREMO o ESPÍRITU UNIVERSAL o ALMA DEL MUNDO: Espíritu supremo (Paramâtmâ, en sánscrito). La Divinidad suprema; el Espíritu universal y eterno, que impregna, sostiene y anima todos los seres.

ESPÍRITUS PLANETARIOS: [o Dioses planetarios]. Primitivamente eran los regentes o gobernadores de los planetas. Nuestra tierra tiene su jerarquía de espíritus planetarios terrestres, desde el plano más elevado hasta el más inferior, como la tiene todo otro cuerpo celeste. En Ocultismo, sin embargo, el término "Espíritu planetario" se aplica generalmente sólo a las siete jerarquías más elevadas, correspondientes a los arcángeles de los cristianos. Todos éstos han pasado por una etapa de evolución correspondiente a la humanidad terrestre en otros mundos en remotos ciclos. Nuestra tierra, que aun está sólo en su cuarta Ronda, es muy joven todavía para haber producido Espíritus planetarios elevados. El supremo Espíritu planetario que rige un globo cualquiera es en realidad el "Dios personal" de aquel planeta, y es verdaderamente mucho mayor su "providencia directora" que la de la contradictoria Divinidad infinita personal de la clerecía moderna.

ETER o ETHER: Los estudiantes son muy propensos a confundir el Eter con el Âkâza y con la Luz astral. No es una cosa ni otra, en el sentido en que describe el Eter la ciencia física. El Eter es un agente material; si bien hasta ahora ningun aparato físico ha podido describirlo; mientras que el Âkâza es un agente distintamente espiritual, idéntico, en cierto sentido, el Anima mundi, y la Luz astral es sólo el séptimo y más elevado principio de la atmósfera terrestre, tan imposible de descubrir como el Âkâza y el verdadero Eter, por ser algo que está completamente en otro plano.

ETROBACIA: (Æthrobacia) (Griego).- Literalmente: "andar en el aire" o ser elevado en él, sin intervención de ningun agente visible; "levitación". -Puede ser consciente o inconsciente; en el primer caso, es magia; en el segundo, es una enfermedad o un poder que requiere unas pocas palabras aclaratorias.

EVOCACIÓN: Es la acción de llamar o hacer aparecer los llamados "espíritus", sombras o demonios, como en otro tiempo practicaban los magos.

EXORCISMOS: Se da este nombre a unos conjuros, oraciones y ceremonias de que se sirve la Iglesia católica, por medio de sus ministros, para expeler los demonios o malos espíritus de las personas, animales, objetos o lugares de que han tomado posesión. Muchos de los exorcismos del ritual católico-romano son muy parecidos, por no decir copiados, de otros rituales (cabalístico, judío, pagano).

EXOTÉRICO: Externo, lo que conoce el vulgo; público, exterior. Lo opuesto a esotérico u oculto. [La verdad exotérica es su forma y aspecto exterior, en contraposición a su significado esotérico o interno.

EXTASIS: (Eestasis, en griego). Un estado psicoespiritual, un trance físico que promueve la clarividencia y un estado beatífico que produce visiones.

EXTRACÓSMICO: Fuerza del Kosmos o de la Naturaleza. Palabra absurda inventada para afirmar la existencia de un Dios personal, independiente o fuera de la Naturaleza per se, en oposición a la idea panteísta de que todo el Kosmos está animado por el Espíritu de la Divinidad, no siendo la Naturaleza más que el ropaje de la Presencia real e invisible, y la Materia su sombra ilusoria.

EXVOTOS: Ofrendas tales como miembros o cabezas de cera, muletas, vestidos, cuadros, etc., que se cuelgan en las paredes o en el techo de los templos y que los fieles dedican a Dios, a la Virgen o los Santos en señal de un beneficio recibido.
9.gif.png
FAFNER o FAFNIR: (Escandinavo). El Dragón de Sabiduría. [El Dragón que fue matado por Sigurd.

FÁLICO: Toda cosa perteneciente al culto sexual, o de un carácter exteriormente sexual, tal como el lingam y el yoni indos, emblemas de la potencia generadora obscena que les atribuye el pensamiento occidental. [La devoción a los ritos fálicos es hija de la interpretación de la letra muerta del simbolismo de la naturaleza y de los conceptos groseramente materialistas de su dualismo en todos los credos exotéricos.

FALS (Persa). Libros astrológicos de adivinación, que los persas y casi todos los pueblos de Oriente consultan en los asuntos importantes de la vida. A este fin echan un dado, y luego buscan en dichos libros el número que ha salido.

FANTASMAS: (Phantasmata, en griego). Creaciones del pensamiento; “espíritus” que residen en parajes solitarios. (Pueden ser producidos por la imaginación del hombre y se pueden comunicar con él). Alucinaciones.

FAQUIR o FAKIR: (Arábigo). Un asceta musulmán de la India, un “yogui” mahometano. Este nombre se aplica frecuentemente, aunque de una manera errónea, a los ascetas indos; pero, hablando estrictamente, los ascetas musulmanes son los únicos que tienen derecho a titularse así.

FASCINACIÓN: Esta palabra suele tomarse en dos sentidos diversos: (a) como una especie de alucinación o prestigio, que hace ver las cosas de un modo muy diferente de lo que son en realidad, como sucede en numerosos experimentos de los faquires y como en el caso de un hechicero que descuartizaba (al parecer) personas vivas, y luego las restituía a su primer estado; y (b) como una poderosa e irresistible fuerza magnética, análoga a la que ejercen las serpientes sobre las aves, y en virtud de la cual una persona puede obrar sobre otras personas o sobre los animales, como en el caso de Pelissier, que mataba o aletargaba las aves valiéndose de dicho poder de fascinación, o en los casos de domadores de fieras, encantadores de serpientes, etc.

FATALISMO: Los antiguos rechazaban con razón el fatalismo porque implica el curso ciego de un poder más ciego aun. Pero, como todos cuantos creemos en el Karma, creían en el Destino (o “vías de la Providencia”, como otros lo denominan), que cada hombre, desde que nace hasta que muere, va tejiendo hilo por hilo en derredor de sí mismo, como la araña su tela. El Destino es guiado por la voz celeste del invisible Prototipo que está fuera de nosotros, o bien por nuestro más íntimo hombre astral o interno, que con sobrada frecuencia es el genio malo de la entidad encarnada que se llama hombre. Uno y otro llevan tras de sí al hombre exterior, pero ha de prevalecer uno de ambos, y desde el principio mismo de la invisible lucha, la rígida e inexorable Ley de Compensación aparece y emprende su curso siguiendo fielmente las fluctuaciones de la pelea. Una vez está tejido el último hilo y el hombre aparentemente envuelto en la red de su propia obra, entonces se halla por completo bajo el imperio del Destino que él mismo se ha labrado, y entonces este Destino le fija a él como un marisco en la roca inmóvil, o le arrastra como una pluma en el torbellino levantado por sus propias acciones, y esto es el Karma.

FEBE (Phoebe, en griego). Uno de los nombres dados a Diana o la Luna [hermana de Febo.]

FEBO-APOLO: (Phoebus-Apollo) (Griego). Apolo, considerado como el Sol, “la luz de la vida y del mundo”.

FECUNDACIÓN: La oculta y positiva conexión de la luna con la fecundación es desconocida de los fisiólogos, que consideran como grosera superstición todas las creencias populares referentes a este punto. Dicha “superstición” pertenece a las creencias de los antiguos, y aun al judaísmo, base del cristianismo. En efecto, las diosas lunares estaban relacionadas en todas las mitologías, especialmente la griega, con el alumbramiento, por razón de la influencia que ejerce la luna sobre la mujer y la concepción. Para los israelitas, la principal función de Jehovah era de dar hijos, y el esoterismo de la Biblia, interpretada cabalísiticamente, prueba de un modo irrebatible que el Sanctasanctorum del Templo era simplemente el símbolo de la matriz, lo cual está hoy probado, sin dejar la menor duda, por la lectura numérica de la Biblia en general y del Génesis en particular. Esta idea debieron los judíos tomarla seguramente de los egipcios y de los indos, cuyo Santo de los Santos es simbolizado por la Cámara del Rey en la gran Pirámide y por los símbolos del Yoni del induísmo exotérico.

FECUNDIDAD: Los romanos divinizaron esta admirable cualidad que perpetúa el linaje humano, y la representaron bajo diversos símbolos; unas veces como una mujer que lleva en la mano izquierda un cuerno de la abundancia y con la derecha conduce un tierno infante; otras veces la pintaban casi desnuda, echada al pie de un árbol, apoyando el brazo izquierdo sobre una cesta de frutas y rodeando con el derecho un globo adornado de estrellas, alrededor del cual había cuatro niños de tierna edad.

FÉNIX: Ave fabulosa del tamaño de un águila, que después de una vida dilatada se consumía a sí misma por medio del fuego y renacía de sus propias cenizas. Es el símbolo de la resurrección en la Eternidad, en la que la Noche sigue al Día y el Día a la Noche; alusión a los ciclos periódicos de resurrección cósmica y reencarnación humana. El Fénix vive mil años, al término de los cuales, encendiendo un fuego llameante, se consume a sí mismo. Renacido luego de sus cenizas, vive otros mil años, y así hasta siete veces siete.

FENÓMENO: (Phoenómenon, en Latín, y Phainomenon, en griego).- En realidad, “una apariencia”, algo no visto antes, y que confunde el ánimo cuando es desconocida su causa. Dejando a un lado varias clases de fenómenos, tales como los cósmicos, eléctricos, químicos, etc., y ateniéndonos puramente a los fenómenos espirituales, recuérdese que, teosófica y esotericamente, cada “milagro” –desde los bíblicos hasta los taumatúrgicos- es simplemente un fenómeno, pero que no siempre ningun fenómeno es un milagro, esto es, algo sobrenatural o que se halla fuera de las leyes de la Naturaleza, puesto que todo milagro es un imposible en la Naturaleza.

FENRIS: (Escandinavo). Lobo monstruoso, genio del mal.

FERALES: (Latín). Fiestas que los antiguos romanos celebraban en honor de los difuntos, sobre cuyas sepulturas los deudos ponían manjares. Empezaban el día 21 de febrero y duraban once días.

FERHO: (Gnóstico). El supremo y más grande poder creador entre los gnósticos nazarenos.

FETICHE: (Del latín facticius, facticio). Idolo u objeto de culto supersticioso entre los negros. Aves, peces, árboles, piedras y muchos otros seres que la naturaleza ofrece a la vista de estos idólatras, tales son las divinidades que ellos se han forjado y a las cuales rinden culto y hacen ofrendas. Los negros atribuyen a sus fetiches un poder sin límites y los consideran como autores de todos los bienes y de todos los males que les suceden.

FETICHISMO: Culto de los fetiches. El fetichismo adora o da culto a la materia y forma externa, pasiva de un objeto cualquiera. En eso se distingue de la cosmolatría, que atiende siempre al nóumeno que está en su interior.

FILATEOS: (Philaletheos) (Griego). Literalmente, “amantes de la verdad”. Nombre dado a los neoplatónicos alejandrinos, llamados también analogistas y teósofos. Dicha escuela fue fundada por Ammonio Saccas a principios del siglo tercero y duró hasta el quinto. Los más ilustres filósofos y sabios de aquel tiempo pertenecían a ella. [El sistema de meditación empleado por los filaleteos era el éxtasis, sistema parecido a la práctica inda del yoga].

FIRMAMENTO: Lo que permanece firme cuando el cuerpo elementario es disgregado o disuelto. La esfera del alma del Macrocosmo y respectivamente la del Microcosmo. (F. Hartmann).

FLAGæ: (Hermético). Nombre dado por Paracelso a una clase particular de genios o ángeles guardianes. [Son equivalentes a los ángeles guardianes de los cristianos y a los pitris o antecesores de los ocultistas. Espíritus que conocen los secretos del hombre; espíritus familiares; espíritus que se pueden ver en los espejos y revelan cosas secretas. (F. Hartmann). Cada niño, al nacer, recibe un genio o espíritu familiar, y estos espíritus instruyen a veces a sus discípulos aun desde su más tierna edad. Muchas veces les enseñan a hacer cosas muy extraordinarias. Hay en el universo un número incalculable de tales genios, y de ellos podemos aprender los misterios del Caos, a causa de estar en relación con el Misterio magno. Estos espíritus familiares son llamados Flagæ.

FLUIDO ASTRAL: Es el Athanor de los alquimistas. El Eter universal.

FLUIDO MAGNÉTICO: El fluído invisible que emana de los dedos de un magnetizador; es la “Substancia primordial” que llena el espacio y todas las cosas, y que ha recibido diversos nombres, tales como aura nerviosa, electricidad vital, vida, fuego viviente, arqueo de los griegos, etc.

FLUIDO VITAL: Es el fluído eléctrico universal o fluído electrovital, uno de los aspectos secundarios de Fohat.

FO o FOÉ: (Chino). Nombre que dieron los chinos a Buddha.

FORONEO: (Phoroneus) (Griego). Un titán; uno de los antecesores y procreadores de la humanidad. Segun una leyenda de la Argólida, se le atribuye, lo mismo que a Prometeo, el haber aportado el fuego a esta tierra. (Pausanias).

FÓSFORO: (Phosphoros) (Griego). Literalmente: “portador de luz”. Nombre dado a Lucifer o planeta Venus, el lucero de la mañana, que brilla en el horizonte antes de aparecer la aurora. Tiene exactamente el mismo significado que Lucifer.

FRATERNIDAD UNIVERSAL: Este es el primero de los objeto de la Sociedad Teosófica: “Formar un núcleo de Fraternidad universal de la Humanidad, sin distinción de raza, creencia, sexo, casta o color”. En efecto, nuestro verdadero Yo, el Espíritu individual que reside en el interior de cada hombre, es una chispa o partícula, por decirlo así, del Espíritu universal (Dios), siendo ambos idénticos en esencia, y debido a esta unidad de origen y esencia, todos los seres humanos son esencialmente idénticos entre sí, a pesar de la gran diversidad que ofrecen en su condición exterior. De ahí deriva la necesidad del altruísmo, del amor, de la tolerancia y concordia que han de reinar entre todos los miembros de la familia humana, formando así una verdadera Fraternidad universal.

FUEGO: Fuego. Segun las enseñanzas esotéricas, es la reflexión más perfecta y no adulterada, tanto en el cielo como en la tierra, de la Llama una. Es Vida y Muerte, origen y fin de toda cosa material. Es Substancia divina. Los rosacruces, los filósofos herméticos y muchos otros consideran el Fuego como símbolo de la Divinidad. En sentido figurado, se da el nombre de “Fuego” al Unico Elemento cósmico. De ahí las denominaciones de Fuego fluído (aire), líquido (agua), sólido (tierra), etc.

FUEGO BLANCO: (Kábala). El Zohar, tratando de la “Faz larga” y “Faz corta”, símbolos del Macrocosmo y del Microcosmo, respectivamente, habla del Fuego blanco oculto, que radía de ellas noche y día, y sin embargo, nunca se ve. Esto equivale a la fuerza vital (que está por encima del éter luminífero) y a la electricidad en los planos superiores e inferiores. Pero el místico “Fuego blanco” es un nombre dado a Ain-Soph. Y ésta es la diferencia que hay entre las filosofías aria y semítica. Los ocultistas de la primera hablan del Fuego blanco, que es el símbolo del desconocido e inconcebible Brahm [o Brahma], y declara imposible toda especulación sobre el "Fuego negro”. Pero los cabalistas que, a causa de un sutil cambio de significación, dotan igualmente a Ain-Soph de una especia de voluntad indirecta y atributos, llaman su “fuego” blanco, arrastrando así lo Absoluto al mundo de relación y limitación.

FUEGO FLUIDO: El aire.

FUEGO FRIO: El Caos: la gran Madre.

FUEGO LIQUIDO: El agua.

FUEGO NEGRO: Término cabalístico aplicado a la Sabiduría y a la Luz absolutas. Se llama “negro” porque es incomprensible para nuestro limitado intelecto.

FUEGO SÓLIDO: La tierra.

FUGO VIVIENTE: Figura de lenguaje con que se designa la Divinidad. La Vida única. Expresión teúrgica, usada más tarde por los rosacruces. El símbolo del Fuego viviente es el Sol, algunos de cuyos rayos desarrollan el fuego de vida en un cuerpo muerto, comunican el conocimiento de lo futuro a la perezosa mente y estimulan a una función activa cierta facultad psíquica que en general está latente en el hombre. Su significado es muy oculto.

FULA O FULLA: (Escandinavo). Una de las diosas o asianas; la diosa de los adornos mujeriles.

FYLFOT: (Escandinavo). Un arma de Thor, parecida a la cruz Svástika o Jaina, la cruz de cuatro brazos; generalmente llamada “Martillo de Thor”.
10.gif.png
GABRIEL: Segun los gnósticos, el “Espíritu” o Christos, el “mensajero de vida”, y Gabriel son uno solo. El primero es llamado algunas veces el ángel Gabriel en hebreo “el poderoso o héroe de Dios”, y ocupaba entre los gnósticos el lugar de Logos, mientras que el Espíritu Santo era considerado uno con el Eón Vida.

GæA o GEA (Griego). Materia primordial en la Cosmogonía de Hesíodo; la Tierra, como piensan algunos; la esposa de Ouranos [Urano], el firmamento o cielo. El personaje femenino de la Trinidad primitiva, compuesta de Ouranos, Gæa y Eros. [En el mundo de manifestación es igual a Aditi, o sea el gran Abismo cósmico.

GAGANEZVARA [Gagana-Izvara] (Sánscrito). “Señor del cielo”; un nombre de Garuda.

GAI-HINNOM: (Hebreo). Nombre del infierno, en el Talmud.

GALLO: Ave de naturaleza muy oculta; muy apreciado en el augurio y simbolismo antiguo. Segun el Zohar, el gallo canta tres veces antes de la muerte de una persona, y en Rusia y todos los países eslavos, siempre que una persona está enferma en las casas donde hay un gallo, el canto de éste es considerado como un signo de muerte inevitable, a no ser que el ave cante a la hora de la medianoche o inmediatamente después, en que dicho canto se considera natural. El gallo es la más magnética y sensible de todas las aves, y de ahí su nombre griego alektryón.

GAMAHEU o GAMATHEI: (Alquimia). Piedras con caracteres y pinturas mágicas, que están dotadas de poderes recibidos de influencias astrales. Pueden ser hechas por arte o de un modo natural. Amuletos; encantos.

GAMBATRIN: (Escandinavo). Nombre de la “vara mágica” de Hermodur, en el Edda.

GANA-DEVAS: (Sánscrito). Cierta clase de seres celestiales, de quienes se dice que habitan el Mahar-loka. Son los regentes de nuestro Kalpa (cielo), por lo cual se los denomina Kalpâdhikârins o “Señores de los Kalpas”, y duran sólo un “Día” de Brahmâ.

GANDHARVAS: [o Gandharbas] (Sánscrito).- Cantores o músicos celestes de la India. En los Vedas, estas divinidades revelan a los mortales los arcanos del cielo y de la tierra y la ciencia esotérica. Tenían a su cuidado la planta del sagrado Soma y su jugo, la ambrosía o néctar que se bebía en el templo y que da la “omnisciencia”.

GANEZA: (Sánscrito). El dios cabeza de elefante, dios de la Sabiduría, hijo de Ziva. Es equivalente al egipcio Thot-Hermes, y Anubis o Hermanubis. Segun dice la leyenda, habiendo Ganeza perdido su cabeza humana, ésta fue sustituída con la de un elefante. [Ganeza (gana-îza) es llamado también Ganapati (gana-pati), pues ambos nombres significan “Señor de las multitudes de divinidades inferiores”, que están al servicio de Ziva. Es asimismo designado con los nombres de Gajânana (que tiene cabeza de elefante), Gajâsya (de igual significado), Ekadanta (que tiene un solo diente o colmillo), y otros. Era hijo de Ziva y Pârvatî, o de Pârvatî solamente, pues dice la leyenda que surgió de la caspa del cuerpo de Pârvatî. En su calidad de dios de la sabiduría y de eliminador de obstáculos, se pide su auxilio al empezar una empresa de importancia, y se le invoca al principio de los libros.]

GARIMAN: (Sánscrito). Pesadez, gravedad; el poder que adquiere el yogî de volverse tan pesado como el cuerpo más grave.

GATÂCA: (gata-âgata) (Sánscrito). Literalmente: “lo que va y viene”. Lo transitorio, la transmigración; felicidad pasajera o inestable.

GATÂSANGA: (Sánscrito). Libre de apego, exento de afecciones.

GATÂSU: (Sánscrito). “Sin vida”, exánime, muerto.

GATAVYATHA: (Sánscrito). Libre de dolor, de inquietud o de temor.

GATI: (Gâti) (Sánscrito). Las seis (esotéricamente siete) condiciones de la existencia senciente. Están divididas en dos grupos: los tres gatis superiores y los tres inferiores. Al primero corresponden los devas, los asuras y hombres (inmortales); al segundo (en las enseñanzas exotéricas), las criaturas que están en el infierno, los pretas o demonios hambrientos, y los animales. Explicado esotéricamente, sin embargo, los tres últimos son las personalidades que están en el Kâma-loka, elementales y animales. El séptimo modo de existencia es el del Nirmânakâya. [El término gati tiene otras muchas acepciones: curso, marcha; vía, sendero; meta; destino; refugio; medio; procedimiento; logro, adquisición, etc.] .

GATO BUBASTÉ: (Egipcio). Ciudad de Egipto consagrada a los gatos, y donde estaba su principal templo. Muchas centenas de millares de gatos fueron embalsamados y sepultados en las grutas de Beni-Hassan-el-Amar. Por ser un símbolo de la Luna, el gato estaba consagrado a Isis, su diosa. Dicho animal ve en la obscuridad, y sus ojos tienen un brillo fosforescente que amedrenta a las aves nocturnas de mal agüero. El gato estaba también consagrado a Bast, y de ahí que se le denominara "destructor de los enemigos del Sol (Osiris)".Gâtra (Sánscrito).- Miembro. En plural, los miembros (de Brahmâ), de los cuales nacieron los hijos “nacidos de la mente”, los siete Kumâras.

GAUTAMÎ: (Sánscrito). Epíteto de Durgâ, y nombre de una feroz râkchasi, o demonio-hembra.

GERBER: (Hebreo) o Gibborim. “Hombres poderosos”; lo mismo que los Kabirim. –En el cielo son considerados como ángeles poderosos, y en la tierra, como los grandes gigantes mencionados en el cap. VI del Génesis.

GEHENNA: Hinnom, en hebreo.- No es el infierno en modo alguno, sino un valle cerca de Jerusalén, en donde los israelitas inmolaban sus niños a Moloch. En dicho valle estaba situado un lugar denominado Tophet, en el cual se mantenía perpetuamente encendido un fuego para fines sanitarios. Segun dice el profeta Jeremías, sus paisanos, los judíos, solían sacrificar sus hijos en tal sitio.

GEMATRIA: (Hebreo). Una división de la Cábala práctica. Expone el valor numérico de las palabras hebreas sumando los valores de las letras que las componen; y además, por este medio pone de manifiesto las analogías que hay entre las palabras y las frases.

GÉMINIS: (Latín). (Los Gemelos). Los Gemelos constituyen el tercer signo del Zodíaco, y representan, segun la opinión más admitida, a Cástor y a Pólux.

GÉNESIS: (Griego). Todo el libro del Génesis hasta la muerte de José, se ha descubierto que es una versión apenas alterada de la Cosmogonía de los caldeos, como actualmente se ha demostrado repetidas veces por el estudio de los ladrillos asirios. Los tres primeros capítulos son transcritos de los relatos alegóricos de los orígenes comunes a todas las naciones. Los capítulos cuarto y quinto son una nueva adaptación alegórica del mismo relato en el sagrado Libro de los Números; el capítulo sexto es una narración astronómica del año solar y de los siete Cosmocratores, sacada del original egipcio del Pymander y las simbólicas visiones de una serie de Enoichioi (Videntes) –de las cuales procedió asimismo el Libro de Enoch. El principio del Exodo y la historia de Moisés es la del babilónico Sargon, quien, habiendo florecido (como nos dice hasta la renuente autoridad Dr. Sayce) en el año 3750 antes de J. C., precedió al legislador hebreo cerca de 2.300 años. No obstante, el Génesis es sin duda alguna una obra esotérica. No ha copiado ni desfigurado los símbolos universales y las enseñanzas en los versículos de lo que fue escrito, sino que adaptó simplemente las verdades eternas a su propio espíritu nacional y las revistió con ingeniosas alegorías comprensibles sólo para sus cabalistas e iniciados. Los gnósticos han hecho otro tanto, cada secta a su propia manera, de igual modo que millares de años antes, la India, el Egipto, la Caldea y Grecia habían también vestido las mismas verdades incomunicables, cada una con su propio ropaje nacional. La clave y solución de todos aquellos relatos sólo puede encontrarse en las enseñanzas esotéricas.

GENII: (Latín). Nombre con que se designan los Eones, o ángeles, entre los gnósticos. Los nombres de sus jerarquías y clases son numerosos.

GENIOS: Los caldeos y otros pueblos de la antigüedad creían en la existencia de unos seres espirituales, intermediarios entre Dios y los hombres, y que, segun ellos, presidían el nacimiento de cada persona, a la cual acompañaban durante toda su vida. Suponían algunos que cada hombre tenía dos genios opuestos, uno bueno, el espíritu guardián que le atraía hacia el bien, y otro malo que le arrastraba al mal. Las casas, los lugares, las ciudades, las naciones tenían igualmente su genio tutelar.

GENTILES: Antiguamente se daba este nombre a los paganos, o sea a todos los que no eran judíos.

GIBURIM: (Hebreo). Grandes hombres, titanes, gigantes u “hombres celestes”.

GIGANTES: Elementales que tienen forma humana, pero de tamaño desmedido. Viven como los hombres, y son mortales, aunque invisibles en las circunstancias ordinarias. Son los antecesores de la humanidad actual; los habitantes de la Atlántida y de la Lemuria; los daityas, dânavas, etc. En la mitología griega se hace mención de unos gigantes, hijos del Cielo y de la Tierra, que hicieron la guerra a los dioses, y con el objeto de destronar a Júpiter, amontonaron el monte Osa sobre el Pelión, y el Olimpo sobre el Osa, en cuyo punto trataron de escalar el cielo y lanzaron rocas de gran tamaño, que al caer en el mar se convirtieron más adelante en islas, y otras que cayeron en la tierra formaron grandes montañas. Pero vencidos al fin por Júpiter, éste los precipitó al fondo del Tártaro, o, segun otros, los sepultó vivos, ya bajo el monte Etna, ya debajo de Sicilia, Candía u otros países. .

GIGANTES HELADOS o HRIMTHURSES: (Escandinavo).- Los grandes constructores, los cíclopes y titanes de los antiguos escandinavos. Desempeñan un importante papel en los Eddas. Fabricaron el fuerte muro que rodea el Asgard (el Olimpo escandinavo) para defenderlo de los Jotuns, los gigantes malvados.

GIGES: (Gyges, en griego). “El anillo de Giges” se ha hecho una metáfora común en la literatura europea. Giges era un habitante de la Lidia que, después de asesinar al rey Candaulo, se casó con la esposa de éste. Refiere Platón que Giges bajó una vez a una hendidura de tierra y descubrió allí un caballo de bronce, dentro de cuyo costado abierto había el esqueleto de un hombre de gigantesca estatura que llevaba un anillo de bronce. Este anillo, una vez colocado en su propio dedo, le hacía invisible.

GIMNOSOFISTAS: (Gymnosophistas) (Griego). Nombre con que los escritores griegos designaban una clase de mendigos desnudos o “vestidos de aire”; ascetas de la India, sumamente instruídos y dotados de grandes poderes místicos. Es fácil reconocer en estos gimnosofistas los antiguos âranyakas indos, los inteligentes yoguîs y filósofos ascetas que se retiraban a las selvas para alcanzas allí, por medio de acerbas austeridades, la experiencia y el conocimiento sobrehumanos.

GLÀNDULA PINEAL: Llamada también “tercer Ojo”. Es una pequeña masa de substancia nerviosa gris-rojiza del tamaño de un guisante, adherida a la parte posterior del tercer ventrículo del cerebro. Es un órgano misterioso, que en otro tiempo desempeñó un importantísimo papel en la economía humana. Durante la tercera Raza y a principios de la cuarta existía el tercer Ojo, órgano principal de la espiritualidad en el cerebro humano, asiento del genio, el “Sésamo” (alusión a las palabras “Sésamo, ábrete”, que tenían la virtud de abrir la puerta de una cueva llena de tesoros, segun se lee en uno de los cuentos de las Mil y una Noches) mágico que, pronunciado por la purificada mente del místico, abre todas las vías de la verdad para el que sabe usarlo. Un Kalpa después, a causa de la gradual desaparición de la espiritualidad y del aumento de la materialidad humanas, extinguida la naturaleza espiritual por la física, el tercer Ojo fue “petrificándose”, atrofiándose por grados, empezó a perder sus facultades, y se obscureció la visión espiritual. El “Ojo divino” (Devâkcha, como llaman los ocultistas al tercer Ojo) no existe ya; está muerto y ha dejado de funcionar, pero ha dejado tras sí un testimonio de su existencia, y este testimonio es la Glándula pineal, que con los nuevos progresos de la evolución, volverá a entrar en plena actividad. En nuestros mismos días, la práctica del Râja-yoga conduce al desarrollo de las funciones del tercer Ojo, a las facultades de clarividencia, transmisión del pensamiento y otros poderes ocultos.

GNOMOS: (Alquimia). Nombre rosacruz de los elementales minerales y terrestres. [Los gnomos, pigemos y cubitales son pequeños elementales de forma humana y con poder de extenderla. Viven en el elemento de la tierra, debajo de la superficie terrestre, en casas y habitaciones construídas por ellos. También se les designa con el nombre de Kobolds; viven en minas y cavernas, y son los guardianes de los tesoros ocultos en las entrañas de la tierra.]

GNOSIS: (Griego). Literalmente: “conocimiento”. Término técnico empleado por las escuelas de filosofía religiosa, tanto antes como durante los primeros siglos del llamado Cristianismo. Este conocimiento espiritual y sagrado, sólo podía alcanzarse por medio de la Iniciación en los Misterios espirituales, de los que eran una representación los “Misterios” ceremoniales.

GNOSTICISMO: (Griego). La doctrina filosófico-religiosa de los gnósticos.

GNÓSTICOS: (Griego). Los filósofos que formularon y enseñaron Gnósis o Conocimiento. Florecieron en los tres primeros siglos de la era cristiana. Entre ellos figuraban en lugar eminente Valentino, Basílides, Marción, Simón Mago, etc.

GNYPA: (Escandinavo). La caverna guardada por el perro Garm.

GOECIA: (Goeteia, en griego). Magia negra, hechicería, nigromancia. Arte de hacer maleficios, sortilegios y encantamientos. Lo opuesto a la teurgia.

GOGARD: Gogard (Zendo). Al Arbol de la Vida, en el Avesta. Se llama también Hom. Ormuzd colocó en el Ferakh Kand este árbol junto al germen de todos los árboles para alejar el mal de la vejez y para que el mundo estuviese en la abundancia.

GRAN DRAGÓN: Con este nombre se designa a Ofis. –El dogmatismo católico-romano, opuestamente a toda razón y lógica, lo identifica con Satán y Lucifer.

GRAN HEREJÍA: La creencia de la separatividad del Alma o Yo, del YO UNICO, universal e infinito.

GRAN LOGIA BLANCA: Así suele llamarse la Gran Fraternidad Blanca del Tibet o del Himalaya.

GRAN MADRE: El Caos; la “Virgen celestial”, el Aima de los cabalistas; la Gran Madre de todas las existencias.

GRAN MAR: El Espíritu Santo; la Madre Agua. En las enseñanzas secretas se alude frecuentemente, con el nombre de “Gran Mar” al “Mar de Vida” o sea a la vida terrestre.

GRAN PROFUNDIDAD: El Caos; las aguas; la matriz universal.

GRAN RENUNCIA: Es la renunciación a la eterna y suprema bienaventuranza del Nirvâna, a que uno se ha hecho acreedor por sus propios méritos, para coadyuvar a la salvación de la humanidad. “El Bodhisattva que ha ganado la batalla, que en su mano tiene el galardón de la victoria, y sin embargo dice en su compasión divina: “En provecho de otros abandono este gran premio”, efectúa la mayor Renunciación. Es un ‘Salvador del mundo’. Buddhas de Compasión y Nirmânakâya.

GRAN SERPIENTE DE LA ETERNIDAD: (Ananta Zecha). La teología occidental, ignorante de la Cábala, única clave capaz de descubrir los secretos de la Biblia, ha hecho de ella el diablo.

GUFF: (Hebreo). El cuerpo, la forma física. Se escribe también Gof.

GUHYA: (Sánscrito). Oculto, secreto [misterioso. –Tomado como substantivo, significa: misterio, secreto, arcano.]

GUHYA-VIDYÂ: (Sánscrito). Conocimiento secreto de los mantras místicos. [Ciencia oculta o esotérica].

GUHYEZEVAÎ: (Sánscrito). Prajnâ, o la diosa del misterio; energía femenina de Adibuddha.

GUMPHÂS: Retiros subterráneos en donde los yoguîs se dedicaban a diversas prácticas del Yoga.

GUNAS: (Sánscrito). Cualidades, atributos; hilo, cuerda [función, virtud, mérito]. –[La materia (Prakriti o Pradhâna) está constituída por tres gunas (modos, modalidades, cualidades o atributos), llamados respectivamente: sattva, rajas y tamas, los cuales no son meros accidentes de la materia, sino que son de su misma naturaleza y entran en su composición. Podemos traducir de una manera aproximada los tres gunas como sigue: Sattva: bondad, pureza, armonía, lucidez, pureza, armonía, lucidez, verdad, realidad, equilibrio, etc.; Rajas: pasión, anhelo, actividad, lucha, inquietud, afán, dolor, etc.; y Tamas: inercia, apatía, tenebrosidad, confusión, ignorancia, error, etc. –Los tres gunas están universalmente difundidos en la naturaleza material; existen en todas las criaturas, determinando el carácter o condición individual por la proporción en que se hallan reunidos en cada uno de los seres. Así vemos que Sattva es la cualidad (guna) que predomina sobre las otras dos en el mundo de los dioses; Rajas es la que descuella en la especie humana, y Tamas, la que prevalece en los brutos y en los reinos vegetal e inorgánico. Nada, pues, hay (a excepción del Espíritu puro) que esté completamente libre de los gunas, ni hay un solo ser ni un solo punto del universo donde no exista por lo menos una mínima parte de cada uno de ellos. En la materia caótica o inmanifestada, los tres gunas están perfectamente equilibrados entre sí, y entonces todas las potencias y energías que aparecen en el universo manifestado reposan en una inactividad comparable a la de una semilla, pero en cuanto se rompe dicho equilibrio, prodúcese una forma, una manifestación, y toda manifestación o forma es un producto del Prakriti en que predomina uno de los gunas sobre los dos restantes. –Sattva y Rajas no pueden por sí solos entrar en actividad; requieren el impulso del motor y de la acción (Rajas) para ponerse en movimiento y desplegar sus propiedades características. Por esto se ha dicho que “el Sendero se extiende desde Tamas hacia Sattva por medio de la lucha y aspiración (Rajas)”.] .

GUPTA: (Sánscrito). Oculto, secreto, reservado, guardado.

GURU: (Sánscrito). Instructor espiritual; maestro o preceptor en las doctrinas éticas y metafísicas. Esta palabra se aplica igualmente al maestro de una ciencia cualquiera. [Significa también: padre o madre, superior, persona digna de veneración o respeto; y como adjetivo, significa: grave, pesado, respetable, venerable, grande, importante, etc.]

GURU-DEVA: (Sánscrito). Literalmente: “Maestro divino”.

GWYDDON: (Celta). Voz derivada de gwyn, bello, blanco, brillante, luminoso, y byd, mundo. Literalmente: Mundo de luz o de felicidad. En dicho mundo, o mejor dicho, estado, la vida se hace más y más intensa, a medida que se eleva en una ascensión que no tiene límites. Viene a ser el Nirvâna y Para-nirvâna indos.

GYN: (Tibetano). Conocimiento adquirido por medio de la enseñanza de un maestro o Guru adepto.
12.gif.png
HA: [o Ham] (Sánscrito). Sílaba mágica empleada en fórmulas sagradas; representa el poder del Âkaza-Zakti. Su eficacia estriba en el acento expiratorio y el sonido producido. –[Ha o Ham es el símbolo técnico del proceso de expiración y también el del Âkâza-Tattva, el nominativo neutro del mismo.]

HABAL DE GARMIN: (Hebreo). Segun la Cábala, es el Cuerpo de Resurrección; una imagen o semejanza del hombre difunto; una figura interior fundamental espiritual que persiste después de la muerte.

HABITANTES DEL INTERIOR: Nombre o substituto del verdadero nombre sánscrito esotérico dado a nuestros “enemigos internos”, que son siete en la filosofía esotérica. La primitiva Iglesia cristiana los denominaba los “siete Pecados capitales”; los gnósticos nazarenos los titulaban los “siete Astrales mal dispuestos”, y así sucesivamente. Las enseñanzas exotéricas indas hablan sólo de “seis enemigos”, y con el término Arichadwargas los enumeran del modo siguiente: 1) Deseo personal, concupiscencia o una pasión cualquiera; 2) Odio o malicia; 3) Avaricia o codicia (Lobha); 4) Ignorancia (Moha); 5) Orgullo o soberbia (Mada); 6) Celos, envidia, olvidando el séptimo que es el “pecado imperdonable”, y el peor de todos en el Ocultismo.

HADES: (Griego) o Aides. Lo “invisible”, esto es, el reino de las sombras, una de cuyas regiones era el Tártaro, lugar de obscuridad completa, parecido a la región del profundo sueño sin ensueños del Amenti egipcio. A juzgar por la descripción alegórica de los varios castigos allí infligidos, dicho lugar era puramente Kármico. El Hades era un lugar de justicia retributiva y nada más. A él solo se podía llegar cruzando el río hasta la “otra orilla”, esto es, atravesando el río de la Muerte, y renaciendo otra vez, para la felicidad o para el dolor.

HAGIOCRACIA: El gobierno de los santos y puros sacerdotes.

HAHAVA: Hahava (Sánscrito). El cuarto infierno helado.

HAJASCHAR: (Hebreo). Las Fuerzas luminosas de la Cábala; los “Poderes de la Luz”, que son las fuerzas creadoras, pero inferiores.

HAKIM: (Arabigo). Un doctor, o médico, en todos los países orientales, desde el Asia Menor hasta la India. [Es también un juez o gobernador en la India mahometana.]

HALCÓN: Jeroglífico y emblema del alma. El sentido varía segun sean las posiciones del ave. Así, cuando está echada como muerta, representa la transición, el estado de larva, o sea el paso del estado de una vida a la otra. Cuando sus alas están desplegadas, significa que el difunto ha resucitado en el Amenti y se halla una vez más en consciente posesión de su alma. La crisálida se ha convertido en mariposa.

HAMADRÍADAS: (Del griego hamadryás, “con encina”).- Ninfas de los bosques, y cuyo destino dependía de los árboles y especialmente de las encinas a que estaban unidas y con las cuales nacían y morían. Esto es lo que las distinguía de las dríadas, que gozaban de mayor libertad y podían sobrevivir a los árboles con que estaban unidas.

HAMSA o HANSA: (Sánscrito). “Cisne o ánsar”, segun los orientalistas. Ave mística del Ocultismo, análoga al Pelícano de los rosacruces. Sagrado nombre místico que, cuando va precedido de la palabra kâla (tiempo infinito), esto es, Kâlahansa, es uno de los nombres de Parabrahm, y significa: “Ave que está por fuera del espacio y del tiempo”.

HANOCH: Hanoch (Hebreo). Esotéricamente, este nombre significa: Iniciador e instructor.

HÂNUKA: (Sánscrito). Malhechor, asesino.

HAOMA:(Sánscrito). Es el fruto prohibido del Arbol del Conocimiento.

HARCHANA: (Harshana) (Sánscrito). Divinidad que preside a los zrâddhas u ofrendas a los difuntos.

HARIKEZA: (Harikesa) (Sánscrito). Nombre de uno de los siete rayos del sol.

HARMACHUS: (Griego). La Esfinge egipcia, llamada Har-em-chu, o sea “Horus (el Sol) en el horizonte”, una forma de Ra, el dios-sol; esotéricamente el dios nacido o salido.

HARPÓCRATES: (Griego). El niño Horus o Ehoou representado teniendo un dedo en la boca, el disco solar sobre su cabeza y con cabello dorado. Es el “dios del Silencio” y del Misterio. Harpócrates era también adorado en Europa por los griegos y los romanos, como hijo de Isis.

HARVIRI: (Egipcio). Horus, el mayor; antiguo nombre de un dios solar; el sol naciente representado como un dios que descansa sobre un loto completamente abierto, símbolo del Universo.

HATHA-VIDYÂ: (Sánscrito). La ciencia o teoría de la regulación del aliento (prâna).

HATHA_YOGA: (Sánscrito). La forma inferior de la práctica del Yoga. El que la practica utiliza medios físicos para su propio desarrollo espiritual. Es lo opuesto al Râja-yoga. [El fin que se propone el Hatha-yoga es en general el mismo que el del Râja-yoga, pero los métodos difieren entre sí. La gran diferencia entre el Hatha-yoga y el Râja-yoga está en que mientras el partidario del primero creen que el vritti (la mente) obedece al prâna (aliento), el partidario del segundo opina que el prâna obedece al vritti. Esta última opinión es la más exacta, y la experiencia prueba la verdad y utilidad de las prácticas que empiezan por la disciplina de la mente y su acción.

HATHA-YOGUÎ: (Sánscrito). El que se dedica a la práctica del Hatha-yoga, esto es, que sólo aspira a la unión del prâna con el apâna para llegar al Samâdhi. Sus métodos son más bien físicos que mentales. Muchos hay, no obstante, que se dedican a tales prácticas sin ninguna mira espiritual, teniendo por único objeto la perfección del cuerpo o la adquisición de poderes físicos.

HATHOR: (Egipcio). El aspecto inferior o infernal de Isis, correspondiente a la Hécate de la mitología griega.

HAUVAH o HA-VA o HAVAH: (Hebreo). Eva; la madre tierra.

HAVA o HAVANA: (Sánscrito). Sacrificio, ofrenda.

HAVIS: (Sánscrito). Oblación, ofrenda a los dioses, especialmente grano, soma, leche, manteca clarificada, etc.

HAVYA: (Sánscrito). Ofrenda que debe presentarse a los dioses.

HAYO-BISCHAT: (Hebreo). La "Bestia" en el Zohar; el Diablo y Tentador. Esotéricamente, nuestas pasiones animales inferiores.

HAY-YAH: (Hebreo). Uno de los "Principios" metafísicos humanos. Los ocultistas orientales dividen el hombre en los mencionados siete principios; los cabalistas occidentales, segun nos dicen, lo dividen solo en tres, que son: "Cuerpo, Alma y Espíritu". Porque en la Qabbalah de Myer se expresa que el Neshamah, o Espíritu, tiene tres divisiones, "siendo la superior Ye'hee-dah (Âtma), la media Hay-yah (Buddhi), y la tercera y última, Neshamah propiamente dicho (Manas)". Después viene Mahshabah. Pensamiento (Manas inferior o Personalidad consciente), en el cual se manifiestan luego los tres principios superiores, haciendo así cuatro; éste va seguido del Tzelem, Fantasma de la Imagen (Kâma-Rupa, que en la vida es el elemento Kâmico); D'yooqnah, Sombra de la Imagen (Linga-zarira, el Doble); y Zurath, el Prototipo, que es la Vida: SIETE en conjunto, aun sin el D'mooth, Semejanza o Similitud, que es llamado una manifestación inferior, y es en realidad el Guf, o Cuerpo. Los teósofos de la S. E. que conocen la transposición hecha de Âtmâ y la parte que toma el prototipo áureo, encontrarán fácilmente que son los siete verdaderos, y se asegurarán de que entre la división de Principios de los ocultistas orientales y la de los verdaderos cabalistas occidentales no hay diferencia alguna. No olvidemos que ni los unos ni los otros están dispuestos a revelar la verdadera y definitiva clasificación en sus escritos públicos.

HEA: (Caldeo). El dios del Abismo y del mundo inferior [el gran dios de la Sabiduría]. En él algunos ven Ea o Oannes, Dagón o el hombre-pez.

HEBE: (Griego). Diosa de la juventud; esposa de Heracles, el Hércules griego, con lo cual se viene a simbolizar que la fuerza va generalmente unida a la juventud.

HÉCATE: La Luna considerada como una divinidad infernal; diosa de la noche, de la muerte y del infierno. Presidía a las operaciones mágicas y a los encantamientos.

HECHICERA: La palabra inglesa witch (bruja, hechicera) es derivada de la voz anglosajona wicce y de la alemana wissen (saber, conocer) y wikken (adivinar). Las hechiceras eran al principio llamadas "mujeres sabias", hasta el día en que la Iglesia se empeñó en seguir la ley de Moisés, que condenaba a muerte a toda "bruja" o hechicera.

HEFESTOS: El Vulcano griego. Presidía al fuego, y era patrón de todos los que trabajaban los metales.

HEL o HELA: (Escandinavo). La reina-diosa de la región de los muertos; el Ser inescrutable y horrendo que reina sobre los abismos de Helheim y Nifleheim (o Nifelheim). En la mitología primitiva, Hel era la diosa de la tierra, la buena y benéfica madre, sustentadora del fatigado y del hambriento. Pero en los últimos Skaldas vino a ser la Pluto femenina, la tenebrosa reina del imperio de las sombras, la que introdujo la muerte en este mundo, y el dolor después.

HELA: (Celta). La luna, considerada como reina del cielo nocturno. De ella tomó origen el nombre griego del lago Helanus, situado en el Gevaudan.

HELHEIM: (Escandinavo). El reino de los muertos en la mitología escandinava. En el Edda, Helheim rodea el mundo de tinieblas septentrional, llamado Niflheim (o Nifelheim).

HELIOLATRÍA: (Griego). Culto solar. [Los antiguos no tomaban los astros por dioses ni al sol por el Dios supremo, sino que adoraban sólo al Espíritu que en ellos residía. La heliolatría es el primitivo culto instituído en el mundo, y ha venido a ser una práctica universal. Judíos, caldeos, egipcios, griegos, persas, etc., todos han adorado al sol, si bien con nombres diversos: Mitra, Apolo, Ra, Osiris, Ormuzd, Cristo, etc. La religión cristiana está enteramente basada en el culto solar y lunar.

HELIOS: Nombre griego del sol.

HEPASTOSCOPIA: Modo de adivinación que se practicaba examinando el hígado de las víctimas en los sacrificios.

HEPTAGON: (Griego). El número siete, que los pitagóricos consideraban como un número perfecto y religioso. Era llamado Telesphoros porque por medio de él todo cuanto hay en el universo y en la humanidad es conducido a su fin, esto es, a su culminación.

HERACLES: (o Herakles, griego). Lo mismo que Hércules.

HERMAFRODITA o ANDRÓGINO: (Hermaphrodite, griego). De dos sexos, un ser masculino y femenino, sea hombre o animal. [Entre los dioses de la mitología griega figura Hermafrodita, hijo de Mercurio (Hermes) y Venus (Afrodita), así llamado por reunir los atributos de ambos sexos.]

HERMANOS DE LA LUZ: He aquí lo que de esta Fraternidad dice la gran autoridad en materia de sociedades secretas, el hermano Kenneth R. H. Mackenzie IX: "En el año 1498 establecióse en Florencia una orden mística titulada Frates Lucis [Hermanos de la Luz.] Entre los miembros de esta orden figuraban Pasqualis, Cagliostro, Swedenborg, St. Martin, Eliphas Levi y muchos otros místicos eminentes. Sus miembros fueron sumamente perseguidos por la Inquisición. Es una corporación reducida pero sólida, y sus miembros están diseminados por todo el mundo".

HERMANOS DE LA SOMBRA: Nombre que los ocultistas han dado a los hechiceros y especialmente a los Dugpas tibetanos, de los cuales hay muchos en la secta Bhon de los "casquetes rojos". (Dugpas). Dicho calificativo se aplica a todos cuantos practican la magia negra o de la mano izquierda.

HERMENÉUTICA: (Del griego hermeneutiké). Es el arte de interpretar textos, especialmente los sagrados, para fijar su sentido verdadero.

HERMEROS: (Griego). De Hermes (Mercurio) y Eros (Amor). Divinidad pagana que participaba de Mercurio y del Amor, cuyos atributos reunía. Estaba representado en figura de niño que tenía en una mano una bolsa y en la otra un caduceo.

HERMES TRIMEGISTO: (Griego). El “tres veces grande Hermes”, el egipcio. Personaje místico, de quien tomó su nombre la filosofía hermética. En Egipto, el dios Thoth o Thot. Es un nombre genérico de muchos antiguos escritores griegos que trataron de filosofía y alquimia. Hermes Trimegisto es el nombre de Hermes o Thot en su aspecto humano; como dios, es mucho más que esto. Como Hermes-Thoth-Aah, es Thot, la luna, esto es, su símbolo es el lado brillante de la luna, que se supone que contiene la esencia de la Sabiduría creadora, “el elixir de Hermes”. Como tal, está asociado con el Cinócefalo, el mono de cabeza de perro, por igual razón era Anubis, uno de los aspectos de Thot.

HERMÉTICA: Cualquiera doctrina, o escritura relacionada con las enseñanzas esotéricas de Hermes, que, considerado ya como el Thoth egipcio o ya como el Hermes griego, era el dios de la Sabiduría entre los antiguos.

HETERODOXO: (Del griego héteros, otro y doxa, opinión). Este adjetivo se aplica a todo lo que no está conforme con la doctrina fundamental de cualquiera secta o sistema, especialmente del dogma católico-romano. Es lo opuesto a ortodoxo.

HETEROMANCIA: Heteromancia (Voz derivada del griego). Adivinación fundada en el vuelo de las aves.

HIDROMANCIA: (Griego). Arte de adivinación basado en las señales y observación del agua.

HIERÁTICO: (Del griego hieratikos). Sagrado; sacerdotal; perteneciente o relativo a las cosas sagradas o a los sacerdotes. Esta palabra se aplica a cierta clase de antiguas letras o escrituras egipcias y a ciertos estilos en el arte.

HIEROFANTE: Del griego Hierophantes, que significa literalmente: “el que explica cosas sagradas”. El revelador de la ciencia sagrada y jefe de los Iniciados. Título perteneciente a los más elevados Adeptos en los templos de la antigüedad, que eran los maestros y expositores de los Misterios y los iniciadores en los grandes Misterios finales. El Hierofante representaba al Demiurge, y explicaba a los candidatos a la Iniciación los varios fenómenos de la Creación que se exponían para su enseñanza. “Era el único expositor de las doctrinas y arcanos esotéricos. Esta prohibido hasta pronunciar su nombre delante de una persona no iniciada.

HIEROGRAFÍA: (del griego hierographia). Descripción de las cosas sagradas. También se designa con tal nombre la historia de las religiones.

HIEROGRAMA: (Voz derivada del griego y que significa literalmente “letra sagrada”).– Carácter propio de la escritura egipcia hierática.

HIEROGRÁMATAS: Título que se daba a los sacerdotes egipcios que estaban encargados de la escritura y lectura de los anales sagrados y secretos. Literalmente: “escribientes de los anales o registros secretos. Eran los instructores de los neófitos que se preparaban para la iniciación.

HIEROLOGÍA: (Griego). Ciencia que trata de las religiones o cosas sagradas, especialmente escritos sagrados e inscripciones egipcias.

HIEROSCOPIA o HIEROMANCIA: Arte de adivinación basado en el examen de las entrañas de las víctimas y en la observación de todas las circunstancias que concurrían en la celebración de un sacrificio u otra ceremonia religiosa.

HIEROSCOPIO: Especie de vaso empleado en la hieroscopia.

HIJOS DE AD: La filosofía esotérica denomina a los Hijos de Ad “Hijos de la niebla de Fuego”. Término empleado por ciertos adeptos. Fueron una producción consciente, puesto que una parte de la Raza estaba ya animada por la chispa divina de la inteligencia superior, espiritual.

HIJOS DE DIOS: Los Maestros o Instructores que, cuando empezaba a despertarse la conciencia en el hombre, guiaron a la Humanidad y le inculcaron las primeras nociones de todas las artes y las ciencias, así como el conocimiento espiritual, y echaron los cimientos de las antiguas civilizaciones. Con este mismo título se designaban igualmente los grandes Iniciados de la Isla Sagrada (antiguamente situada en el vasto mar interior que se extendía en el Asia central).

HIJOS DEL FUEGO: (sánscrito). Son los primeros seres, llamados “Mentes” en la Doctrina Secreta, desarrollados o procedentes del Fuego primordial; las siete primeras Emanaciones del Logos. Aportaron la luz al mundo y dotaron de razón e intelecto a la humanidad y fueron los instructores de los hijos de la Tierra.

HIJOS DE KRIZÂZWA: (Krisâswas) (Sánscrito). Las armas denominadas Agneyastra. Las mágicas armas vivientes dotadas de inteligencia, de que se hace mención en el Râmâyana y en otras partes. Se trata de una alegoría oculta.

HIJOS DE LA LUZ: Los siete Hijos de la Luz designados con los nombres de sus planetas respectivos (y que el vulgo muchas veces identifica con ellos), son nuestros Padres celestes, o sintéticamente nuestro “Padre”. Se les llama también “Astros” o Logoi de la Vida. –Seres angélicos (Dhyân Chohans), los místicos “Vigilantes” de los alquimistas y cabalistas cristianos. –Designóse también con el nombre de Hijos de la Luz o del Sol una de las dos clases en que se dividieron los atlantes primitivos y los habitantes de la Lemuria, clase que estaba en guerra con la opuesta, o sea la de los Hijos de la Noche o de las Tinieblas.

HIJOS DE LA SABIDURÍA: Los Mânasa-putrâs, que dotaron de mente (manas) al hombre. Dhyân-Chohans o Angeles de las esferas superiores que se revelaron a los hombres en los misterios de los cielos.

HIJOS DE LA SABIDURÍA TENEBROSA: Los Hijos de la “Sabiduría tenebrosa”, aunque idénticos a los Arcángeles que la Teología ha tenido a bien llamar “caídos”, son tan divinos y tan puros, si no más, que todos los Migueles y Gabrieles tan glorificados en las Iglesias.

HIJOS DE LAS TINIEBLAS: Los habitantes de la Lemuria y los primeros atlantes, o sea los lémuro-atlantes, se empeñaron en una lucha entre sí, que empezó en el mismo día en que saborearon el fruto del Arbol de la Sabiduría; lucha entre lo espiritual y lo psíquico, y entre lo psíquico y lo físico. Los que sucumbieron víctima de sus propias naturalezas inferiores, acabaron por ser esclavos de la Materia y convertirse en hijos de las Tinieblas.

HIJOS DE LA VOLUNTAD Y DEL YOGA: Seres elevados (Munis, Richis) de anteriores manvantaras que se encarnaron para formar el semillero (Grano de la Santa Semilla) de los futuros Salvadores de la humanidad, de los futuros Adeptos humanos en esta tierra y durante el presente ciclo, viviendo enteramente aparte del resto de la humanidad. –Fueron creados (no engendrados) por los “Señores de Sabiduría” de un modo verdaderamente inmaculado, mediante el poder del Kriyâzakti (el divino y misterioso poder latente en la voluntad de todo hombre). Son los antecesores o antepasados espirituales de todos los subsiguientes y presentes Arhats o Mahâtmâs. Se les conoce igualmente con la denominación de “Hijos de Dios”.

HILOZOÍSMO: (Del griego hylé, materia, y zoon, cosa viviente).- Doctrina segun la cual toda materia está dotada de vida. Filosóficamente entendido, el hilozoísmo es el más elevado aspecto del panteísmo. Es la única escapatoria posible del absurdo ateísmo basado en la letal materialidad, y de las aun más absurdas concepciones antropomórficas de los monoteístas. Entre el uno y las otras está su propio terreno completamente neutral.

HIMÂLAYA: (Sánscrito). Literalmente: “mansión de nieve”. La cadena del Himalaya.
Himavat (Sánscrito).- Personificación de los montes Himalaya; padre del río Gangâ o Ganges.

HINSÂKARMAN: (Sánscrito). Operación mágica practicada con intención de dañar a uno.

HIPNAGOGO: El que tiene ensueños entre dormido y despierto.

HIPNALISMO: Sueño magnético.

HIPNEPTA: Literalmente: “el que está iluminado durante el sueño”. Persona que adivina en estado de hipnalismo.

HIPNIATRA: El sonámbulo que indica las medicinas que deben aplicarse contra las enfermedades.

HIPNÓBATA: Sonámbulo. –Literalmente: “el que anda durante el sueño”.

HIPNÓFOBO: Literalmente: “que provoca sueños espantosos”. Sobrenombre de Baco.

HIPNOMANCIA: Arte de adivinar los sueños o de interpretarlos.

HIPNOS: (Hypnos, griego). Sueño. Divinidad que, segun la mitología griega, es la personificación del Sueño y hermana de Thanatos, la Muerte.

HIPNOSIS: Sueño provocado por medios artificiales (narcóticos, mesmerismo, hipnotismo).

HIPNOTISMO: Nombre dado por el Dr. Braid a varios procesos, gracias a los cuales una persona dotada de gran fuerza de voluntad sume a otra de ánimo más débil en una especie de éxtasis (trance); una vez sumida en tal estado, esta última ejecutará todo cuanto le sugiera el hipnotizador. A menos que el hipnotismo sea producido para fines benéficos, los ocultistas lo denominan hechicería o magia negra. Es la más peligrosa de todas las prácticas, tanto moral como físicamente, puesto que ejerce una influencia dañina sobre el fluído nervioso y los nervios que regulan la circulación sanguínea en los vasos capilares. [De grado o por fuerza, la ciencia tendrá que aceptar la vieja “superstición”, como ha aceptado muchas otras. Y una vez se haya visto obligada a aceptarla, sus ilustrados profesores con toda probabilidad (juzgando por la pasada experiencia, como en el caso del Mesmerismo y Magnetismo, ahora bautizados de nuevo con el nombre de Hipnotismo), prohijarán la cosa rechazando el nombre.

HIPÓSTASIS: (Hypoastasis, griego). Subsistencia, substancia. Término empleado por los teólogos griegos para designar especialmente cada una de las tres divisiones (Personas) de la Divinidad. Los alquimistas aplican dicho nombre a los tres elementos, sal, azufre y mercurio, que ellos consideran como los tres principios de todos los cuerpos materiales.

HIQUET: (Egipcio). La diosa-rana; uno de los símbolos de inmortalidad y del principio “agua”. Los primitivos cristianos tenían en sus iglesias lámparas construídas en forma de rana, para denotar que el bautismo de agua conducía a la inmortalidad.

HLER: (Escandinavo). Dios del mar. Uno de los tres poderosos hijos del Gigante de hielo, Ymir. Estos hijos eran: Kari, dios del aire y de las tempestades; Hler, dios del mar; y Logi, del fuego. Constituyen la trinidad cósmica de los antiguos escandinavos.

HOAGH-TY: (Chino). “El gran Espíritu”. De sus Hijos se dice que adquirieron nuevas sabidurías y comunicaron lo que ellos sabían antes a los mortales, cayendo –como los ángeles rebeldes- en el “Valle de dolor”, que es alegóricamente nuestra Tierra. En otras palabras: son idénticos a los “Angeles caídos” de las religiones exotéricas, y a los Egos que se reencarnan, esotéricamente.

HODER u HÖDUR u HÖEDER: (Escandinavo). Dios ciego, pero dotado de una fuerza extraodinaria. Su nombre es de siniestro agüero. Mató a Baldur (o Balder) con un dardo, pero, como era ciego, Loki guió su mano.

HOLOCAUSTO: Voz derivada del griego y que significa literalmente: “todo quemado”. Sacrificio en que la víctima era enteramente consumida por el fuego, sin dejar residuo alguno.

HOM: (Persa). Santo personaje, fuente de pureza, de inteligencia y de vida, que habita el monte Alborjd. Bendice las aguas y los rebaños, instruye a los hombres que practican el bien y combate a los dews (gigantes o genios perversos).

HOMBRE ARQUETIPO: El primer tipo o imagen más primitiva del hombre; Adam Kadmon, el Protologos, origen creador de todas las cosas.

HOMBRE ASTRAL: Término con que se designa al Doble astral.

HOMBRE DIVINO: El hombre perfecto que ha llegado a la meta y alcanzado la liberación, y, renunciando a la gloria del Nirvâna, vuelve a la tierra, como Maestro de Sabiduría, para guiar a la humanidad y activar la evolución del mundo.

HOMBRE INTERNO: Término de ocultismo, empleado para designar la Entidad verdadera e inmortal que reside dentro de nosotros, y no la externa y mortal forma de barro que llamamos nuestro cuerpo. Dicho término se aplica, estrictamente hablando, sólo al Ego superior, puesto que “hombre astral” es la denominación del Doble y del Kâma-rûta. (Véase esta palabra), o sea el eidolon sobreviviente.

HOMEOGÉNESIS: Formación de seres análogos, dentro de una misma agrupación zoológica.

HOMEOMERÍA: Con este nombre designaba Anaxágoras los elementos primitivos de la materia, con los cuales se formó el mundo en virtud de la ley de atracción.

HOMOGENEIDAD: Palabra derivada del griego homos “mismo” y genos “especie”. Lo que es de una misma naturaleza todo ello, indiferenciado, no compuesto, como se supone que lo es el oro.

HOMUNCULI IMAGUNCULæ. Imágenes o figuritas hechas de cera, barro, madera, etc., usadas en la práctica de la magia negra, brujería y hechicería, para estimular la imaginación y dañar a un enemigo, o para afectar a una persona ausente de una manera oculta y a distancia.

HÖNIR: (Escandinavo). Un dios creador que dotó al primer hombre de razón y entendimiento, después de haber sido el hombre creado por él, juntamente con Odín y Lodur, de un fresno. [

HORCHIA: (Caldeo). Segun Beroso, es lo mismo que Vesta, diosa del hogar.

HORMUS: Una de las principales danzas de los lacedemonios, en la cual los jóvenes de ambos sexos, colocados de un modo alternado y cogidos de las manos, danzaban circularmente. Segun las tradiciones más antiguas, estas danzas circulares había sido instituídas a imitación del movimiento de los astros. Los cantos con que se acompañaban dichas danzas se dividían en estrofas y antistrofas; en las primeras se daban vueltas de oriente a occidente; en las segundas, se seguían un movimiento opuesto; la pausa que hacía el coro deteniéndose, se llamaba epodo.

HOROSCOPIA: Arte de predecir los sucesos de la vida de una persona basándose en su horóscopo. Relacionados como están los Lipikas con el destino de cada hombre y con el nacimiento de cada niño, cuya vida se halla trazada en la Luz astral (no de un modo fatalista, sino sólo porque lo futuro, lo mismo que lo pasado, está siempre vivo en lo presente), puede de ellos decirse que ejercen una influencia marcada en la ciencia de la horoscopia. Debemos admitir, quieras que no, la verdad de esta ciencia.

HORÓSCOPO: Observación del estado del cielo en la hora del nacimiento de uno, por medio de la cual el astrólogo predice los sucesos de su vida. Hoy día está sobradamente probado que los horóscopos y la astrología judiciaria no están del todo basados en la ficción, y que los astros y las constelaciones tienen, por lo tanto, una oculta y misteriosa influencia sobre los individuos y están relacionados con ellos.

HORTULANUS: Autor de un extenso comentario del documento alquímico titulado Tabla esmeraldina.

HORUS: (Egipcio). El último de la serie de soberanos divinos de Egipto, y de quien se dice que era hijo de Osiris e Isis. Es el gran dios “amado de los cielos, amado del Sol, vástago de los dioses, subyugador del mundo”. En el solsticio de invierno (nuestra Navidad), su imagen, en forma de niño recién nacido, era sacada del santuario para exponerla a la adoración de lsa muchedumbres.

HOTRIS: (Sánscrito). Nombre simbólico de los siete sentidos, llamados, en el Anugîtâ, “los siete sacerdotes”. “Los sentidos suministran el fuego de la mente (esto es, el deseo) con las oblaciones de los goces externos”. Es un término oculto empleado en sentido metafísico.

HOVAH: (Hebreo). Eva; la procreadora o madre de todo lo viviente; la Tierra o Naturaleza.

HRAESVELG: (Escandinavo). En los Eddas, es el gigante en forma de águila que con su aleteo causa los vientos.

HRIMTHURSES o HRIMTHURSARS: (Escandinavo). Los Gigantes de hielo; cíclopes constructores, en el Edda. [Eran enemigos de los ases (dioses).]

HRITAJNÂNA: (Sánscrito). (Aquel) cuyo conocimiento ha sido arrebatado; que ha perdido el conocimiento o la razón.

HUEVOS: En Egipto, los huevos estaban consagrados a Isis y por esta razón los sacerdotes egipcios no los comían nunca.

HUEVO AUREO: Llamado también “Huevo luminoso” o “Envoltura áurea”. –Es una especie de aura magnética, sutilísima, invisible, de forma ovalada, en la cual está envuelto cada hombre, y que es la emanación directa: 1) del Rayo âtmico en su triple aspecto de creador, conservador y destructor (o regenerador), y 2) del Buddhi-Manas. El séptimo aspecto de esta Aura individual es la facultad de asumir la forma del cuerpo y convertirse en el “Radiante”, el luminoso Augoeides. En el momento de la muerte, el Cuerpo áureo se asimila a la esencia del Buddhi y del Manas, y viene a ser el vehículo de estos principios espirituales, que no son objetivos, y recibiendo de lo alto la plena radiación de Âtman, asciende como Manas Taijasi el estado devachánico. Por el hecho de reflejar todos los pensamientos, palabras y acciones del hombre, el Huevo áureo es el conservador de cada registro Kármico, y asimismo es el almacén de todos los poderes humanos, buenos o malos, recibiendo y distribuyendo a voluntad –o mejor dicho, con el solo pensamiento- todas las potencialidades, que se convierten al punto en potencias en actividad. El Huevo áureo contiene al hombre divino y al hombre físico, y está directamente relacionado con ambos. Esta Aura es el espejo en el cual los sensitivos y clarividentes perciben al verdadero hombre, y le ven tal como es, no como parece ser. Es designado con varios nombres: es el Sûtrâtmâ, o hilo argentino que se encarna desde el principio hasta el fin del manvantara recogiendo el aroma espiritual de cada personalidad. Suministra al hombre su forma astral, en la que se modela la entidad física, ya como feto, o ya como niño u hombre, y es también el material de que forma el Adepto sus cuerpos astrales.

HUEVOS DE PASCUA: Desde los tiempos primitivos, los huevos eran simbólicos. Había el “Huevo mundano”, en el cual estuvo contenido Brahmâ durante la gestación, llamado por los indos Hiranyagarbha, y el Huevo mundano de los egipcios, que procede de la boca de la “Deidad increada y eterna”, Knef, y que es emblema del poder creador. Había luego el Huevo de Babilonia, que incubó Ishtar [la Venus babilónica], y que, segun se dice, cayó desde el cielo al río Eufrates. Por esta razón los huevos de color estuvieron en uso en todos los años durante la primavera en casi todos los países, y en Egipto se cambiaban como símbolos sagrados en la estación primaveral, que fue, es y siempre será emblema de nacimiento o de renacimiento cósmico y humano, celeste y terrestre. Los colgaban en los templos egipcios y aun hoy día se los ve suspendidos en las mezquitas mahometanas.

HUMANIDAD: Oculta y cabalísticamente, el conjunto de la humanidad está simbolizado en la India por Manú, por Vajrasattva o Dorjesempa, jefe de los siete Dhyânis en el budismo del Norte, y por Adam Kadmon en el Cábala. Todos ellos representan la totalidad de la especie humana, cuyo principio se halla en este andrógino protoplasma [primer padre], y cuyo fin está en lo Absoluto, más allá de todos estos símbolos y mitos de origen humano. La Humanidad es una gran Fraternidad por efecto de lo idéntico del material de que está formada física y moralmente. Pero, a menos que resulte una Fraternidad también intelectualmente, no vale gran cosa más que un género superior de animales.

HUTA: (Sánscrito). La víctima del sacrificio, la ofrenda consumida en el fuego del holocausto; sacrificio, oblación, ofrenda. Como adjetivo: ofrecido, sacrificado.

*HUTÂSA: (Sánscrito). Literalmente: “el que come o devora la ofrenda”; el fuego del sacrificio; el dios del fuego.

HWERGELMIR: (Escandinavo). Una caldera rugiente en donde se consumen las almas de los malhechores. [Está situada en medio del infierno.]

HYDRANOS: (Griego). Literalmente, el “Bautista”. Nombre del antiguo hierofante de los Misterios que hacía pasar al candidato por la “prueba del agua”, en la cual era éste sumergido tres veces. Tal era su bautismo por el Espíritu Santo que se mueve en las aguas del Espacio. San Pablo alude a San Juan con el nombre de Hydranos, el Bautista. La Iglesia cristiana tomó esta ceremonia del ritual de los misterios eleusinos y otros.
13.gif.png
IAO: (Griego). El Dios supremo de los fenicios: “la luz sólo concebible por el intelecto”, el Principio físico y espiritual de todas las cosas, “la Esencia masculina de la Sabiduría”. Es la luz solar ideal. [Entre los fenicios, Iao es el Dios supremo, cuyo nombre secreto y trilateral encierra una profunda alegoría. Es un “nombre de misterio”. Entre los caldeos, Iaos era asimismo el nombre de la Divinidad suprema, entronizada sobre los siete cielos representando el Espiritual Principio de la Luz, y era también concebido como Demiurgo. Etimológicamente considerado, IAO significa “Aliento de Vida”.

IAO HEBDOMAI: (Griego). De un modo colectivo, los “Siete Cielos” (y también Angeles), segun Ireneo. El dios de misterio de los gnósticos. Es lo mismo que los siete Mânasâ-putrâs de los ocultistas.

IBLIS: (Persa). El diablo.

ICARO: Hijo de Dédalo; fue encerrado juntamente con su padre por el rey Minos en el Laberinto de Creta, del cual consiguieron escapar merced a unas alas pegadas con cera. Dédalo recomendó a su hijo que no volara ni muy alto ni muy bajo, pero Icaro, olvidando tan prudente lección, remontó de tal modo el vuelo y tan cerca llegó del sol, que con el calor se derritió la cera, desprendiéronse las alas, y el infeliz cayó en el mar. La alegoría es bastante clara para necesitar explicaciones.

ICONOCLASTA: Literalmente, “destructor de imágenes”. Este calificativo se aplica a los que se oponen al culto de los ídolos o imágenes, y especialmente a los del principio de la Iglesia oriental, que desde el siglo octavo se opusieron al uso de imágenes sagradas, o por lo menos a tributar a éstas honores religiosos.

ICHCHHÂ-ZAKTI: (-sagti) (Sánscrito). Poder de la voluntad; fuerza del deseo; una de las [seis] fuerzas ocultas de la Naturaleza. El poder de la voluntad que, ejercitado en las prácticas de ocultismo, engendra las corrientes nerviosas necesarias para poner en movimiento ciertos músculos y paralizar otros.

ICHTAPÛRTA: (Sánscrito). Acto que implica sacrificio y caridad; acto piadoso de liberalidad, tal como plantar un árbol, abrir un pozo, etc.

IIDÂ: (Sánscrito). El nâdi (nervio, vaso o corriente nerviosa) que se extiende en la parte izquierda del cuerpo y va a la ventana izquierda de la nariz; el nervio simpático izquierdo. (Râma Prasâd). Este nâdi se distribuye desde la planta del pie izquierdo hacia arriba hasta el "loto de mil pétalos" (Sahasrâra) en el vértice de la cabeza. (K. Laheri, coment. Del Uttara-Gîta). Parte, como el Pingalâ, de un punto sagrado situado sobre la médula oblongada, conocido con el nombre de Triveni. Para más detalles, véase: Râma Prasâd, Las Fuerzas más sutiles de la Naturaleza.

IDDHÎVIDHANÂNÂ: La rama de la ciencia que estudia el desarrollo de ciertos poderes latentes y la aplicación de algunos de los secretos de la Naturaleza que permiten obrar fenómenos que el vulgo califica de milagrosos.

IDEACIÓN CÓSMICA: (Ocultismo). Es el Pensamiento eterno, impreso en la Substancia, o Espíritu-materia, en la eternidad; Pensamiento que se vuelve activo al principio de cada nuevo ciclo de vida. [Es uno de los aspectos de lo Absoluto. No puede manifestarse como Conciencia individual independientemente de la Substancia cósmica, puesto que necesita para ello un vehículo material.-Es un reflejo de la Mente universal. Fohat es la energía dinámica y el mensajero de la Ideación cósmica.]

IDEACIÓN PRECÓSMICA: La raíz de toda conciencia individual.

IDÓLATRA: El que sólo tiene amor a su persona.

IDOLATRÍA: Literalmente: "propia adoración". El amor desordenado y excesivo de sí mismo.

IDISES: (Escandinavo). Igual significado que dises, hadas, walkirias, las mujeres divinas de las leyendas escandinavas. Eran veneradas por los teutones antes del tiempo de Tácito.

IDOLO: Estatua o pintura de un dios pagano o de un santo de la Iglesia de Roma, o bien un fetiche de las tribus salvajes.

IDOLATRÍA: Culto tributado a los ídolos; adoración de imágenes, de figuras antropomorfizadas o humanas. Los Misterios del cielo y de la tierra, revelados a la tercera Raza por sus celestiales Instructores, en los días de su pureza, vinieron a ser un gran foco de luz, cuyos rayos fueron debilitándonse necesariamente a medida que se íban difundiendo en un terreno impropio por razón de ser demasiado material. Entre las masas, tales Misterios degeneraron en hechicería, tomando con el tiempo la forma de religiones exotéricas, de idolatría llena de supersticiones; y el pueblo, en vez de adorar al Ser supremo en espíritu y en verdad, rindió culto a groseras imágenes forjadas segun su propia fantasía.

IDUNA: (Escandinavo). La diosa de inmortal juventud. Hija del enano Iwaldi. De ella refiere el Edda que ocultó la "vida" en el abismo del océano, y que a su debido tiempo la restituyó a la tierra. Era esposa de Bragi, dios de la poesía; lo cual es un mito bellísimo. Lo mismo que Heimdal, "nacido de nueve madres", Bragi, al nacer, se eleva sobre la cresta de la ola desde el fondo del mar. Se casó con Iduna, la diosa inmortal, que le acompaña al Asgard, en donde cada mañana alimenta los dioses con las manzanas de eterna juventud y sanidad.

IGAGA o IGIGI: (Caldeo). Angeles celestes, lo mismo que Arcángeles.

IGNIS: (Latín). Lo mismo que el sánscrito Agni (fuego).

IGNORANCIA: Es la causa de los males y tormentos que afligen a la humanidad, porque nos hace apreciar lo que es indigno de aprecio, por lo que no debiera afligirnos, tener por real lo que no es sino ilusorio, y pasar nuestra vida corriendo de pos de objetos indignos, descuidando lo que en realidad es lo más valioso. Además, segun el Dhammapada, la ignorancia es el peor de todos los estigmas que puede el hombre arrojar sobre sí mismo.

IKHIR BONGA: "un espiritu del abismo", de las tribus Kolarianas.

ILECH CRUDUM: (Alquimia). La combinación de un cuerpo formada de sus tres principios constituyentes representados por la sal, el azufre y el mercurio, o sea: cuerpo, alma y espíritu, respectivamente, los elementos de la tierra, del agua y del fuego.

ILECH MAGNUM: (Alquimia). El poder curativo específico de la medicina.

ILECH SUPERNATURALE: (Alquimia). La unión de las influencias astrales superior e inferior.

ILEADES: (Alquimia). El elemento del aire; el principio vital.

ILIÀSTER: (Alquimia). El poder oculto de la Naturaleza, por medio del cual todas las cosas crecen y se multiplican; materia primordial, materia prima; Âkâza. -Iliaster primus; la vida; el bálsamo de la Naturaleza. Iliaster secundus: el poder de la vida inherente a la materia. Iliaster tertius: el poder astral del hombre. Iliaster quartus: perfección; el poder obtenido por el procedimiento místico de cuadrar al círculo.

ILUMINADOS o ILUMINATI: (Illuminati, en latín). Los adeptos iniciados.

ILUSIÓN: En Ocultismo, toda cosa finita (como el universo y todo lo contenido en él) se llama ilusión o mâyâ. [Excepción hecha de Parabrahman, la Realidad absoluta, todo es apariencia, todo es ilusión.

IMAGEN: El Ocultismo no permite ninguna otra imagen que la viviente imagen del hombre divino (símbolo de la Humanidad) en la tierra. La Kábbala enseña que esta Imagen divina, trasunto de la sublime y santa Imagen superior (los Elohim), se ha cambiado ahora a otra similitud, debido al desarrollo de la pecaminosa naturaleza de los hombres. Unicamente la divina Imagen superior (el Ego) sigue siendo la misma; la inferior (la personalidad) ha cambiado, y el hombre, temiendo ahora a las fieras, ha venido a mostrar en su rostro la semejanza de muchas de ellas. (Zohar, I, fol. 71a). En el primer período de Egipto no había imagenes; pero más tarde, como dice Le-Normand, "en los santuarios de Egipto se dividían las propiedades de la Naturaleza, y consiguientemente de la Divinidad (los Elohim, o los Egos) en siete cualidades abstractas, cada una de ellas caracterizada por un emblema, que son: materia, cohesión, fluxión, coagulación, acumulación, estación y división". Todas éstas eran atributos simbolizados en diversas imágenes.

IMAGENES MENTALES: En las cuatro subdivisiones inferiores del plano mental, las vibraciones de la conciencia dan origen a formas, imágenes o pinturas, apareciendo cada pensamiento como una forma viviente.

IMAGINACIÓN: En Ocultismo no debe confundirse con la fantasía, puesto que la imaginación es uno de los poderes plásticos del Alma superior, y es la memoria de las encarnaciones precedentes, que si bien desfigurada por el Manas inferior, descansa siempre sobre un fondo de verdad. [La imaginación es el poder plástico del Alma, producido por la conciencia activa, el deseo y la voluntad.

IMHOT-POU o IMHOTEP: (Egipcio). El dios de la sabiduría (el Imouthes griego). Era hijo de Ftah, y bajo cierto aspecto, Hermes, puesto que se le representa comunicando sabiduría con un libro delante de él. Es un dios solar. Significa literalmente: “el dios de la hermosa faz”.

IMPRESIONES: Efectos de una imaginación dañina, que puede originar varias afecciones corporales, enfermedades, malas conformaciones, estigmas, monstruos (labios leporinos, acefalía, etc.), molas, marcas, nevos maternos, etc. Acerca de la poderosa influencia que tiene la imaginación de la madre sobre el feto.

IN:(Chino). El principio femenino de la materia, fecundado por Yo, el etéreo principio masculino, y precipitado después en el universo.

INCAS: (Perú). Nombre dado a los dioses creadores en la teogonía peruana, y más tarde a los reyes y príncipes del país. “Los Incas, en número de siete, han repoblado la tierra después del Diluvio”, dicen ellos.Pertenecían, en los comienzos de la quinta Raza-madre, a una dinastía de reyes divinos, tales como los de Egipto, India y Caldea.

INCUBO: (Incubus, en latín). Es algo más real y peligroso que la significación ordinaria que se da a dicha palabra, o sea a la “pesadilla”. El íncubus es el elemento masculino, y la súccuba es el femenino, y éstos son sin disputa alguna los fantasmas de la demonología medieval, evocados de las regiones invisibles por la pasión y concupiscencia humanas. Actualmente se los denomina “Espíritus-esposas” y “Espíritus-esposos” entre algunos médium e ignorantes espiritistas. Pero ambos nombres poéticos no impiden en lo más mínimo a dichos fantasmas ser lo que son en realidad: gules, vampiros y elementales sin alma; informes centros de vida, desprovistos de sentido, en una palabra: protoplasmas subjetivos cuando se los deja tranquilos, pero son introducidos en un ser y forma definidos por la creadora y enferma imaginación de ciertos mortales. Fueron conocidos en todos los países y en todas las edades, y los indos pueden hacer más de un horripilante relato de los dramas representados en la vida de jóvenes estudiantes y místicos por los pizâchas, como se los llama en la India. [Incubos y Súcubos: 1) Parásitos machos y hembras que se desarrollan en los elementos astrales del hombre o de la mujer a consecuencia de una imaginación lasciva. 2) Formas astrales de personas difuntas (elementarios), que de un modo consciente o instintivo son atraídas a los lujuriosos, manifestando su presencia en forma tangible, pero invisible, y que tienen comercio carnal con sus víctimas. 3) Los cuerpos astrales de hechiceros y brujas que visitan a hombres y mujeres para fines inmorales. El íncubo es macho, y el súcubo hembra.

INDAMBARA: (Sánscrito). Loto azul.

INDIVIDUALIDAD: Uno de los nombres que en Teosofía y Ocultismo se ha dado al Ego superior humano. Establecemos una distinción entre el Ego inmortal y divino, y el Ego humano perecedero. Este último, o “personalidad” (Ego personal), sobrevive al cuerpo muerto sólo durante cierto tiempo en el Kâma-loka; la Individualidad subsiste para siempre. [Individualidad es la naturaleza inmortal del hombre, el conjunto de los principios humanos superiores (Âtmâ, Buddhi y Manas), que sobreviven al cuerpo físico y se reencarnan repetidas veces, revistiéndose de una nueva personalidad transitoria en cada reencarnación, y acumulando en cada una de éstas un caudal mayor o menor de experiencias.

INDO O HINDÚ: Natural de la India o Indostán. Hoy día este nombre se aplica más propiamente a los naturales de la India que profesan el brahmanismo, en contraposición a los mahometanos. –Indo es también el nombre de un importante río que nace en el norte del Himalaya, en el Tibet occidental, y después de recorrer parte del Tibet y de la India, desagua en el Golfo Arábigo.

INDOISMO o HINDUÍSMO: La religión de los indos; el brahmanismo. Es la religión de la mayor parte de los habitantes de la India, y tuvo su cuna en el norte de la misma. Para su estudio, consúltese la excelente obra de Mrs. A. Besant: Cuatro grandes Religiones.

INDRA: (Sánscrito). Dios del firmamento, rey de los dioses siderales. Una divinidad védica. [Llamado por otro nombre Vâsara. Indra significa: jefe, señor, soberano, etc. Es el Júpiter tonante de la India, y su arma es el rayo, que empuña con su diestra; gobierna el tiempo y manda la lluvia. Engendró místicamente a Arjuna. Se le representa montado en un elefante o caballo blanco.

INDRA-LOKA (Sánscrito). Literalmente, “mundo o paraíso de Indra”. Es el mundo o región de las divinidades inferiores (uno de los ocho mundos), llamado por otro nombre Svarga. (Véase esta palabra). También se llama Indra-loka (o Amarâvati), una región del cuerpo situada a la izquierda del Suchumnâ y cerca de la punta de la nariz.

INDRIYA o DEHA_SANYAMA: (Sánscrito). El dominio de los sentidos en la práctica del yoga. Hay los diez agentes exteriores; los cinco sentidos que se utilizan para la percepción son llamados Jñânaindriyas, y los cinco usados para la acción, Kama-indriyas. Pañcha-indriyâni significa literalmente y en su sentido oculto: “las cinco raíces productoras de vida (eterna)”. Entre los budistas, son los cinco agentes positivos que producen cinco cualidades supremas. [La palabra indriya significa: fuerza, poder, facultad o potencia humana; sentido. Con la denominación de los “diez indriyas” se designan colectivamente los cinco poderes o facultades de sensación o percepción (jñânendriyas), y los cinco poderes o facultades de acción (karmendriyas), de los cuales los órganos físicos (ojos, oídos, manos, pies, lengua, etc.) no son más que manifestaciones materiales. Entre los indriyas se incluye frecuentemente el manas o sentido interno. Así leemos en el Bhagavad-Gita: “los diez indriyas y el uno (manas)”; “el sentido interno (manas) y los otro cinco sentidos” riyas.]

INDRIYA-BALA: (Sánscrito). En el budismo se denomina así la fuerza o perfección de los sentidos.

INDRIYAGNI: (Sánscrito). El fuego de los sentidos. Algunos devotos, viviendo en medio del bullicio mundano, tratan de calmar sus apetitos aplicando los sentidos a sus objetos apropiados, pero con sujeción a los preceptos de la Ley y con perfecto dominio sobre los sentidos, los cuales, haciendo oficio de fuego, destruyen los objetos con ellos relacionados y su influencia sobre el corazón. Segun Zankarâchârya, tales devotos consideran como sacrificio aplicar sus sentidos sólo a los objetos lícitos; los objetos ilícitos, de cuyo goce se privan, son a manera de víctima sacrificada en el fuego de los sentidos.

INDRAYA-JÑANA: (Sánscrito). Conocimiento o percepción por medio de los sentidos.

INDRIYA-SANGA: (Sánscrito). Apego o inclinación a los objetos de los sentidos.

INDRIYA-SANYAMA o INDRIYA-SAMYAMA: Continencia, disciplina o dominio de los sentidos.

INDRIYA-SVAPA: “Sueño de los sentidos”; privación o pérdida de la sensibilidad; inconsciencia.

INDU: (Sánscrito). La luna; el soma (en el sentido de luna). .

INDUÍSMO: Véase: Indoísmo o Hinduísmo.

INDUMANI: (Sánscrito). La piedra preciosa llamada “piedra de luna”. Igual significado que Chandramani o Chandrakânta.

INFIERNO: Los anglosajones derivaron seguramente la palabra Hell (infierno) del nombre de la diosa Hela (véase esta palabra), y los esclavones, del griego Hades, siendo de notar que en ruso y otras lenguas esclavonias el infierno se llama âd, y la unica diferencia entre el frío infierno escandinavo y el ardiente infierno de los cristianos consiste en sus respectivas temperaturas. Pero ni aun la idea de aquellas caldeadas regiones es original en los europeos, puesto que muchos pueblos han tenido el concepto de una región en el mundo inferior, como también lo tendríamos nosotros si localizáramos nuestro infierno en el centro de la tierra. Todas las religiones exotéricas –los credos de los brahmanes, budistas, zoroastrianos, mahometanos, judíos y demás- hacen sus infiernos ardientes y tenebrosos, aunque muchos de ellos son más bien atractivos que terroríficos. La idea de un infierno abrasador es una reminiscencia, una desfiguración de una alegoría astronómica. Entre los egipcios, no fue el infierno un lugar de castigo por el fuego hasta la décimoséptima o décimoctava dinastía, cuando Tifón fue transformado de un dios en un diablo. Pero, sea cual fuere el tiempo en que se inculcó esta horrible superstición en el ánimo de las pobres masas ignorantes, la idea de un infierno abrasador y de almas atormentadas en él, es puramente egipcia. Ra (el Sol) se convirtió en el Señor del Horno ardiente, en Karr, el infierno de ls faraones, y los pecadores eran amenazados con el tormento “en el ardor de los fuegos infernales”. Había allí un león –dice el Dr. Birch- y se le llamaba “el monstruo rugiente”. Otro autor describe dicho lugar como “el abismo sin fondo y lago de fuego, en donde son arrojadas las víctimas”. La voz hebrea gai-hinnom (gehenna) jamás tuvo en realidad el significado que le dió la ortodoxia cristiana.

INFINIDAD O INFINITUD: Calidad de infinito.

INICIACIÓN: Palabra derivada de la misma raíz que el latín initia, que significa los primeros o fundamentales principios de una ciencia. La práctica de la iniciación o admisión en los sagrados Misterios, enseñados por los Hierofantes o sabios sacerdotes de los templos, es una de la más antiguas. Se practicaba en todas las antiguas religiones nacionales. En Europa quedó abolida con la caída del último templo pagano. Al presente no existe más que una sola clase de iniciación conocida del público, y ésta es la iniciación en los ritos masónicos. La masonería, sin embargo, no tiene ya secretos que revelar o encubrir. En los florecientes días de la antigüedad, los Misterios, segun los más gandes filósofos griegos y romanos, constituían la mas sagrada de todas las solemnidades, así como la virtud más benéfica y altamente estimulada. Los Misterios representaban el paso de la vida mortal a la muerte finita, y las experiencias del Alma y Espíritu desencarnados en el mundo de la subjetividad. En nuestros días, como quiera que se ha perdido el secreto, el candidato pasa por diversas ceremonias que nada significan, y queda iniciado en la alegoría solar de Hiram Abiff, el “Hijo de la Viuda”. [Nadie puede alcanzar las sublimes regiones donde moran los Maestros sin haber pasado antes por la angosta puerta de la Iniciación, la puerta que conduce a la vida perdurable. Para que el hombre se halle en condiciones de cruzar los umbrales de dicha puerta, ha de llegar a tan alto grado de evolución que para él deje de tener el menor interés todo cuanto pertenece a la vida terrena, salvo el poder servir con toda abnegación al Maestro y ayudar a la evolución de la humanidad, aun a costa de los mayores sacrificios personales. -El proceso iniciático es a modo de espinoso sendero de cuatro etapas o grados diversos de Iniciación; cada una de estas Iniciaciones va acompañada de una expansión de la conciencia, que proporciona lo que se llama “la llave del conocimiento”, que es asimismo la llave del poder, puesto que en los reinos de la Naturaleza, “saber es poder”. –A. Besant, Sabiduría Antigua.] .

INICIADO: Del latín initiatus. –Desígnase con este nombre a todo aquel a quien se ha admitido en los Misterios y se le han revelado los secretos de la Masonería o del Ocultismo. En la antigüedad eran los que habían sido iniciados en el arcano conocimiento enseñado por los hierofantes de los Misterios, y en nuestro tiempo, aquellos que han sido iniciados por los Adeptos de la sabiduría mística en la ciencia misteriosa, que, a pesar del trancurso de los siglos, cuenta todavía con algunos verdaderos partidarios en la tierra.

INMACULADA CONCEPCIÓN: La Substancia primordial no había salido todavía de su precósmico estado latente, ni había aun pasado a ser el invisible (para el hombre al menos) Protilo de la ciencia. Pero en cuanto “suena la hora” y dicha Substancia se hace receptora de la impresión Fohática del Pensamiento divino –el Logos, o aspecto masculino del Anima Mundi, Alaya- su “Corazón” se abre. Se diferencia, y los Tres (Padre, Madre, Hijo) se convierten en Cuatro. Aquí está el origen del doble misterio de la Trinidad y de la Inmaculada Concepción. –El actualmente materializado dogma de la Inmaculada Concepción es la desfiguración de una de las doctrinas de las antiguas escuelas secretas gnósticas, neoplatónicas, etc. conservadas en el Vaticano.

INOCENTES: (LOS) Calificativo o sobrenombre dado a los Iniciados y cabalistas antes de la era cristiana. Los “Inocentes” de Bethlehem y de Lud (o Lydda) que fueron condenados a muerte por Alejandro Janneus, hasta el número de algunos miles (año 100, poco más o menos, antes de J. C.), dieron origen a la leyenda de los 40.000 niños inocentes asesinados por Herodes mientras buscaban al infante Jesús. Lo primero es un hecho histórico poco conocido; lo segundo es una fábula, como lo ha demostrado suficientemente Renán en su Vida de Jesús. [El rey Herodes es la representación de Kansa (o Kanza), tirano de Mathurâ y tío materno de Krichna. Los astrólogos habían pronosticado a Kansa que un hijo de su sobrina Devakî le arrebataría la corona y le quitaría la vida; en vista de lo cual el tirano dió la orden de matar al niño (Krichna), pero gracias a la protección de Mahâdeva, sus padres lograron ponerlo en salvo. Entonces, Kansa quiso asegurar la muerte del verdadero niño, y a este fin ordenó una matanza general de los infantes varones de su reino.

INSPIRACIÓN: Con frecuencia hablamos de inspiración, pero en general no se sabe absolutamente lo que es. Hay un gran caudal de inspiración que proviene de nuestros Maestros, los verdaderos guías de la humanidad, los cuales sugieren o proyectan en la mente del hombre las ideas, que éste, por lo regular, no tiene que hacer más que expresarlas a su modo por palabra o por escrito. La verdadera inspiración se distingue de la mediumnidad en que, en esta última, el sujeto es pasivo y queda expuesto a la influencia de cualquiera entidad astral que se halle en sus inmediaciones. Cuando un hombre se encuentra bajo tal influencia, está de ordinario inconsciente, nada sabe de lo que se hace por mediación de su organismo, ni quien lo hace, ni recuerda nada de ello al despertar. Su estado es el de una verdadera obsesión temporal. Mientras que durante el estado de inspiración procedente de los Maestros, el hombre permanece del todo consciente de lo que hace, y sabe a quién presta sus órganos de expresión, sigue con interés todo cuanto ocurre y lo recuerda luego con claridad. -Otras veces la inspiración viene del Ego de uno mismo, del Yo superior o divino, y en otros casos las ideas inspiradas vienen del exterior, de alguna persona del mundo astral o de seres más o menos elevados (Devas, etc.), que habitan los planos superiores. De esto se colige que no siempre las sugestiones son exactas en todos conceptos, puesto que el simple cambio de plano no confiere a nadie el don de infalibilidad. Atendido esto, aconseja la prudencia más elemental que esté uno muy alerta, que considere a fondo cada cosa segun su propio valor intrínseco y no crea con excesiva facilidad toda sugestión de esta índole siempre que no esté completamente seguro acerca de la procedencia de la inspiración; en una palabra: no hay que rechazar nada de un modo irreflexivo, pero tampoco debe admitirse a ciegas cosa alguna simplemente porque llegue el mensaje engalanado con un nombre sublime o con una apariencia atractiva, pues no faltan seres que tienen verdadero afán de engañarnos y son diabólicamente diestros en el arte de la superchecería.

INSTINTO: Es el aspecto inferior del Manas, o sea su principio instintivo, que es atraído hacia el Kâma (asiento de los deseos y pasiones animales). -La Mónada animal sólo está dotada de facultad instintiva.

INTELIGENCIA: Uno de los aspectos de la Divinidad.

INTUICIÓN: Se ha hecho de esta palabra un gran abuso, y con frecuencia se usa de un modo incorrecto en pedagogía. Es el conocimiento superior, real y objetivo, por decirlo así; una especie de visión directa con los ojos del alma, en virtud de la cual el hombre adquiere por experiencia propia la percepción o conocimiento claro, íntimo e instantáneo de una idea o verdad, sin el auxilio de la razón, como si se tratara de un objeto material colocado ante nuestra vista. La intuición corresponde a las facultades de la mente superior, y es el infalible guía del vidente. -Segun dice el Catecismo Búdico de Olcott, la intuición es superior a la razón para percibir la suprema verdad; es un estado mental en que cualquiera verdad deseada es instantáneamente comprendida; puede alcanzarse cuando uno, mediante la práctica del Jñâna, llega a su cuarto grado de desarrollo. -Segun dice Râma Prasâd, después de lograr uno el estado de paravairâgya, en que, gracias a la total ausencia de deseos y pasiones, el samâpatti, intuición, que es aquel estado mental en que se hace posible recibir la reflexión de los mundos subjetivo y objetivo. La intuición tiene cuatro grados: 1) Sa-vitarka (verbal); 2) Nir-vitarka (sin palabras); 3) Sa-vichâra (meditativa) y 4) Nir-vichâra (ultrameditativa). El estado de intuición se ha comparado a un cristal brillante, puro, transparente e incoloro. Mirad a través de él un objeto cualquiera, y presentará al punto en sí mismo el color de dicho objeto.

INVINACIÓN: Doctrina de los luteranos que sostienen que la substancia del vino no se halla destruída en el sacramento de la Eucaristía.

INVOLUCIÓN: Es la caída o descenso gradual, progresivo, cíclico del Espíritu en la Materia. Se realiza en los globos designados con las letras A, B y C, que forman el arco descendente de la Cadena planetaria. Al llegar al globo D (del cual es ejemplo nuestra Tierra), la materia física del descenso adquiere su máximum de densidad, y el Espíritu se halla en un estado latente y sumido en la inconsciencia más profunda, para despertar luego y ascender divinizándose de un modo gradual, esto es, para emprender la evolución o redención en los restantes globos (E, F y G) del arco ascendente de la Cadena planetaria.

IRKALLA:(Caldeo). El dios del Hades, llamado por los babilonios "región invisible".

IS: Lo Unico siempre oculto, eterno y absoluto, o Sat.

ISA: Nombre con que los musulmanes designan a Jesús.

ISHIM: (Caldeo). Los B'ne-Aleim, los "bellos hijos de Dios", los originales y prototipos de los posteriores "Angeles caídos".

ISHTAR: (Caldeo). La Venus babilónica, denominada "la primogénita del cielo y de la tierra", e hija de Anu, dios del cielo. Es la diosa del amor y de la belleza. El planeta Venus, como lucero vespertino, es identificado con Ishtar, y como lucero matutino, con Anunit, diosa de los acadios. Existe un curiosísimo relato de su descenso en el Hades, en el sexto y séptimo ladrillos o tablas asirias descifrados por G. Smith. Cualquier ocultista que lea lo referente al amor que ella profesaba a Tammuz, al asesinato de éste, cometido por Izdubar, la desesperación de la diosa y su descenso en busca de su amado a través de las siete puertas del Hades, y finalmente su liberación del reino sombrío, reconocerá la bella alegoría del alma en busca del Espíritu.

ISHVA: Maestro espiritual.

ISIS: En Egipto, Issa, la diosa Virgen-madre; la Naturaleza personificada. En egipcio y copto, Uasi, reflexión femenina de Uasar y Osiris. Es la "mujer vestida de sol" (porque su exterior blanco y brillante es un reflejo de la luz solar) del país de Chemi [Egipto]. Isis-Latona es la Isis romana. [Hija y madre de Osiris, de igual modo que Vâch es hija y madre del Logos. (Doctrina Secreta, I, 464). Corresponde a la Aditi y Vâch de los indos, a la Io de los griegos y a Eva. Es la madre o matriz de la Tierra; es asimismo la diosa que da vida y salud (Id., II, 30). Isis es una diosa lunar por estar relacionada con nuestro satélite a causa de los misterios lunares y por ciertas consideraciones acerca de la fisiología y naturaleza de la mujer, tanto en el orden físico como en el psíquico. A Isis estaban consagrados el ibis y el gato. Como diosa lunar, era representada frecuentemente con cabeza de dicha ave, puesto que el ibis blanco y negro era una imagen de la luna, que es blanca y brillante por el lado iluminado por el sol, y negra y obscura por la parte opuesta a la tierra. (Id., I, 368). -El gato es otro de los símbolos lunares. El huevo estaba igualmente consagrado a dicha divinidad porque simboliza el origen de la vida. Isis está casi siempre representada teniendo un loto en una mano y en la otra un círculo y una cruz ansata. Como diosa de misterio, se le representa generalmente con el rostro cubierto de un velo impenetrable, y en el frontispicio de su templo en Sais se veían escritas las siguientes palabras: "Soy todo lo que ha sido, es y será, y ningun mortal ha quitado jamás todavía el velo que oculta mi divinidad a los ojos humanos". Ello no obstante, hace poco tiempo se ha levantado ya una punta de este velo.] .

ISRAEL: (Hebreo). Los cabalistas orientales hacen derivar este nombre de Isaral o Asar, el Dios-sol. "Isra-el" significa "que pelea con Dios": el "sol que se eleva sobre Jacob-Israel" designa el Dios-sol Isaral (o Isar-el) que lucha con "Dios y con el hombre", y la materia fecundada, que tiene poder también con "Dios y con el hombre", y frecuentemente prevalece sobre ambos. Esaú, Æsaou, Asu, es también el sol. Esaú y Jacob, los alegóricos gemelos, son emblemas del principio dual de la naturaleza que está siempre en lucha: bien y mal, luz y tinieblas, y el "Señor" (Jehovah) es su antetipo. Jacob-Israel es el principio femenino de Esaú, como Abel es el de Caín, siendo Caín y Esaú el principio masculino. Por esto, a semejanza de Malach-Iho, el "Señor" Esaú pelea con Jacob y no prevalece. En el Génesis, XXXII, el Dios-sol lucha primero con Jacob, descoyunta su muslo (un símbolo fálico), y sin embargo, es vencido por su símbolo terrestre: la materia; y el Dios-Sol se erige sobre Jacob y su muslo en alianza. Todos estos personajes bíblicos, incluso su "Señor Dios", son figuras representadas en un orden de sucesión alegórico. Son símbolos de la Vida y de la Muerte, del Bien y del Mal, de la Luz y de las Tinieblas, de la Materia y del Espíritu en su síntesis, estando todos ellos bajo sus contrastados aspectos.

ITIFÁLICO: [Del griego ithys, erecto y phallos, falo]. Cualidad de los dioses como varones y hermafroditas, tales como la barbada Venus, Apolo con vestidos de mujer, Ammón el procreador, el embrionario Ptah, y así sucesivamente. Sin embargo, el falo, tan conspicuo, y, segun nuestras melindrosas ideas, tan indecente, en las religiones de la India y del Egipto estaba asociado, en la más primitiva simbología, mucho más con otra considerablemente más pura idea que la de la creación sexual. Segun está probado por mas de un orientalista, el falo expresaba la resurrección, el resurgir vivo de la muerte. Ni aun el otro significado tiene nada de indecente: "Estas imágenes sólo simbolizan de un modo muy expresivo la fuerza creatriz de la Naturaleza, sin intención obscena alguna", escribe Mariette Bey, y añade: "No hay más que otra manera de expresar la generación celeste, que hiciera entrar al difunto en una nueva vida". Los cristianos y europeos en general son muy severos e injustos en lo que atañe a los símbolos fálicos de los antiguos. Los desnudos dioses o diosas, con sus emblemas generativos y estatuaria, tienen departamentos secretos reservados para ellos en nuestros museos. ¿Porqué, pues, adoptar y conservar los mismos símbolos para el clero y los seglares? Los festines de amor de la Iglesia primitiva -sus ágapes- eran tan puros (o tan impuros) como las fiestas fálicas de los paganos; las largas vestiduras sacerdotales de la Iglesia romana y griega y el cabello largo de la última, los hisopos para el agua bendita y otras cosas, están ahí para probar que el ritualismo cristiano ha conservado, en más o menos modificadas formas, todos los símbolos del antiguo Egipto. Respecto al simbolismo de una naturaleza puramente femenina, nos vemos obligados a confesar que, a los ojos de todo arqueólogo imparcial, las semidesnudeces de nuestras cultas damas de sociedad sugieren el culto sexual femenino mucho más que las hileras de lámparas en forma de yoni encendidas a lo largo de las vías que conducen a los templos de la India.

IURBO-ADONAI: Iurbo-Adonai (o Iurbo Adunaï). Término gnóstico; el nombre compuesto para designar a Iao-Jehovah, a quien los ofitas consideraban como una emanación de Ilda-Baoth, hijo de Sophia Achamoth, el dios soberbio, ambicioso y envidioso, y Espíritu impuro, a quien muchas de las sectas gnósticas consideraban como el dios de Moisés. "Iurbo es llamado por los abortos (judíos) Adunai" [o Adonai], dice el Códex Nazarœus. "Abortos" y engendros eran motes que a los judíos aplicaban sus adversarios los gnósticos. [Con el nombre de Iurbo-Adonai designa el Codex Nazarœus a Jehovah.

IZED: Los izeds o peris, en número de veinte, constituyen la segunda clase de espíritus luminosos que están por debajo de Ormuzd o Principio del bien. Son genios inferiores creados por Ormuzd para derramar bendiciones sobre el mundo y velar sobre la gente pura. De los izeds, unos son masculinos, y otros femeninos, y entre ellos figura Mithra (o Meher). Los izeds conducen a la región celeste las almas de los hombres puros a la muerte de éstos.

ÎZVARA o ÎZWARA: (Iswara o Ishvard) (Sánscrito). El “Señor” o el Dios personal, el Espíritu divino en el hombre. Literalmente, soberana (independiente) existencia. Título dado a Ziva y otros dioses de la India [Brahmâ y Vichnú]. Ziva es llamado también Îzvaradeva o deva soberano. [Îzvara es el principio divino en su naturaleza o condición activa; uno de los cuatro estados de Brahma. (Five Years of Th.) “El Señor (Îzvara) es un Espíritu (Purucha) particular, a quien no afecta el dolor, las obras, el fruto de ellas ni las impresiones. –En El es infinita aquella omnisciencia que en los demás seres sólo existe en germen. –Es el Instructor hasta de los primitivos instrucotires, pues no está limitado por el tiempo. –Su representación es la palabra glorificadora (OM)”.

IZVARA-PRASÂDA: (Sánscrito). Gracia divina.

ÎZVARYA:(Sánscrito). Señorío, poderío, soberanía, realeza.
14.gif.png
JA:(Sánscrito). En lenguaje místico designa a Vichnú o Ziva. Esta misma sílaba, colocada al fin de un nombre compuesto, significa: nacido, producido, originado, etc.

JACOBITAS: Secta cristiana de la Siria en el siglo VI (año 550), que afirmaba que Cristo tenía una sola naturaleza, y que la confesión no era de origen divino. Tenían sus signos secretos, sus palabras de pase y una iniciación solemne con misterios.

JADOO: (Hindú). Hechicería, encantamiento, magia negra.

JADOOGAR: (Hindú). Hechicero, brujo.

JAGAT (Sánscrito). El universo. [Además de universo o mundo, jagat significa: lo que se mueve o vive; ser o criatura viviente, hombre, animal; la tierra; el viento. En número dual, significa: el cielo y el mundo inferior.

JAGATI: (Sánscrito). La tierra.

JAGAT-TRAYA: (Sánscrito). Los tres mundos: el cielo, la tierra y el mundo inferior.

JÂGRAT: (Jagrata) (Sánscrito). El estado de vigilia o despierto de la conciencia. Cuando se menciona en la filosofía yoga, Jâgrat-avasthâ es la condición de vigilia, uno de los cuatro estados del Pranava en las prácticas de ascetismo corriente entre los yoguîs. [Jâgrat (vela, vigilia) es el estado despierto o de percepción exterior; uno de los tres estados de conciencia, siendo los otros dos: Svapna, el estado de sueño, y Suchupti, el de sueño profundo sin ensueños. Estos tres estados conducen al cuarto, Turîya (Turya), el que supera al de sueño sin ensueños, el superior a todos, un estado de elevada conciencia espiritual.

JÂGRAT-SVAPNA: (Sánscrito). Ensueño o estado despierto; ilusión. (P. Hoult).

JAH_EVE: (Jah-Eva) (Hebreo). Un ser hermafrodita, o sea la primitiva forma de la humanidad, el original Adam terrestre.

JAH_HEVAH: (Hebreo). El primer Andrógino divino, al dividirse en los dos sexos, o sea en hombre y mujer, vino a ser Jah-Heva.

JAH_HOVAH: (Hebreo). Vida masculina y vida femenina; macho y hembra. Esta palabra compuesta indica que cuando “los hombres comenzaron a llamarse Jehovah” o Jah-Hovah, empezó la raza humana de distinto sexo.

JAHVA-ALHIM: (Hebreo). Es el nombre que en el Génesis sustituye a “Alhim” o Elohim, “los dioses”. Es empleado en el capítulo primero, mientras que en el capítulo segundo figura la expresión “Señor Dios” o Jehovah. En la filosofía esotérica y en la tradición exotérica, Jahva Alhim (Java Aleim) era el título del jefe de los hierofantes, que iniciaban en el bien y el mal de este mundo en el colegio sacerdotal conocido con el nombre de “Colegio Aleim” en país de Gandunya, o Babilonia. La tradición y la fama afirman que el superior del templo Fo-maïyu, llamado Foh-tchou (maestro de ley búdica), templo situado en las fragosidades del gran monte de Kouenlong-sang (entre China y el Tibet), alecciona una vez cada tres años, al pie de un árbol denominado Sung-Mîn-Shû, o “Arbol del conocimiento y de vida”, que es el Arbol de Sabiduría Bo (Bodhi).

JAINA: (Sánscrito). [Secretario del jainismo], doctrina religiosa de la India que tiene gran semejanza con el budismo, pero que precedió a éste muchos siglos. Pretenden los jainas que Gautama, el Buddha, era discípulo de uno de sus Tîrthankaras o Santos. Niegan la autoridad de los Vedas y la existencia de todo dios supremo personal, pero creen en la eternidad de la materia, la periodicidad del universo y la inmortalidad de las almas (manas) humanas, así como también de las de los animales. Es una secta sumamente mística.

JALA-RÛPA:(Sánscrito). Literalmente, “de forma o cuerpo acuoso”. Uno de los nombres de Makara (el signo zodiacal Capricornio). Es uno de los más ocultos y misteriosos signos del Zodíaco; figura en la bandera de Kâma, dios del amor, y guarda relación con nuestro Ego inmortal.

JALAVICHUVA: (Sánscrito). El equinoccio de otoño. .

JALAZAYA: Jalazaya (Sánscrito). Vichnú, que duerme sobre las aguas. En los Vedas, es el fuego, principio de vida, que reposa en las aguas del samudra o vaso sagrado.

JÂLMA: (Sánscrito). Hombre de ínfima casta, dedicado a los oficios más viles. –Temerario, cruel, bribón.

JAMIN: (Hebreo). El lado derecho del hombre, considerado como el más noble. Benjamín significa “hijo del lado (esto es, testis) derecho”.

JANA: (Sánscrito). Hombre, persona, criatura, gente.

JANA-LOKA: (Sánscrito). El mundo en que se supone que moran los munis (santos) después de la muerte del cuerpo. T

JANGAMA: (Sánscrito). “Que se mueve o vive”; móvil, animado, viviente.

JANTU: (Sánscrito). Ser o criatura viviente; hombre, animal.

JANYU: (Sánscrito). Criatura, ser viviente, hombre, persona, animal. Sobrenombre de Brahmâ (como primer viviente) y de Agni o Fuego (como principio de la vida).

JAPA: Práctica mística de ciertos yoguîs. Consiste en recitar de memoria varios mantras y fórmulas mágicas. [Rezo en voz baja; recitación de memoria (silenciosa y mental). Manilal Dvivedi, en su comentario de los Aforismos de Patañjali, dice: “Japa significa recitación, pero ésta debe ir acompañada de la debida meditación sobre el significado de las palabras o sílabas recitadas. La mejor manera de recitar recomendada por los Tantras es mental, de modo que no se interrumpa un momento durante el trabajo ni aun durmiendo”.] .

JAPA-YAJÑA: (Sánscrito). Una especie de sacrificio que consiste en recitar en voz baja mantras, oraciones, textos o palabras sagradas (O M), etc. Entre otras cosas, la superioridad de este sacrificio consiste, segun Madhusûdana, en no requerir la muerte de ninguna víctima.

JARÂ: (Sánscrito). Vejez, decrepitud.

JASHER: (Hebreo). “Libro de los justos”, o “Libro del Derecho”, como traducen algunos. Uno de los libros perdidos de los antiguos hebreos, citado dos veces en el Antiguo Testamento: “Y el sol se detuvo y la luna se paró, hasta tanto que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está aquesto escrito en el Libro de Jasher?” (Josué, X, 13). “… He aquí que está escrito en el Libro de los Justos …” (2 Samuel, o 2 Reyes, I, 18). Muy probablemente es una colección de baladas nacionales que recuerdan las gestas de famosos guerreros.

JÂTAKAS: (Sánscrito). Tratados búdicos relativos a los nacimientos de los Budas y Bodhisattvas. La parte del tratado de astrología referente a los nacimientos. .

JÂTI-SMARA y JÂTI-SMARANA: (Sánscrito). Recuerdo de una vida anterior.

JAYA: (Sánscrito). Victoria; victorioso, vencedor. –Epíteto de Arjuna, Yudhichtira y varios otros personajes.

JAYAS:(Sánscrito). Los doce grandes dioses que, segun los Purânas, se abstuvieron de crear hombres, y por ello fueron condenados por Brahmâ a renacer “en cada manvantara racial hasta el séptimo”. Es otro aspecto o forma de los Egos que se reencarnan. [Jayas (plural castellanizado de Jaya) son unos versos, fórmulas o mantras qu acarrean la victoria.] .

JEHOVAH: (Hebreo). “El nombre judío de la Divinidad, J’hovah, es un compuesto de dos palabras, a saber: Jah (y, i o j, Yod, décima letra del alfabeto hebreo) y Hovah (Hâvah, o Eva)”, dice una autoridad cabalista, Mr. J. Ralston Skinner, de Cincinnati, E. U. de América. Y, además, “la palabra Jehovah, o Jah-Eva, tiene la misma significación de existencia o ser como varón-hembra”. Cabalísticamente, significa en realidad lo último, y nada más, y segun se ha probado repetidas veces, es enteramente un término fálico. Así en el versículo 26 del capítulo IV del Génesis, se lee en su desfigurada traducción: “… entonces empezaron los hombre a invocar el nombre del Señor”, mientras que debería decir correctamente: “… entonces empezaron los hombres a llamarse con el nombre de Jah-hovah” o varones y hembras, que ellos habían venido a ser después de la separación de los sexos. En realidad, esto último se halla descrito en el mismo capítulo cuando Caín (el varón o Jah) “se levantó contra Abel, su (hermana, no) hermano y le mató” (derramó su sangre, en el original). El capítulo IV del Génesis contiene verdaderamente el relato alegórico de aquel período de evolución antropológica y fisiológica descrita en la Doctrina Secreta al tratar de la Raza-madre de la humanidad. Va seguido del capítulo V como un velo; pero debería ir seguido del capítulo VI, en que los Hijos de Dios tomaron por esposas a las hijas de los hombres o de los gigantes. Porque esto es una alegoría que alude al misterio de los Egos divinos que se encarnan en la humanidad, después de lo cual las razas hasta entonces desprovistas de sentido, “vinieron a ser hombres poderosos … varones de fama”, por haber adquirido mentes (manas) de que antes carecían. [Jehovah no es el Dios único, eterno e infinito; es simplemente uno de los Elohim (los siete Espíritus creadores), segun lo demuestran las propias palabras del Génesis, III, 22, cuando el Señor Dios dijo: “He aquí el hombre se ha hecho como uno de nosotros sabiendo el bien y el mal”. El personaje que en los cuatro primeros capítulos del Génesis es designado con los nombres de “Dios”, “el Señor Dios” o simplemente “Señor”, no es una sola y misma persona; no es Jehovah. Este aparece sólo en el capítulo IV, en cuyo primer versículo se le llama Caín, y en el último es transformado en humanidad –varón y hembra.

JERARQUIAS CREADORAS: Se llaman así porque están ocupadas en la construcción del universo, guiar a sus hermanos menores en el sendero de la evolución y dirigir el desenvolvimiento de las fuerzas espirituales en el universo material. En el estado presente de la evolución, cinco de estas Jerarquías han transpuesto ya el campo visual de los mayores y más desarrollados Maestros de nuestro mundo; cuatro han pasado más allá de la liberación, y una está en los umbrales de este último estado. Así es que en nuestra evolución sólo toman parte siete Jerarquías, que afectan, por decirlo así, nuestra partícula de Divinidad, la porción de Îzvara, el Jîvâtmâ, el Ser viviente cuya superior naturaleza espiritual forma parte integrante de una de dichas Jerarquías. –La primera Jerarquía está constituída por los Hálitos ígneos amorfos, Señores del Fuego, Llamas divinas, Fuegos divinos, Leones del Fuego, Leones de Vida, nombres todos ellos que expresan atributos ígneos, pues dichos Seres son la Vida y el Corazón del universo, el Âtmâ, la Voluntad cósmica, y a través de ellos pasa el rayo de Paramâtmâ, que despierta el Âtmâ en la Mónada del hombre. –La segunda Jerarquía está formada por los seres de doble naturaleza, las “dúplices unidades”, Fuego y Eter, el Discernimiento manifestado, la Sabiduría del sistema, el Buddhi cósmico, que despierta el Buddhi en la Mónada humana. –La tercera Jerarquía, la del Mahat o Manas cósmico, son las Tríadas, Fuego, Eter y Agua, la actividad cósmica, que también dejará parte de su esencia en la Mónada del hombre, a medida que éste vaya descendiendo. Esas son las Jerarquías creadoras arûpicas [sin forma], que moran en materia todavía demasiado sutil para tomar forma limitada en la materia en que se entremezclan y compenetran todas las Formas. –La cuarta Jerarquía es la nuestra, la Jerarquía de las Mónadas humanas que no han dejado todavía el eno del Supremo Padre en donde verdaderamente permanecemos inseparables de El, aunque en el laberinto de materia nos parezca que estamos separados y seamos distintos. Esta Jerarquía se llama también de los Jîvas imperecederos. –La quinta Jerarquía es la de Makara, que tiene por símbolo el pentágono. En ella, el doble aspecto espiritual y el doble aspecto físico de la Naturaleza, el positivo y el negativo, aparecen en recíproca lucha; son los turbulentos, los “rebeldes” de las mitologías, … los nacidos del Cuerpo de Tinieblas que por su evolución pertenecen a este universo. Son Seres de gran poder y sabiduría espirituales, pero que ocultan en su interior el germen, la esencia del ahamkara, de aquella facultad autoactiva que es necesaria para la evolución humana. Son producto de la primera Cadena planetaria. –La sexta Jerarquía está formada por los nacidos del Cuerpo de Brahmâ, que se denomina Cuerpo de Luz o de Día. En esta cohorte de Devas brillan gloriosos los Pitris de los Devas, designados con el nombre de Agnichvâttas o “los séxtuples Dhyânis”. Ellos se lo dan todo al hombre menos el Âtmâ y el cuerpo físico; por esto se les llama “donadores de los cinco principios intermedios del hombre”. Guían a la Mónada para que obtenga los átomos permanentemente relacionados con estos principios, o sean “el plasma quíntuple”. Son producto de la segunda Cadena planetaria. En esta Jerarquía se hallan también incluídas grandes huestes de Devas y los más elevados espíritus de la Naturaleza o elementales del reino medio. –La séptima Jerarquía comprende los seres que conocemos con el nombre de Pitris lunares, nacidos del cuerpo de Brahmâ, llamado Crepúsculo o Sandhyâ. Su labor respecto de la evolución física del hombre es idéntica a la de los Pitris Agnichvâttas respecto de la evolución intelectual. Forman asimismo parte de esta Jerarquía los agentes de los Pitris en la tarea que les está encomendada. Estos agentes son numerosas cohortes de Devas, los espíritus menores de la Naturaleza o elementales del Reino inferior, encargados de formar los cuerpos físicos de los hombres. Entran igualmente en esta Jerarquía los “espíritus de los átomos”, las simientes de evolución en futuros Kalpas. –Estas cuatro últimas son las Jerarquías creadoras rûpicas [dotadas de forma].

JEROGLIFICO: Son los caracteres sagrados del antiguo lenguaje egipcio. En esta clase de escritura se emplean figuras de objetos en lugar de las letras o signos convencionales propios de los demás alfabetos. Los jerogíficos son de dos clases: fonéticos o ideográficos, segun consten de signos que representen sonidos o ideas, subdividiéndose los primeros en alfabéticos, silábicos, complementos fonéticos y determinativos fonéticos; y los segundos, en determinativos especiales, determinativos generales, figurativos propiamente tales y simbólicos. Así, por ejemplo, un águila significa A; un becerro, Ua; una garza, Ba; una cerasta, F; una línea acuática, N; un jardín, Cha; etc. –Véase: Treviño y Villa, La Escritura Egipcia. .

JERUSALÉN o JERUSALEM: (Septuag.) y Hierosolyma (Vulgat.). En hebreo se escribe Yrshlim o “ciudad de paz”; pero los griegos antiguamente la llamaban con acierto Hierosalem o “Salem secreto”, puesto que Jerusalem es un resurgimiento de Salem, de la cual Melchizedek era el Rey-Hierofante, un declarado astrólatra y adorador del Sol, “el Altísimo”, dicho sea de paso. Allí reinó también a su vez Adoni-Zedek, que fue el último de sus soberanos amorreos. Alióse con otros cuatro, y estos cinco reyes fueron a reconquistar Gibeón [Gabón], pero (segun Josué, X) salió no muy bien librado del combate, lo cual no tiene nada de extraño, porque dichos cinco reyes tuvieron contra ellos no sólo a Josué, sino también el “Señor Dios”, y por añadidura, el sol y la luna. Aque día, segun leemos, obedeciendo al madato del sucesor de Moisés, “el sol se detuvo y la luna se paró” (X, 13) durante todo el día. Ningun hombre mortal, rey o aldeano, pudo resistir, naturalmente, semejante chaparrón “de grandes piedras del cielo”, que fueron lanzadas sobre ellos por el mismo Señor … “desde Beth-horon hasta Azeka” … “y ellos murieron” (X, 11). Después de haber muerto, ellos “huyeron y se escondieron en una cueva en Makkeda (o Maceda)” (X, 16). Parece no obstante, que una tan indigna conducta en un Dios recibió más tarde su castigo kármico. En diferentes épocas de la historia, el templo del Señor judío fue saqueado, arruinado y quemado (véase: Monte Moriah) -santa Arca de Alianza, querubines, Shekinah y todo, pero aquella deidad parecía tan impotente para proteger su propiedad de la profanación, como si no hubiesen quedado ya más piedras en el cielo. Después que Pompeyo hubo tomado el segundo Templo en el año 63 antes de J. C., y el tercero erigido por Herodes el Grande, había sido arrasado por los romanos, en el año 70 de nuestra era, no se permitió edificar ningun nuevo templo en la capital del “pueblo elegido” de Señor. A despecho de las Cruzadas, desde el siglo XIII, Jerusalén ha pertenecido a los mahometanos, y casi todos los Lugares santos y de grata memoria de los antiguos israelitas, y también de los cristianos, están ahora cubiertos de alminares y mezquitas, cuarteles turcos y otros monumentos del Islam.

JESÚS: Llamado también Cristo o Jesu-Cristo. Hay que establecer una distinción entre el Jesús histórico y el Jesús mítico. El primero era esenio y nazareno y fue mensajero de la Gran Fraternidad para predicar las antiguas enseñanzas divinas que debían ser la base de una nueva civilización. Por espacio de tres años fue Maestro divino de los hombres y recorrió la Palestina llevando una vida ejemplarísima por su pureza, compasión y amor a la humanidad. Obró multitud de prodigios resucitando muertos, sanando enfermos, volviendo la vista a los ciegos, haciendo andar a los paralíticos y realizando muchos otros actos que, por su carácter extraordinario, se han calificado de “milagros”. La sublimidad de sus doctrinas resalta sobre todo en su célebre Sermón de la Montaña. Como Iniciado que era, enseñó también doctrinas esotéricas, pero éstas las reservaba únicamente para “los pocos”, esto es, para sus discípulos elegidos. Al Jesús histórico se le han atribuído no pocos hechos legendarios que le han convertido en otro personaje puramente mítico, una verdadera copia del dios Krichna, tan venerado en la India. Para probar claramente tal aserto, no hay más que fijarse un poco en el paralelo que entre Jesús y Krichna presenta la autora de Isis sin velo (II, 537-539 de la edición inglesa), y del cual entresacamos las siguientes comparaciones: 1) Jesús es perseguido por Herodes, rey de Judea, pero huye a Egipto, guiado por un ángel; para asegurar su muerte, Herodes ordena el degüello de 40.000 inocentes. –Krichna es perseguido por Kanza, tirano de Mathurâ, pero escapa de una manera milagrosa; esperando matar al niño, el rey hace dar muerte a miles de niños varones. 2) La madre de Jesús era Mariam o Miriam; se casó continuando virgen, pero tuvo varios hijos después del primogénito Jesús. (Véase: Mateo, XIII, 55, 56; Marcos, III, 32-35; VI, 3; Lucas, VIII, 19, 20; y Juan, II, 12; VII, 5-10). –La madre de Krichna era Devakî, una virgen inmaculada (pero había dado a luz ocho hijos antes de Krichna). 3) Jesús obra milagros, echa los demonios del cuerpo, lava los pies de los discípulos, muere, desciende al infierno y sube al cielo después de librar a los muertos. –Krichna hace otro tanto, con la sola diferencia de que lavó los pies a los brahmanes y subió al paraíso Vaikuntha o paraíso de Vichnú. 4) Uno y otro divulgan los secretos del santuario y mueren, Cristo clavado en una cruz (un árbol), y Krichna clavado a un árbol, atravesado el cuerpo con una flecha.

JETZIRAH SEPHER: o “Libro de la Creación”. La más oculta de todas las obras cabalísticas que están actualmente en posesión de los místicos modernos. Su pretendido origen de haber sido escrito por Abraham es, naturalmente, absurdo, pero por su valor intrínseco es grande. Consta de seis perakim (capítulos), subdivididos en treinta y tres breves mishnas o secciones; y trata de la evolución del universo basándose en un sistema de correspondencias y números. En él se dice que la Deidad formó (“creó”) el Universo por medio de números “por treinta y dos senderos (o caminos) de sabiduría secreta”, siendo calculados dichos senderos para que correspondan a las veintidós letras del alfabeto hebreo y a los diez números fundamentales. Estos diez son los números primordiales, de los que procedió todo el Universo, y van seguidos de las veintidós letras divididas en Tres Madres, las siete consonantes dobles y las doce consonantes simples. Al que quiera comprender bien el sistema, le recomendamos que lea el excelente, aunque breve, tratado sobre el Sepher Jetzirah, debido a la pluma del Dr. W. Wynn Westcott.

JICHNU: (Jishnu) (Sánscrito). [Literalmente: “victorioso”.] Jefe de la Hueste celestial; título de Indra, que en la guerra de los Dioses con los Asuras fue caudillo de la “hueste de los Dioses”. Es el “Miguel, príncipe de los Arcángeles” de la India.

JINA: (Sánscrito). “Victorioso”. Sobrenombre de Vichnú. Se da también este nombre a los Buddhas, Arhats y ascetas budistas. Los jainas lo aplican a los Tîrthankaras o santos de su secta, y especialmente a Vardhamâna Mahâvira, a quien consideran como su Buddha.

JITASANGADOCHA: (Sánscrito). (El) que ha vencido el mal de las aficiones, tendencias o deseos.

JITÂTMÂ o JITÂTMAN: (Sánscrito). “Que vence al yo”; el que se vence o domina a sí mismo.

JITENDRIYAS: (Jita-indriyas) (Sánscrito). Que tiene reprimidos o dominados los sentidos.

JIVA: (Jiva) (Sánscrito). Vida, en el sentido de lo Absoluto; significa también la Mónada o “Âtma-Buddhi”. [Jîva tiene además los significados de: principio vital, alma o espíritu viviente; ser, alma o espíritu individual, yo humano; criatura o ser viviente, existencia. Al fin de una palabra compuesta, significa: vivo, viviente, vivificador.] .

JÎVA-BHÛTA: (Sánscrito). Viviente, vivo, vital; que es elemento o principio de vida; que anima los seres vivientes; convertido en espíritu individual. “Una eterna parte de mí mismo, convertida en Espíritu individual (jîvabhûta(s)) en el mundo de los vivientes, atrae al sentido interno y los otros cinco sentidos, que tienen su asiento en la naturaleza material”.

JIVÂNMUKTA: (Sánscrito). [Literalmente; “libertado o emancipado en vida”.] Un adepto o yoguî que ha llegado al último estado de santidad y se ha emancipado de la materia; un Mahâtma o Nirvâni, “el que mora en la bienaventuranza” y liberación. Virtualmente, el que ha alcanzado el Nirvâna durante la vida. [El Jîvanmukta mora en el Nirvâna, pero desciende a los mundos inferiores con el fin de contribuir a la evolución de la humanidad. –P. Hoult. –El que ha logrado la liberación del Yo.] .

JIVÂTMÂ o JIVÂTMAN: (Sánscrito). La Unica vida universal, generalmente; pero significa asimismo el Espíritu divino en el hombre. [El Espíritu animador de vida; el Espíritu individual o humano, o sea el Espíritu individual encarnado en un ser viviente, el Espíritu individual en contraposición al Espíritu universal o Paramâtman.] .

JÑÂNA o JÑÂNAM: (Sánscrito). Esta palabra la escriben también algunos en su transliteración: Gñâna, Gnyâna, Jhâna, Dnyan, Djnâna, Djñâna, etc. Literalmente, “conocimiento”; esotéricamente, “conocimiento supremo o divino”, adquirido mediante el Yoga. Es el conocimiento aplicado a las ciencias esotéricas; conocimiento, sabiduría oculta. [La voz jñâna significa en general: conocimiento, saber, inteligencia, comprensión, percepción, conciencia, etc.; pero se ha hecho una distinción importante entre jñâna y vijñâna, designando con el primero de estos nombres el conocimiento adquirido por medio de los libros o de las enseñanzas orales del guru (maestro); mientras que con el segundo se expresa el conocimiento superior, intuitivo, la visión con los ojos del alma o percepción espiritual.] .

JÑANA-DEVAS: (Gñân-Devas) (Sánscrito). Literalmente: “los dioses de conocimiento o sabiduría”. Son las clases superiores de dioses o devas; los hijos “nacidos de la mente” de Brahmâ, y otros, incluyendo entre ellos los Mânasa-putras (los Hijos del Intelecto). Esotéricamente son nuestros Egos que se reencarnan.

JÑANA-YOGA: (Sánscrito). Yoga, devoción o sendero de conocimiento o de sabiduría. Unión con la Divinidad mediante el conocimiento espiritual. Este yoga consiste en el completo dominio de los sentidos y de la mente, haciendo que ésta se concentre y fije en la contemplación del omnisciente Espíritu para recibir de El la iluminación. .
Jñâna-zakti (Jñâna-sakti o Gnânasakti) (Sánscrito).- El poder del intelecto o del verdadero conocimiento, una de las siete grandes fuerzas de la Naturaleza (seis, exotéricamente).

JÑÂNENDRIYAS: [Jñâna-indriyas] (Sánscrito). Las cinco vías o conductos del conocimiento. [Las cinco potencias o facultades sensitivas o de percepción (vista, oído, olfato, gusto y tacto), de las cuales son manifestaciones o materializaciones los órganos físicos de los sentidos (ojos, oídos, nariz, etc.).

JÑANÎ o JÑÂNIN: (Sánscrito). Sabio, conocedor, hombre de ciencia; el que sigue el sendero del conocimiento o de sabiduría (Jñâna-mârga), en contraposición al Karmin, hombre que sigue el sendero de acción (Karma-mârga). .

JÑÂTA:(Gnatha) (Sánscrito). El Ego kósmico; la consciente e inteligente Alma del Kosmos.

JOETNUS o JOTUNS: (Escandinavo).- Titanes o gigantes. Mimir, que enseñó a Odín la magia, el “tres veces sabio”, era un Joetun. [Estaban en perpetua guerra con los dioses. Son idénticos a los asuras de la India.]

JÖRD: En la Alemania del norte era la diosa de la Tierra lo mismo que Nerthus y la Freya o Frigg escandinava.

JÙPITER: (Latín). Su nombre deriva de la misma raíz que el Zeus griego. Es el dios más grande de los antiguos griegos y romanos, adoptado igualmente por otras naciones. Tiene multitud de nombres, estre otros: 1) Júpiter Aërios; 2) Júpiter Ammon de Egipto; 3) Júpiter Bel-Moloch, el caldeo; 4) Júpiter-Mundus, Deus-Mundus, “Dios del Mundo”; 5) Júpiter-Fulgur, “el Fulgurante o Tonante”, etc., etc.

JURAMENTO SODÁLICO: El más sagrado de todos los juramentos. La violación del juramento sodálico iba seguida de pena de muerte. El juramento y el Sod (ciencia secreta) era anteriores a la Kabbalah o Tradición, y los antiguos Midrashim trataban extensamente de los Misterios o Sod antes de que ellos se incluyeran en el Zohar. Actualmente se hace referencia a ellas con el nombre de Misterios secretos del Thorah (o Ley), cuya violación se castiga con la muerte.

JUSTICIA: Con esta sola palabra puede representarse todo el espíritu de la doctrina de Buddha, porque ésta enseña que todo hombre recibe, en virtud de las operaciones del infalible e inexorable Karma, exactamente aquella recompensa o aquel castigo que ha merecido, ni más ni menos. Ninguna acción buena o mala, por insignificante y oculta que sea, escapa a la equilibrada balanza del Karma. (Olcott, Catec. Buddh.).

JVALA: (Sánscrito). Ardiente, llameante, flamígero; llama.

JVÂLA o JWÂLÂ: (Sánscrito). Llama, luz.

JVÂLA-MUKHÎ: (Sánscrito). Literalmente, “boca de fuego”. Famoso lugar de peregrinación en el norte del Penjab, en donde brota fuego del suelo. Segun refiere la leyenda, es el fuego que Satî, esposa de Ziva, creó y en el cual ella misma se abrasó.

JYÂYAS: (Sánscrito). Mejor, superior, más grande, más poderoso, excelente, lo mejor.

JYOTIS: (Sánscrito). Luz, esplendor, fuego; estrella, astro, lucero, luminar; el sol. Usado en número dual: el sol y la luna. –Jyotis es también uno de los tres sacrificios.
15.gif.png
KAABA o KABAH (Arábigo). Nombre del famoso templo mahometano de La Meca, un lugar principal de peregrinación.

KABIRI: (Fenicio). Kabirim o Cabires. Divinidades y dioses muy misteriosos entre las naciones antiguas, incluyendo los israelitas, algunos de los cuales (como Tharé, padre de Abraham) los adoraron con el nombre de Teraphim. Entre los cristianos, empero, son ahora demonios, aunque los modernos Arcángeles son la transformación directa de estos mismos Cabires. En hebreo, dicho nombre significa "los poderosos", Gibborim. En otro tiempo, todas las divinidades relacionadas con el fuego (ora fuesen divinas, ora infernales o volcánicas) eran llamadas Cabirias. [La voz Kabir es derivada del hebreo Habir, grande, y también de Kabar, uno de los nombres de Venus. Los Cabires son los más elevados Espíritus planetarios, los más grandes dioses y "los poderosos". Varrón, siguiendo a Orfeo, los denomina "Poderes divinos". Todos los dioses de misterio eran Cabires. Los misterios de los Cabires en Hebrón estaban presididos por los siete dioses planetarios, entre otros, por Júpiter y Saturno bajo sus nombres de misterio. Creutzer, por otra parte, demuestra que, tanto en Fenicia como en Egipto, fueron siempre los siete planetas conocidos en la antigüedad, los cuales, juntamente con su padre el Sol, o su "hermano mayor", como quieren otros, constituyen un poderoso grupo de ocho entidades; los ocho poderes superiores, o los asesores del Sol, que ejecutaban alrededor de éste la sagrada danza circular, símbolo de la rotación de los planetas en torno del Sol.

KADANA: (Sánscrito). Terror, turbación, confusión; destrucción, exterminio.

KADOSH: (Hebreo). Se escribe también Kodesh. -Consagrado, santo. Alguna cosa puesta aparte para el culto del Templo. [Lugar santo o de santidad.] Pero entre el significado etimológico de esta palabra y su significado subsiguiente en su aplicación a los Kadeshim (los "sacerdotes" puestos aparte para ciertos ritos del Templo), hay un abismo.

KAILÂSA: (Kailasa) (Sánscrito). En metafísica, “cielo”, la mansión de los dioses; geográficamente, una cadena de montañas en el Himalaya, al norte del lago Mansaravâra, llamado también Mânasa. [Dicha montaña está habitada por Kuvera y Ziva. Se la designa igualmente con los nombres de Gana-parvata y Rajatâdri, “montaña de plata”.]

KAIVALYA: (Sánscrito). Unidad, aislamiento, independencia, liberación, emancipación, bienaventuranza final. Resultado final de la práctica del Yoga de Patañjali, que consiste en el aislamiento del Purucha (Espíritu) y su liberación o emancipación del Prakriti (Materia), alcanzando así el yoguî el estado de Unidad, y viendo a Dios manifestado en sí mismo. He aquí la definición de Patañjali: Kaivalya es la resolución inversa de las cualidades (gunas), faltas ya de motivos para obrar en provecho del Yo (Purucha); o en otros términos: es el poder del Yo concentrado en sí mismo”.

KÂKI o KÂKIN: (Sánscrito). La Mónada, el Ser individual o Jîva. “La palabra Kâkim está compuesta de Ka + ak + in. La primera sílaba, Ka, denota “placer”; la segunda, ak, significa “dolor”, y la tercera, in, “posesor”. Así, pues, aquel que experimenta placer y dolor –el Ser individual (Jîva), es denominado Kâkin”.

KAKODæMON: (Griego). El genio del mal, en contraposición a Agathodæmon, el genio del bien, o la Deidad. Es un término gnóstico.

KÂKOLA: (Sánscrito). “Cuervo”. –Una de las divisiones del infierno.

KALA: (Sánscrito). Débil, sordo, confuso (hablando de sonidos); sonido sordo o débil, zumbido, gorjeo de las aves, etc.; una de las diversas fases de un sonido.

KÂLA: (Sánscrito). Tiempo, hado; un ciclo y un nombre propio, o un título dado a Yama, rey del mundo inferior y Juez de los muertos. [Kâla tiene varios otros significados: el tiempo como regulador o destructor del mundo, y de ahí: destido, hado, fin; muerte, o el dios de los muertos (Yama); edad, era, estación, etc.]

KÂLADHARMA: (Sánscrito). Literalmente: “la ley del tiempo”; la muerte.

KÂLÂGNI: (Sánscrito). La llama del tiempo. Un Ser divino creado por Ziva; un monstruo de mil cabezas. Un título de Ziva que significa “el fuego del destino”. [La Llama del Tiempo, el fuego que al fin del mundo consumirá la tierra. “Cuando miro tus bocas … ardientes como el fuego devorador del fin del mundo…”.]

KÂLAMEGHA: (Sánscrito). La tenebrosa nube que debe anunciar el pralaya o destrucción del universo.

KÂLARÂTRI: (Sánscrito). “Noche negra”. La séptima noche del séptimo mes del septuagésimo séptimo año de edad de una persona; desde esta noche en adelante, que se supone ser el término ordinario de la vida, está uno exento de toda obligación respecto al culto.

KALEVARA: (Sánscrito). El cuerpo: el cuerpo muerto o cadáver.

KALI: (Sánscrito). Disensión, discordia, mal, perversidad; guerra, lucha. El Kali-yuga personificado como espíritu del mal. Nombre del demonio de dicha edad. –Nombre de un ciclo de 2.400 años divinos.

KÂLI: (Kali) (Sánscrito). “La negra”. Actualmente es el nombre de Pârvatî, esposa de Ziva; pero originariamente era el de una de las siete lenguas de Agni, dios del fuego. “la lengua negra, ígnea”.

KÂLÎCHÎ: (Sánscrito). El tribunal de Yama, dios de los muertos.

KALIKÂ-PÛRVA: (Sánscrito). Actos que engendran nuevo Karma, o Karma no relacionado con una vida anterior.

KÂLIMAN: (Sánscrito). Negrura, obscuridad.

KÂLIYA: (Kaliya) (Sánscrito). La serpiente de cinco cabezas, a la cual dio muerte Krichna en su niñez [arrojándose de un salto en una profunda rebalsa del río Yamuna.] Monstruo mítico que simboliza las pasiones humanas; el río o el agua es un símbolo de la materia.

KALIYUGA: (Sánscrito). El cuarto yuga, la edad negra o de hierro; el presente período del mundo, cuya duración es de 432.000 años. La última de las edades en que el período evolucionario del hombre está dividido por una serie de dichas edades. El Kaliyuga empezó 3.102 años antes de J. C., en el momento de la muerte de Krichna, y el primer ciclo de 5.000 años terminó entre los años 1897 y 1898. [Edad de la discordia y del mal.]

KÂMA (Sánscrito). Mal deseo, lascivia, lujuria, concupiscencia, volición; apego a la existencia. Kâma es generalmente identificado con Mâra, el tentador. [Kâma significa también: deseo, apetito, pasión, afán; sensualismo, placer; amor; el dios del amor, el Cupido indo; objeto amado, cosa deseada o apetecible, etc. Es también el cuarto principio en la constitución humana, en cual caso se designa con el nombre de Kâma-rûpa; el centro del hombre animal, asiento de los deseos y pasiones animales, formando la línea o demarcación que separa al hombre mortal de la entidad superior o inmortal. “Es la vida que se manifiesta en el cuerpo astral y que está condicionada por él. Se caracteriza por el atributo de la sensibilidad bajo la forma rudimentaria de sensación, o bajo la forma compleja de emoción, o de cualquiera de los grados que hay entre ambas. Todo esto viene a reducirse a deseo, esto es, lo que es atraído o rechazado por los objetos, segun éstos causen placer o dolor al yo personal”.

^KÂMACHARIN: (Sánscrito). Que sigue sus deseos; que está entregado a sus deseos.

KÂMA-DEVA: (Sánscrito). Segun las ideas populares, es el dios del amor; un Vizvadeva, en el panteón indo. Como el Eros de Hesíodo, degradado hasta el nivel de Cupido por la ley exotérica, y más degradado aun por el sentido popular que posteriormente se atribuyó a dicho término; así es Kâma un punto sumamente misterioso y metafísico.

KÂMA-KÂYA: (Sánscrito). “Cuerpo de deseo” o vehículo kámico. Forma o envoltura constituída por los deseos animales, que persiste algun tiempo después de la muerte del cuerpo físico, llevando una vida independiente en el Kâmaloka.

KAMALA: (Sánscrito). Agua, loto. –Un centro de fuerza nerviosa situado en el cuerpo.

KÂMA-LOKA: (Sánscrito). El plano semi-material, subjetivo e invisible para nosotros, donde las “personalidades” desencarnadas, las formas astrales, llamadas Kâmarûpa, permanecen hasta desvanecerse del todo, gracias al completo agotamiento de los efectos de los impulsos mentales que crearon esos eidolons de las pasiones y deseos humanos y animales. Es el Hades de los antiguos griegos y el Amenti de los egipcios, la región de las sombras silenciosas; una división del primer grupo de los trailokas.

KAMA-RUPA: (Sánscrito). Metafísicamente, y en nuestra filosofía esotérica, es la forma subjetiva creada, en virtud de los deseos y pensamientos mentales y físicos relacionados con objetos materiales, por todos los seres sencientes, forma que sobrevive a la muerte del cuerpo.

KÂMÂTMAN: (Sánscrito). De naturaleza sensual; entregado a sus propios deseos; voluptuoso.

KAMEA: (Hebreo). Un amuleto, generalmente un cuadrado mágico.

KANDARPA: (Sánscrito). Sobrenombre de Kâma, dios del amor, o Ananga, como también se le llama; el Cupido indo. Es el señor de las apsaras o ninfas celestes, y le representan en forma de hermoso mancebo armado con arco y cinco flechas floreadas, con las cuales hiere los cinco sentidos.

KANDU: (Sánscrito). Santo sabio de la segunda Raza-madre, un yoguî, a quien Pramlochâ, una “ninfa” enviada por Indra para este objeto, sedujo y con quien vivió por espacio de varias centurias. Por fin, el sabio, volviendo sobre sí, la repudió y se la quitó de delante. Después de esto, dio ella a luz una hija, Mârichâ. Este relato es una fábula alegórica de los Purânas.

KANYÂ: (Sánscrito). Virgen o doncella. [La Virgen: sexto signo del Zodíaco indo, correspondiente a Virgo, o a Virgo-Scorpio cuando nadie más que los iniciados sabían que existían doce signos. Virgo-Scorpio iba entonces seguido de Sagitario. En el medio, o sea en el punto de unión, donde ahora está Libra, y en el signo actualmente llamado Virgo, se insertaron dos signos místicos que permanecieron ininteligibles para los profanos. (Subba-Row: Los doce Signos del Zodíaco).]

KARABTANOS: (Griego). El espíritu del deseo ciego o animal; símbolo del Kâma-rûpa. El Espíritu “sin sentido o juicio”, en el Codex de los nazarenos. Es el símbolo de la materia y representa el padre de los siete espíritus de concupiscencia engendrados por él en su madre, el “Spíritus” de la Luz astral. [El espíritu de la materia y de la concupiscencia; el Kâma-rûpa sin el Manas (la mente).]

KÂRANA-ZARÎRA: (K.-sarira) (Sánscrito). El “Cuerpo causal”. Tiene una doble significación. Exotéricamente, es avidyâ, ignorancia, o lo que causa la evolución de un ego humano y su reencarnación; de ahí el Manas inferior, esotéricamente; -el Cuerpo causal o Kâranopâdhi figura en el Târaka-Râja-yoga como correspondiente al Buddhi y al “Manas” superior, o Alma espiritual. [El Cuerpo causal, que es la causa u origen de los otros.]

KARKA: (Sánscrito). Cuarto signo del Zodíaco indo, correspondiente a Cáncer.

KARMA: [o Karman] (Sánscrito). Físicamente, acción; metafísicamente, la LEY DE RETRIBUCION, la Ley de causa y efecto o de Causación ética. Némesis, sólo en el sentido de mal Karma. Es el undécimo Nidâna [o causa de existencia] en el encadenamiento de causas y efectos, en el Budismo ortodoxo; más aun, es el poder que gobierna todas las cosas, la resultante de la acción moral, el samskâra metafísico, o el efecto moral de una acto sometido para el logro de algo que satisfaga un deseo personal. Hay Karma de mérito y Karma de demérito. El Karma no castiga ni recompensa; es simplemente la Ley única, universal, que dirige infaliblemente, y por decirlo así, ciegamente, todas las demás leyes productoras de ciertos efectos a lo largo de los surcos de sus causaciones respectivas. Cuando el budismo enseña que “el Karma es aquel núcleo moral (de todo ser), lo único que sobrevive a la muerte y continúa en la transmigración” o reencarnación, quiere decir simplemente que después de cada personalidad no quedan más que las causas que ésta ha producido; causas que son imperecederas, esto es, que no pueden ser eliminadas del universo hasta que sean reemplazadas por sus verdaderos efectos, y destruídas por ellos, por decirlo así, y tales causas –a no ser que sean compensadas con efectos adecuados, durante la vida de la persona que las produjo-, seguirán al Ego reencarnado, y le alcanzarán en su reencarnación subsiguiente hasta quedar del todo restablecida la armonía entre los efectos y las causas. Ninguna “personalidad” –mero conjunto de átomos materiales y de peculiaridades instintivas y mentales- puede continuar naturalmente como tal en el mundo del Espíritu puro. Sólo aquello que es inmortal en su misma naturaleza y divino en su esencia, esto es, el Ego, puede existir para siempre. Y siendo el Ego el que elige la personalidad que va a animar, después de cada Devachán, y el que recibe por medio de dichas personalidades los efectos de las causas Kármicas producidas, de ahí que el Ego, el Yo que es el “núcleo moral” de que se ha hecho mención, y Karma encarnado, sea “lo único que sobrevive a la muerte”. [Esta ley existe desde la eternidad, y en ella, porque es la Eternidad misma, y como tal, puesto que ningun acto puede ser coigual con la Eternidad, no puede decirse que obra, porque es la Acción misma. No es la ola la que ahoga al hombre, sino la acción personal del desdichado que marcha deliberadamente y se coloca bajo la acción impersonal de las leyes que gobiernan el movimiento del océano. El Karma no crea ni designa nada. El hombre es quien traza y crea las causas, y la ley kármica ajusta los efectos, y este ajustamiento no es un acto, sino la armonía universal que tiende siempre a recobrar su posición primitiva, como una rama de árbol, que si se dobla con violencia, rebota con la fuerza correspondiente. Si se fractura el brazo que trató de doblarla, ¿diremos que fue la rama que rompió nuestro brazo, o que nuestra propia imprudencia nos ha acarreado tal desgracia? El Karma no ha tratado jamás de destruir la libertad intelectual e individual, como el dios inventado de los monoteístas. No ha envuelto sus decretos en la obscuridad de un modo intencionado para confundir al hombre, ni tampoco castiga al que osa escudriñar sus misterios; antes al contrario, aquel que a fuerza de estudio y meditación descubre sus intricados senderos y arroja alguna luz en sus obscuros caminos, en cuyas revueltas perecen tantos hombres a causa de su ignorancia del laberinto de la vida, trabaja para el bien de sus semejantes. El Karma es una ley absoluta y eterna en el mundo de la manifestación, y como sólo puede haber un Absoluto, con una sola Causa eterna siempre presente, los creyentes en el Karma no pueden ser considerados como ateos o materialistas, y menos aun como fatalistas, puesto que el Karma es uno con lo Incogniscible, de lo cual es un aspecto, en sus efectos, en el mundo fenomenal. Entre las varias divisiones del Karma establecidas (Karma individual y colectivo, Karma positivo y negativo; Karma masculino y femenino, etc.), tiene una importancia especial la triple división en: 1) Karma acumulado o latente (Sañchita Karma), que es el constituído por multitud de causas que vamos acumulando en el decurso de nuestra vida y que no pueden tener inmediata realización; 2) Karma activo o empezado (Prârabdha Karma), aquel cuyos efectos se manifiestan ahora en nuestra propia naturaleza, esto es, aquello que constituye lo que se llama nuestro carácter, las múltiples circunstancias que nos rodean en la vida presente, y 3) el Karma nuevo, el que actualmente engendran nuestras diversas actividades (Kriyamâna Karma). Esta división, que expone J. C. Chatterji en la Filosofía esotérica de la India, es la misma que hallamos en la excelente obra de A. Besant, Sabiduría Antigua, en estos términos: “Será necesario distinguir entre el Karma maduro, pronto a manifestarse como sucesos inevitables en la vida presente; el Karma de carácter, que se manifiesta en las tendencias que son resultado de experiencias acumuladas y que son susceptibles de ser modificadas en la vida presente por el mismo Poder (el Ego) que las creó en la pasada; y por último, el Karma que ahora está produciendo y dará origen a sucesos venideros y al carácter futuro. Estas son las divisiones designadas con los nombres de Prârabdha (empezado, que debe efectuarse en la vida), Sañchita (acumulado), una parte del cual se manifiesta en las tendencias, y Kriyamâna, en curso de creación o formación”. (Obra citada, pág. 326). –San Pablo, el iniciado, expresa de un modo pintoresco la operación del Karma diciendo: “Todo lo que el hombre sembrare, eso recogerá”. (Gálat., VI, 7), sentencia análoga a la de los Purânas: “Todo hombre recoge las consecuencias de sus propias obras”. La ley del Karma se halla inextricablemente ligada con la de la Reencarnación.]

KARMA_ BANDHANA: (Sánscrito). Lazo con que el Karma liga a la vida terrestre. –Como adjetivo, significa: ligado o encadenado por las obras.

KARMA COLECTIVO: El que afecta a una colectividad humana (familia, pueblo, nación, humanidad entera). Es la resultante de las fuerzas en mutua relación de los individuos que componen la colectividad, y todos ellos son conducidos siguiendo la dirección de dicha resultante.

KARMA-JA: (Sánscrito). Nacido de la acción o de las obras.

KARMA MADURO: Es lo mismo que el Prârabdha Karma (véase: Karma), esto es: aquel que está pronto a manifestarse en esta vida, y que por lo tanto es inevitable.

KÂRMANA: (Sánscrito). Magia, hechicería, operación mágica; que encanta, hechiza o fascina; perteneciente a las acciones, o nacido de ellas.

KARMA-NÉMESIS: (Sánscrito-griego). Karma y Némesis son dos palabras casi sinónimas. Como se ha dicho antes, Karma es Némesis sólo en el sentido de mal Karma. Karma-Némesis no es más que el efecto dinámico espiritual de causas producidas, y fuerzas que nuestras propias acciones han despertado y puesto en actividad. Es una ley de dinámica oculta que “una cantidad dada de energía gastada en el plano espiritual o astral produce resultados mucho mayores que la misma cantidad gastada en el plano físico, objetivo de existencia”. Karma-Némesis es sinónimo de Providencia sin designio, bondad ni cualquier otro atributo y cualidad finitos, tan antifilosóficamente atribuídos a ella. Ningun ocultista ni filósofo hablará de la bondad o crueldad de la Providencia; pero, identificando a ésta con Karma-Némesis, enseñará que guarda a los buenos y vela sobre ellos tanto en esta vida como en las venideras, y que castiga al malhechor hasta su séptima reencarnación, hasta tanto que no haya sido finalmente reajustado el efecto de haber puesto en perturbación el más pequeño átomo en el mundo infinito de armonía; porque el único decreto kármico –decreto eterno e inmutable- es la Armonía absoluta tanto en el mundo material como en el espiritual.

KARMÂRAMBHAKA: (Sánscrito). El Karma que en su curso produce otros Karmas.

KARMA-VAZA: (Sánscrito). Poder o influencia de los actos de una vida anterior.

KARMA-YOGA: (Sánscrito). Ejecución de las acciones, especialmente de las obras religiosas. Yoga de acción, unión con el Yo divino por medio de la acción; sendero de acción o devoción por medio de las obras, tales como los actos religiosos, y aun las obras inherentes al cargo o condición de cada uno, debiendo éstas ejecutarse como un deber, sin apego, sin miras egoístas o interesadas, sin deseo de recompensa y como una ofrenda a la Divinidad.

KARMENDRIYAS: (Karma-indriyas) (Sánscrito). Plural castellanizado de Karmendriya; propiamente, Karmendriyâni. –Las cinco potencias o facultades de acción, de las cuales los órganos físicos (lengua, manos, pies, etc.) no son más que los instrumentos materiales por cuyo medio reaccionamos sobre el mundo exterior. Estas facultades son: habla, manipulación, locomoción, excreción y generación.

KARMIN: (Sánscrito). Hombre de acción, el que sigue el Karmamârga, o sendero de las obras, en contraposición al jñânin, u hombre de conocimiento.

KARR: (Egipcio). El infierno de los Faraones. Véase: Infierno.

KARUNA: (Sánscrito). Infeliz, miserable, digno de lástima.

KASINA: (Sánscrito). Ceremonia mística del Yoga que se practica para librar la mente de toda agitación y conducir el elemento kâmico a una calma completa.

KATENOTEÌSMO: (Kathenotheismo). Del griego Kata, segun, heis (hen-), uno, y theos, dios. –Una forma de religión en la que se elige y adora un solo dios, con exclusión de los demás.

KCHANADÂCHARA: (Sánscrito). “Que anda de noche”: râkchasa, demonio, mal espíritu o fantasma nocturno.

KHETRAJÑA: (Kshetrajna) o Kchetrajñezvara (Sánscrito). El Espíritu encarnado, el Ego consciente en sus manifestaciones más elevadas; el Principio que se reencarna, el “Señor” que está dentro de nosotros. [Kchetrajña significa literalmente “Conocedor del Medio”. Es el Espíritu individual, el verdadero Yo, el Espíritu supremo y consciente que está en nosotros y en todos los seres del universo.]

KER:(Griego). Hesíodo y Homero hablan de unos seres imaginarios, que son personificaciones de las causas inmediatas de la muerte. Su aspecto es horrible; siguen a los guerreros en el campo de batalla y, lanzando miradas siniestras, se arrastran junto a los heridos y moribundos, clavando en el cuerpo de estos infelices sus garras formidables y chupando su sangre.

KERAUNOSCOPIA: (Del griego Keraunos, rayo). Una especie de adivinación que se practicaba por medio de la observación del rayo.

KETU: (Sánscrito).- El nodo descendente en astronomía; la cola del Dragón celeste, que ataca al Sol durante los eclipses; es también un cometa o meteoro. [Significa asimismo: enseña, bandera; marca, señal; jefe, caudillo.]

KEVALIN: (Sánscrito). El que cree en la doctrina de la unidad del Espíritu. –Entre los jainas, un Arhat. (P. Hoult).

KEZARA: (Keshara) (Sánscrito). “Que pasea o anda por el cielo”, esto es, el yoguî, que puede viajar en su forma astral. [Kezara significa también: filamentos del loto y de otros vegetales, tal vez porque flota en el aire. –“Segun se declara en el sexto adhyâya (capítulo) del rey de los tratados místicos, el Dhyânezvari, el cuerpo del yoguî se vuelve como “formado de aire”, como “una nube de la cual han brotado miembros”, después de lo cual, “él (el yoguî) ve las cosas existentes más allá de los mares y de las estrellas; oye y comprende el lenguaje de los devas (dioses) y percibe lo que pasa en la mente de la hormiga”.

KEZI o KENZI: Kezi o Kezin (Keshi o Keshin) (Sánscrito). Literalmente: “cabelludo, o que tiene abundante cabellera”. –Nombre de un daitya, demonio o gigante, a quien Krichna dio muerte en fiera pelea.

KHADO: (Tibetano). Malos demonios hembras, segun la creencia popular. En la filosofía esotérica, son fuerzas ocultas y malignas de la Naturaleza. Elementales conocidos en sánscrito con el nombre de Dâkinîs.

KHAMANISMO: Nombre dado por los egiptólogos al antiguo idioma del Egipto. Llámase también Khami.

KHECHARÎ:(Sánscrito). Una práctica del Hatha-yoga que consiste en volver la punta de la lengua hacia atrás en dirección de la garganta, teniendo al mismo tiempo la vista fija en un punto situado entre ambas cejas.

KHEPRA: (Egipcio). Dios egipcio que preside el renacimiento y la transmigración. Está representado con un escarabajo sagrado en lugar de cabeza.

KHER-HEB (Egipcio). Nombre dado al sacerdote encargado de hacer uso de la palabra en las fiestas religiosas. Los papiros funerarios lo representan leyendo extractos del Libro de los Muertos durante la ceremonia de las exequias. Era el maestro de ceremonias del culto egipcio.

KHEWT-NEB-S(Egipcio). Diosa que personifica el occidente.

KHI: (Chino). Literalmente: “aliento”; significa el Buddhi.

KHOTI: (Sánscrito). Adivinadora, mujer que dice la buenaventura.

KHOU (Egipcio). Con este nombre se designa con frecuencia al difunto, en el Libro de los Muertos. Pero este nombre no se refiere al Espíritu puro, como sospecha Pierret, sino “al cuerpo astral, o simulacro aéreo del cadáver o de la momia, o sea a lo que llaman los indos bhût y los chinos hauen. –Khou es también el nombre que daban los egipcios a la inteligencia.

KIN-PURUCHAS: (Sánscrito). Devas monstruosos, medio hombres y medio caballos. [Literalmente: “¿qué hombres?” –Una clase de seres míticos, duendes, trasgos, enanos, etc., que participan de la naturaleza y del aspecto de los animales. Ultimamente esta palabra ha venido a ser sinónimo de Kinnaras. –“Un nombre de los seres de la segunda Raza”.]

KIN-NARA: (Sánscrito). Literalmente: “¿Qué hombres?”. Seres fabulosos de igual especie que los Kim-puruchas. Una de las cuatro clases de seres llamados “Mahârâjas”. [Seres míticos que tienen cuerpo de hombre y cabeza de caballo; son una clase de Gandharvas (músicos celestes) que están al servicio de Kuvera, dios de las riquezas.

KIVER-SHANS: (Chino). El cuerpo astral, o “Cuerpo de pensamiento”.

KLEZA: (Sánscrito). Amor a la vida, pero literalmente, “dolor y miseria”. Apego a la existencia, y casi lo mismo que Kâma. [Amor al placer o a los goces mundanos, lícitos o ilícitos. –Kleza significa también: dolor, aflicción, tristeza, angustia, afán, turbación; obstáculo; distracción. –En el Budismo se designa con este nombre toda imperfección producida por el mal moral: hay ocho especies, que son los pecados capitales, o diez, entre los budistas de Ceilán.]

KLISKUSKA: (Ruso). El que está poseído del espíritu maligno. Literalmente: “gritador” o “chillón”. Estos infelices se ven periódicamente atacados de accesos, durante los cuales cantan como los gallos, relinchan, rebuznan y profetizan.

KLIPPOTH: (Hebreo). Cascarones o envolturas. Término usado en la Cábala en varios sentidos: 1) Malos espíritus, demonios; 2) Los cascarones o envolturas de los seres humanos difuntos, no el cuerpo físico, sino los restos de la personalidad después de haber salido el Espíritu; 3) Los elementarios de algunos autores.

KOINOBI: (Griego). Una secta que vivía en Egipto a principios del primer siglo de la era cristiana. Generalmente se confunde esta secta con la de los terapeutas. Se les tenía por magos.

KOLS: Una de las tribus de la India central, muy dada a la magia. Sus individuos eran considerados como grandes hechiceros.

KORAN o QURAN: (Arábigo). La sagrada Escritura de los musulmanes, revelada al profeta Mahoma por el mismo Alah (Dios). Esta revelación, sin embargo, difiere de la que dio Jehovah a Moisés. Los cristianos se burlan del Koran calificándole de alucinación y obra de un impostor árabe, siendo así que Mahoma predica en su Escritura la unidad de la Divinidad y rinde veneración al profeta cristiano “Issa Ben Yussuf” (Jesús, hijo de José). El Koran es un poema grandioso y sublime, repleto de enseñanzas morales y que proclama calurosamente la Fe, la Esperanza y la Caridad. [Koran, Corán o Alcorán (de al-qorán, la lectura o el libro). Es el libro sagrado de los mahometanos, compuesto bajo la inspiración de Alah por Mahoma, su profeta. Este libro es también el código por el cual se rige el pueblo musulmán.]

KORIDWEN (Celta). El principio femenino en sus múltiples atribuciones míticas. Es la Materia primordial, la Naturaleza, la Noche, la Luna, etc. La leyende atribuye a Koridwen dos hijos: Creiz-viou, la bella dispensadora de todos los bienes, y Avank-du, el negro y feo monstruo, autor de males sin cuento.

KOSMOS: (Griego). El Universo, considerado como distinto del mundo, que puede significar nuestro globo o la Tierra. [La palabra Kosmos, escrita con K, se aplica a todo el universo; mientras que Cosmos, con C, se aplica sólo a la porción del universo constituída por nuestro sistema solar.]

KRÂM: (Sánscrito). Símbolo tántrico correspondiente a la idea de la mente humana cuando rebasa los límites ordinarios de lo invisible, considerando así lo invisible. Los antiguos filósofos tántricos tenían símbolos para designar casi todas las ideas. Esto era absolutamente necesario para ellos porque entendían que si la mente humana estuviese fija en un objeto cualquiera con suficiente fuerza durante cierto tiempo, era seguro que por el poder de la voluntad alcanzaría dicho objeto. La atención se reforzaba generalmente musitando sin cesar ciertas palabras, con lo cual se mantenía siempre la idea ante la mente. Por esta razón los símbolos se empleaban para indicar cada idea. Así, “Hrien” designa modestia; “Kliw” denota amor; “Aiw” representa protección; “Chaum” expresa bienestar, y así sucesivamente. Símbolos por el estilo se usaron para nombrar los vasos sanguíneos, etc. La ciencia tántrica está hoy casi completamente perdida. Hoy día no existe ninguna clave clara y general utilizable para la terminología simbólica, y por lo mismo, gran parte del lenguaje simbólico resulta hasta nuestros días desgraciadamente ininteligible. (Râma Prasâd).

KRAMA-MUKTI: (Sánscrito). El logro de la liberación final o Nirvâna por grados, esto es, por repetidos renacimientos u otros medios.

KRAVYÂDH: (Sánscrito). Comedor de carne [cruda]; hombre o animal carnívoro.

KRICHNA: (Krishna) (Sánscrito). El más célebre avatar de Vichnú, el “Salvador” de los indos y su dios más popular. Es el octavo avatar, hijo de Devakî y sobrino de Kansa, el rey Herodes indo, que mientras le buscaba entre los pastores y vaqueros que le tenían culto, hizo matar millares de sus niños recien nacidos. La historia de la concepción, nacimiento e infancia de Krichna es el verdadero prototipo de la historia relatada en el Nuevo Testamento. Los misioneros, como es natural, se esfuerzan en demostrar que los indos robaron a los primeros cristianos que llegaron a la India la historia de la Natividad. [Se le representa en una hermosa figura, con el cuerpo atezado (Krichna, negro), cabello negro fuertemente ensortijado y con cuatro brazos, teniendo en las manos una maza, un disco llameante, una joya y una concha. Era hijo de Vasudeva y de la virgen Devakî, y primo de Arjuna. He aquí por orden descendente la genealogía de Krichna en su forma mortal: Yadu, Vrichni, Devaratha, Andhaka, Vasu (o Zûra) y Vasudeva (hermano de Kuntî). Para escapar de la persecución de su tío Kansa, Krichna, recien nacido, fue puesto bajo el amparo de una familia de pastores que vivía al otro lado del río Yamunâ. Desde muy joven empezó a predicar, y acompañado de sus discípulos, recorrió la India enseñando la moral más pura y obrando prodigios inauditos. Murió al principiar el Kali-yuga, o sea unos cinco mil años atras, traspasado el cuerpo y clavado en un árbol por la flecha de un cazador. Al fin de la edad presente aparecerá de nuevo para destruir la iniquidad e inaugurar una era de justicia. En el Bhagavad-Gîtâ, Krichna es la representación de la Divinidad suprema, Âtman o Espíritu inmortal, que desciende para iluminar al hombre y contribuir a su salvación. Por este motivo se representa al dios desempeñando en favor de Arjuna el papel de guía o conductor de su carro en el campo de batalla; así como Arjuna es la representación del hombre, o mejor dicho, de la Mónada humana, como viene a probarlo el significado mismo de Nara (hombre), que es uno de los varios nombres de dicho príncipe.

KRICHNA DWAIPÂYANA: (Sánscrito). Llamado así por el tinte obscuro (Krichna) de su tez, y por haber nacido en una isla (dwîpa) del río Yamunâ. Este personaje, que no debe confundirse con el dios Krichna.

KRIYÂ-ZAKTI: (Sánscrito). El poder del pensamiento; una de las siete fuerzas de la Naturaleza. La potencia creadora de los Siddhis (poderes) de los yoguîs perfectos. [En el Libro de Dzyan, segunda parte, estancia VII, número 21, se lee: “La Tercera Raza vino a ser el vehículo de los Señores de la Sabiduría. Creó hijos de la Voluntad y del Yoga, mediante el Kriyâ-zakti los creó …” Kriyâ-zakti es aquel misterioso y divino poder latente en la voluntad de cada hombre, y que, si no es llamado a la vida, avivado y desarrollado por la práctica del yoga, permanece inerte en los 999.999 de cada millón de hombres, por cuya razón se llega a atrofiar. Es aquel misterioso poder del pensamiento que, en virtud de su propia energía inherente, le permite producir resultados fenomenales externos, perceptibles. Los antiguos sostenían que una idea cualquiera se manifestará exteriormente si la atención [y la voluntad] de uno está profundamente concentrada en ella. De igual modo, una volición intensa será seguida del resultado apetecido. Por medio de este poder y el del Ichchhâzakti (poder de la voluntad) es como el yoguî obra generalmente sus prodigios.

KRONOS: (Griego). Saturno. El dios del tiempo infinito y de los ciclos.

KRUPSIS: (Del griego Kryptein, ocultar). La doctrina teológica de que Cristo durante su estado de humillación continuaba poseyendo de una manera velada u oculta los divinos atributos de omnipotencia, omnisciencia, etc.

KUASER: (Celta). Hijo de los dioses, dotado de un ingenio tal que respondía satisfactoriamente a cuantas preguntas se le hacían, por difíciles y obscuras que fuesen. Recorrió toda la tierra enseñando la sabiduría a los pueblos. Dos enanos le mataron a traición, recogieron su sangre en un vaso, y mezclándola con miel, confeccionaron una bebida que vuelve poetas a los que la beben. Se ve bien, claro que con la sangre de este personaje tan sabio mezclada con la miel, se quería designar la razón y las gracias, sin las cuales no hay verdadera poesía.

KUHÛ: (Sánscrito). Diosa que preside el día que sigue al de la luna nueva. En lenguaje védico, la luna nueva.

KUKLOS: Anagkes (Griego). Literalmente, “Ciclo inevitable” o “Círculo de Necesidad”. Entre las numerosas catacumbas de Egipto y Caldea, las más renombradas eran la criptas subterráneas de Tebas y Menfis. Las primeras empezaban en el lado occidental del Nilo, extendiéndose hacia el desierto del Líbano, y eran conocidas con el nombre de catacumbas de las Serpientes (Adeptos iniciados). En ellas se celebraban los sagrados Misterios de Kuklos Anagkés, y se instruía a los candidatos acerca de las leyes inexorables trazadas para toda alma desencarnada desde el principio de los tiempos. Estas leyes eran que cada Entidad que se reencarna, después de abandonar su cuerpo, debe pasar de esta vida terrestre a otra vida en un plano más subjetivo, un estado de bienaventuranza, a no ser que los pecados de la personalidad produjesen una completa separación entre los “principios” superiores y los inferiores; que el “Círculo de la Necesidad” o Ciclo inevitable debe durar un período de tiempo determinado (desde mil hasta tres mil años en algunos casos), y que, una vez terminado, la Entidad debe volver a su momia, esto es, a una nueva encarnación. Las enseñanzas egipcias y caldeas eran las de la “Doctrina Secreta” de los teósofos. Las de los mexicanos eran las mismas. A su semidios Votán se le hace describir en el Popol Vuh (véase la obra de Bourbourg) el ahujero de colubra, que es idéntico a las “Catacumbas de las Serpientes”, o pasadizo, añadiendo que éste era subterráneo y “terminaba en la raíz de los cielos”, en cual agujero de serpiernte, Votán era admitido, por ser él a su vez “un hijo de las Serpientes” o un Dragón de Sabiduría, esto es, un Iniciado. En todo el mundo los sacerdotes adeptos se daban a sí mismos los nombres de “Hijos del Dragón” e “Hijos del Dios-serpiente”.

KUMÂRAS: (Sánscrito). Muchachos vírgenes, donceles o jovencitos célibes. Los primeros Kumâras fueron los siete hijos de Brahmâ, nacidos de los miembros del dios en la llamada novena creación. Se dice que les fue dado tal nombre por haberse negado formalmente a “procrear sus especies”, y de este modo “permanecieron Yoguîs”, segun refiere la leyenda. [Kumâra significa literalmente niño o adolescente que no pasa de los quince años, y en sentido figurado equivale a “puro”, “inocente”. Los Kumâras (los siete sabios místicos) son dioses solares y también son pitris; son los “Hijos del Fuego”, porque son los primeros seres, denominados “Mentes” en la Doctrina Secreta, salidos del Fuego primordial, hijos nacidos de la mente de Brahmâ-Rudra, o Ziva, el gran Yoguî y excelso patrón de todos los yoguîs y místicos de la India; son los Dhyânis derivados directamente del Principio supremo, muy impropia e imprudentemente llamados “Angeles caídos” por la teología cristiana, puesto que Sanaka, jefe de los Kumâras, es el prototipo de San Miguel y de los demás arcángeles. En los Purânas, su número es variable, segun las exigencias de la alegoría. Generalmente se dice los “cuatro Kumâras” (aunque en realidad son en número de siete), porque Sanaka, Sananda, Sanâtana y Sanatkumâra son los principales vaidhâtras (o “Hijos del Hacedor”) que surgieron del “cuádruple misterio”. En los textos exotéricos se hace mención de cuatro, y a veces cinco Kumâras. Tres de ellos, designados respectivamente con los nombres de Sana, Kapila y Sanatsujâta, son ocultos o esotéricos. En las enseñanzas exotéricas se les han aplicado las denominaciones respectivas de Sanaka, Sananda, Sanâtana, Sanatkumâra, Jâta, Vodhy y Pañchachikha, y aun algunos de ellos son designados con nombres diferentes, como Sanandana y Ribhu. –Exotéricamente, los Kumâras son la “creación de Rudra o Nîlalohita (una forma de Ziva) por Brahmâ… y de ciertos otros hijos nacidos de la mente de Brahmâ”, pero, segun las enseñanzas esotéricas, son los progenitores del hombre interno, del verdadero Yo espiritual del hombre físico, los Prajâpatis superiores, mientras que los pitris o Prajâpatis inferiores no son más que los padres del modelo o tipo de su forma física “hecha a su imagen”. Los Kumâras habían recibido orden de crear, pero, como ascetas vírgenes que eran, se negaron a hacerlo, sacrificándose de esta suerte en favor de la humanidad para acelerar su evolución; rehusaron crear al ser humano material, pero favorecen siempre el desarrollo de las percepciones espirituales superiores y el progreso del hombre eterno interior. Esta clase de Dhyân Chohâns merece atención especial porque encierra el misterio de generación y herencia a que se alude en el Comentario a la Estanza VII, al tratar de los cuatro órdenes de seres angélicos.

KUMÂRAVRATA: (Sánscrito). Voto de celibato.

KUMBHA: (Sánscrito). Undécimo signo del Zodíaco indo, correspondiente a Acuario.

KUMBHAKA: (Sánscrito). Retención del aliento, segun las reglas del sistema Hatha-yoga. [Una práctica del prânâyâma que consiste en inspirar el aire tan profundamente como sea posible y en retener el aire inspirado tanto tiempo como se pueda. (Râma Prasâd). –Una de las tres partes del prânâyâma que consiste en la suspensión de los dos movimientos respiratorios, o sea una pausa entre la inspiración y la expiración.

KUNVHÎPAKA: (Sánscrito). Uno de los infiernos.

KUNDALIN: (Sánscrito). Serpiente; pavo real; epíteto de Varuna.

KUNDALINI: (Sánscrito). Serpetino, enroscado como una serpiente, en espiral. La terminación femenina de este adjetivo es î. (Kundalinî).

KUNDALINÎ ZAKTI: (-sakti o –shakti) (Sánscrito). El poder de vida; una de las Fuerzas de la Naturaleza; el poder que engendra cierta luz en aquellos que se disponen para el desarrollo espiritual y clarividente. Es un poder que sólo conocen aquellos que practican la concentración y el yoga. [El poder serpentino o en espiral, poder divino latente en todos los seres. –El poder o fuerza que se mueve formando curvas. Es el universal principio de vida que se manifiesta en todas partes en la Naturaleza. Esta fuerza incluye las dos grandes fuerzas de atracción y repulsión. La electricidad y el magnetismo no son más que manifestaciones de la misma. Este es el poder que produce “el ajustamiento contínuo de las relaciones internas con las externas”, que es la esencia de la vida, segun Herbert Spencer, y “el ajustamiento contínuo de las relaciones externas con las internas”, que es la base de la transmigración de las almas (renacimiento), segun las doctrinas de los antiguos filósofos indos. Esta fuerza, llamada también “Poder ígneo”, es uno de los místicos poderes del yoguî, y es el Buddhi considerado como principio activo; es una fuerza creadora que, una vez despertada su actividad, puede matar tan fácilmente como crear.

KURGAN: (Koorgan) (Ruso). Un motículo artificial, generalmente una tumba antigua. Con frecuencia se refieren a tales montículos de tierra tradiciones de carácter mágico o sobrenatural.

KURUS, KURAVAS o KAURAVAS: (Sánscrito). Adversarios de los pândavas en el campo de batalla de Kurukchetra, segun se describe en el Bhagavad-Gîtâ. [Los kurus, lo mismo que los pândavas, son descendientes del rey Kuru, pero el nombre patronímico Kaurava se aplica especialmente a los hijos de Dhritarâchtra, encontraposición a los pândavas, o hijos de Pându (hermano de Dhritarâchtra). El primogénito de los príncipes kurus era Duryodhana. En el Bhagavad-Gîtâ simbolizan la naturaleza inferior del hombre, con sus vicios, pasiones y malas tendencias, así como los pândavas representan los principios más nobles y espirituales de la doble naturaleza humana.]

KUSÎNARA: (Sánscrito). La ciudad cerca de la cual murió Buddha. Se halla situada en las inmediaciones de Delhi, si bien algunos orientalistas pretenden localizarla en Assam.

KÛTA: (Sánscrito). Cumbre, cima, punta; la esencia o substancia universal; la substancia suprema y única contenida en todas las cosas. Significa también: ilusión, engaño, fraude, falsedad, trampa, celada.

KUVERA: [o Kubera] (Sánscrito). Dios del Hades y de las riquezas, como el Pluto griego. Rey de los malos demonios en el Panteón indo. [Ku-vera significa literalmente “cuerpo monstruoso o deforme”, nombre que concuerda con lo feo y deforme de este dios, a quien se representa con tres piernas y ocho dientes. Es el dios o señor de las riquezas y habita en las regiones de las tinieblas como rey de los yakchas y guhyakas, genios guardianes de sus tesoros.

KUZA: Kusa o Kusha) (Sánscrito). Hierba sagrada usada por los ascetas de la India, y llamada “hierba de feliz augurio”. Tiene una significación y unas propiedades muy ocultas. [Kuza significa hierba, y especialmente la hierba sagrada, Poa cynosuroides, de virtudes purificantes y empleada con mucha frecuencia en las ceremonias religiosas de la India. Kuza es también el nombre de uno de los dvîpas (o divisiones de la tierra habitada).

KUZÂKARA: (Sánscrito). El fuego, y propiamente el fuego sagrado.

KWEI SHANS: (Chino). El tercer principio humano: el cuerpo astral.

KYRIOS: (Griego). Señor.
16.gif.png
LA: (Sánscrito). Indra, dios del firmamento.

LÂ: (Sánscrito). Don ofrecido o recibido.

LABERINTO: Egipto tenía el “Laberinto celeste”, en el cual se introducían las almas de los difuntos, y también su representación en la tierra, el famoso Laberinto, una serie de recintos y pasadizos subterráneos con los más extraordinarios recovecos. Segun la descripción de Herodoto, consta de tres mil cámaras o recintos, la mitad debajo de suelo y la otra mitad sobre el mismo. Aun en su tiempo no se permitía a los extraños entrar en las partes subterráneas del Laberinto porque éstas contenían los sepulcros de los reyes que lo construyeron y otros misterios. El “Padre de la Historia” encontró al Laberinto ya casi en ruinas, y con todo, lo consideraba, aun en tal estado, mucho más maravilloso que las Pirámides.

LABYRINTHODON: Animal antediluviano del orden de los saurios, cuyo cráneo fósil presenta una perforación, que únicamente puede explicarse por un extraordinario desarrollo de la glándula pineal o “tercer Ojo”, que, en concepto de varios naturalistas, entre ellos E. Korscheldt, funcionaba como un real y verdadero órgano de la visión.

LAGHIMAN: (Sánscrito). Ligereza, carencia de peso; el poder de neutralizar la acción de la gravedad y de volverse tan ligero como un copo de algodón, una pluma u otros objetos por el estilo. “Por medio del samyana sobre la relación que existe entre el cuerpo humano y el éter, y también identificándose con objetos ligeros, tales como un copo de algodón, etc., el yoguî adquiere el poder de viajar por el espacio”.

LAICOS, CHELÂS o CHÊLAS LAICOS: Son simplemente hombres de mundo que afirman su deseo de conocer las cosas espirituales. Virtualmente, todo miembro de la Sociedad Teosófica que subscribe al segundo de los tres objetos de la misma es un chelâ laico, porque, si bien no pertenece al número de los verdaderos chelâs, tiene la posibilidad de llegar a serlo, por cuanto ha atravesado la línea divisoria que le separaba de los Mahâhmâs, y se ha puesto, por decirlo así, bajo su observación. El Chelado laico no confiere más privilegio que el de trabajar para contraer méritos bajo la observación de un Maestro.

LAKCHANA: (Lakshana) (Sánscrito). Los treinta y dos signos corporales de un Buddha, o sean las señales por cuyo medio es reconocido. [He aquí otros significados de esta palabra; marca, señal, símbolo, atributo, signo característico o distintivo; carácter, nombre, designación; observación, vista, visión, etc.]

LALITA: (Sánscrito). Belleza, encanto; juego, diversión. (Adjetivo): agradable, divertido, encantador; sencillo, ingenuo.

LAMA: (Tibet). Se escribe “Clama”. Este título, si se aplica debidamente, corresponde sólo a los sacerdotes de grados superiores, aquellos que pueden oficiar como gurus en los monasterios. Desgraciadamente, cada miembro ordinario del gedun (clero) se llama, o permite que le llamen, “Lama”.

LAMA_GYLUNGS: (Tibet). Discípulos de los lamas.

LAMRIN: (Tibet). Libro sagrado de reglas y preceptos escrito por Tsong-kha-pa “para el progreso del conocimiento”.

LANÚ:(lanoo, segun la transliteración inglesa) (Tibet). Es el nombre que en el Tibet se da a los chelâs o estudiantes de la doctrina esotérica.

LAO-TSE: (Chino). Un gran sabio, santo y filósofo, que precedió a Confucio. [Fue una gran reformista chino.]

LARARIUM: (Latin). Un aposento en la casa de los antiguos romanos, en donde se guardaban, juntamente con otras reliquias de la familia, los lares o dioses domésticos.

LARES: (Latin). Los Lares son los manes o sombras de las personas desencarnadas. Los había de tres clases: Lares familiares, que eran los guardiantes o presidentes invisibles de la familia; Lares parvi, pequeños ídolos que se utilizaban para adivinaciones y augurios, y Lares prœtites, que, segun se suponía, mantenían el orden entre los demás. Dice Apuleyo que la inscripción tumularia: “A los dioses manes que vivieron”, significa que el alma había sido transformada en un lémur, y añade que, si bien “el alama humana es un demonio que nuestros lenguajes pueden denominar genio”, y “es un dios inmortal, aunque en cierto sentido nace al mismo tiempo que el hombre en quien ella reside, sin embargo podemos decir que muere de la misma manera que nace”. Lo cual significa, usando un lenguaje más claro, que los Lares y los Lémures son simplemente los cascarones o envolturas desechadas por el Ego, la elevada Alma espiritual e inmortal, cuya cubierta o envoltura, lo mismo que su reflejo astral, el alma animal, muere, mientras que el Alma superior persiste durante toda la eternidad. [Tomados en otra acepción de la palabra, los Lares son las divinidades solares, los conductores y jefes de hombres. Como Aletœ [Dioses o adoradores del fuego], eran los siete planetas (astronómicamente), y como Lares, los regentes de dichos planetas, nuestros protectores y gobernadores (místicamente).

LARVA: (Latin). El alma animal. Las Larvas (larvœ) son las sombras de los hombres que vivieron y han muerto.

LÂSA: (Sánscrito). Danza, especialmente de mujeres; juego, solaz; placeres amorosos.

LAYA o LAYAM: (Sánscrito). Palabra derivada de la raíz li, “disolver”, “desintegrar”; un punto de equilibrio (punto cero o neutro) en física o química. En ocultismo es el punto en que la substancia se vuelve homgénea y es incapaz de obrar o de diferenciarse. [Es el punto de la materia por encima y por debajo del cual ha cesado toda diferenciación o cambio de manifestación. En la práctica del Yoga, laya es un momento crítico en que la mente, al pasar de un estado de conciencia a otro llamado “inconsciente”, puede caer en una condición de entorpecimiento pasivo, que conduce a todas las calimades de la mediumnidad irresponsable.]

LAYA-YOGA: (Sánscrito). Es una especie de Yoga que consiste en contemplar con atención algun objeto exterior; o más propiamente, el nâda (sonido) interno que se percibe cerrando los oídos.

LEFFAS: Cuerpos astrales de las plantas. Pueden hacerse visibles surgiendo de las cenizas de las plantas, después que éstas han sido quemadas.

LEMURES: Son los manes o sombras que conocemos con el nombre de lares. Cuando se hallan a alguna distancia de nosotros y nos muestran una benéfica protección, honramos en ellos las divinidades del hogar doméstico; pero si sus crímenes los condenan a andar errantes, los denominavos larvas. Llegan a ser una verdadera plaga para los hombres malvados y un vano terror para los buenos. Son los elementales del aire; elementarios de los muertos; “espíritus llamadores o golpeadores”, que producen manifestaciones físicas.

LEMURIA: Término moderno empleado por algunos naturalistas, y que actualmente usan los teósofos para designar un vastísimo continente que, segun la Doctrina Secreta del Oriente, precedió a la Atlántida. SU nombre oriental no revelaría gran cosa a los oídos europeos. [La Lemuria constituía un antiquísimo y gigantesco continente, anterior al Africa y a la Atlántida. Fue destruída por efecto de los terremotos y de los fuegos subterráneos, y sumergida en el fondo del océano desde hace algunos millones de años, dejando sólo como recuerdo de ella varios picos de sus más altas montañas, que ahora son otras tantas islas, entre las cuales figura la llamada Isla de Pascua, famosa por sus estatuas gigantescas. Este vastísimo continente comprendía el sur de Africa, Madagascar, Ceilán, Sumatra, Océano Indico, Australia, Nueva Zelandia, extendiéndose hasta gran parte del sur del Océano Pacífico. Fue la cuna y residencia de la tercera Raza-madre, o sea de la primitiva humanidad física y sexual, que en aquellos remotos tiempos tenía una estatura gigantesca. Una vez aparecida la Lemuria, surgió la Atlántida.]

LEMURIANOS: Constituían la tercera Raza-madre. Eran de estatura gigantesca, andróginos y hermafroditas durante los primeros períodos de la Raza, pero más tarde se diferenciaron en formas distintamente masculinas y femeninas.

LENGUAJE DE LOS HIEROFANTES: Es un lenguaje universal que tiene siete “dialectos”, por decirlo así, cada uno de los cuales se refiere y está apropiado a uno de los siete Misterios de la Naturaleza. Cada uno de ellos tiene su simbolismo propio.

LENGUAJE DEL MISTERIO: Lenguaje secreto sacerdotal usado por los sacerdotes iniciados, que lo emplean únicamente cuando discuten materias sagradas. Cada nación tiene su propia lengua de “misterio”, desconocida de todos, a excepción de aquellos que han sido admitidos en los Misterios. [Las razas prehistóricas tenían su lenguaje de misterio, que no es una lengua fonética, sino gráfica y simbólica. En la actualidad, son poquísimos los que la conocen, siendo para la masa de la humanidad, desde hace unos 5.000 años, una lengua absolutamente muerta. Sin embargo, la mayor parte de los gnósticos, griegos y judíos ilustrados la conocieron y emplearon, si bien de un modo muy diferente.]

LEONES DE FUEGO y LEONES DE VIDA: Estos nombres, que expresan atributos ígneos, se han aplicado a los elevados Seres que constituyen la primera de las Jerarquías creadoras, por razón de ser la Vida y el Corazón del universo. -

LETEO: (Del griego lethé, olvido). Uno de los ríos del infierno, llamado por otro nombre "Río del Olvido". Tras muchos soglos pasados en los infiernos, en donde habían expiado sus culpas, las almas, antes de abandonar la región de las sombras, están obligadas a beber de las tranquilas y silenciosas aguas de dicho río, que tienen la virtud de borrar el recuerdo de su vida anterior o de no dejar en la memoria más que vagas y obscuras reminiscencias, disponiéndolas así a sufrir en un nuevo cuerpo las pruebas y miserias de la existencia. Con esta ingeniosa alegoría, los antiguos griegos explicaban la pérdida de la memoria de las vidas pasadas.

LEVIATHAN: En el Esoterismo bíblico, es la Deidad en su doble manifestación de bien y de mal.

LEVITACIÓN: "Suspensión de un cuerpo pesado en el aire sin sostén alguno visible". La levitación y el hecho de andar sobre el agua pueden ejecutarse con la ayuda de los elementales del aire y del agua, respectivamente; pero con más frecuencia se emplea para ello un método distinto, que expresa Patañjali en uno de sus Aforismos del Yoga: "Por el dominio sobre el aire vital llamado udâna, el yoguî adquiere el poder de ascensión (o levitación), de sostenerse sobre el agua sin tocarla y sobre el cieno y de andar sobre abrojos".

LHA: (Tibet). Espíritus de las esferas más elevadas; de esta palabra deriva el nombre de Lhassa, residencia del Dalai-Lama. El título de Lha se da frecuentemente en el Tibet a algunos Narjols (santos y yoguîs adeptos), que han alcanzado grandes poderes ocultos. [Lha es un antiguo término de lsa regiones situadas más allá de los Himalayas; significa "Espíritu", un Ser celestial o superhumano cualquiera, y comprende toda la serie de jerarquías celestes, desde un Arcángel o Dhyâni, hasta un Angel de tinieblas, o espíritu terrestre.

LHAKANG: (Tibet). Un templo; una cripta, especialmente un templo subterráneo para ceremonias místicas.

LHAMAYIN: (Tibet). Espíritus elementales del plano terrestre inferior. La fantasía popular hace de ellos unos demonios y diablos. [Espíritus elementales y malignos, envidiosos y enemigos del hombre. En una de las instrucciones expuestas en el recomendable artículo de H. P. Blavatsky titulado Ocultismo práctico, se lee: "No debe hacerse uso de ningun vino, ningun espíritu ni opio, porque éstos son a manera de los lhamayin (malos espíritus), que se apoderan del imprudente y devoran el entendimiento".

LÍBANO: (Lebanon, en hebreo). Una cadena de montañas de la Siria, que conserva unos pocos restos de los cedros gigantescos, un bosque de que estaba coronada en otro tiempo su cumbre. Cuenta la tradición que de allí se sacó la madera para construir el Templo del rey Salomón.

LIBRA: Uno de los signos del Zodíaco. Véase: Tulâ.

LIBRO DE LA CREACIÓN: Este libro y el Zohar son las dos únicas obras fundamentales del sistema cabalístico que han llegado hasta nosotros. El Libro de la Creación responde bastante bien a la idea que, segun el Thalmud, podemos formarnos de la Historia de la Génesis.

LIBRO DE ENOCHO: Rechazado por los judíos y declarado apócrifo por los cristianos. Se le ha atribuído grande importancia a causa de la mención que de él se halla en los versículos 14 y 15 de la epístola del apóstol san Judas, y también por citarlo varios santos Padres de la Iglesia primitiva. El libro en cuestión es completamente simbólico, y sus símbolos se hallan entremezclados con misterios astronómicos y cósmicos. Abarca las cinco Razas del Manvantara, y hace algunas alusiones a las dos últimas. No contiene, pues, "profecía bíblicas", sino simplemente hechos sacados de los Libros sagrados del Oriente, y es evidentísimo que las doctrinas de los Evangelios y aun las del Antiguo Testamento fueron copiadas enteramente del Libro de Enoch.

LIBRO DE LOS MUERTOS: Es una antigua ritualista y oculta egipcia atribuída a Thot-Hermes. Se encontró en los ataúdes de vetustas momias. [Es una colección de oraciones divididas en 165 capítulos. Estas preces debía recitarlas el difunto para guardar salva su alma en las pruebas de ultratumba y purificarla en el juicio final; a este fin, cada momia tenía en su ataúd un ejemplar más o menos completo de este libro. El ejemplar-tipo, publicado por M. Lepsius, es la reproducción de un manuscrito de Turín de la XXVI dinastía, pero la redacción de algunos de sus capítulos se remonta a las épocas más antiguas.]

LICANTROPÍA: (del griego lykanthropía). Fisiológicamente, es una enfermedad o manía, durante la cual uno se figura ser un lobo y obra como tal. Ocultamente, significa lo mismo que la voz inglesa werwolf, la facultad psicológica de ciertos hechiceros de aparecer o presentarse con la apariencia de lobos. Voltaire afirma que en el departamento de Jura, en el espacio de dos años, entre 1598 y 1600, unos seiscientos licántropos fueron sentenciados a muerte por un juez demasiado cristiano. Esto no significa que los pastores acusados de hechicería y vistos como lobos tenían el poder de transformarse físicamente en dichos animales, sino simplemente que poseían el poder hipnotizador de hacer creer a la gente (o a aquellos que consideraban como enemigos) que estaba viendo un lobo, cuando en realidad no había ninguno. El ejercicio de tal poder es verdadera hechicería. La posesión "demoníaca" es verdaera en el fondo, excepción hecha de los diablos de la teología cristiana. Pero éste no es lugar a propósito para una larga disquisición sobre los misterios ocultos y poderes mágicos.

LICNOMANCIA: (del griego lychnos, llama, y manteia, adivinación). Como expresa su nombre, es la adivinación por medio de la llama, segun su intensidad, color, dirección, etc.

LIEBRE: En algunos monumentos de la antigüedad cristiana, tales como piedras sepulcrales, lámparas, mármoles, etc., se ve esculpida la figura de este animal, cuyo significado, segun confiesa el abate Martigny, no han podido definir claramente los anticuarios.

LIF: (Escandinavo). Lif y Lifthresir son los dos únicos seres humanos a quienes se permitió estar presentes en la "Renovación del Mundo". Por ser "puros e inocentes y libres de deseos pecaminosos, se les concedió entrar en el mundo en donde ahora reina la paz". El Edda los presenta escondidos en la selva de Hoddmimir, sumidos en los ensueños de la infancia mientras ocurría la postrera lucha. Estas dos criaturas y la alegoría en que toman parte, hacen referencia a las pocas naciones de la cuarta Raza-madre, que, sobreviviendo a la grande sumersión de su continente y a la mayoría de su Raza, pasaron a la quinta y continuaron su evolución étnica en nuestra presente Raza humana.

LILITH: (Hebreo). Segun la tradición judía, era un demonio que fue la primera esposa de Adán, antes de que fuera creada Eva. Creése que ejerce una influencia fatal sobre las madres y los niños recien nacidos. Lil es noche, y Lilith es también la lechuza, y en las obras medievales es un sinónimo de Lamia o demonio hembra. [El Talmud describe a Lilith como una hechicera mujer de opulenta y ondeada cabellera, o más bien un animal femenino cabelludo de un carácter actualmente desconocido, que en las alegorías cabalísticas y talmúdicas es llamado la reflexión femenina de Samael, Samael-Lilith, o sea una mezcla de hombre y animal, un ser denominado en el Zohar Hayo Bischat, la Bestia o Mala Bestia, de cuya unión contranatural descienden los actuales monos. Tras algunas desaveniencias, rehusó Lilith someterse a su esposo y le abandonó. Fue madre de gigantes y demonios. Aun hoy se la considera como un espectro nocturno, fatal a las madres y a los recien nacidos. La tradición atribuye a esta diabla meretriz la seducción de varios jóvenes, cuyo corazón, después de la muerte, se encontró preso en uno de sus cabellos. Lilith es el prototipo de los seres llamados Khados en el Tibet y Dâkinîs en sánscrito, pertenecientes a razas pre-adámicas, desprovistos de inteligencia y dotados sólo de instinto animal. Adán tuvo hijos de ella.

LIMOSNA: Segun declara el Zend-Avesta (Patet Mokhat), la limosna establece un lazo de unión entre el que la da y el que la recibe.

LIPIKAS: (Sánscrito). Los Registradores celestes, los "Escribientes", aquellos que registran cada palabra proferida y cada acción ejecutada por el hombre mientras vive en esta tierra. Como enseña el Ocultismo, son los agentes del KARMA, la ley de Retribución. [Son los Registradores o cronistas que impresionan en las (para nosotros) invisibles tablas de la Luz Astral, "la gran galería de pinturas de la eternidad, un registro fiel de cada acción y aun de cada pensamiento del hombre, de todo cuanto fue, es o será en el Universo fenomenal. Como se expresa en Isis sin velo, este lienzo divino e invisible es el Libro de la Vida. Los Lipikas pesan los actos de cada personalidad en el momento en que se efectúa la separación definitiva de sus "principios" en el Kâma-loka, y suministran al hombre el molde de su cuerpo etéreo futuro, molde ajustado a las condiciones Kármicas que han de formar el campo de su próxima vida. Como quiera que los Lipikas son los que desde la pasiva Mente universal proyectan en la objetividad el plan ideal del Universo sobre el cual los "Constructores" reconstruyen el Kosmos después de cada Pralaya, son ellos los que corren parejas con los siete Angeles de la Presencia o Espíritus de los astros, siendo así los amanuenses directos de la Ideación eterna o "Pensamiento divino", como la denomina Platón.]

LLAMA: El Alma de las cosas. Este es uno de los términos tomados de los antiguos filósofos del Fuego para facilitar la comprensión de ciertos símbolos y términos arcaicos.

LLAMA DE TRES LENGUAS: Esta llama, que nunca se extingue, es la Tríada espiritual imperecedera: Âtmâ, Buddhi y Manas, o mejor dicho, el fruto de este último principio asimilado por los dos primeros, después de cada vida terrestre. Los cuatro pabilos de esta Llama son el Cuaternario, o sean los cuatro principios inferiores, perecederos, incluso el cuerpo físico.

LLAMAS: Son una Jerarquía de Espíritus semejantes, si no idénticos, a los ardientes Serafines mencionados por Isaías, aquellos que, segun la teogonía hebrea, están en presencia del “Trono del Omnipotente”. En las obras exotéricas, se da el nombre de Llamas indistintamente a los Prajâpatis, Pitris, Manús, Asuras, Richis Kumâras, etc. En la Doctrina esotérica reciben el nombre de Asuras, Asura-devatâ o Pitar-devatâ (dioses), porque, segun se ha dicho, fueron primeramente Dioses –y los más elevados- antes de convertirse en “no-Dioses”, y de Espíritus del Cielo hubiesen descendido a ser Espíritus de la Tierra, exotéricamente, entiéndase bien, en el dogma ortodoxo.

LLAMA SANTA: Llama Santa o sagrada es el nombre que los cabalistas asiáticos orientales (semitas) dan al Anima Mundi o “Alma del Mundo”. Los Iniciados eran conocidos con la denominación de “Hijos de la Llama Santa”.

LLAVE: Símbolo de importancia universal, emblema del silencio, entre las naciones antiguas. Representada en el umbral del Adytum, la llave tenía una doble significación: recordaba a los candidatos las obligaciones del silencio y prometía al profano la revelación de más de un misterio hasta entonces impenetrable. En el Edipo en Colona de Sófocles, el Coro habla de “la llave de oro que había puesta sobre la lengua del Hierofante que estaba oficiando en los Misterios de Eleusis”. (1051). “La sacerdotisa de Ceres, segun Calímaco, llevaba una llave como insignia de su oficio, y en los Misterios de Isis la llave simbolizaba el abrimiento del corazón y de la conciencia ante los cuarenta y dos asesores de los muertos”.

LLUVIA: Las rogativas para la lluvia que se celebran en los países católicos tienen su precedente en el paganismo. En tiempos de pertinaces sequías, las mujeres paganas, después de haber ayunado, llevaban en procesión las estatuas de los dioses. Iban con los pies desnudos y sueltos los cabellos, y al punto empezaba a llover a cántaros, como dice Petronio: Et statim urceatim pluebat.

LOGI: (Escandinavo). Literalmente, "llama". Este gigante con sus hijos y allegados se dieron a conocer al fin como autores de todo cataclismo y conflagración en el cielo o en la tierra, permitiendo que los mortales los percibieran en medio de llamas. Estos demonios-gigantes eran todos ellos enemigos del hombre y se esforzaban en destruir su obra dondequiera que la encontraban. Son un símbolo de los elementos cósmicos.

LOGIA: (Griego). Enseñanzas y lecciones secretas de Jesús, contenidas en el Evangelio de San Mateo en el original hebraico, no en el espurio texto griego que poseemos, y conservadas por los ebionitas y nazarenos en la biblioteca coleccionada por Pánfilo, en Cesarea. Este "Evangelio", llamado por muchos escritores "el verdadero Evangelio de Mateo", estaba en uso, segun San Jerónimo, entre los nazarenos y ebionitas de Berrea, Siria, en su propio tiempo (siglo IV). Como los Aporrheta o discursos secretos de los Misterios, estos Logia sólo podían comprenderse con el auxilio de una clave.

LOGIA BLANCA: (La). Fraternidad o Jerarquía de Adeptos, que velan por la humanidad y la guían en su evolución, conservando intactas las antiguas verdades que constituyen el fondo de todas las religiones, y predicándolas de nuevo de tiempo en tiempo a los hombres segun las exigencias de la época. Las dos columnas de esta Logia son: Amor y Sabiduría.

LOGOS: (Griego). La Divinidad manifestada en cada nación y pueblo; la expresión exterior, o el efecto de la Causa que permanece siempre oculta o inmanifestada. Así, el lenguaje es el logos del pensamiento; por esto se traduce correctamente con los términos “Verbo” y “Palabra” en su sentido metafísico. [Saliendo de las profundidades de la Existencia Una, del inconcebible e inefable Uno, un Logos, imponiéndose a sí mismo un límite, circunscribiendo voluntariamente la extensión de su propio Ser, se hace el Dios manifestado, y al trazar los límites de su esfera de actividad, determina también el área de su Universo. Dentro de dicha esfera nace, evoluciona y muere este universo, que en el Logos vive, se mueve y tiene su ser.

LOGOS PLANETARIO: Cada mundo o planeta tiene su propio Logos que lo rige y hace evolucionar. Este Logos, que llamaremos “planetario”, extrae de la materia del sistema solar emanada del mismo LOGOS central los toscos materiales que necesita, y los elabora mediante sus propias energías vitales, especializando así cada Logos planetario la materia de su reino procedente de un depósito comun.

LOKA: Una región o un lugar circunscrito. En metafísica, es un mundo, esfera o plano. Los Purânas de la India hablan repetidas veces de siete y catorce lokas encima y debajo de nuestra tierra; de cielos e infiernos. [La clasificación general exotérica, ortodoxa y tántrica de los Lokas es la siguiente: 1) Bhûrloka: el mundo terrestre, la tierra en que vivimos; 2) Bhuvarloka: la región intermedia, o sea el espacio comprendido entre la tierra y el sol, la región de los Siddhas, Munis, Yoguîs, etc. 3) Svar-loka o Svarga-loka: el cielo o paraíso de Indra, entre el sol y la Estrella polar; el mundo celeste; 4) Mahar-loka: la mansión de Bhrigu y otros santos, que se supone que son coexistentes con Brahmâ; 5) Jana o Janar-loka: el mundo en que, segun se supone, moran los munis (santos) después de la muerte del cuerpo, y también los Kumâras que no pertenecen a este plano: Sanaka, Sânanda y Sanatkumâra; 6) Tapar-loka: la región celeste donde residen las divinidades llamadas Vairâjas (véase esta palabra), y 7) Satya-loka o Brahmâ-loka: la mansión de Brahmâ y de los nirvanis. –Además de estos siete Lokas divinos, hay los siete Lokas infernales (o terrestres), que son, enumerándolos desde el más inferior al más superior: 1) Pâtâla (nuestra tierra), 2) Mahâtala, 3) Rasâtala, 4) Talâtala (o Karatala), 5) Sutala, 6) Vitala y 7) Atala. La clasificación de los sânkhyas y de algunos vedantinos es como sigue: 1) Brahmâ-loka, el mundo de las divinidades superiores; 2) Pitri-loka, el de los Pitris, Richis y Prajâpatis; 3) Soma-loka, el del dios Soma (la luna) y de los Pitris lunares; 4) Indra-loka, el de las divinidades inferiores; 5) Gandharvaloka, el de los espíritus celestes; 6) Râkchasa-loka, el de los Râkchasas; 7) Yakcha-loka, el de los Yakchas; 8) Pizâcha-loka, el de los demonios y espíritus malignos. Hay, por último, la clasificación vedantina, la que más se acerca a la esotérica. En ella cada Loka corresponde esotéricamente a las Jerarquías kósmicas o de Dhyân Chohans, a los Tattvas, a los diversos estados de conciencia humana y sus subdivisiones (cuarenta y nueve), etc. Esta clasificación, contando desde lo superior a lo inferior, es la siguiente: 1) Atala, “ningun lugar” (de a, prefijo de negación, y tala, lugar, condición o estado); condición o localidad âtmica o áurea, de plena potencialidad, pero no de actividad; emana directamente de lo Absoluto, y corresponde a la Jerarquía de los primitivos Seres no substanciales, de los Dhyâni-Buddhas, en un lugar que no es lugar (para nosotros), en un estado que es estado, en el Parasamâdhi, en que no es posible ningun progreso más; 2) Vitala: corresponde a la Jerarquía de los Buddhas celestes o Bodhisattvas, y se refiere al Samâdhi o conciencia búdica del hombre; en tal estado uno se siente unificado con el Universo. 3) Sutala: Corresponde a la Jerarquía de los Kumâras, Agnichvattas, etc., y está relacionado en la tierra con el Manas superior, y por tanto, con el Sonido, el Logos, nuestro Ego superior y también con los Buddhas humanos o encarnados. Es el tercer estado del Samâdhi. 4) Karatala (o Talâtala): corresponde a las Jerarquías de etéreos, semiobjetivos Dhyân Chohans de la materia astral del Mânasa-Manas o puro rayo de Manas, que es el Manas inferior antes de mezclarse con Kâma. Estos seres son llamados Sparza-devas o devas dotados de tacto, por estar este loka relacionado con dicho sentido. 5) Rasâtala o Rûpatala: Corresponde a las Jerarquías de Rûpa-devas dotados de forma y también de vista, oído y tacto. Son las entidades Kâma-manásicas y los Elementales superiores (Silfos y Ondinas de los rosacruces). En la tierra corresponde a un estado artificial de conciencia, como el producido por el hipnotismo o las substancias narcóticas (morfina, etc.). 6) Mahâtala: Corresponde a las Jerarquías de devas dotados de gusto, e incluye un estado de conciencia que comprende los cinco sentidos inferiores y las emanaciones de la vida y del ser. Está relacionado con Kâma y con el Prâna en el hombre, y con los Gnomos y las Salamandras en la Naturaleza. 7) Pâtâla: Corresponde a las Jerarquías de devas dotados de olfato (ghanda), al mundo inferior o Myalba (véase esta palabra). Es la esfera de los animales irracionales, que no tienen otro sentimiento que el de la propia conservación y el de la satisfacción de los sentidos, así como de los seres humanos intesamente egoístas, de los dugpas animales, elementales de animales y espíritus de la Naturaleza.

LOKÂLOKA: (Sánscrito). Literalmente: “Mundo y no mundo”. –Un fabuloso cinturón de montañas que limita el extremo de los siete mares, dividiendo el mundo visible de las regiones de las tinieblas.

LOKA-TATTVA: (Sánscrito). Verdadero conocimiento del hombre (microcosmo).

LOKI: (Escandinavo). El Espíritu maligno escandinavo, exotéricamente. En la filosofía esotérica es un “poder antagónico”, sólo porque está en oposición con la armonía primordial. En el Edda, es padre del terrible lobo Fenris y de la serpiente Midgard. Por la sangre, es hermano de Odín, el dios bueno y valeroso, pero por naturaleza es su antagonista. Loki-Odín son simplemente dos en uno. Como Odín es, en cierto sentido, el calor vital, así Loki es símbolo de las pasiones producidas por la intensidad del mentado calor.

LONGEVIDAD: Numerosos monumentos egipcios nos muestran que el límite extremo de una vejez sana y vigorosa era, desde los tiempos de Moisés, la edad de ciento diez años. Este es el número de años invariablemente adoptado para el formulario de las inscripciones, cuando se trata de pedir a los dioses la gracia de una existencia dilatada y feliz.

LORELEI: Imitación o copia alemana de la “Doncella del Lago” escandinava. Ondina es una de las denominaciones que se dan a estas jóvenes, conocidas en la Magia exotérica y en Ocultismo con el nombre de Elementales de agua.

LOTO: (Del griego lotós). Planta de cualidades sumamente ocultas, sagrada de Egipto, en la India y en otras partes. Llámanla el “hijo del Universo que lleva en su seno la semejanza de su madre”. Hubo un tiempo “en que el mundo era un loto (padma) de oro”, dice la alegoría. Una gran variedad de estas plantas, desde el majestuoso loto de la India hsata el loto de los pantanos (trébol de pata de ave) y el Dioscoridis griego, se usa como alimento en Creta y otras islas. Es una especie de Nymphœa, introducida al principio de la India a Egipto, de donde no era indígena. Véase el texto del Simbolismo Arcaico en el Apéndice VIII del tomo I de la Doctrina Secreta: “El Loto, como símbolo universal”. [Los egipcios han visto en el loto un símbolo de renacimiento del sol y de la resurreción. Por este motivo lo colocan sobre la cabeza de Nowré-Toum, y Horus es representado saliendo del cáliz de esta flor.

LUBARA: (Caldeo). El dios de la pestilencia y de la enfermedad.

LUCIFER: (Latín). El planeta Venus considerado como la brillante “Estrella matutina”. Antes de Milton, nunca había sido Lucifer un nombre del Diablo. Todo lo contrario, puesto que en el Apocalipsis se le hace decir de sí mismo al Salvador cristiano: “Yo soy … la resplandesciente estrella de la mañana”, o Lucifer. Uno de los primeros Papas de Roma llevaba dicho nombre, y hasta había en el siglo IV una secta cristiana denominada de los Luciferianos. [Lucifer viene de Lucíferus, portador de luz, el que ilumina, y corresponde exactamente a la voz griega Phosphoros. La iglesia da ahora al Diablo el nombre de “tinieblas”, mientras que en el Libro de Job se le llama “Hijo de Dios”, la brillante Estrella matutina, Lucifer. Hay toda una filosofía de artificio dogmático en la razón de por qué el primer Arcángel, que surgió de las profundidades del Caos, fue llamado Lux (Lucifer), el luminoso “Hijo de la Mañana” o Aurora manvantárica. La Iglesia le ha transformado en Lucifer o Satán porque es anterior y superior a Jehovah, y tenía que ser sacrificado al nuevo dogma. –Lucifer es el portador de luz de nuestra Tierra, tanto en el sentido físico como en el místico. En la antigüedad y en realidad, Lucifer, o Lucíferus, es el nombre de la Entidad angélica que preside a la Luz de la Verdad, lo mismo que a la luz del día. Lucifer es Luz divina y terrestre, el “Espíritu Santo” y “Satán” a un mismo tiempo. –Está en nosotros; es nuestra Mente, nuestro Tentador y Redentor, el que nos libra y salva del puro animalismo. Sin este principio –emanación de la misma esencia del puro y divino principio Mahat (Inteligencia), que irradia de un modo directo de la Mente divina –con toda seguridad no seríamos superiores a los animales. –Lucifer y el Verbo son uno solo en su aspecto dual. Equivale al Uzanas-Zukra de la India.

LUNA: El satélite de la tierra ha figurado muchísimo como emblema en las religiones de la antigüedad, y lo más comúnmente se la ha representado como femenina, pero esto no es universal, puesto que en los mitos de los teutones y de los árboles, lo mismo que en el concepto de los râjputs de la India, y en la Tartaria, la luna era del género masculino. Los autores latinos hablan de Luna y también Lunus [masculino], pero con suma rareza. El nombre griego de Selene, y el hebreo de Lebanah y también Yarcah. En Egipto, la luna estaba asociada con Isis, en Fenicia con Astarté y en Babilonia con Ishtar. Desde ciertos puntos de vista, los antiguos consideraban la luna también como un ser andrógino. Los astrólogos asignan a la luna una influencia sobre diversas partes del hombre, segun los varios signos del Zodíaco que atraviesa, así como una influencia especial producida por la casa que ocupa en un horóscopo. La división del Zodíaco en las veintiocho mansiones de la luna parece ser más antigua que la división en doce signos. Los coptos, egipcios, árabes, persas e indos se servían de la división en veintiocho partes, hace ya algunos siglos, y los chinos se sirven de ella todavía. Los herméticos decían que la luna dio al hombre una forma astral, mientras que la Teosofía enseña que los Pitris lunares fueron los creadores de nuestro cuerpo humano y de los principios inferiores. [La luna es por excelencia la Deidad de los cristianos, sin saberlo ellos mismos, por mediación de algunos judíos mosaicos y cabalistas. Para algunos antiguos Padres de la Iglesia, tales como Orígenes y Clemente de Alejandría, la luna era el símbolo viviente de Jehovah: el dador de vida y de muerte, el que dispone de la existencia (en nuestro mundo). El cristianismo es una religión enteramente basada en el culto solar y lunar. La luna es la Diva triformis, el Tres en Uno: Luna en el cielo, Diana en la tierra, y Hécate en el infierno. Las influencias de la luna son de orden psicofisiológico. Es un astro muerto que exhala emanaciones nocivas como un cadáver; vampiriza la tierra y a sus habitantes, de manera que si uno se duerme bajo sus rayos (a menos de estar protegido por un vestido blanco), experimenta sus malos efectos, perdiendo algo de fuerza vital. Bajo su influencia las plantas adquieren cualidades maléficas, y las que son venenosas tienen mayor actividad cuando se las coge bajo los rayos lunares. Tal influencia varía, sin embargo, segun las fases del astro nocturno. Así leemos en el Zend-Avesta que la luna calienta, da ánimo y comunica paz; cuando está en el novilunio y plenilunio favorece el crecimiento, el desarrollo y la vegetación, y tiene generalmente una influencia bienhechora y saludable. –Esotéricamente, la luna es símbolo del Manas inferior, y también lo es de la Luz Astral.

LUSTRACIÓN: Ceremonia religiosa que practicaban los griegos y los romanos para purificar las ciudades, los campos, rebaños, casas, etc., así como los niños recién nacidos y las personas manchadas por un crimen o inficionadas por un objeto impuro. Tales prácticas se hacían ordinariamente por medio de aspersiones, procesiones y sacrificios expiatorios. Las lustraciones propiamente dichas se practicaban por medio del fuego, del azufre quemado, de las fumigaciones de laurel, sabina, enebro, olivo y otras plantas, de la aireación o del agua lustral (agua purificada con un tizón ardiente sacado del fuego del sacrificio, y que se empleaba en forma de aspersiones, como se hace con el agua bendita). La lustración de los niños era una ceremonia análoga a la del bautismo propio de los países cristianos, puesto que en ella el tierno ser recibía su nombre y era purificado con una aspersión de agua lustral. Practicábase en el día llamado lustral, que para los niños era generalmente el noveno después del nacimiento, y para las niñas el octavo, terminando la ceremonia con un festín y grandes regocijos.

LUXOR: (Ocultismo). Palabra compuesta de lux (luz) y aur (fuego), viniendo así a significar la “Luz del Fuego (divino)”. La Fraternidad de Luxor era cierta asociación de místicos.

LUZ: La conexión entre la luz y la entonación (svara) de los Vedas es uno de los más profundos secretos del esoterismo. (T. Subba Row). –La luz es la mansión de Ormuzd, segun los parsis; para apagar una luz, éstos hacen aire con la mano o un abanico, y si se trata de una candela, cortan el cabo encendido a cosa de unas tres o cuatro líneas por debajo del pabilo, lo llevan a su hogar y dejan que se consuma cerca del fuego.

LUZ ASTRAL: (Ocultismo). La región invisible que rodea nuestro globo, como rodea a todos los demás, y corresponde, como segundo “principio” del Kosmos (siendo el tercero la Vida, de la cual es vehículo), al Linga-zarîra o Doble astral del hombre. Es una Esencia sutil, visible sólo para un ojo clarividente, y el más inferior, excepto uno (la tierra), de los siete Principios âkâzicos o kósmicos. Eliphas Levi la denomina la Gran Serpiente y el Dragón del cual irradia sobre la humanidad toda mala influencia. Así es; pero ¿por qué no añade que la Luz Astral no emite nada más que lo que ha recibido; que es el gran crisol terrestre en el cual las malas emanaciones de la tierra (morales y físicas) de que se nutre la Luz Astral, se han convertido todas ellas en su esencia más sutil y las devuelve intensificadas, convirtiéndose de este modo en causa de epidemias morales, psíquicas y físicas? Por último, la Luz Astral es lo mismo que la Luz sideral de Paracelso y otros filósofos herméticos. Físicamente, es el éter de la ciencia moderna. Metafísicamente, y en su sentido espiritual y oculto, el éter es mucho más de lo que se suele imaginar. En física oculta y en la alquimia está bien demostrado que encierra dentro de sus ondas sin playa no sólo la “promesa y potencia de cada cualidad de vida” de Tyndall, sino también la realización de la potencia de cada cualidad de espíritu. Los alquimistas y herméticos creen que su éter astral, o sideral, además de las superiores cualidad del azufre y la magnesia blanca y roja, o magnes, es el Anima mundi, el taller de la Naturaleza y de todo el Kosmos, espiritualmente lo mismo que físicamente. El “Gran Magisterio” se sostiene a sí propio en el fenómeno del mesmerismo, en la “levitación” del cuerpo humano y de objetos inertes, y puede llamarse éter bajo su aspecto espiritual. El hombre astral es antiguo y fue empleado por algunos de los neoplatónicos, si bien pretenden algunos que dicha palabra la inventaron los martinistas. Porfirio describe el cuerpo celeste, que va siempre unido con el alma, como “inmortal, luminoso y radiante como un astro”. La raíz de dicha palabra puede encontrarse, quizás, en el Aist-aer escítico, que significa astro, o en el Istar asirio, que, segun Burnouf, tiene igual sentido”. (Isis sin velo).- [La Luz Astral es lo mismo que el Arqueo (Achœus). Un elemento universal viviente y etéreo, más etéreo y más altamente organizado que el Âkâza; el primero es universal, mientras que el segundo es solamente cósmico, esto es, perteneciente a nuestro sistema solar. Es a la vez un elemento y un poder, que contiene el carácter de todas las cosas. Es el archivo de la memoria del gran mundo, el Macrocosmo, cuyo contenido puede incorporarse y reencarnarse en formas objetivas; es el archivo de la memoria del pequeño mundo, el Microcosmo, o sea el hombre, por cual archivo puede recordar sucesos pasados. Existe uniformemente en todos los espacios interplanetarios. Sin embargo, la Luz Astral es más densa y más activa alrededor de ciertos objetos, a causa de su actividad molecular, especialmente en derredor del cerebro y de la médula espinal de los seres humanos, que están rodeados de ella como si fuera un aura luminosa. Por medio de esta aura, que rodea las células nerviosas y los tubos nerviosos, puede el hombre recoger impresiones hechas en el aura astral del Cosmos y “leer en la Luz Astral”. Constituye el medio para la transmisión del pensamiento, y sin este medio ningun pensamiento podría ser transmitido a distancia. Puede verla el clarividente, y como cada persona tiene un aura astral propia, los que están dotados de dicha facultad pueden leer el carácter de una persona en su Luz Astral. En el caso de un niño que no ha engendrado todavía ninguna cualidad característica especial, esta aura emanante es blanca como la leche, pero en el adulto hay siempre sobre este color fundamental otros, como el azul, verde, amarillo, rojo, rojo-obscuto y aun negro. Todo nervio vivo tiene su aura astral; todo mineral, vegetal o animal, y toda cosa dotada de vida, y el cuerpo glorificado del espíritu resplandece con su luz. –La Luz Astral es en algunos casos sinónima de Âkâza. “El Âkâza, la Luz Astral, puede definirse en breves palabras: es el Alma universal, la matriz del universo, el Mysterium Magnum del cual todo cuanto existe ha nacido por separación o diferenciación. Es la causa de existencia; llena todo el espacio infinito, es el mismo Espacio, en cierto sentido, o sus principios sexto y séptimo a la vez. Pero como lo finito en lo Infinito, en lo concerniente a la manifestación, esta Luz ha de tener su lado tenebroso. Y como lo Infinito jamás puede manifestarse, por esta razón el mundo finito tiene que contentarse con la sombra solar, que sus acciones extienden sobre la humanidad y que los hombres atraen y ponen forzosamente en actividad. Así es que, al paso que la Luz Astral es la Causa universal en su inmanifestada unidad e infinitud, viene a ser, con respecto a la humanidad, simplemente los efectos de las causas producidas por los hombres en sus vidas pecadoras. No son sus resplandescientes moradores –ya se llamen Espíritu de Luz o de Tinieblas- los que producen el Bien o el Mal, sino que la humanidad misma es la que determina la inevitable acción y reacción en el Gran Agente mágico… Así, para el profano, la Luz Astral puede ser Dios y Diablo a la vez: Dœmon est Deus inversus, es decir, a través de cada punto del Espacio infinito vibran las corrientes magnéticas y eléctricas de la Naturaleza animada, las ondas que dan vida y dan muerte, pues la muerte en la tierra viene a ser vida en otro plano.

LUZ PRIMORDIAL: En Ocultismo, es la luz que nace en y a través de las preternaturales tinieblas del Caos, que contiene “el todo en todo”, los siete rayos que más tarde pasan a ser los siete Principios de la Naturaleza.
17.gif.png
MA, MUT: (Egipcio). La diosa del mundo inferior, otra forma de Isis, puesto que es la Naturaleza, la Madre Eterna. Era soberana y regente del viento Norte, precursora de la inundación del Nilo, y así se la llamaba “abridora de las ventanas nasales de los vivientes”. Estaba representada ofreciendo el ankh (o cruz), emblema de la vida física para sus adoradores, y era llamada “Señora del Cielo”.

MAAT: (Egipcio). Equivalente al Némesis de los griegos, al Fatum de los latinos, y en cierto modo al Karma indo.

MACROCOSMO: (Griego). Literalmente, el “Gran Universo” o Kosmos. [Es el Universo, el gran mundo, incluyendo todas las cosas visibles e invisibles. –El Universo en contraposición al hombre (microcosmo, o pequeño universo). Tanto el macrocosmo como el microcosmo tienen una constitución septenaria.]

MACHAGISTIA: Magia, tal como en otro tiempo se enseñaba en Persia y Caldea, y elevada en sus prácticas ocultas a la categoría de magismo-religión. Platón, al hablar de Machagistia o Magismo, hace notar que es la más pura forma del culto de las cosas divinas.

MADA: (Sánscrito). Orgullo, soberbia; uno de los pecados capitales o “enemigos internos”, que ha de vencer aquel que desea la liberación. Mada significa también embriaguez, incontinencia, desenfreno, pasión, delirio, frenesí, locura, temeridad, lascivia, lujuria.

MADBHÂVA: (Sánscrito). Mi ser, naturaleza o condición; que es o participa de mi ser, esencia o naturaleza.

MÂDHYAMIKAS: (Sánscrito). Una secta mencionada en el Vichnu-Purâna. Segun los orientalistas es una secta búdica, lo cual es un anacronismo. Probablemente era al principio una secta de indos ateos. En la China y el Tibet tuvo su origen una escuela posterior designada con este nombre, la cual enseñaba un sistema de nihilismo sofístico, que reduce cada proposición a una tesis y antítesis, y luego niega la una y la otra. Adopta algunos principios de Nâgârjuna, que fue uno de los fundadores de los sistemas esotéricos Mahâyâna, no sus parodias exotéricas. La alegoría concerniente al Paramârtha de Nâgârjuna como un don de los Nâgas (Serpientes) prueba que él recibió sus enseñanzas de la escuela secreta de Adeptos, y que, por lo tanto, las verdaderas doctrinas se guardan secretas.

MAESTRO: Traducción de la voz sánscrita Guru, “Instructor espiritual”, adoptada por los teósofos para designar a los Adeptos, de quienes han recibido sus enseñanzas. (Glosario de la Clave de la Teosofía). –Los Maestros son ciertos grandes Seres, pertenecientes a nuestra raza, que han completado su evolución humana y constituyen la Fraternidad de la Logia Blanca, cuyo objeto es activar y dirigir el desenvolvimiento de la raza. Estos grandes Seres se encarnan voluntariamente en cuerpos humanos a fin de formar lazo de unión entre la humanidad y los seres sobrehumanos, y permiten que aquellos que reúnen determinadas condiciones de virtud, pureza, devoción y trabajo desinteresado en bien de la especie humana, lleguen a ser discípulos suyos, con el objeto de acelerar su evolución y disponerse para ingresar en la gran Fraternidad, cooperando en la gloriosa y benéfica labor en provecho del hombre.

MAGAS: (Sánscrito). Sacerdotes del Sol [Sûrya] mencionados en el Vichnú Purâna. Son los Magos posteriores de la Caldea y del Irán, los antecesores de los modernos parsis.

MAGDHIM: (Caldeo). Término equivalente a “alta sabiduría” o filosofía sagrada, y del cual deriva la voz magismo y magia.

MAGIA: La gran “Ciencia”. Segun Deveria y otros orientalistas, “las naciones más antiguas, más cultas e ilustradas consideraban la Magia como una ciencia sagrada inseparable de la religión”. Los egipcios, por ejemplo, constituían uno de los pueblos más sinceramente religiosos, como lo eran y son aun hoy día los indos. “La Magia consiste en el culto de los dioses, y se adquiere mediante este culto”, dice Platón. ¿Cómo, pues, una nación que, gracias al irrecusable testimonio de inscripciones y papiros, está probado que había creído firmemente en la Magia durante millares de años, podía haber sido inducida en error por espacio de tanto tiempo? ¿Es probable que generaciones tras generaciones de una jerarquía ilustrada y piadosa, muchas de las cuales llevaron una vida de propio martirio, santidad y ascetismo, pudiesen haber continuado engañándose a sí mismas y engañando al pueblo (o siquiera a este último tan sólo), por el gusto de perpetuar la creencia en los “milagros?” Dícese que los fanáticos son capaces de cualquier cosa para inculcar la creencia en su dios o en sus ídolos. Pero a esto contestaremos que en tal caso los brahmanes y los rekhget-amens o hierofantes egipcios no hubieran popularizado la creencia en el poder del hombre mediante las prácticas mágicas, para disponer de los servicios de los dioses; dioses en realidad no son otra cosa que las potencias ocultas de la Naturaleza, personificadas por los mismos sacerdotes instruídos, en las cuales ellos veneraban tan sólo atributos del Principio Uno desconocido y sin nombre. Como expresa muy atinadamente Proclo el platónico: “Cuando los antiguos sacerdotes consideraron que existía cierta alianza y simpatía mutua entre las cosas naturales y entre las cosas manifiestas y los poderes ocultos, y descubrieron que todas las cosas subsisten en todo, fundaron de esta mutua simpatía y similitud una ciencia sagrada… y aplicaron para fines ocultos tanto la naturaleza celestial como la terrestre, gracias a las cuales y por efecto de cierta similitud, dedujeron la existencia de virtudes divinas en esta mansión inferior”. La Magia es la ciencia de comunicarse con Potencias supremas y supramundanas y dirigirlas, así como de ejercer imperio sobre las de las esferas inferiores; es un conocimiento práctico de los misterios ocultos de la Naturaleza, conocidos únicamente de unos pocos, por razón de ser tan difíciles de aprender sin incurrir en pecados contra la Naturaleza. Los místicos antiguos y los de la Edad media dividían la Magia en tres clases: Teurgia, Goecia y Magia natural. “Desde hace mucho tiempo, la Teurgia ha sido apropiada como la esfera particular de los teósofos y metafísicos”, dice Kenneth Mackenzie. La Goecia o magia negra, y la Magia natural (o blanca) se ha elevado saludable con sus alas a la encumbrada posición de un estudio exacto y progresivo”. Los comentarios añadidos por nuestro llorado y sabio hermano son dignos de atención. “Los deseos materiales, realistas de los tiempos modernos han contribuído a desacreditar la Magia y ponerla en ridículo. La fe (en uno mismo) es un elemento esencial en la Magia, y existía mucho tiempo antes que otras ideas que presumen su preexistencia. Se ha dicho que se requiere un sabio para hacer un loco, y las ideas de un hombre deben ser exaltadas casi hasta la locura, esto es, las aptitudes de su cerebro han de acrecentarse hasta un nivel mucho más alto que el bajo y miserable estado de la civilización moderna, antes de que pueda él convertirse en un verdadero mago; porque el ir en busca de esta ciencia implica cierto grado de aislamiento y abnegación. Un aislamiento muy grande, por cierto, cuya realización constituye por sí sola un fenómeno maravilloso, un milagro. Por otra parte, la Magia no es ninguna cosa sobrenatural. Segun expone Jámblico, "ellos, por medio de la teurgia sacerdotal, declaran que pueden remontarse a Esencias más elevadas y universales y hasta aquellas que están por encima del destino, esto es, hasta Dios y el Demiurgo, sin hacer uso de la materia ni asumir otra cosa alguna, excepto la observación de un tiempo razonable". Ya empiezan algunos a reconocer la existencia de poderes e influencias sutiles en la Naturaleza, de los cuales hasta ahora nada sabían. Pero, como hace justamente notar el doctor Carter Blake, "el siglo décimonono no es el que ha observado la génesis de los nuevos métodos de pensamiento ni la consumación de los antiguos"; a lo cual añade Mr. Bonwich que "si los antiguos sabían muy poco de nuestro modo de investigación en los secretos de la Naturaleza, nosotros sabemos menos aun del que ellos empleaban". -[Magia: Sabiduría; la ciencia y arte de utilizar conscientemente poderes invisibles (espirituales) para producir efectos visibles. La voluntad, el amor y la imaginación son poderes mágicos que todos poseen, y aquel que sabe la manera de desarrollarlos y servirse de ellos de un modo consciente y eficaz, es un mago. El que los emplea para fines buenos, practica la magia blanca; el que los usa para fines egoístas o malos, es un mago negro. Paracelso emplea la palabra Magia para designar el más elevado poder del espíritu humano para gobernar todas las influencias exteriores con el objeto de hacer bien. La acción de servirse de poderes invisibles para fines reprobables, la denomina él necromancia, porque los elementarios de los muertos son frecuentemente utilizados como medio para trasmitir malas influencias. La hechicería no es Magia; se halla con ésta en la misma relación que las tinieblas con la luz. La hechicería trata de las fuerzas del alma animal; la Magia trata del poder supremo del Espíritu.

MAGIA BLANCA o "BENÈFICA" La Magia así llamada es la Magia divina, libre de egoísmo, de anhelo de poder, de ambición, de lucro, y que tiende únicamente a hacer bien al mundo en general y al prójimo en particular. El más leve intento encaminado a utilizar los propios poderes anormales para la satisfacción personal hace de dichos poderes hechicería o magia negra.

MAGIA CEREMONIAL: La Magia, segun los ritos cabalísticos, obraba, como afirmaban los rosacruces y otros místicos, invocando Poderes espiritualmente más elevados que el hombre, y ejerciendo imperio sobre los elementales que son muy inferiores a él en la escala de la existencia.

MAGIA NEGRA: (Ocultismo). Hechicería; necromancia, o evocación de los muertos, y otros abusos egoístas o interesados de poderes anormales. Este abuso puede ser hecho sin intención; pero así y todo, siempre es "magia negra", cuando y dondequiera se produzca fenomenalmente algo por el mero objeto de una satisfacción personal.

MAGISMO: La filosofía o doctrina de los antiguos sacerdotes (magos) persas.

MAGISTERIO: Magisterium, latín). La virtud curativa de las substancias medicinales, conservada en un vehículo.

MAGO o MÀGICO:De Mag o Maha. Esta palabra es la raíz de la cual deriva el término "mágico". El Maha-âtmâ (Grande Alma o Espíritu) de la India tenía sus sacerdotes en los tiempos anteriores a los Vedas. Los magos eran sacerdotes del dios del fuego; los encontramos entre los asirios y los babilonios, lo mismo que entre los persas adoradores del fuego. Los tres Magos, denominados también Reyes, de quienes se dice que hicieron presentes de oro, incienso y mirra al infante Jesús, eran adoradores del fuego, como los demás, y astrólogos, puesto que vieron la estrella del recién nacido. El sumo sacerdote de los parsis, en Surat, es designado con el nombre de Mobed. Otros hacen derivar dicho nombre de Megh; Meh-ab significa alguna cosa grande y noble. Los discípulos de Zoroastro eran llamados meghestom, segun dice Kleuker. El término Mago o Mágico, en otro tiempo un título honorífico y de distinción, ha decaído por completo de su verdadero significado. Siendo antiguamente sinónimo de todo cuanto era honorable y digno de respeto, del que estaba en posesión de la ciencia y sabiduría, ha degenerado en un epíteto para designar un impostor, farsante y juglar; un charlatán, en una palabra, o uno que "ha vendido su alma al diablo", que hace mal uso de su saber y lo emplea para fines reprobables y peligrosos, segun las enseñanzas del clero y una masa de necios supersticiosos que creen que el mago es un brujo y un "encantador". Dicha palabra deriva de Magh, Mah, en sánscrito Maha (grande), y significa un hombre muy versado en la ciencia esotérica. Pero los cristianos, segun parece, olvidan que Moisés era también un mago, y Daniel, "Príncipe de los magos, astrólogos, caldeos y adivinos". (Daniel, V, 11).

MAGNETISMO: Una fuerza que existe en la Naturaleza y en el hombre. En el primer caso, es un agente que da origen a los diversos fenómenos de atracción, de polaridad, de etc. En el segundo caso, se convierte en magnetismo "animal", en contraposición al magnetismo cósmico y terrestre. [El magnetismo, lo mismo que la electricidad, no son más que manifestaciones del Kundalinî zakti, el cual incluye las dos grandes fuerzas de atracción y repulsión.]

MAGNETISMO ANIMAL: En tanto que la ciencia oficial lo califica de "supuesto" agente y rechaza por completo su realidad, los numerosos millones de personas de los tiempos antiguos y las naciones asiáticas que viven actualmente, ocultistas, teósofos, espiritistas y místicos de toda especie lo proclaman como un hecho bien probado. El magnetismo animal es un fluído, una emanación. Algunas personas lo emites para fines curativos por los ojos y por las puntas de los dedos, mientras que todas las demás criaturas, hombres, animales y aun todo objeto inanimado, lo emana, ya sea como un aura, o ya como una luz variable, sea de un modo consciente o no. Cuando se hace obrar sobre un paciente por contacto o por la voluntad de un operador humano, recibe el nombre de "Mesmerismo".

MAGNETISMO CÓSMICO: La fuerza universal de atracción y repulsión, conocida ya desde los tiempos de Empédocles y perfectamente descrita por Kepler. Los llamados "siete hijos-hermanos" de Fohat representan y personifican las siete formas de magnetismo cósmico, denominadas en Ocultismo práctico los "Siete Radicales", cuya generación cooperativa y activa son, entre otras energías, la electricidad, el magnetismo, el sonido, la luz, el calor, la cohesión, etc.

MAGNUM OPUS: (Latín). En alquimia, es la consumación final, la "Grande Obra" (Grand' Œuvre); la producción de la "Piedra filosofal" y del "Elixir de Vida", que si bien es considerado como un mito por algunos escépticos, está lleno de significación mística y debe admitirse simbólicamente.

MAGOS: (Magi, en latín). Nombre de los antiguos sacerdotes hereditarios y adeptos instruídos de la Persia y de la Media; palabra que deriva de Maha, grande, que más tarde se transformó en mog o magh, que en pelvi significa sacerdote. Porfirio los describe diciendo: "Los hombres instruídos que entre los persas están dedicados al servicio de la Divinidad son llamados Magos", y Suidas nos informa que "entre los persas, los amantes de la sabiduría (philalethai) son conocidos con el nombre de Magos". El Zend-Avesta los divide en tres grados: 1) Los Herbeds o "novicios"; 2) Mobeds o "maestros", y 3) Destur Mobeds, o "maestros perfectos". Los caldeos tenían unos colegios parecidos, como también los egipcios, cuyos hierofantes de los Misterios, tales como se practicaban en Grecia y Egipto, eran idénticos a los Destur Mobeds.

MAGUS: (Latín). En el Nuevo Testamento significa sabio, un hombre sabio de los caldeos. En inglés se usa con frecuencia para designar un mago, un hacedor de prodigios cualquiera. En la Sociedad Rosacruz es el título de los miembros más elevado de grado IX; el Magus supremo es el Jefe de la Orden en la sección "externa". Los magos de la "interna" son desconocidos, excepto de aquellos que pertenecen al grado VIII.

MAHÂBHÂRATA: (Sánscrito). Literalmente: "la Gran Guerra", famoso poema épico de la India (probablemente el más extenso poema del mundo), que incluye un bosquejo del Râmâyana y el Bhagavad-Gîtâ, "Canto celeste" [así como varios otros interesantes episodios, tales como la historia de Nala y la leyenda de Zakuntalâ, que sirvió de base para el tan celebrado drama de este nombre]. No hay dos orientalistas que estén de acuerdo acerca de la fecha de su composición, pero sin duda alguna es sumamente antiguo.

MAHÂBHÛTA: (Sánscrito). "Gran Ser" o "Grande elemento". -Sinónimo de Tattva.
Mahâbhûtas [o más propiamente, mahâbhûtâni, plural de mahâbhûta.] -Los groseros principios elementarios de la materia. [Los cinco grandes elementos, o elementos compuestos de la filosofía Sânkhya: éter, aire, fuego, agua y tierra, que combinándose entre sí, forman el mundo material. Estos elementos, productos del Prakriti (materia), corresponden a los cinco sentidos por el orden expresado, esto es: el éter, al oído; el aire, al tacto; el fuego, a la vista; el agua, al gusto; y la tierra, al olfato. Así, leemos en el Bhagavad-Gîtâ: "Yo soy sabor en las aguas…, sonido en el éter…, fragancia en la tierra…, esplendor en el fuego…" (VII, 8, 9). Hay que advertir, sin embargo, que cada uno de estos elementos afecta no sólo al sentido correspondiente, sino que además, por razón de ser compuesto, afecta igualmente, si bien en un grado menor, a los demás sentidos.]

MAHÂ-MANVANTARA: (Sánscrito). Literalmente: "el gran intervalo de tiempo entre dos Manús". El período de actividad universal. Manvantara implica simplemente un período de actividad, en contraposición al Pralaya, o período de reposo, sin referencia alguna a la longitud del ciclo de tiempo.

MAHÂ-MÂYÂ: (Sánscrito). La gran ilusión o manifestación. Este universo y todo cuanto hay en él en sus mutuas relaciones, es denominado Gran Ilusión, o Mahâ-mâyâ. Este es también el título ordinario dado a la inmaculada madre de Gautama el Buddha, Mâyâdevî, o "Gran Misterio", como la denominan los místicos.

MAHÂ-MUDRA: (Sánscrito). Entre los yoguîs, es una actitud especial de las manos y de los pies.

MAHÂ-PRAYALA: (Sánscrito). Lo opuesto al Mahâ-manvantara. Literalmente: "Gran Disolución", la "Noche" que sigue al "Día de Brahmâ". Es el gran reposo y sueño de toda la Naturaleza después de un período de activa manifestación. Los cristianos ortodoxos dirían que es la "Destrucción del Mundo".

MAHÂRÂJÂS o MAHÂRÂJAHS: Los Cuatro. (Sánscrito). Entre los budistas del Norte, son las cuatro grandes divinidades kármicas, colocadas en los cuatro puntos cardinales, para guardar la humanidad.

MAHÂRAURAVA: (Sánscrito). El quinto infierno ardiente.

MAHÂSURA: (Sánscrito). El gran asura [mahâ-asura]. Exotéricamente, Satán o Lucifer; esotéricamente, el gran dios [mahâ-sura].

MAHÂTMA: [o Mahâtman] (Sánscrito). Literalmente: "grande Alma o Espíritu". Un Adepto del orden más elevado. Los Mahâtmas son seres eminentes que, habiendo logrado el dominio de sus principios inferiores, viven así libres de los impedimentos del "hombre de carne" y se hallan en posesión de un conocimiento y poder proporcionados al nivel que han alcanzado en su evolución espiritual. En pâli se les llama Rahats o Arhats. [También se les conoce con el nombre de Siddhas; son unos seres perfectos, que por su poderosa inteligencia y santidad han llegado a una condición semidivina. -Véase: M. Dvivedi, Comentarios de los Aforismos de Patañjali. -Estos Seres magnánimos, poderosos, de alma excelsa, primeros frutos de la humanidad, han alcanzado la conciencia âtmica o nirvânica, la que pertenece a la vida del quinto plano, y han completado el ciclo de la evolución humana. Se les designa con los nombres de Maestros, Grandes Espíritus o Jivan-muktas [almas libertadas], y continúan, sin embargo, relacionados con el cuerpo físico para ayudar al progreso de la humanidad.

MAHÂTMYA: (Sánscrito). "Magnanimidad", una leyenda de un altar, sepulcro o cualquier sitio sagrado. [Mahâtmya tiene varias otras ascepciones: majestad, eminencia, grandeza, excelsitud, etc. -Es también el título de un libro dedicado a describir la potencia del Bhâgavata.]

MAHÂVIDEHA: (Sánscrito). Literalmente: "gran incorpóreo". "Siempre pensamos en relación con el ego que está dentro de nosotros, y por consiguiente en relación con el cuerpo. Hasta cuando dirigimos nuestro pensamiento a alguna parte fuera del cuerpo, está siempre en relación con el yo pensante. Cuando esta relación se halla cortada por completo y la mente existe, por decirlo asi, espontáneamente, ajena e independiente del cuerpo, el poder que se origina es llamado mahâvideha. En esta condición, toda clase de conocimiento se halla fácilmente al alcance del asceta, sin que éste haga el menor esfuerzo, porque se ha disipado el velo de las tres cualidades [gunas], que impide la intuitiva iluminación sâttvica". He aquí el aforismo en cuestión: "Cuando se ha alcanzado aquella condición mental que es externa, independiente del cuerpo y no afectada por éste, entonces se disipa el velo que impide la iluminación".

MAHÂVIDYÂ: (Sánscrito). La gran ciencia esotérica. Unicamente los más altos Iniciados se hallan en posesión de esta ciencia, que abarca casi el conocimiento universal. [Grande o perfecto conocimiento; sabiduría; nombre de uno de los aspectos del Zakti.

MAHÂYOGA: (Sánscrito). El hecho de ver al Ser como uno con Dios. -Constituye la perfección en el Yoga.

MAIA: Madre de Mercurio (Buddha, Thot Hermes). Maia, entre los griegos, ha venido a significar "madre", y ha dado su nombre al mes de mayo, que estaba consagrado a todas las diosas antes de que fuera consagrado a María.

MAKARA: (Sánscrito). "Cocodrilo". -Décimo signo del Zodíaco, equivalente al Capricornio de los europeos. Esotéricamente, es una mística clase de devas. Entre los indos, es vehículo de Varuna, dios de las aguas. [Makara significa cocodrilo, o más bien un monstruo acuático asociado siempre con el agua. -Es un monstruo marino provisto de una especie de trompa algo parecida a la del elefante, y en el cual cabalga Varuna, dios del océano. Signo del Zodíaco equivalente a nuestro Capricornio y representado en forma de un animal que tiene la cabeza y las patas delanteras de antílope, y el cuerpo y cola de pez.

MAKARAM O PAÑCHAKARAM: (Sánscrito). En la simbología oculta, es el pentágono, la estrella de cinco puntas, los cinco miembros o extremidades del hombre. Es muy místico. [Makaram puede servir para representar a la vez el microcosmo y el macrocosmo, como objetos externos de percepción. (Subba Row, Los doce signos del Zodíaco).]

MAL DE OJO: Influjo maléfico que puede una persona ejercer sobre otra, mirándola de cierta manera, y particularmente sobre los niños. Esta creencia se halla sumamente extendida en España, Italia, Alemania, Grecia y muchos otros países, pero su origen es oriental. El mismo Thalmud habla de ella. En el lenguaje gitanesco, se llama querelar nazula el hacer caer enferma a una persona por la simple influencia de la mirada; los niños, sobre todo, son los más expuestos a tan funesta acción.

MAMITU: (Caldeo). La diosa del Destino. Una especie de Némesis.

MÂNA: (Sánscrito). Medida, peso; ponderación, consideración, respeto, honor, aprecio, opinión, concepto, intuición, indiferencia o razonamiento; arrogancia, soberbia, orgullo, alto aprecio de sí mismo; voluntad, capricho; necio, fatuo.

MANAS: [o Manah] (Sánscrito). Literalmente: “la mente”, la facultad mental que hace del hombre un ser inteligente y moral y le distingue del simple bruto; es sinónimo de Mahat. Esotéricamente, sin embargo, cuando no está especificado, significa el Ego superior, o sea el principio senciente, que se reencarna en el hombre. Cuando se le califica, es llamado por los teósofos Buddhi-Manas, o sea el Alma espiritual, en contraposición de su reflexión humana, el Kâma-Manas. [Manas, quinto principio de la constitución humana, deriva su nombre de la raíz sánscrita man, “pensar”, y significa la mente propiamente dicha, el Pensador, lo que en nosotros piensa, el Ego que se reencarna repetidas veces acumulando en él las experiencias recogidas en la vida terrestre. Este principio es dual en su esencia, y de ahí su división en Manas o Inteligencia inferior, terrestre, que está íntimamente ligada con el alma animal (Kâma), y Manas o Inteligencia superior, relacionada con Âtma y Buddhi, y vehículo o instrumento del alma espiritual (Buddhi). –El Manas superior, junto con el Buddhi y Âtman, constituye la Tríada superior, imperecedera, mientras que el Manas inferior, unido a los principios inferiores (cuerpo fisico, doble etéreo, principio vital y alma animal), forma el cuaternario inferior, esto es, la personalidad transitoria. –El Manas, en el hombre, es el reflejo de la Mente universal, o sea el tercer principio constituyente del universo, contando de abajo hacia arriba. (Râma Prasâd). –El Manas de la literatura teosófica no debe confundirse con el de la filosofía sânkhya. Segun esta última, Manas es el órgano interno de percepción y conocimiento, el sensorio común o sentido interno que regula y gobierna la acción de los sentidos; es el analizador de las impresiones que de ellos recibe; el principio que combina, sintetiza y elabora las sensaciones transformándolas en conceptos rudimentarios, que luego transmite al ahankâra y al buddhi. Es también la facultad que siente, desea, duda, piensa, discurre y reflexiona; la mente impulsiva que incita a funcionar los cinco órganos de acción. Así, pues, en el referido sistema, la voz Manas viene a significar: mente, pensamiento, alma, ánimo, corazón, sentimiento; inteligencia, razón, conocimiento, intención, voluntad, inclinación, deseo, disposición, etc. Con frecuencia el Manas es incluído entre los indriyas.

MANAS INFERIOR: La mente o inteligencia terrestre, la que actualmente predomina en la especie humana. Está estrechamente ligado con el alma animal (razón por la cual se designa al Manas inferior con el nombre de Kâma-Manas), y profundamente egoísta y pasional como es, aplica la inteligencia a satisfacción de los deseos, de las pasiones y de los instintos de la bestia humana, para lograr un refinamiento de los placeres de los sentidos y dar origen a ciertas aberraciones y anomalías que ponen al hombre por debajo del bruto. A esto se refería Mefistófeles cuando, al hablar del hombre, dirigía al Señor estas palabras: “Un poco mejor viviera si no le hubieses dado esa vislumbre de la luz celeste a la que da el nombre de Razón, y que no utiliza sino para ser más bestial que toda bestia”. (Fausto, Prólogo en el cielo). –El Manas inferior es lo que hace que la personalidad se considere como Yo, y engañada por el sentimiento de separatividad, se juzgue distinta y separada de los demás Yos, sin ver la unidad que está por cima de lo que pueden alcanzar los sentidos. El Manas inferior obra como instinto en los animales.).

MANAS SANYAMA: [o Manas samyama] (Sánscrito).- Perfecta concentración de la mente y dominio de la misma durante las prácticas del Yoga.

MANAS- SÛTRÂTMÂ: (Sánscrito). Esta palabra compuesta significa: “mente” y “alma-hilo”. Es sinónima de Ego, o la entidad que se reencarna. Es un término técnico de la filosofía vedantina. (Glosario de la Clave de la Teosofía).

MANAS SUPERIOR: Sólo muy raras veces se manifiesta en el presente período de la evolución humana. Es el aspecto más noble y sublime de la mente, el principio inmortal de la Egoidad, el Ego permanente e imperecedero, que, en su marcha evolutiva, va recogiendo todas las experiencias más elevadas y tiende sin cesar a remontarse hacia el Alma espiritual (Buddhi), a lo eterno, a lo divino. Tras repetidos nacimientos, el Manas entero adquiere una condición sublime, se reconcentra en la individualidad, y el hombre, purificado ya, lleno de altruísmo absoluto, iluminado por la luz del Manas superior, goza de la visión del “ojo interno”, de la intuición pura, y se convierte en un verdadero genio, en un Mahâtmâ. Entonces el hombre adquiere plenamente el libre albedrío, y su voluntad obra siempre de acuerdo con la Ley divina. Otro de los poderes del Manas superior es el llamado Kriyazakti, o sea el misterioso poder de pensamiento que le permite producir resultados fenomenales externos y perceptibles, gracias a su propia energía inherente. (Véase: Manas, Manas inferior, etc.).

MANAS_TAIJASA: (Manas taijasi) (Sánscrito). Literalmente: el “Manas radiante”; un estado del Ego superior que sólo los más grandes metafísicos son capaces de concebir y comprender. [Es el alma humana (Manas) iluminada por la radiación del Buddhi.]

MANASÂ: (Sánscrito). Nombre de la divinidad que reina sobre las serpientes y protégé contra su mordedura.

MÂNASAS: (Sánscrito). Aquellos que dotaron de manas o inteligencia a la humanidad, los Egos inmortales en los hombres.

MANDALA: (Sánscrito). Un círculo, y también las diez divisiones del Rig-veda. [Disco del sol o de la luna; territorio; colección; grupo, multitud, etc.]

MANDRÁGORA: Planta cuya raíz tiene forma humana. En Ocultismo es utilizada por los magos negros para varios fines ilícitos, y algunos de los ocultistas “de la mano izquierda” hacen homúnculos con ella. Segun la creencia vulgar, lanza gritos cuando se la arranca del suelo, es una planta cuyas raíces son carnosas, peludas y ahorquilladas, representando toscamente los miembros del cuerpo y hasta la cabeza de un hombre. Sus mágicas y misteriosas virtudes se han proclamado en la fábula y en el drama desde los tiempos más remotos. Desde Raquel y Lea, que con ella se entregaron a la hechicería, hasta Shakespeare, que habla de sus espeluznantes chillidos, la mandrágora ha sido la planta mágica por excelencia. Estas raíces no tienen aparentemente tallo, y de su cabeza brotan grandes hojas, como una gigantesca mata de cabello. Presentan poca semejanza con el hombre cuando se las encuentra en España, Italia, Asia Menor o Siria; pero en la isla de Candía y en Caramania, cerca de la ciudad de Adán, tienen una forma humana que asombra y son sumamente apreciadas como amuletos. También las llevan las mujeres a guisa de amuleto contra la esterilidad y otros fines diversos. Son especialmente eficaces en la magia negra. Los antiguos germanos veneraban como dioses lares unos feos y disformes ídolos a modo de pequeñas figuras fabricadas con la raíz de la mandrágora, y de ahí su nombre de alrunes, derivado de la voz alemana Alraune (mandrágoras). Aquellos que tenían en su casa una de tales figuritas se creían felices, puesto que ellas velaban por la casa y sus moradores preservándolos de todo mal, y predecían el porvenir emitiendo ciertos sonidos o voces. El poseedor de una mandrágora, además, obtenía por su influencia cuantiosos bienes y riquezas.

MANES o MANUS: “Dioses” benévolos, esto es, “espíritus” del mundo inferior (Kâmaloka); las sombras de los muertos deificadas por los antiguos profanos y los espíritus “materializados” de los modernos espiritistas, que, segun se creía, eran las almas de los difuntos, siendo así que en realidad no son otra cosa que sus imágenes o envolturas vacías.

MANGONARIA: (Ocultismo). Poder mágico mediante el cual los cuerpos pesados pueden levantarse sin gran esfuerzo físico; suspensión mágica; levitación. Ordinariamente este fenómeno se ejecuta cambiando la polaridad de dichos cuerpos respecto a la atracción (gravedad) de la tierra.

MANÍA: (Griego). Entusiasmo, furor divino, transporte religioso, inspiración de los dioses. Platón enumera cuatro clases de manía: 1) musical; 2) teléstica o mística; 3) profética; y 4) la perteneciente al amor. El entusiasmo, en la verdadera acepción de la palabra, aparece cuando aquella parte del alma que está por encima del intelecto se halla exaltada hasta los dioses, de quienes proviene su inspiración. Una de estas manías (especialmente la amorosa) puede ser suficiente para hacer remontar el alma a su divinidad y bienaventuranza primitivas; pero existe una íntima unión entre todas ellas, y la progresión ordinaria por la cual se encumbra el alma es, en primer lugar, por el entusiasmo musical, después por el teléstico o místico; 3) por el profético, y finalmente por el entusiasmo del Amor.

MANJUSHRÎ: [Manjusri o Mandjusri] (Tibet).- El dios de la Sabiduría. En filosofía esotérica es cierto Dhyân Chohan. -En el Budismo del Norte, es el tercer Logos, el Creador.]

MANODHÂTU: Literalmente: “Mundo de la mente”; lo cual significa no sólo todas nuestras facultades mentales, sino también una de las divisiones del plano de la mente. Cada ser humano tiene su manodhâtu o plano de pensamiento proporcionado al grado de su intelecto y de sus facultades mentales, más allá del cual no puede ir sino estudiando y desenvolviendo sus facultades espirituales, más elevadas en una de las esferas superiores del pensamiento.

MANODVARA-VARJANA: (o –vajjana) (Pali). La abertura de las puertas de la mente, la convicción de lo transitorio de todo lo mundano. En el Budismo, es el cambio que se opera en el hombre cuando éste se vuelve consciente de que las cosas visibles son temporales, y así, desde entonces en adelates, consagra sus energías vitales a las cosas invisibles o eternas. Su equivalente sánscrito es Viveka, o sea el perfecto discernimiento entre lo real y lo irreal.

MANOLAYA: (Sánscrito). Pérdida de la conciencia.

MANTICISMO, o FENESÍ MÀNTICO: Durante dicho estado se desarrollaba el don de profecía. Ambas expresiones son casi sinónimas. La una era tan honrada como la otra. Pitágoras y Platón lo tenían en alta estima, y Sócrates aconsejaba a sus discípulos estudiasen el Manticismo. Los Padres de la Iglesia, que con tanta severidad condenaban el furor mántico en los sacerdotes paganos y en las pitonisas, no dejaban de aplicarlo para su uso particular.

MANTRA: [o Mantram] (Sánscrito). Los mantras son versos tomados de las obras védicas y usados como encantos y hechizos. Por mantras se entienden todas aquellas porciones de los Vedas que son distintas de los Brâhmanas, o su interpretación. [Mantras o encantaciones, ensalmos, etc., son ciertas combinaciones de palabras rítmicamente dispuestas, mediante las cuales se originan ciertas vibraciones que producen determinados efectos ocultos. Esotéricamente, los mantras son más bien invocaciones mágicas que oraciones religiosas. Como enseña la ciencia esotérica, cada sonido en el mundo físico despierta un sonido correspondiente en los reinos invisibles e incita a la acción alguna fuerza u otra en el lado oculto de la Naturaleza. El sonido es el más eficaz y poderoso agente mágico y la primera de las llaves para abrir la puerta de comunicación entre los mortales y los Inmortales.

MANTRA-YOGA: (Sánscrito). Una clase de yoga que consiste en recitar mentalmente ciertas fórmulas, con atenta meditación sobre su significado. Este proceso es útil en todo acto, tanto del Hathayoga como del Râja-yoga.

MANTRIKÂZAKTI: (Mantrikâshakti) (Sánscrito). El poder o la potencia oculta de los sonidos, palabras, letras o números místicos de los mantras. [La influencia de la música es una de sus manifestaciones. El poder del mirífico nombre inefable es la corona de este zakti.]

MANU (Sánscrito). El gran legislador indo. Este nombre deriva de la raíz sánscrita man “pensar”, humanidad, realmente, pero significa Swâyambhuva, el primero de los Manús, que surgió de Swayambhú, “el que existe por sí mismo”, y es, por lo tanto, el Logos y el progenitor de la humanidad. Manú es el primer legislador, casi un Ser divino. [El Código o Libro de leyes de Manú (Mânava-dharma-zâstra) se atribuye a este gran legislador, a quien, para diferenciarle de los restantes Manús, se ha dado el nombre de Manú Swâyambhuva.]

MANUS; (Sánscrito). Los catorce Manús son los patronos o guardianes de los ciclos de raza de un manvantara o Día de Brahmâ. Los Manús primitivos son siete, pero en los Purânas su número llega a catorce. [Los Manús –propiamente Manavas, en plural- son en número de catorce en cada Kalpa, y cada uno de ellos preside su correspondiente período de tiempo o Manvantara (Manu-antara, o período entre dos Manús). Esotéricamente, cada Manú, como patrono antropomorfizado de su ciclo (o Ronda) especial, no es más que la idea personificada del “Pensamiento divino” (como el Pymander hermético); siendo, por lo tanto, cada uno de los Manús el dios especial, el creador y modelador de todo cuanto aparece durante su propio ciclo respectivo de existencia, o Manvantara. –Manú es el Ser concebido como el substratum del tercer principio del universo, contando desde abajo. La idea de la humanidad de uno de los ciclos conocidos con el nombre de Manvantara.]

MANVANTARA: [o Manwantara] (Sánscrito).- Un período de manifestación [del universo], opuesto al pralaya (reposo o disolución); término aplicado a varios ciclos, especialmente a un Día de Brahmâ, que comprende 4.320.000.000 de años solares, y al reinado de un Manú, equivalente a 306.720.000.

MAR DE FUEGO: Con este nombre se designa la Luz superastral (esto es, noumenal), la primera radiación de la Raíz Mûlaprakriti, Substancia cósmica indiferenciada, que pasa a ser Materia astral. El Mar de Fuego es denominado también Serpiente ígnea o de Fuego.

MÂRA: (Sánscrito). El Dios de la Tentación, el Seductor que trataba de apartar a Buddha de su Sendero. Es denominado “Destructor” y “Muerte” (del Alma). Es uno de los nombres de Kâma, dios del amor. [El gran Engañador, el Tentador o Destructor. En las religiones exotéricas, Mâra es un demonio, un asura; pero, en la filosofía esotérica, es la Tentación personificada por los vicios humanos, y traducida esta palabra literalmente, significa “lo que mata” el Alma. Es representado como un Rey (Rey de los Mâras), con una corona en la cual brilla una joya con resplandor tal que ciega a cuantos la miran, figurando este brillo la fascinación producida por el vicio sobre ciertas naturalezas. -Es el Diablo de los budistas.

MARANA: (Sánscrito). Muerte.

MARCIONISTAS: Antigua secta gnóstica [del siglo II], fundada por Marción, que fue devoto cristiano en tanto que ningun dogma de creación humana vino a viciar los conceptos puramente trascendentales y metafísicos, y las creencias originales de los primeros cristianos. Dichas creencias primitivas eran las de Marción. Este negaba los hechos históricos (tales como ahora se encuentran en los Evangelios) del nacimiento, de la encarnación y pasión de Cristo, así como la resurrección del cuerpo de Jesús, sosteniendo que tales afirmaciones no eran más que la carnalización del simbolismo y de las alegorías metafísicas y una degradación de la verdadera idea espiritual. Lo mismo que todos los demás gnósticos, Marción acusaba a los “Padres de la Iglesia”, como se lamentaba de ello el propio Ireneo, de “forjar su doctrina (cristiana) segun la capacidad de sus oyentes, inventando cosas obscuras para los ciegos, conforme a su ceguera; para el necio, segun su necedad, y para los que están sumidos en el error, segun sus propios errores”.

MARIA: María, Maia y Maya forman un nombre genérico. Maia proviene de la raíz ma (nodriza), y entre los griegos vino a significar “madre”, y aun dio su nombre al mes de mayo, consagrado a todas las diosas antes de que fuese consagrado a María. En efecto, el pagano Plutarco expone que “mayo es consagrado a Maia o Vesta, nuestra madre tierra, nuestra nodriza y sustentadora, personificadas”. –María, madre de Jesús, es llamada también Mâyâ, por cuanto María es Mare, el mar, la gran Ilusión, simbólicamente. María, además, tiene por inicial la letra M, la más sagrada de todas, que simboliza el Agua en su origen, el Gran Abismo, y en todas las lenguas, así orientales como occidentales, representa gráficamente las olas, y en el esoterismo ario, lo mismo que en el semítico, dicha letra expresa las Aguas.

MARTA: (Sánscrito). Mortal, hombre.

MARTILLO DE THOR: [Mitología escandinava]. Un arma que tenía la forma de cruz svástika, y que los masones y místicos europeos designaban con el nombre de “Cruz hermética” y también con el de “Cruz jaina”, croix cramponnée. Es el símbolo más arcaico y el más sagrado y universalemente respetado.

MARTYA: (Sánscrito). Mortal, humano; hombre; la tierra, el mundo de los mortales.

MÂRUT-JIVAS: (Sánscrito). Las Mónadas de Adeptos que han alcanzado la liberación final, pero prefieren reencarnarse en la tierra en beneficio de la humanidad. No se los confunda, sin embargo, con los Nirmânakâvas que ocupan un lugar mucho más elevado.

MARUTS: [Marutas o Mârutas] (Sánscrito). Entre los orientalistas, son los dioses de la tormenta, pero en el Veda son algo muy místico. En las enseñanzas esotéricas, por razón de reencarnarse ellos en cada Ronda, son simplemente id’enticos a algunos de los Agnichvâtta-Pitris, los Egos humanos inteligentes. De ahí la alegoría de que Ziva transformó las masas de carne en niños, y los denominó Maruts, para expresar hombres desprovistos de sentido transformados gracias a llegar a ser vehículos de los Pitris o Maruts ígneos, y por lo tanto, seres racionales. [Marut significa: viento, aire, aliento, soplo vital. En plural (Maruts o Marutas), son dioses, genios o personificaciones de los vientos. Son hijos de Rudra y de Diti, y amigos o aliados de Indra. Su número es de siete (siete veces siete, o cuarenta y ocho, segun otros), y su jefe es Marîchi.]

MARUTPÂLA: (Sánscrito). “Señor de los Maruts”: Indra, dios del firmamento.

MASH-MAK: Por tradición, una palabra atlántica de la cuarta Raza, usada para expresar un misterioso fuego cósmico, o más bien Fuerza, que, segun se decía, era capaz de pulverizar en un segundo ciudades enteras y destruir el mundo.

MASONERÍA MAGNÉTICA: Llamada también “Masonería iátrica”. Se la describe como una Fraternidad de sanadores (de iatriké, voz griega que significa “arte de curar”), y es muy frecuentada por los “Hermanos de la Luz”, como afirma Kenneth Mackenzie en Royal Masonic Cyclopœdia. Parece existir una tradición en ciertas obras secretas masónicas (así lo dice al menos Ragon, la grande autoridad masónica) referente al hecho de que había un grado masónico titulado Oráculo de Cos, “instituído en el siglo XVIII antes de J. C., por razón de que Cos fue el lugar donde nació Hipócrates”. El iatriké era una cualidad característica distinta de los sacerdotes que tenían a su cargo los enfermos en las antiguas Asclepias, templos en donde es fama que el dios Asclepios (Esculapio) curaba pacientes y lisiados.

MASTABA: (Egipcio). La porción superior de una tumba egipcia, que, como dicen los egiptólogos, constaba siempre de tres partes, a saber: 1) el Mastaba o capilla conmemorativa levantada sobre el suelo; 2) un hoyo de 20 a 90 pies de profundidad, que conducía por medio de un pasadizo, a 3) la cámara sepulcral, en donde estaba el sarcófago, que contenía la momia durmiendo su sueño de largos siglos. Una vez enterrada la momia, se cegaba el hoyo y quedaba oculta la entrada.

MATA: (Sánscrito). Pensamiento, opinión, creencia, doctrina, intención, consideración, sentencia, dictamen. Como adjetivo: pensado, considerado, juzgado, declarado, conocido, supuesto, aprobado.

MATANGA: (Sánscrito). Una de las castas inferiores de la India; elefante; nube. Nombre de un personaje de que se habla en el Mahâbhârata y en el Râmâyana.

MATERIA: Espíritu y Materia son dos polos o aspectos bajo los cuales se manifiesta el Logos. Como Ser absoluto que es, la Divinidad suprema, es a la vez Espíritu y Materia. La Materia es la Madre del mundo, así como el Espíritu es el Padre. La vida del Logos aparece como Espíritu; su Mâyâ, como Materia. En otros términos: la naturaleza inferior del Logos, la material, es origen o matriz de todos los seres, mientras que su naturaleza superior, la espiritual, es el vital Elemento que los anima y sostiene: “Todos los seres que vienen a la existencia, sean animado o inanimados, son producto de la unión de la Materia con el Espíritu”. La Materia, por lo tanto, es eterna, increada e indestructible, mientras que las formas de la misma, que constituyen el mundo de Mâyâ o de ilusión, son creadas, transitorias y cambiantes; no son permanentes ni tienen verdadera realidad. En el universo manifestado no hay materia muerta. La Materia es viva, y así podemos afirmar que “no hay fuerza sin materia, ni materia sin fuerza”; una y otra están unidas en indisoluble maridaje. Se halla en contínuo movimiento, tomando forma bajo cada estremecimiento o vibración de vida y adaptándose a cada cambio de movimiento. La actividad esencial de la Materia consiste en su naturaleza receptiva. Al recibir impulsos de vida, se organiza en formas, y éstas se mantienen gracias a tales impulsos, mientras que se disgregan en cuanto cesa dicha influencia. La Materia es también el factor indispensable, la base o vehículo necesario, una condición sine qua non para la manifestación de las fuerzas o agentes físicos (luz, calor, electricidad, etc.) en el plano físico. –La Materia ofrece diversos grados de densidad segun sea el plano o subplano al que corresponda. Su grado de vitalidad es asimismo muy diverso. Así, la materia del plano mental es mucho más sutil que la del plano astral, y ésta, a su vez, lo es mucho más que la del plano físico. Por esta razón, la una atraviesa y penetra fácilmente a la otra. En el plano físico vemos diferentes estados de materia: sólido, líquido y gaseoso, pero investigando más profundamente, encontramos un cuarto estado, el etéreo, que a su vez existe en cuatro estados perfectamente definidos como los de sólido, líquido y gaseoso.

MATERIALISTA: No lo es necesariamente sólo aquel que no cree ni en Dios ni en el alma, ni en la supervivencia de esta última, sino que también lo es toda persona que materializa lo puramente espiritual; aquellos que creen en una divinidad antropomórfica, en un alma capaz de arder en el fuego del infierno, en un infierno y un cielo como localidades, en lugar de estados de conciencia. Los “substancialistas” americanos, que constituyen una secta cristiana, son materialistas, como los son asimismo los “espiritualistas”.

MATERIALIZACIONES: En espiritismo, esta palabra significa la aparición objetiva de los llamados “espíritus” de los muertos, que en ciertas ocasiones se revisten de materia; esto es, se forman para sí mismos, utilizando los materiales que tienen a mano; que se encuentran en la atmósfera, y las emanaciones de los circunstantes, un cuerpo temporal que tiene el parecido humano del difunto cuando estaba vivo. Los teósofos aceptan el fenómeno de la “materialización”, pero rechazan la teoría de que ésta sea producida por “Espíritus”, esto es, los principios inmortales de personas desencarnadas. Creen los teósofos que cuando el fenómeno es verdadero y genuino –lo cual es un hecho más raro de lo que generalmente se cree- es producido por las larvas, formas astrales (eidola), “fantasmas” kâmalókicos de las personalidades muertas. –Como quiera que el Kâmaloka se halla en el plano terrestre y difiere del grado de materialidad de éste sólo en el grado de su plano de conciencia, razón por la que está oculto a nuestra vista normal, la aparición fortuita de tales cascarones es tan natural como la de los globos eléctricos y otros fenómenos atmosféricos. La electricidad, como materia fluída o atómica (puesto que los ocultistas sostienen con Maxwell que es atómica), aunque invisible, existe siempre en el aire y se manifiesta bajo diversas formas, pero sólo cuando existen ciertas condiciones para “materializar” el fluído, cuando pasa de su propio plano al nuestro y se hace objetivo. Una cosa parecida acontece con las formas astrales de los muertos. Están presentes a nuestro alrededor, pero hallándose en otro plano, ellas no nos ven, como nosotros tampoco las vemos a ellas. Pero siempre que los vehementes deseos de personas vivas, y las condiciones suministradas por las constituciones anormales de los médium se combinan entre sí, estas formas astrales son atraídas, o mejor dicho, arrancadas de su plano para caer en el nuestro, y se hacen objetivas. Esto es nigromancia; ningun bien hace a los muertos, y si grave daño a los vivos, además de que se opone a una de la leyes de la Naturaleza. La materialización eventual de los “cuerpos astrales” o duplicados de personas vivas es una cuestión enteramente distinta. Estos “astrales” muchas veces se toman equivocadamente por apariciones de muertos, puesto que, a semejanza del camaleón, nuestro propios “elementarios”, lo mismo que los de los “elementales” desencarnados y cósmicos, adoptan a menudo la apariencia de aquellas imágenes que con mayor fuerza tenemos en el pensamiento. En una palabra: en las sesiones llamadas de “materialización”, las personas presentes y el médium son lo que crean la semejanza especial de las apariciones. Las “apariciones” independientes pertenecen a otra clase de fenómenos psíquicos. Las materializaciones se han designado también con los nombres de “manifestaciones de forma” y “estatuas-retratos”. Llamaralas “espíritus materializados” es inadmisible, porque, en realidad, no son espíritus, sino estatuas-retratos.

MASTABA: (Egipcio). La porción superior de una tumba egipcia, que, como dicen los egiptólogos, constaba siempre de tres partes, a saber: 1) el Mastaba o capilla conmemorativa levantada sobre el suelo; 2) un hoyo de 20 a 90 pies de profundidad, que conducía por medio de un pasadizo, a 3) la cámara sepulcral, en donde estaba el sarcófago, que contenía la momia durmiendo su sueño de largos siglos. Una vez enterrada la momia, se cegaba el hoyo y quedaba oculta la entrada.

MATPARA: (Sánscrito). Que hace de mí su meta o fin supremo, o el objeto de sus aspiraciones; consagrado, devoto o entregado a mí; consagrado sólo a mí; entregado por completo a mí; que piensa sólo en mí; que tiene el corazón dirigido a mí; que me mira como lo supremo; que me tiene por su principal objeto; atento sólo a mí.

MATPARÂYANA: (Sánscrito). Que me tiene o considera como su fin, meta u objeto supremo; que hace de mí el objeto de sus anhelos o aspiraciones; que está enteramente lleno o penetrado de mí; devoto, atento o consagrado a mí.

MÂTRIS: (Sánscrito). “Madres”; las madres divinas. Son en número de siete. Son los poderes y aspectos femeninos de los dioses [como Brahmânî, de Brahmâ; Vaichnavî, de Vichnu; Aindrî o Indrâni, de Indra, etc.]

MATRICES: (Alquimia). Los vehículos de las cosas, bases elementarias.

MAYA: (Sánscrito). Maya, Maia y María forman un nombre genérico. Maya es también el nombre de un asura, mago por excelencia, de quien se sirvieron los dioses para diversos fines, tales como la edificación de ciudades aéreas y otros hechos portentosos de que hace mención el Bhâgavata-Purâna.

MÂYÂ: (Sánscrito). Ilusión. El poder cósmico que hace posibles la existencia fenomenal y las percepciones de la misma. Segun la filosofía inda, sólo aquello que es inmutable y eterno merece el nombre de realidad; todo aquello que está sujeto a cambio por decaimiento y diferenciación, y que, por lo tanto tiene principio y fin, es considerado como mâya: ilusión. [Mâyâ: Arte, poder o virtud mágica extraordinaria o prodigiosa; prestigio, magia, ilusión, ficción; poder de ilusión que origina la aparición ilusoria de las cosas mundanas. La ilusión personificada como un ser de origen celeste; la personificación de la irrealidad de las cosas mundanas; el universo objetivo o la naturaleza considerada como una ilusión. –El poder ilusionante, la mágica potencia del pensamiento, capaz de crear formas pasajeras o ilusorias, y por el que tiene existencia el mundo fenomenal. La potencia creadora mediante la cual el universo llega a la manifestación. –Segun la filosofía vedânta, todo el universo visible no es más que una grande ilusión (mahâ-mâyâ), puesto que tiene principio y fin y está sujeto a incesantes cambios; así como la única realidad es el Espíritu, por ser eterno e inmutable.]

MÂYÂMAYA: (Sánscrito). Mágico. Un hecho o manifestación en que hay prestigio o ilusión; ilusión creadora o mágica.

MÂYÂ-YOGA: (Sánscrito). El yoga de ilusión o magia.

MAZDEÍSMO: Sistema religioso del Zend-Avesta, la antigua religión de los parsis, y cuyo origen, aunque posterior al del indoísmo, se remonta a la noche de los tiempos, pues los historiadores griegos asignan a las enseñanzas de Zarathustra (o Zoroastro) unos 9.000 años antes de nuestra era, siendo muy probable que su antigüedad sea aun mucho mayor. Es la segunda de las religiones salidas del tronco ario. En ella, el Fuego es símbolo del Dios supremo, emblema de la Vida divina, y por lo tanto, el símbolo sagrado que más veneran los mazdeístas. El Ser supremo es Ahura-Mazda, “trino delante de las otras criaturas”, lo supremo, lo universal, omnipresente, origen y fuente de vida y creador del mundo. Ahura-Mazda, a su vez, surgió de Zeroana Akerna, el Tiempo sin límites, o la Causa desconocida. Siguen después las jerarquías de las Inteligencias celestes, dirigidas por los siete grandes Espíritus, los Ameshaspentas, los siete dioses o arcángeles presidentes. “Pensamientos puros, palabras puras y obras puras”: he aquí el famoso axioma de la religión de los parsis. “La pureza es el mejor de los bienes”, dice también uno de sus libros sagrados.
M'BUL: (Hebreo). Las “aguas del diluvio”. Esotéricamente, las emisiones periódicas de impurezas astrales sobre la tierra; períodos de iniquidades y crímenes psíquicos, o de cataclismos morales que se presentan de un modo regular.

MECHA: (Mesha) (Sánscrito). Primer signo del Zodíaco indo, correspondiente a nuestro Aries.

MEDIA LUNA: Sin era el nombre asirio de la luna, y Sin-ai el Monte, el lugar de nacimiento de Osiris, de Dionysos, Baco y varios otros dioses. Segun Rawlinson, la luna era tenida en más alta estima que el sol en Babilonia, por la razón de que las tinieblas precedieron a la luz. La media luna era, por lo tanto, un símbolo sagrado en casi todas las naciones antes de que llegara a ser la enseña de los turcos. Como dice el autor de Creencia egipcia: “La media luna … no es esencialmente una insignia mahometana. Por el contrario, era una insignia cristiana, derivada, a través del Asia, de la Astarté babilónica, Reina del cielo, o de la Isis egipcia … cuyo emblema era la media luna. El greco-cristiano Imperio de Constantinopla tenía dicha insignia como su paladión. A raíz de la conquista de los turcos, el sultán mahometano la adoptó como símbolo de su poder. Desde entonces, la media luna se ha tomado para contraponerla a la idea de la cruz”.

MEDINÎ: (Sánscrito). La tierra; así llamada de la médula (meda) de los demonios [denominados Kaitabha y Madhu.] Estos monstruos, saliendo del oído de Vichnú mientras éste dormía, se aprestaban para dar muerte a Brahmâ, que estaba echado en el loto que nace del ombligo de Vichnú, cuando se despertó el dios conservador y dió muerte a ellos. Sus cuerpos, arrojados al mar, produjeron tanta cantidad de grasa y médula, que Nârâyana la utilizó para formar con ella la tierra.

MEDITACIÓN: La inexplicable y ardiente aspiración del hombre interior a lo Infinito. (H. P. Blavatsky). –En los Aforismos de Patañjali se define así: “Meditación (dhyâna) es la contínua y prolongada corriente de pensamiento dirigida a un objeto determinado hasta llegar a absorberse en él”. Es una de las principales prácticas del Râja-yoga, y sus resultados son de grandísima trascendencia, como se puede juzgar por estas palabras de Mrs. Annie Besant referentes a la disciplina a que debe someterse el chela: “El aspirante se habrá adiestrado en la meditación, y esta práctica eficaz fuera del cuerpo físico habrá avivado y puesto en activo ejercicio muchas de las facultades superiores. Durante la meditación habrá llegado a más altas regiones de la existencia, aprendiendo más de la vida del plano mental. Se le enseñará a utilizar sus crecientes poderes en servicio de la humanidad, y durante muchas de las horas del sueño del cuerpo habrá trabajado con ahinco en el plano astral ayudando a las almas que la muerte ha llevado allí, aportando refrigerio a las vícitimas de accidentes, enseñando a aquellos que están menos instruídos que él y ayudando de mil modos a los que necesitan de su auxilio. De esta suerte, y segun sus humildes medios, toma parte en la benéfica obra de los Maestros, asociado a la sublime Fraternidad como colaborador en un grado por mínimo que sea”.)

MEDIUM: Es un ser diametralmente opuesto al Adepto. El médium es un instrumento pasivo de influencias extrañas; mientras que el Adepto ejerce de un modo activo su poder sobre sí mismo y sobre todas las potencias inferiores. En la mediumnidad, el sujeto, por ser pasivo, está expuesto a la influencia de cualquier entidad astral que se halle en sus inmediaciones. De ordinario es inconsciente; nada sabe de lo que se hace por mediación de su organismo, ni quien lo hace, ni recuerda nada de ello al despertar de su especie de ensueño. Su estado es el de una verdadera obsesión. Por otra parte, los mejores médium físicos son personas enfermizas, neuróticas, histero-epilépticas, o, lo que aun es peor, propensas a algun vicio anormal. La mediumnidad, tal como se practica en nuestros días, es un don todavía menos deseable que la túnica de Neso.

MEDIUMNIDAD o MADIUMISMO: Palabra ahora admitida para designar aquel estado anormal psicofisiológico que lleva a una persona a considerar como realidades las fantasías de su imaginación, así como sus alucinaciones reales o artificiales. Ninguna persona enteramente sana en los planos fisiológico y psíquico puede jamás ser médium. Lo que los médium ven, oyen y sienten es “real”, pero no verdadero; proviene, o bien del plano astral, tan engañoso en sus vibraciones y sugestiones, o bien de puras alucinaciones, que no tienen existencia real sino para quien las percibe. La “mediumnidad” es una especie de vulgarizada cualidad de mediador, en la que aquel que padece dicha facultad se supone que se convierte en un agente de comunicación entre un hombre vivo y un “Espíritu” desencarnado. Hay verdaderos métodos para producir el desarrollo de esta facultad tan poco envidiable.

MEGACOSMO: (Griego). El mundo de la Luz astral, o segun lo expresa con embrollados términos un masón, es “un gran mundo, no idéntico al Macrocosmo, el universo, sino algo entre éste y el Microcosmo, el pequeño mundo”, o sea el hombre.

MEGHA: (Sánscrito). Nube. Nombre de un demonio.

MEHEN: (Egipcio). Segun los mitos populares, es la gran serpiente que representa la parte inferior de la atmósfera. En Ocultismo, es el mundo de la Luz astral, llamada simbólicamente la Serpiente y el Dragón cósmico. (Véanse las obras de Eliphas Levi, que denominó a esta Luz Serpiente del Mal y con otros nombres, atribuyéndole todas las malas influencias en la tierra. [Segun P. Perret, Mehen es la serpiente mitológica que figura en el hemisferio inferior, y que parece simbolizar las sinuosidades del curso del sol nocturno.

MELHAS: (Sánscrito). Una clase de dioses del fuego, o Salamandras.

MELOSINæ (Cábala). Espíritus elementales del agua, que aparecen ordinariamente en figura de mujer, pero que pueden asimismo tomar la forma de peces o serpientes. Tienen alma, pero no principio espiritual; sin embargo, pueden adquirirlo entrando en unión con el hombre. (El cuarto principio uniéndose con el quinto.) La forma humana es su verdadera forma; sus formas animales las toman prestadas. Son designadas igualmente con el nombre de Ondinas.

MEMORIA: Por memoria en general se entiende la facultad mental de recordar o retener el conocimiento de los pensamientos, actos y sucesos pasados; la facultad de reproducir impresiones anteriores mediante una asociación de ideas sugeridas principalmente por cosas objetivas o por alguna acción sobre nuestros órganos sensoriales externos. Esta facultad depende por completo del funcionamiento más o menos sano o normal de nuestro cerebro físico. Pero memoria es un nombre genérico, además de la memoria en general, tenemos: 1) La recordación (remembrance); 2) lo que los ingleses llaman recollection, y talvez podríamos traducir como retentiva, y la 3) la reminiscencia. La recordación y la retentiva son los atributos y auxiliares de la memoria en general. La reminiscencia es una cosa enteramente distinta; los ocultistas y teósofos la definen diciendo que es "la memoria del alma", y, por lo tanto, no es física ni pasajera, ni depende de las condiciones fisiológicas del cerebro. La reminiscencia da al hombre la certeza de haber vivido antes y de tener que vivir de nuevo. En efecto, como dice Wordsworth: "Nuestro nacimiento es sólo un sueño y un olvido; el alma que surge con nosotros, la estrella de nuestra vida, tuvo en otra parte su ocaso, y viene de lejos". Por lo antes expuesto se explica el hecho de perder el hombre la memoria de sus existencias anteriores. Los antiguos griegos lo explicaban por medio de la ingeniosa alegoría del río Leteo, o río del olvido, cuyas tranquilas y silenciosas aguas tenían la virtud de hacer olvidar lo pasado. Lo que desaparece realmente es la memoria física o cerebral, que dura sólo el tiempo de una existencia o de parte de ella, pero queda la reminiscencia, el reflejo de los hechos pasados en la memoria del alma, como el perfume que deja una flor, reminiscencia muy vaga y aun del todo latente en la inmensa mayoría de las personas, pero que en determinadas condiciones (sonambulismo, éxtasis, etc.) se despierta como recuerdo vivísimo; hasta el punto que el hombre que ha llegado a una de las etapas superiores de la evolución se da cuenta clara y puntual de la dilatada serie de sus vidas pasadas.

MENDES: (Griego). Nombre del demonio cabrío que la Iglesia de Roma suponía haber sido adorado por los templarios y otros masones. Pero esta res cabría era un mito creado por la mala fantasía del odium theologicum. Nunca ha existido semejante criatura, ni su culto fue jamás conocido entre los templarios ni sus predecesores, los gnósticos. El dios de Mendes, o el Mendesio griego, nombre que se daba al Bajo Egipto en los tiempos precristianos, era Ammón, el dios de cabeza de carnero, el viviente y santo espíritu de Ra, el sol dador de vida; y esto condujo a ciertos autores griegos al error de afirmar que los egipcios llamaban Mendes a la "res cabría" misma (o sea al dios de cabeza de carnero). Ammón fue, por espacio de siglos, la principal divinidad de Egipto, el dios supremo; Ammon-Ra, el "dios oculto" o Amen (el oculto), el Engendrado de sí mismo, que es "su propio padre y su propio hijo". Esotéricamente, era Pan, el dios de la Naturaleza, o la Naturaleza personificada, y probablemente el pie hendido de Pan, el de pie de cabra, contribuyó a producir el error de que dicho dios era una res cabría. Como quiera que el altar de Ammón se hallaba situado en Pa-bi-neb-tat, "la morada de Tat o del Espíritu, Señor de Tat" (Rindedi, en las inscripciones asirias), los griegos adulteraron primero este nombre convirtiéndolo en Bendes y más tarde en Mendes, derivado de "Mendesio". Semejante "error" sirvió para ciertos designios eclesiásticos demasiado bien para ser apropiado, aun después de reconocido.

MENTE: Es la energía del Manas (el Pensador) que obra dentro de las limitaciones del cerebro físico.

MENTE DEMIÚRGICA: Lo mismo que "Mente universal", Mahat, primer "productor" de Brahmâ, o este mismo.

MERODACH: (Caldeo). Dios de Babilonia, el Bel de tiempos posteriores. Es hijo de Davkina, diosa de las religiones inferiores, o la tierra, y de Hea, dios de los mares y del Hades, entre los orientalistas. Pero, esotéricamente y entre los accadios, es el Gran Dios de Sabiduría, "el que resucita los muertos". Hea, Ea, Dragón u Oannes y Merodach son uno solo.

MERU-DANDA: (Sánscrito). Nombre dado simbólicamente a la espina dorsal.

MESMERISMO: Término derivado de Mesmer, que redescubrió la fuerza magnética y sus aplicaciones prácticas. Es una corriente vital que puede transmitir una persona a otra, y por cuyo medio se produce un estado anormal en el sistema nervioso, que permite ejercer una influencia directa sobre la mente y la voluntad del sujeto o persona mesmerizada. La referida corriente de Prâna es la energía vital que, especializada por el doble etéreo, emite el mesmerizador para restaurar a una persona débil y para curar las enfermedades. –El mesmerismo, que en otro tiempo fue objeto de tan acerbas burlas, ha sido aceptado modernamente por la ciencia oficial, pero no sin cambiar antes su antiguo nombre por el de hipnotismo.

METAFISICA: (Del griego meta, sobre, más allá, y phisica, las cosas del mundo material externo).- Traducir esta palabra en el sentido de “más allá de la naturaleza”, o sobrenatural, es olvidar el espíritu y atenerse a la letra muerta, puesto que es más bien fuera de lo natural, visible o concreto. La metafísica, en ontología y filosofía, es el término corriente para designar aquella ciencia que trata del ser real y permanente, en contraposición al ser irreal, ilusorio o fenomenal. -La Metafísica se ha representado bajo la figura de una matrona, que, como reina de las ciencias, lleva un cetro en la mano; contempla un globo celeste adornado de estrellas; lleva una venda en los ojos, dispuesta de manera que, sin privarla de la luz de lo alto, le impide sólo mirar hacia abajo el globo de la tierra, sobre el cual está apoyada y que cubre en parte con su ropaje, para ocuparse sólo en contemplaciones más elevadas.

METAMORFOSIS: (Del griego metamorphosis). Transformación de una persona o cosa en otra, o mudanza de una persona o cosa al pasar de un estado a otro distinto. La metamorfosis se expresa en egipcio con la palabra venir a ser, transformarse, y está simbolizada por el escarabajo, Khepra. Es un atributo divino, un privilegio prometido a los justos. En todos los capítulos del Libro de los Muertos, el difunto pide la facultad de revestir todas las formas que le plazcan.

METEMPSICOSIS: [Voz derivada del griego y que equivale a transmigración de las almas a otros cuerpos].- Es el progreso del alma desde un estado de existencia a otro. Vulgarmente se cree (y así está simbolizada) que la metempsícosis se refiere a renacimientos en cuerpos de animales. Es un término generalmente mal interpretado por todas las clases de la sociedad europea y americana, incluyendo a muchos hombres de ciencia. Metempsícosis debiera aplicarse sólo a los animales. El axioma cabalístico: “La piedra se convierte en planta, la planta en animal, el animal el hombre, el hombre en espíritu y el espíritu en Dios”, halla su explicación en el Mânava-Dharma-Zâstra y en otros libros brahmánicos. [La creencia de los egipcios en la transmigración del alma en los cuerpos de animales, atestiguada por Herodoto, parece ser confirmada por los monumentos.

MICROCOSMOS o MICROCOSMOS: (Del griego mikrós, pequeño, y Kosmos, mundo).- El hombre que es un compendio y trasunto fiel del universo o macrocosmo. El pequeño universo, entendiendo por ésta palabra el hombre, hecho a imagen de su Creador, el Macrocosmo, o gran universo, y conteniendo todo cuanto este último contiene. Ambos términos se emplean en Ocultismo y Teosofía. - La palabra Microcosmo, o pequeño mundo, se aplica generalmente al hombre. Un mundo más pequeño es un microcosmo si se compara con otro más grande. Nuestro sistema solar es un microcosmo en comparación del Universo, y un macrocosmo si se compara con la Tierra. De igual manera, el hombre es un microcosmo en comparación de la Tierra, y un macrocosmo cuando se le compara con un átomo de materia. Un átomo de materia es un microcosmo, porque en él están todas las potencialidades de que puede desarrollarse un macrocosmo si las condiciones son abonadas. Toda cosa contenida en un microcosmo en estado de desarrollo está contenida en el microcosmo en germen. –El hombre es llamado espejo del universo, imagen o reflexión de Dios; y así, el hombre repite en miniatura la evolución del universo.

MICROPROSOPO o MICROPROSOPUS: Voz griega que significa literalmente: “Cara pequeña” o “Faz menor”. En su sentido metafísico más elevado, Microprosopo es Adam Kadmon, el Hombre celeste o arquetipo; el vehículo de Ain Suph. Igualmente se aplica dicho término al Microcosmo

MIGUEL: Es el Metatron de los cabalístas judíos. Se le ha designado con numerosos títulos: Miguel-Jehovah, Angel de la Faz, Príncipe de las Faces del Señor, Gloria del Señor, Guía de Israel, Caudillo de los ejércitos del Señor, etc. Los católico-romanos identifican a Cristo con Miguel, que es su Ferouer. –Segun la alegoría primitiva, arcaica, Miguel lucha con Satán, el Dragón, y le vence a él y a sus ángeles.

MILAGRO: Segun Chambers, es todo fenómeno que excede al poder del hombre y se aparta de la acción comun de las leyes de la Naturaleza. Webster está más en lo justo diciendo: “Una desviación de las leyes conocidas de la Naturaleza”. Sabemos por experiencia –dice Mr. Leadbeater- que en la actualidad el hombre conoce tan sólo una parte muy mínima de las leyes naturales, y que, por lo tanto, suceden muchas cosas que no alcanza a explicarse. Pero, apoyándonos en la analogía, así como en la observación directa, estamos completamente que dichas leyes son inmutables, y que siempre que ocurre un fenómeno inexplicable para nosotros, la falta de explicación es debida a nuestra ignorancia de tales leyes y no a ninguna contravención de las mismas. Así es que a medida que se va ensanchando el círculo de nuestros conocimientos, más y más se va reduciendo proporcionalmente el campo de lo milagroso. Los que se llaman “milagros” no son hechos que están supra vires naturœ (por encima de las fuerzas de la Naturaleza), sino simplemente efectos o manifestaciones de la Ley que están por encima de nuestro saber y comprensión actuales. Enseña, pues, la Teosofía que no existe ni puede existir el milagro, y que negar un hecho porque nos parezca extraordinario, o declararlo imposible a priori, es una simple prueba de ignorancia. Todo cuanto sucede es resultado de la Ley eterna e inmutable, y muchos hay que ignoran que hay leyes en otro tiempo conocidas y ahora desconocidas de la ciencia oficial. No concluyen las posibilidades allí donde termina nuestro saber y nuestros alcances intelectuales, por muy grandes que nos parezcan. Muchas novedades que nuestros abuelos hubieran calificado de sobrenaturales o milagrosas son para nosotros hechos completamente naturales, por la sencilla razón de que conocemos su mecanismo. En vista de los sorprendentes descubrimientos que cada día hace la ciencia, ¿quién será bastante osado para decir que conocemos ya todas las leyes de la Naturaleza? Las palabras “milagro”, “sobrenatural” y otras por el estilo figuran, por lo tanto, sólo en el vocabulario de la ignorancia. Pero hay muchas personas, doctas al parecer, que, llevadas de un exceso de presunción y no queriendo confesar su propia ignorancia, niegan en absoluto la posibilidad de todo cuanto excede a su limitada comprensión. A tales personas se pueden aplicar las palabras que pone Goethe en boca de Fausto: “Ten por cierto que lo que llaman talento es, a menudo, más bien fatuidad e inteligencia limitada”. Aconsejan, pues, de consuno la prudencia y el buen sentido que, dondequiera que nos encontremos delante de un fenómeno natural cuya explicación nos escapa todavía, nos esforcemos en buscarla por todos los medios posibles.

MIMIR: (Escandinavo). Un sabio gigante, en los Eddas. Uno de los Jotuns o Titanes. Tenía a su cuidado un pozo (Pozo de Mimir), que contenía las aguas de la Sabiduría primitiva, bebiendo de las cuales Odín adquirió el conocimiento de todos los sucesos pasados, presentes y futuros.

MÎNA: (Minas) (Sánscrito). Lo mismo que Meenam. Duodécimo signo del Zodíaco indo, correspondiente a nuestro Piscis (los Peces).

MIÖLER: Miölner [o Miolner] (Escandinavo). El martillo de combate de Thor (véase: Svastika), que los enanos fabricaron para él. Con dicho martillo el dios venció a los hombres, lo mismo que a los dioses. Es la misma especie de arma mágica que el Agneyastra indo, el arma de fuego.

MISTAGOGÍA: Voz derivada del griego. –Doctrinas e interpretaciones de los sagrados Misterios.

MISTERIOS: En griego, teletai, consumaciones, ceremonias de iniciación o Misterios. Eran unas ceremonias que generalmente se mantenían ocultas a los profanos y a las personas no iniciadas, y durante las cuales se enseñaban por medio de representaciones dramáticas y otros métodos el origen de las cosas, la naturaleza del espíritu humano, las relaciones de éste con el cuerpo y el método de su purificación y reposición a una vida superior. La ciencia física, la medicina, las leyes de la música, la adivinación, se enseñaban todas ellas de la misma manera. El juramento de Hipócrates no era más que un compromiso místico. Hipócrates era un sacerdote de Asclepios, algunos de cuyos escritos llegaron por casualidad a hacerse públicos. Pero los Asclepiades eran iniciados del culto de la serpiente de Esculapio, como las bacantes lo eran del dionisíaco, y ambos ritos, andando el tiempo, fueron incorporados a los eleusinos. Los sagrados Misterios eran celebrados en los antiguos templos por los hierofantes-iniciados, para provecho e instrucción de los candidatos. Los Misterios más solemnes y secretos eran seguramente los celebrados en Egipto por “la compañía de los guardadores del secreto”, como denomina Bonwick a los Hierofantes. Maurice describe muy gráficamente su naturaleza en breves líneas. Hablando de los Misterios que se celebraban en Filé (Isla del Nilo), dice que “en estas sombrías cavernas los grandes y místicos arcanos de la diosa (Isis) eran revelados al adorador aspirante mientras el solemne himno de iniciación resonaba en toda la larga extensión de estas recónditas profundidades de granito.” La palabra “Misterios” deriva del griego muô, “cerrar la boca”, y cada símbolo relacionado con ellos tenía una significación muy oculta. Segun afirman Platón y muchos otros sabios de la antigüedad, los Misterios eran altamente religiosos, morales y benéficos como escuela de ética. Los Misterios griegos, los de Ceres y Baco eran sólo imitaciones de los egipcios, y el autor de Creencia egipcia y Pensamiento moderno nos enseña que la “palabra inglesa chapel (capilla o capella) se dice que es el Caph-El o colegio de El, la divinidad solar. Los tan conocidos Kabiri o Cabires estaban asociados con los Misterios. En breves palabras, los Misterios eran en todos los países una serie de representaciones dramáticas en las que los misterios de la cosmogonía y de la Naturaleza, en general, eran personificados por los sacerdotes y neófitos, que desempeñaban el papel de los diferentes dioses y diosas, repitiendo supuestas escenas (alegorías) de sus vidas respectivas. Estas eran explicadas en su sentido oculto a los candidatos a la iniciación, e incorporadas en las doctrinas filosóficas.

MISTICISMO: Toda doctrina envuelta en el misterio y en la metafísica, y que trata más de los mundos ideales que de nuestro positivo universo real. Otra acepción de esta palabra es: el estado de la persona que se dedica mucho a Dios y a las cosas espirituales.

MÍSTICO: De la voz griega mystikós. En la antigüedad era aquel que figuraba entre los que eran admitidos en los antiguos Misterios; en nuestra época es el que practica el misticismo y profesa ideas místicas, trascendentales, etc. Segun leemos en Isis sin velo (I, XXXVI), se da el nombre de místicos a los iniciados; pero en la Edad Media y en períodos posteriores se aplicaba dicho término a aquellos hombres que, como Jacobo Boehme el Teósofo, Molinos el Quietista, Nicolás de Basilea y otros, creían en una comunicación interior directa con Dios, análoga a la inspiración de los profetas.

MITHUNA: (Sánscrito). Par, pareja, unión. Tercer signo del Zodíaco indo, correspondiente a nuestro Géminis, o los Gemelos.

MITO: (Mythos, en griego). Comúnmente se entiende por mito una fábula o ficción alegórica que encierra en el fondo una verdad generalmente de orden espiritual, moral o religioso. Pero hay que tener en cuenta que los antiguos escritores daban a la voz mythos el significado de tradición, palabra, relato, rumor público, etc., y que la palabra latina fábula era sinónima de alguna cosa dicha, como sucedida en tiempos prehistóricos, y no necesariamente una ficción o invención. Los mitos tienen una doble significación. Muchos de ellos van resultando realidades, y la mayor parte no son invenciones, sino transformaciones, puesto que tienen por punto de partida hechos reales. Los mitos –dice my atinadamente Pococke- está ahora probado que son fábulas en la misma proporción que los comprendemos mal, y son verdades en la proporción en que se les comprendía en otro tiempo. Los mitos han tenido y tienen aun, para las masas populares, el valor de dogmas y realidades, y constituyen la base de las religiones exotéricas. ¿De dónde viene –dice Eugenio Talbot- ese consentimiento unánime y persistente en unas creencias fundadas en el error? De esta ley lógica e indiscutible de que “todo error tiene su base en la verdad”. En otras palabras, como lo ha comprendido tan bien Otfried Müller, los mitos no son la consecuencia elaborada de un sistema, sino una creación espontánea, irreflexiva y repentina del espíritu humano en su infancia; el mito es el antípoda de la abstracción. Nada tiene, pues, de sorprendente que la masa de la humanidad siga aferrada en todos tiempos al mito; éste forma parte de ella misma, y cuando la humanidad llega a la edad adulta no puede renegar de las creencias de su cuna. Los modernos estudios de Mitología comparada han aportado muchísima luz sobre la génesis del mundo, del hombre y de los dioses, así como sobre la historia y la evolución de las principales religiones del globo. Para todo hombre pensador es de suma importancia examinar con la mayor atención los mitos bajo todos sus aspectos, aplicándoles cada una de las siete claves, y descubrir las verdades trascendetales ocultas en el fondo de tales ficciones.

MITRA: (Sánscrito). Uno de los doce Âdityas (hijos de Aditi) o personificaciones del Sol. En los Vedas se halla generalmente asociado con Varuna, siendo Mitra el que rige el día, y Varuna el que rige la noche. Por la semejanza del nombre, y por ser una forma del sol, guarda estrecha relación con el Mithra persa. Mitra significa también: amigo, compañero, aliado.

MITRA o MITHRA: (Persa). Antigua divinidad irania, un dios-sol, como lo demuestra el hecho de tener cabeza de león. Este nombre existe igualmente en la India, y significa una forma del sol. El Mithra persa, el que hizo salir del cielo a Ahrimán, es una especie de Mesías que, segun se espera, volverá como juez de los hombres, y es un Dios que carga con los pecados y expía las iniquidades de la humanidad. Como tal, sin embargo, se halla directamente relacionado con el Ocultismo supremo, cuyas enseñanzas se exponían durante los Misterios mitraicos, que así llevaban su nombre.

MITTA: (Pali). Benevolencia compasiva. Esta doctrina ennoblece el Budismo y coloca a éste en un lugar eminente entre las religiones del mundo. Esta voz es sinónima de Maitreya (véase esta palabra), nombre del Buddha venidero.

MODALISMO: Doctrina por primera vez expuesta por Sabellius, de que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no son tres personas distintas, sino sólo tres diferentes modos de manifestación.

MOHA: Sánscrito). Ilusión, error, engaño, ofuscación, confusión, turbación, insensatez; inconsciencia, ignorancia; perplejidad; apatía; olvido, negligencia, descuido; pena, tormento. Es sinónimo de asmitâ, uno de los cinco “sufrimientos” de Patañjali.

MOIRA: (Griego). Equivalente al Fatum latino: hado, destino, el poder que gobierna las acciones, los sufrimientos, la vida y las luchas humanas. Pero Moira no es Karma, es sólo una de sus fuerzas-agentes.

MOISÉS: Hay datos que hacen creer que los libros atribuídos a Moisés fueron escritos en Babilonia durante el cautiverio de los israelitas, o inmediatamente después de Esdras. En efecto, en dichos escritos no se ven más que terminaciones persas y caldeas: Babel, puerta de Dios; Phegor-beel o Beel-phegor, dios del abismo; Zebuth-beel o Beel-zebuth, dios de los insectos; Bethel, casa de Dios; Daniel, juicio de Dios; Gabriel, hombre de Dios; Jahel, afligido de Dios; Jaiel, vida de Dios; Israel, que ve a Dios; Oziel, fuerza de Dios; Rafael, socorro de Dios; Uriel, fuego de Dios. (Dicc. Filos., art. Moisés). Hace mucho siglos que las fábulas orientales atribuían a Baco todo lo que los judíos han dicho de Moisés. En efecto: algunos eruditos escritores, tales como Vossius, M. Huet y el padre Tomassin, han hecho notar curiosos puntos de semejanza entre el dios Baco y el renombrado legislador del pueblo hebreo: 1) Baco nació en Egipto, y tuvo dos madres: la ninfa Semele y su propio padre Júpiter, que recogió al niño del seno de su madre, muerta por un rayo, y lo guardó encerrado en su muslo hasta el día de su nacimiento. Moisés nació en Egipto y tuvo también dos madres, una que le dio a luz, y otra que le adoptó. 2) Baco fue hallado expuesto en la isla de Naxos. Esta circunstancia le valió el sobrenombre de Myfas, que significa “salvado de las aguas”. Moisés fue abandonado en la orilla del Nilo, y por haber sido salvado de las aguas, se le llamó Moisés, de mo, que en egipcio significa “agua”, e yses, “salvado”. 3) Baco pasó el Mar Rojo con un ejército compuesto de hombres y mujeres para ir a la conquista de las Indias. Moisés atravesó tambien dicho mar con una hueste compuesta igualmente de hombres y mujeres, para dirigirse a la tierra de Promisión. 4) Baco, lo mismo que Moisés, cambió las aguas en sangre. 5) La fábula dota de cuernos al dios Baco y le pone en la mano un tirso temible. Moisés tenía sobre la frente dos rayos luminosos y llevaba en la mano una vara milagrosa. 6) Baco fue criado en una montaña denominada Nisa. Moisés pasó cuarenta días en el monte Sinaí, del cual parece ser Nisa un anagrama. 7) Baco se vegó de Penteo, rey de Tebas, que se oponía a la introducción del culto de dicho dios en su reino. Moisés castigó a Faraón, que no quería permitir que saliese el pueblo de Dios para ir a celebrar sacrificios; y por último, Baco plantó la viña en diversos parajes, y en los días de Moisés, los exploradores que éste envió a la tierra de Canaán regresaron con un enorme racimo, que dos hombres llevaban en un varal.

MOKCHA: (Moksha) (Sánscrito). “Liberación”. Liberación de los vínculos de la carne y de la materia, o de la vida en esta tierra. Lo mismo que Nirvâna; un estado post-mortem de reposo y bienaventuranza del Alma-peregrino. [Mokcha significa: liberación, desligamiento, emancipación, salvación; es la liberación definitiva de los lazos del cuerpo y de la materia en general, y consecutivamente, liberación de los dolores de la existencia mundana. En tal estado, el Espíritu individual, exento de toda nueva reencarnación, es absorbido en el Espíritu universal. Esta liberación final, por lo tanto, es considerada como la suprema bienaventuranza. Dicha palabra tiene aun otras acepciones: muerte; justicia, equidad, equilibrio, etc.]

MOLDES: Se da en Egipto este nombre a unas tablillas de piedra calcárea que en realidad no son moldes, sino figuras impresas. Todas estas tablillas llevan la imagen del ave Bennou, avefría o frailecillo, tipo del fénix que renace de sus cenizas, y son, por lo tanto, un emblema de reproducción o renovación. Parecen indicar que la momia que acompañan dará nacimiento a un nuevo ser destinado a recorrer una nueva existencia.

MOMIA: Nombre que se da a los cuerpos humanos embalsamados y conservados segun el antiguo método egipcio. La manera de practicar la momificación es un rito de suma antigüedad en la tierra de los Faraones, y era considerada como una de las ceremonias más sagradas. Era, además, una operación que demostraba grandes conocimientos de química y cirugía. Vemos momias que cuentan más de cinco mil años tan bien conservadas y frescas como cuando acababan de salir de las manos de los parashistas. [Las momias de Tebas conservan una flexibilidad notable y se pueden doblar sin romperse; en algunas de ellas, el dedo se hunde todavía en la carne. La mano izquierda está adornada con sortijas y escarabajos. Las momias de Menfis estaban frecuentemente cargadas de amuletos y escarabajos, y a su lado, o entre sus piernas, se habían depositado en el ataúd papiros (ejemplares del Libro de los Muertos); varios de estos manuscritos estaban medio desarrollados y extendidos desde la cabeza hasta los pies de la momia.

MÓNADA: [Del griego monas, unidad.]. La Unidad, lo uno; pero en Ocultismo significa muchas veces la Tríada unificada. Âtma-Buddi-Manas, o la Duada Âtma-Buddhi, la parte inmortal del hombre que se reencarna en los reinos inferiores y progresa gradualmente a través de ellos hasta el hombre, y después hasta la meta final: el Nirvâna. [La Mónada es la Chispa divina, el Jîva, el Yo, el Rayo del Principio Absoluto único, universal; el hálito o la vida exhalada del Logos. Aunque una en esencia, penetra en todos los planos y regiones del ser y se encarna en todas las formas al recorrer los arcos descendente y ascendente (involución y evolución). Por este motivo se la designa, segun los casos, con los nombres de Mónada elemental, mineral, vegetal, animal, humana, de un Espíritu planetario, etc. Contiene en germen o estado latente los atributos y poderes divinos, poderes que se van manifestando en virtud de las impresiones nacidas del contacto con los objetos del universo con que la Mónada se pone en relación. Se la llama Mónada tanto si se trata de la

MÓNADA DEL ESPÍRITU- MATERIA: (Âtmâ), como si de la Mónada de la forma (Âtmâ-Buddhi) o de la Mónada humana (Âtmâ-Buddhi-Manas). En cada uno de estos casos, es una unidad y obra como una unidad, lo mismo si tiene un solo aspecto como si tiene dos o tres.

MÓNADA HUMANA: Es el conjunto de Âtma-Buddhi-Manas. Estos tres principios constituyen la parte inmortal del hombre, el Yo superior, que transmigra sucesivamente de un cuerpo a otro, hasta alcanzar la liberación final, o sea su completa emancipación de la materia.

MÓNADA UNIVERSAL: El Logos, del cual emanan, a modo de Chispas o Rayos, las Mónadas individuales.

MONISMO: El Monismo, o doctrina de la Substancia única, es la más sutil forma de psicología negativa, que uno de sus defensores, el profesor Bain, denomina acertadamente “materialismo disfrazado”. Esta doctrina, que admite el pensamiento y los fenómenos mentales como radicalmente contrastados con la materia, los considera como los dos lados o aspectos de una sola y misma substancia en algunas de sus condiciones. Llámase tambien Monismo o Advatismo (no dualismo) una de las escuelas de la filosofía Vedânta. Esta escuela admite la doctrina de la unidad o identidad del Âtmâ humano con el Paramâtmâ, esto es, la identidad del Espíritu universal; doctrina que se halla resumida y formulada en la palabras: “Tú eres Aquello (Brahman)”

MONJAS: Había monjas en el antiguo Egipto, lo mismo que en el Perú y en la antigua Roma pagana. Eran las “esposas vírgenes” de sus respectivos dioses (solares). Como dice Herodoto, “las esposas de Ammon están excluídas de todo trato con los hombres”; son “las esposas del ciclo”, y virtualmente vienen a ser muertas para el mundo, exactamente como lo son ahora. En el Perú eran “puras vírgenes del Sol”, y en algunas inscripciones se habla de las pallakistas de Ammon Ra diciendo que ellas son las “esposas divinas”. La hermana de Ounnefer, primer profeta de Osiris durante el reinado de Ramses II, es descripta como “Taia, señora Abadesa de Monjas”. (Mariette Bey).

MONO: Opuestamente a lo que afirman varios naturalistas modernos, el hombre no desciende del mono o de algun antropoide de la presente especie animal, sino que el mono es un hombre degenerado.

MONOGÉNESIS: Literalmente: “generación única”. Generación directa, en la cual los seres vivos se reproducen directamente, y con fases de desarrollo idéntico, por huevo o por óvulo, en oposición con la digénesis o generación alternante.

MONOGENISMO: Doctrina antropológica segun la cual toda la familia humana desciende de un tipo primitivo y único.

MONOTEÍSMO: (Del griego monos, único, y Theos, Dios). Doctrina teológica de los que no reconocen más que un solo Dios, opuestamente a los politeístas, que admiten la existencia de muchos dioses.

MONSTRUOS: Seres no naturales –generalmente invisibles-, que pueden provenir de la corrupción o de una unión sexual contranatural, de la putrefacción (astral) del esperma, o de los efectos de una imaginación morbosa. Todas estas cosas y otras parecidas pueden pasar del estado simplemente subjetivo al estado objetivo, puesto que “objetivo” y “subjetivo” son términos relativos, y se refieren más bien a nuestra capacidad para percibir tales seres, que a cualidades esenciales suyas propias. Lo que puede ser puramente subjetivo para una persona que se halle en un estado de existencia determinado puede ser completamente objetivo para otra que se halle en un estado distinto.

MORAL EGIPCIA: Los egipcios eran amables, benévolos y caritativos. Se conocen varios tratados de moral de aquel país: las Máximas de Ptah-hotep, las Máximas del escriba Ani, etc. El papiro demótico del Louvre contiene asimismo excelentes máximas morales.

MU: (Sensar). La palabra mística (o mejor dicho, una parte de ella) en el Budismo del Norte. Significa la “destrucción de la tentación” durante el curso de la práctica del Yoga.

MUDRÂ: (Sánscrito). Llamado sello místico. Sistema de signos secretos que se hacen con los dedos. Estos signos imitan antiguos caracteres sánscritos de mágica eficacia. Usados primeramente en la escuela yogârcharya del Budismo del Norte, fueron más tarde adoptados por los tantrikas indos, que con frecuencia han hecho un mal uso de ellos para fines de magia negra. [Mudrâ es también una práctica del hatha-yoga, que consiste en cierto número de actitudes y contorsiones de los miembros del cuerpo.]

MUÉRDAGO: Este curioso vegetal, que crece sólo como un parásito en varios árboles, como el manzano y la encina, era una planta mística en diversas religiones antiguas, y sobre todo en la de los druidas celtas. Sus sacerdotes cortaban el muérdago en ciertas estaciones, con muchas ceremonias y sirviéndose sólo de una falce de oro especialmente consagrada. Hislop insinúa la idea, a modo de explicación religiosa, de que siendo el muérdago una Rama que brota de un Arbol-Madre, fue adorado como una Rama divina salida de un Arbol terrestre, la unión de la divinidad con la humanidad. El nombre de esta planta en alemán significa “todo lo cura”. Compárese la Rama de Oro de la Encida, de Virgilio (VI, 126) y Plinio, Hist. Natur. (XVII, 44): Sacerdos cándida veste cultus arborem scandit, falce aurea demetit. [Un sacerdote vestido de blanco sube al árbol y corta el muérdago con una falce de oro.] -[Entre los druidas, esta planta parásita simboliza el sacrificio divino, el descenso del Espíritu a la Materia.]

MUERTE: Para todos los que están plenamente convencidos de que la entidad humana no está constituída principalmente por el cuerpo físico, y que éste no es más que una simple envoltura pasajera del hombre eterno, o sea de la individualidad, la muerte no existe, es un sueño; es la mayor de las ilusiones de la tierra, porque no es otra cosa que un mero cambio de estado en las condiciones de la vida perenne e incesante, un cambio de existencia que da al hombre una liberación parcial, puesto que, con el abandono y desintegración del cuerpo grosero, se libra de la más pesada de las cadenas que le esclavizan. Lo que llamamos “muerte” es un nacimiento a otra vida superior, más amplia; un retorno a la verdadera patria del alma, tras un breve destierro en la tierra, el paso desde la prisión del cuerpo a la libertad del aire de lo alto. La muerte, en fin, es el tránsito de la vida objetiva, material, a la vida subjetiva, esto es, a la verdadera vida del alma. Nada, pues, más ilógico, más absurdo, que ese aparato fúnebre, tétrico, con que se suele revestir la muerte en nuestro tiempos excesivamente materialistas.


MUERTOS VIVIENTES: Así se hallan calificados, los hombres que ignoran la Sabiduría y las verdades esotéricas.

MUKTI: (Sánscrito). Liberación de la vida senciente. [Exención, emancipación, liberación de los sufrimientos de la vida terrestre; liberación final; beatitud; Nirvâna. Sinónimo de Mokcha.]

MULÂKARMAN: (Sánscrito). Operación mágica.

MUMIA: La esencia vital contenida en algun vehículo (Jîva, Vitalidad, que se une a alguna substancia material). Las partes del cuerpo humano, animal o vegetal, separadas del organismo, retienen por algun tiempo su potencia vital y su acción específica, como está probado por el injerto cutáneo, o trasplantación de la piel, vacunación, envenamiento por infección cadavérica, heridas anatómicas, infección por úlceras, etc. (Las bacterias son estos vehículos de vida). La sangre, las materias excretadas, etc, pueden contener vitalidad durante algun tiempo después que han salido del organismo, y puede existir aun alguna simpatía entre dichas materias y la vitalidad del organismo, y obrando sobre aquellas, este último puede ser afectado. Cítase un caso en que se practicó una operación plástica en la nariz de un hombre, trasplantando en ella un trozo de piel tomada de otra persona. La nariz artificial se conservó por espacio de largo tiempo, mientras vivió la persona de quien se tomó el trozo de piel; pero cuando ésta murió, la nariz del otro hombre entró en putrefacción. Igualmente se registran casos en que alguna persona ha sentido dolor por la presión de una piedra en una pierna amputada, que fue enterrada sin que lo supiera el operado, y el dolor cesó instantáneamente cuando se quitó la piedra. Esta simpatía que existe entra coincidencia del hombre y su cuerpo es la causa de que la forma astral de un muerto pueda sentir agudamente cualquier daño que se haga a su cadáver. El “espíritu” de un suicida puede sentir los efectos de una autopsia post mortem tan vivamente como si el cuerpo estuviese vivo.

MUNDA: (Sánscrito). Literalmente: “calvo”. Nombre de un demonio (daitya), a quien Durgâ dió muerte.

MUNDO: Este nombre asociado con los de montañas, árboles, etc., denota una creencia universal. Así, la “Montaña del mundo” de los indos era el Merú. Como se dice en Isis sin velo: “Todos los montes, huevos, árboles, serpientes y columnas mundanos puede probarse que encierran verdades de filosofía natural científicamente demostradas. Todas estas montañas contienen, con ligeras variaciones, la descripción alegóricamente expresada de la cosmogonía primitiva; los huevos mundanos, la de la subsiguiente evolución del espíritu y de la materia; las serpientes y columnas mundanas, recuerdos simbólicos de los diversos atributos de esta doble evolución en su infinita correlación de fuerzas cósmicas. Dentro de los misteriosos retiros de la montaña –la matriz del universo-, los dioses (poderes) preparan los gérmenes atómicos de la vida orgánica, y al mismo tiempo el licor de vida, que, una vez gustado, despierta en la materia humana el espíritu humano. El Soma, bebida sacrificial de los indos, es aquel sagrado licor; porque, en la creación de la prima materia, mientras las partes más groseras de la misma eran empleadas para el embrionario mundo físico, su más divina esencia impregnaba el universo, penetrando de un modo invisible e incluyendo dentro de sus ondas etéreas al niño recien nacido; desarrollándolo y estimulándolo para la actividad, a medida que iba saliendo lentamente del caos eterno. De la poesía al concepto abstracto, estos mitos mundanos pasaron gradualmente a ser imágenes concretas de símbolos cósmicos, tal como los encuentra ahora la arqueología”. El calificativo “mundano”, aplicado a los diversos objetos de que se ha hecho mención, es más corriente aun que la palabra “Mundo”.

MUNDOS, LOS CUATRO: Los cabalistas reconocen cuatro Mundos de existencia, a saber: Atziluth o arquetipo; Briah o creador, primera reflexión del supremo; Yetzirah o formativo, y Assiah, el mundo de cascarones o Klippoth, y el universo material. La esencia de la Divinidad, concentrándose en los Sephiroth, se manifiesta primero en el mundo de Atziluth, y sus reflexiones se producen sucesivamente en cada uno de los cuatro planos con una radiaciación y pureza que van disminuyendo por grados hasta llegar al universo material. Algunos autores dan a estos cuatro planos los nombres de Mundos intelectual, moral, sensitivo y material.

MUNDO ASTRAL: Llamado también Plano astral. Es la región del universo inmediata al plano físico, si puede emplearse la palabra “inmediata” en este sentido, porque los planos del universo no son unas zonas o capas concéntricas superpuestas, sino más bien esferas concéntricas que se compenetran mutuamente, sin estar separadas unas de otras más que por la diferencia de su constitución respectiva. En este plano, la vida es más activa, y la forma es más plástica que en el físico. La materia astral es mucho más sutil que la del plano físico, de suerte que penetra fácilmente todo cuerpo de nuestro plano terrestre. Los objetos astrales son combinaciones de materia astral, de igual modo que los objetos físicos son combinaciones de materia física. Debido a su extraordinaria ductilidad, las entidades astrales pueden modificar rápidamente su aspecto, porque la materia astral de que están compuestas toma forma bajo cada impulso del pensamiento.

MUNDOS INFERIOR Y SUPERIOR: Los ocultistas y cabalistas concuerdan en dividir el universo en mundos superior e inferior, los mundos de Idea y los mundos de Materia. “Como es arriba, así es abajo”, afirma la filosofía hermética. Este mundo inferior está formado segun su prototipo: el mundo superior; y “toda cosa del inferior no es más que una imagen (o reflexión) del superior”.

MUNDO OCULTO: Título del primer libro que trató de Teosofía, de su historia y de algunas de sus doctrinas. Fue escrito por A. P. Sinnett, editor, de aquella época, del importante periódico indo The Pioneer (El Explorador) de Allahabad, India.

MÛRTIMAT: (Murttimat) (Sánscrito). Alguna cosa inherente o encarnada en alguna otra cosa e inseparable de ella; como la humedad en el agua, que es coexistente y contemporánea con ella. Este nombre se aplica a algunos atributos de Brahmâ y otros dioses. [Mûrtimat significa igualmente: que tiene cuerpo, corpóreo; encarnado, personificado, cuerpo.]

MYSTERIUM: (Latín). Esta palabra la explica el Dr. Hartmann, segun los textos originales de Paracelso, como sigue: Segun este gran rosacuz, “Mysterium es todo aquello de lo cual puede desarrollarse algo que está sólo germinalmente contenido en ello. Una semilla es el Mysterium de una planta; un huevo, el de un ave, etc.

MYSTERIUM MAGNUM: (Latín). “El gran Misterio”, expresión usada en alquimia y relacionada con la fabricación de la “Piedra filosofal” y el “Elixir de Vida”. [Mysterium magnum es también la materia original, la materia de todas las cosas; la última esencia; la esencialidad de la naturaleza interior; la cualidad específica de la parte semimaterial de las cosas. Todas las formas proceden originalmente del Mysterium magnum, y todas vuelven a él al fin; el Parabrahman de los vedantinos. Segun Jacobo Boehme, el Mysterium magnum es Dios. “Dios es lo más secreto y también lo más revelado. La obscuridad está ante los ojos, pero la angustia que hay en ella es incomprensible, a menos que la voluntad entre en ella, y entonces será sentida y experimentada si la voluntad pierde su luz”. “Los que hallen el Mysterium magnum sabrán lo que es; pero para el ateo es incomprensible, porque no quiere ni desea comprenderlo. Está aprisionado por la esencia terrestre hasta el punto de no poder atraer la voluntad al misterio de Dios”. -Akâza; la Luz astral es la matriz del universo, el Mysterium magnum del cual nace por separación o diferenciación todo cuanto existe.

MYSTES: (Griego). En la antigüedad se daba este nombre a los nuevos Iniciados; actualmente se da a los cardenales romanos, que habiendo tomado sus ritos y dogmas de los “paganos” arios, egipcios y griegos, se han ofrecido también para el mysis (voz griega que significa “la acción de cerrar los ojos, la boca, etc.) de los neófitos. Tienen que mantener cerrados sus ojos y su boca en su consagración, y, por lo tanto, se le llama Mistœ.
Chía - Cundinamarca - Colombia
                                                    
2017
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one